Categorías
Ser Pareja

La respuesta a tus 11 dudas íntimas en el embarazo

La respuesta a tus 11 dudas íntimas

Mientras se desarrolla tu embarazo, tendrás dudas íntimas o muy personales que, aunque sientas mucha confianza con tu ginecólogo, tendrás pena de preguntar.

Ten calma, casi todo se debe a los cambios hormonales; si tienes alguna de estas dudas, te decimos la mejor forma de resolverlas para que disfrutes al máximo tu embarazo.

La respuesta a tus 11 dudas íntimas

¿Hasta cuándo puedo tener relaciones sexuales?

Es posible mantenerlas durante todo el embarazo siempre y cuando tu médico lo autorice. Si presentas algún sangrado vaginal podrías tener un problema en la placenta. En los embarazos múltiples los ginecólogos aconsejan evitar las relaciones en el último trimestre por el riesgo de parto prematuro o placenta en mala posición.

¿Cuál es la postura más aconsejable para el sexo?

La que no te produzca presión abdominal. La postura del misionero (el hombre encima de la mujer) suele resultar complicada, pues lo ideal es no presionar tu vientre. Es más cómodo que te coloques encima –sentada o acostada– o que, acostados de lado, tu pareja te abrace por la espalda.

¿Podemos dañar al bebé durante la penetración?

El coito es inofensivo para el bebé en cuanto a que el pene nunca llegará a tocarlo. Además, el tapón mucoso cierra la entrada del útero e impide que entre el semen. Tu hijo está protegido por la pared muscular del útero y la bolsa de líquido amniótico. Lo único que percibe es tu sensación psíquica gratificante.

Esto te interesa…

Sexo en el embarazo por qué es importante

¿Qué hago si se me sale la orina?

La presión del útero sobre tu vejiga y la relajación de tus músculos pélvicos pueden causarte la salida incontrolada de orina al toser, reír, estornudar o hacer esfuerzos. Para evitarlo haz pipí con frecuencia y practica ejercicios que fortalezcan el suelo pélvico.

¿Por qué mis genitales están oscuros e hinchados?

El oscurecimiento (que también se da en otras zonas, como los pezones o el abdomen) es consecuencia de la acción de las hormonas, que aumentan la producción de células pigmentarias. Los genitales suelen volver a su color natural después del parto. Las hormonas son también las responsables del aumento y oscurecimiento transitorio del vello corporal.

¿Es normal tener más flujo o picazón en la vagina?

Los cambios hormonales hacen que tu flujo sea más abundante de lo habitual, sobre todo durante el último trimestre. Las secreciones serán normales mientras presenten un color blanquecino, pero es conveniente acudir al ginecólogo en el caso de que adquieran un tono verdoso y huelan mal, pues podrían ser el síntoma de una infección vaginal. Usa jabón neutro y ropa íntima cómoda de algodón.

¿Cómo reduzco los gases?

Disminuye la ingesta de alimentos flatulentos –como la coliflor o la col–; hidratos de carbono (pastas y legumbres); frituras, picantes, especias y bebidas con gas. Mastica despacio y camina ligero unos minutos después de comer. Una infusión de manzanilla puede ayudar.

¿Cómo alivio las hemorroides?

El estreñimiento común en el embarazo y la presión del útero sobre el aparato digestivo pueden inflamar las venas que rodean el ano y causan dolor e incluso sangrado. Las hemorroides suelen aparecer al final de la gestación, cuando la presión del bebé es mayor, y durante el parto, con los pujidos. Para prevenirlas es aconsejable que sigas una dieta rica en fibra, bebas suficiente agua al día y, si lo indica tu doctor, camines una hora diaria. Date baños de agua fría o coloca hielo en la zona afectada para reducir la vaso-dilatación. Aunque no desaparecen después del parto, no tienen por qué molestar si las cuidas adecuadamente y con higiene.

¿Por qué sudo tanto?

El aumento del riego sanguíneo sube la temperatura de tu cuerpo. De hecho, el sudor es un método de defensa para mantenerla constante. Cuida la higiene y lávate a menudo con jabón neutro, máxime en los pliegues, ya que el sudor puede provocarte irritaciones por los roces de la piel. Bebe muchos líquidos, usa ropa de algodón que favorezca la transpiración y aplícate crema hidratante para prevenir el picor.

¿A qué se debe el exceso de saliva?

La salivación abundante (sialismo) se debe también a cambios hormonales. Suele ser uno de los primeros síntomas que percibes. Se normaliza a partir del cuarto mes. Se puede controlar comiendo varias veces al día, bebiendo agua con limón o masticando chicle sin azúcar.

¿Por qué tengo tantos cambios de humor?

Durante el embarazo pasarás de la risa al llanto con facilidad, incluso puedes sufrir ansiedad. Las responsables de estos cambios de humor son… ¡las hormonas! Durante el primer trimestre lo común es que estés muy sensible. A la mitad del embarazo, los elevados niveles de progesterona provocan una sensación de plenitud y bienestar emocional. Tu ánimo vuelve a decaer en los últimos meses a causa del miedo al parto y la ansiedad por saber si el bebé nacerá sano. Como estos cambios son imprevisibles, rodéate de tus seres queridos, platica mucho y trata de mantenerte positiva. Practica alguna actividad que te relaje bajo la supervisión de tu médico.

 

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN LA VERSIÓN IMPRESA DE LA REVISTA PADRES E HIJOS DE ENERO DE 2019

Disfruta al máximo tu embarazo siguiendo todas las indicaciones de tu médico.

¿Tenías alguna de estas dudas íntimas?

Foto: Getty Images

Mira cómo cuidar tu cabello en el embarazo

10 tips para no perder cabello después del embarazo

Categorías
Embarazo

¿Ya tienes a tu doula? Es vital para vivir un parto menos doloroso

Será tu inseperable guía, amiga y motivadora en el embarazo; vital para que aprendas cómo tener un parto menos doloroso, también durante la lactancia;   experiencias únicas que pueden vivirse de mejor manera con apoyo emocional, físico y educativo de una persona capacitada: tu doula.

Doula significa “mujer que está al servicio”. Su propósito es ayudar a las parejas a tener una experiencia de la parentalidad segura, memorable y empoderada.

¿Para que tener una doula?

1. Resuelve las dudas y capacita a los futuros papás.

No proporciona ningún tipo de atención médica. Sin embargo, está bien preparada en muchos aspectos médicos. Ayuda a obtener una mejor comprensión de los procedimientos y las posibles complicaciones en el embarazo, en el nacimiento o durante la lactancia.

2. Facilita a la madre experimentar un parto positivo y seguro.

Le proporciona comodidad con técnicas para el alivio del dolor: de respiración, relajación, masajes y posiciones en trabajo de parto; la alienta y ayuda a cumplir deseos específicos que podría tener para el nacimiento de su bebé.

3. Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad durante el parto.

Gracias a los masajes se estimula la producción de oxitocina natural. La glándula pituitaria secreta oxitocina natural al corriente sanguíneo (que causa contracciones uterinas) y el cerebro (que resulta en sentimientos de bienestar y somnolencia, junto con un umbral de dolor más alto).

4. Enseña al papá a sostener emocionalmente a su pareja antes, durante y después del parto.

Lo alienta a utilizar técnicas de confort e interviene cuando él requiere un descanso o disfrutar la experiencia sin la presión de tener que recordar todo lo que aprendió en la clase de parto.

5. Para una madre en cesárea, es un apoyo constante y estímulo.

La doula estará atenta a ella en todo momento, haciéndole saber lo que está pasando durante el procedimiento.

6. Acompaña a la mujer durante la lactancia.

Preparándola y orientándola ante cualquier duda o complicación.