Categorías
Padres e Hijos

Cómo enseñar a tu hijo a relacionarse sanamente consigo mismo

La primera relación que debe funcionar sanamente en la vida tuya y de tu hijo es la de ustedes con ustedes mismos. esto significa ser capaces de reconocer sus necesidades físicas y emocionales, para satisfacerlas. ¿Cómo enseñar a tu hijo a lograr esto, a relacionarse sanamente consigo mismo?

La palabra empoderamiento se ha puesto muy de moda, sin embargo, en la gran mayoría de los casos está mal aplicada, ya que se utiliza como sinónimo de fuerza, liderazgo, exceso de seguridad y hasta podría decirse como un exceso de orgullo y autoridad.

Sin embargo…

el real significado del empoderamiento representa recuperar tu poder, es decir, reconectarte en tus cuatro niveles: físico, mental, emocional y del espíritu.

Significa reconocer que tienes una parte divina, Ser Superior, Supraconciencia, doble cuántico, intuición o Espíritu Santo (como quieras llamarlo) que te une con el Todo y con todos, que es esa parte sabia que sabe perfectamente lo que tú necesitas y te guía cuando se lo permites por estar conectada con la Fuente.

¿Cómo enseñar esta forma de relacionarse consigo mismo a tu hijo? Suena tan metafísico y místico que… quizá te preguntas si es posible que tu hijo lo entienda. Quizá de inicio no. De inicio, tendrás que desarrollarla tú primero para que él lo comprenda a través de tus acciones diarias, porque al final, tú eres su modelo.

De tal manera que es fundamental que desarrolles este trabajo espiritual que muchas veces se deja de lado, hasta el último lugar de la fila de actividades. Este trabajo espiritual es muy sencillo, pero como todo, requiere entrenamiento y disciplina, donde la meditación, la atención plena o Mindfulnes, la respiración, la introspección y la reflexión son necesarias.

Cómo relacionarte sanamente contigo misma y enseñarle a tu hijo a hacerlo

  • Permítete y permítele a tu hijo los ratos de ocio, contemplación, exploración y descubrimiento que hoy en día son tan poco valorados; es decir, evita saturarlo con tanta información y déjalo seer más niño.
  • La alimentación también es importante, ya que lo que consumimos también tiene un nivel vibratorio. Si permites que tus hijos se alimenten de comida chatarra, esas bajas resonancias impactarán su cuerpo de manera negativa, además de no nutrirlo de manera adecuada.
  • Ayúdalo a gestionar sus emociones; también es otra gran herramienta para que tome su poder. Permítele la expresión de las mismas, tomando conciencia que detrás de cada emoción hay una necesidad que debe ser expresada.

Cada emoción tiene una parte química y una parte energética. La parte química impacta directamente a cada una de las células del organismo y son las emociones negativas las causantes de muchas enfermedades y problemas en la vida. La parte energética se radia a través del campo electromagnético del corazón, el cual, es el gran transmisor del cuerpo, impactando directamente a la materia. Si estás vibrando en emociones negativas, esa será tu realidad y el Universo te dará exactamente las emociones que estés vibrando.

Por último, enseña a tu hijo a cuestionar las creencias, la información que recibe del medio ambiente, es decir, desarrollar el juicio crítico. También a asumir la responsabilidad de sus acciones, evitando los juicios condenatorios y la crítica constante hacia los demás. Esto le permitirá comprender que a cada acción le corresponde una reacción, pero aprendiendo a reconocer, responder y reparar sus errores.

Espero que esta información haya sido de utilidad para ti
y te ayude a que tus pequeños tomen su poder.

Por Eli Martínez, especialista en Empoderamiento

www.elimartinezseruno.com Facebook: Eli Martínez Especialista en Empoderamiento maema27@hotmail.com

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

3 conductas que sobreprotegen a tu hijo y disminuyen su autoestima

 

Categorías
Especiales

Actividades divertidas para las vacaciones

Para que tu hijo use toda la energía y entusiasmo que este periodo le despierta porque quiere divertirse a lo grande y hacer muchas cosas, checa estas ideas de actividades divertidas para las vacaciones que puede hacer. 

El verano es un momento perfecto para pasar tiempo en familia y en las vacaciones, los niños tienen tiempo para hacer actividades que cuando están en la escuela son difíciles de llevar a cabo. No necesitas romperte la cabeza para mantenerlos divertidos, te damos una guía con actividades sencillas para pasar horas divertidas.

Actividades divertidas para las vacaciones

Dibujo y pintura: Una excelente opción para que los pequeños desarrollen su creatividad e imaginación. El pintar cerámica favorece la expresión, desbloquea la creatividad, desarrolla la autoestima y ayuda a la relajación.

Manualidades: Contribuye a desarrollar sus habilidades motrices y les da la oportunidad de echar a volar la imaginación. Los pedagogos infantiles coinciden en que estimulan y refuerzan los presos mentales.

Practicar repostería: Es una buena forma de estrechar lazos con los niños y transmitirle costumbres, habilidades o secretos de nuestra familia y les ayuda a reconocer sabores, colores y texturas.

Practicar juegos de mesa: Son actividades que estimulan diversos aspectos de la personalidad del niño, como la paciencia, la concentración, la lógica, la capacidad de deducción, la tolerancia a la frustración y saber aceptar la derrota en el juego limpio.

Realizar papiroflexia: Esta divertida actividad incentiva la imaginación, desarrolla la destreza manual y coordinación, así como la paciencia y constancia, mejora la memoria, desarrolla la concentración visual y mental, refuerza la autoestima, los relaja y ayuda a comprender conceptos espaciales como arriba y abajo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Usa la diversión para impulsar la imaginación de tu hijo

 

Categorías
Belleza

¿Cómo cuidar la piel de mis axilas?

Con estos 7 pasos tendrás la piel de tus axilas bellas y saludables. Normalmente nos enfocamos en el cuidado de la piel de la cara y otras partes del cuerpo que comúnmente se exponen al sol. Sin embargo, es importante poner atención en aquellas zonas que no exponemos tanto, tal y como las axilas.

La piel de las axilas requiere de un cuidado muy especial, debido a que es un área muy sensible que suele irritarse fácilmente y que también puede mancharse. Para ello, te damos 7 pasos con los cuales la piel de tus axilas lucirá bella y saludable:

  1. Exfolia: utiliza un exfoliante corporal, el cual eliminará las células muertas de la piel. Este puede ser comercial o uno casero, hecho con un poco de azúcar, miel y limón mezclados. Aplícalo haciendo círculos suaves y enjuaga bien. Haz esto 1 vez por semana.
  2. Crema corporal: al igual que el resto de tu piel, tus axilas también necesitan de humectación. Procura utilizar una crema libre de lociones y/o alcohol, pues pueden mancharse. Lo ideal es una crema neutra.
  3. Protector solar: sí, aunque no estén expuestas directamente al sol, las axilas también necesitan protegerse. No olvides aplicar un poco después de la crema neutra.
  4. Bebe agua: la humectación por dentro es tan importante como la de afuera. El agua elimina toxinas que manchan la piel, incluyendo la de las axilas.
  5. Quita el vello: sabemos que los rastrillos son los que suelen irritar la piel de la zona axilar. Sin embargo, dejar el vello puede ser perjudicial, debido a que evitan la evaporación del sudor y, por tanto, es más fácil que huelan mal. Lo mejor es los afeitemos o depilemos regularmente.
  6. Desodorante: la mejor opción es utilizar uno que contenga omega 6, el cual previene que las axilas se oscurezcan.
  7. Playeras sin mangas: no mantengas ocultas tus axilas, también es una zona que necesita respirar. Utiliza de vez en cuando playeras sin mangas.

Josselin Melara

Categorías
Salud

Tips para que sigas cuidando tu salud en vacaciones

Las vacaciones siempre son muy esperadas por chicos y grandes, pues es tiempo muchas ocasiones de visitar lugares paradisiacos con los amigos o con la familia y, por supuesto, relajarse. Y justo por esto, se suele descuidar la rutina de alimentación, el ejercicio y los hábitos saludables. Te damos estos tips para que para que sigas cuidando tu salud en vacaciones. 

Ana María González, nutrióloga certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogos, te comparte algunos sencillos consejos para que tus vacaciones sean súper saludables.

  1. No descuides tu ingesta de verduras y frutas.

Con las temperaturas tan altas lo que más se antoja es algo fresco, te proponemos incluir en tu alimentación verduras y frutas, las ensaladas siempre son una buena opción y las frutas puedes comerlas solas o en algunas ocasiones en jugo sin azúcar.

  1. No te saltes comidas.

Ya sea que salgas o te quedes en casa, es importante que realices tres comidas principales y dos colaciones o refrigerios durante el día. A donde sea que vayas, puedes prepararte u ordenar alimentos saludables, por ejemplo, fruta y yogurt para el desayuno, pescado o pollo (sin freír) y arroz para las comidas y un sándwich para la cena. Entre comidas los bastoncitos de verdura o las semillas con frutos secos son una excelente solución para no pasar hambre.

  1. Mantén tu organismo bien hidratado.

Durante los días calurosos perdemos más líquidos a través del sudor, por lo que es de suma importancia que evitemos sentir sed, hidratarnos constantemente para evitar los principios de deshidratación que en principio son difíciles de identificar. Es conveniente tener siempre a la mano una botella que puedas rellenar con agua natural, o bien, bebidas bajas en calorías. También hay alimentos ricos en agua, como sopas frías, caldos, verduras y frutas que pueden ayudarte a mantener tu cuerpo hidratado durante esta temporada.

  1. Protégete del sol.

Nadar en la alberca, ir al mar, los juegos o ejercicio a la intemperie e incluso realizar una caminata por la ciudad, son actividades que, por supuesto, hay que aprovechar en esta temporada, sin embargo, es imprescindible que unos 20 minutos antes de salir te apliques bloqueador solar, así evitarás quemaduras y te protegerás de los rayos del sol, si la actividad es de más de 3 horas vuelve a aplicarlo

  1. Descansa… activamente.

Una de las cosas que sin duda no hacemos en la rutina de todos los días es descansar; tomar un descanso y dormir temprano pareciera imposible entre las actividades diarias, pero durante las vacaciones debemos darnos un espacio para descansar. Sin embargo, cuando estamos sin movernos mucho tiempo, nuestros niveles de energía van bajando, así que una manera divertida y saludable de pausar es movernos más.

Una caminata por algún parque cercano, visitar un museo, jugar más con los niños o nuestras mascotas, etc. También es un excelente momento de hacer más ejercicio, practicando algún deporte acuático, salir a bailar o paseo en bicicleta, etc. Al movernos más y realizar actividad física ¡descansa nuestra mente y recargamos energía! Recuerda acompañar estás actividades con un refrigerio y bebidas saludables.

Aunque son días de descanso y nos olvidamos de la rutina, es importante que continuemos consintiendo nuestro cuerpo para gozar de buena salud pues en vacaciones es común que nos descuidemos y comamos cualquier cosa rápida
o de poco valor nutrimental. Con estas recomendaciones, seguramente disfrutarás de unos grandiosos días y, lo mejor, es que estarás cuidándote mientras disfrutas. ¡Felices vacaciones!

Te invitamos a leer también:

6 tips para no subir de peso estas vacaciones

Categorías
Así Crece

Gracias, por favor, perdón… las palabras mágicas

Gracias, por favor, perdón… las palabras mágicas

Por Felipe Salinas y Mayra Martínez

Gracias, perdón y por favor son palabras que reflejan  algo que es importante y profundo: valores que nos permiten convivir felices en familia y grupo, como la tolerancia o la solidaridad.

Gracias, por favor, perdón… las palabras mágicas

“Por favor, siéntese aquí”, le decimos a un anciano en el autobús. ¿Qué es lo que nos impulsa a cederle el sitio? ¿Es una costumbre o es que podemos sentir su fragilidad, su dificultad para mantenerse en equilibrio? La auténtica convivencia no es cuestión de formas sino de fondo: de empatía, respeto y solidaridad.

Si tenemos interiorizada esa conexión con los demás, la cortesía se adquiere fácilmente. La empatía, literalmente “sentir con el otro”, está en el fondo de nuestra conducta ética y moral. Es vital para vivir en sociedad y nacemos con ella. Pero si no se ejercita, se pierde o se diluye. Cuando compartimos nuestros sentimientos con los niños y cuando verbalizamos los suyos, los ayudamos a desarrollar esta capacidad.

Mira cómo ayudar a tu hijo…

10 frases para calmar a un niño enojado

Gracias

Agradecer es una forma de reconocer el esfuerzo que el otro ha hecho por nosotros. Por ejemplo, nuestro hijo señala un bolillo en la panadería, el panadero se lo da y no nos lo cobra: “No, no, para el niño”, murmura el hombre. “¿Qué se dice?” es demasiado corto para transmitir al pequeño la profundidad de lo que sucede.

Es el momento de recurrir a la disciplina inductiva, en la que hacemos explícito lo que está ocurriendo, lo que queremos que el niño interiorice. Podríamos decir (con complicidad): “Mira lo que ha hecho. Dile que te sientes muy contento”. Puede que el niño sonría con timidez y será suficiente. No importa tanto lo que diga como que exprese su agradecimiento sincero.

Perdón

Alma le pega a Pablo en el parque; le da un empujón para subirse antes al columpio, pero Pablo se cayó y está llorando. En vez de gritar “¡Alma, ¡no! ¿Qué se dice?”, podemos hablar con ella para transmitirle lo que de verdad importa.

Pedir “perdón” sirve, además, para restaurar las relaciones: es importante enseñarle que uno puede hacer algo mal, equivocarse y arreglarlo: “¿Te acuerdas de cuando ese niño te pegó? Vino y te pidió perdón y ya pudieron volver a jugar juntos”. No se trata tanto de decirle lo que tiene que hacer (aunque se lo podemos sugerir, a modo de ejemplo), sino de que sea capaz de ponerse en el lugar del otro.

Por favor

Nuestro ejemplo es otra gran fuente de aprendizaje. El niño se fija mucho en nuestras conductas espontáneas y no integrará lo mismo si al entrar en la tienda decimos “buenos días, ¿me da una botella de agua?” que si pedimos directamente las cosas por favor. ¿Tenemos en cuenta a los demás, nos ponemos en su lugar, damos las gracias, pedimos las cosas por favor, con una sonrisa, con el ceño fruncido?

Los modales son cuestión de formas y cada cultura tiene las suyas: hay países donde comer con las manos es lo más elegante. Tienen una importancia relativa, facilitan las relaciones. Quizá este año nuestro hijo no diga siempre “por favor”, pero si sonríe cuando pida las cosas, con delicadeza, ya es un “por favor” grande y respetuoso.

Valora los auténticos avances de tu hijo y sé su mejor ejemplo.

¿Tu hijo dice «por favor»?

Foto: Getty Images

¿Es tu caso?

¿Qué hacer cuando tu hijo te desafía?

 

Categorías
Ser Mamá

¿Es normal tener depresión posparto?

La tristeza durante el posparto es algo muy común; muchos especialistas atribuyen esta depresión ligera a los cambios hormonales. Sin embargo, esta teoría no se ha confirmado del todo. Por ello es importante revisar todas las posibles situaciones que pueden llevarte a esta condición para prevenirlas.

¿Hasta qué punto es normal la depresión posparto?

La depresión posparto leve se define como un trastorno transitorio que aparece entre dos y cuatro días después del parto y desaparece sin dejar secuelas, de forma espontánea, en un lapso de dos semanas. Los síntomas predominantes son: ansiedad, insomnio, fatiga, irritabilidad, dolor de cabeza, cambios del apetito y sentimiento de minusvalía; sin embargo, éstos no impiden el desarrollo de la actividad maternal.

Este malestar anímico es un proceso mental y fisiológico de adaptación a la nueva situación. Por desgracia, esta idea de atravesar las dificultades normales de adaptación a un cambio tan grande como es la llegada de un hijo no está muy difundida. Por el contrario, muchas mujeres sienten culpa o vergüenza por estar tristes o desanimadas cuando se supone que la vida les sonríe, y ocultan lo que les pasa en realidad. Otras madres hablan de sus sentimientos pero no parecen ser comprendidas.

Pero basta un simple repaso a las circunstancias del posparto para ver que hasta es lógico que te sientas ansiosa o fatigada:

Los cambios corporales son inmensos. Se reducen bruscamente los niveles hormonales; el útero pasa de pesar 1 kilo después del alumbramiento a medio kilo en 15 días, y sigue bajando hasta alcanzar 70 o 100 gramos; el sitio placentario tarda entre cuatro y seis semanas en cicatrizar; se regenera el tejido que cubre internamente el útero, y el tracto urinario tarda entre dos y tres semanas en normalizarse.

Se altera el ritmo del sueño, que ya no es regular y mantenido. Ahora depende de las necesidades del bebé. El estilo de vida da un giro de 180 grados. Entre la lactancia, los pañales, los cólicos y los apapachos no tienes tiempo ni para bañarte. Empieza una nueva relación con el bebé que, tras nueve meses de pertenecerte en exclusiva, se ha integrado al mundo. Ahora hay que compartirlo, afortunadamente, y no sólo responder sino también adivinar sus necesidades. Es un amor lleno de responsabilidad.

También están las circunstancias singulares de cada mamá, como un parto difícil, falta de confianza en ella misma para cuidar a su niño, poco apoyo de la pareja…

La tristeza de la maternidad se justifica plenamente en un periodo tan agitado como es el posparto. Pero si los síntomas persisten más de dos semanas o se agravan hasta impedirte atender a tu bebé, consulta con un profesional. Se podría dar el caso de que el parto haya actuado como desencadenante de una depresión.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Sobrevive al Baby Blues, o tristeza posparto

 

 

Categorías
Belleza

6 tips para no subir de peso estas vacaciones

¿Estás por salir de vacaciones o ya las estás disfrutando? En vacaciones es un hecho que se come más, hay más antojos y más tiempo libre para gozar de las delicias gastronómicas. Estos consejos te ayudarán a controlar esto y no subir de peso, ¡tanto!

Ana María González, nutrióloga certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogas, te comparte algunos prácticos consejos para que logres adoptar un estilo de vida más saludable y, al mismo tiempo, consigas perder un poco de peso este verano.

Establece pequeñas metas.

Aprovecha estas vacaciones para bajar de peso. Por ejemplo, si quieres bajar 10 kilos, comienza con el objetivo de bajar dos. Una vez que hayas alcanzado esta primera meta, establece un nuevo reto. Busca alguna clase o ejercicio que se acople a tus actividades de vacaciones. O bien, descarga alguna aplicación que te ayude a establecer rutinas que puedas realizar en casa.

Revisa tu refrigerador y tu alacena.

¿Los alimentos que tienes son parte del plan? Pon hasta adelante aquellos que son bajos en grasa, azúcar y calorías, ya que, si son los primeros que ves, será más fácil elegirlos. También ten siempre en el refrigerador tus frutas y verduras ya picadas o incluso congeladas.

Haz cambios inteligentes.

Muchas de las calorías que llegan a tu cuerpo las consumes sin saberlo, debido a los ingredientes que puedes utilizar al cocinar. Una excelente opción es sustituir algunos ingredientes para hacer las recetas bajas en calorías, como el aceite de canola por el aceite de coco o aguacate; los lácteos por sus versiones descremadas o bajas en grasa y los endulzantes tradicionales por sustitutos de azúcar como estevia o sucralosa.

Muévete un poco más.

En este plan no puede faltar el ejercicio, ya que es la otra parte de la balanza en el equilibrio entre lo que comemos y lo que gastamos. Realizar 30 minutos de ejercicio al día te ayudará también a mejorar tu estado de ánimo y tener más energía. Las vacaciones pueden ser un momento ideal para empezar este buen hábito porque tienen más tiempo libre. Busca algo que te guste y asesórate adecuadamente.

Mantén tu cuerpo hidratado y tu mente ocupada.

En ocasiones, la sed y el ocio pueden hacernos comer sin realmente tener hambre. Ten siempre a la mano una botella de agua. Si optas por bebidas preparadas, escoge las que no contienen azúcar o son bajas en calorías. Haz conciencia de tus señales de hambre y saciedad. Los antojos son pasajeros. Si logras distraerte durante 15 minutos es muy probable que lo olvides.

Piensa a largo plazo.

No hay nada peor que alcanzar tu meta para verte bien solo durante una semana o un par de meses. Aprovecha esta motivación haciendo cambios con los que puedas vivir a largo plazo. De esta forma, podrás disfrutar de los resultados de forma permanente.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Ideas para disfrutar las vacaciones en casa con tu hijo

 

Categorías
Padres e Hijos

5 frases que debes decirle a tu hija todos los días

5 frases que debes decirle a tu hija todos los días

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

¡Hazle saber esto cada día, es la mejor forma de criar una niña segura y amada!

Ser papá y mamá no es tarea fácil y tener que educar de la mejor forma es una de las tareas principales. Estos consejos son ideales si tienes una niña, te ayudarán a que sea una persona segura, inteligente y con el poder de tomar decisiones.

Esto podría ayudarte…

Frases que jamás debes decirle a tu hijo cuando llora

5 frases que debes decirle a tu hija todos los días

¡No tengas miedo a mostrar lo que te gusta!

Motívala a encontrar su pasión y luchas siempre por ella. Y apóyala siempre, aunque sea futbol o ballet.

¡Eres bella!

¿Sabías que sólo el 4% de las mujeres en el mundo se consideran bella? ¡Esto debe cambiar! Aceptase y saberse bonita, sin importar lo que la sociedad estipula, es la mejor forma de apapachar su autoestima. Díselo todos los días, ya que cuando crezca habrá personas que intentarán hacerle creer que no lo es.

¡Nunca dejes de leer!

Haz que siempre tenga un libro a lado de su cama, es la mejor forma de crecer como persona y ser una gran conversadora. Los libros nos enriquecen.

¡Nunca pierdas la curiosidad!

El querer siempre aprender y no tener miedo a preguntar es la mejor manera contra la ignorancia.

¡Somos hermosamente diferentes!

Ella no tiene por qué cumplir las metas que tú no lograste alcanzar. Ayúdala a construir su propio camino y forjar su futuro con las diferencias que las complementarán.

Además, enséñale a respetar los cuerpos y características físicas de otras mujeres, si le indicas que es mejor empoderar a criticar a otras personas, las niñas crecerán en un ambiente con menos bullyiing.

¿Qué frase le dices a tu hija?

Foto: Getty Images

Esta historia podría inspirar a tu pequeña…

Se estrenó el nuevo teaser tráiler de «Mulan»

Categorías
Padres e Hijos

Gracias a una app de geolocalización, un papá salva a su hija de ser violada

¿Tu hija o hijo tiene en su celular alguna app que te ayude a localizarl@? ¿Le has pedido que te envíe su localización cuando salga con sus amigos, vaya a llegar más tarde a casa o tenga una actividad distinta de la habitual? Esta historia es un buen ejemplo de cómo estas apps de geolocalización pueden ser de gran ayuda para cuidar de tu hij@ y familia. 

Gracias a una app de geolocalización

A través del portal de Televisa News nos enteramos de esta historia. De acuerdo con la nota publicada el 11 de junio, cuando el padre de Debbie Ford, de 25 años de edad, se percató de que el viaje en Uber de su hija estaba retrasado, la buscó de inmediato por medio de una aplicación de geolocalización; una vez que la identificó, acudió al lugar donde la situaba y descubrió que el conductor estaba abusando sexualmente de ella.

Esto sucedió en la ciudad de Baltimore, en Maryland, Estados Unidos, el sábado pasado, después de que la chica saliera de su trabajo y quien declaró que ella siempre pedía el servicio de Uber «para llegar segura a su destino, pero en esta ocasión no fue así».

De acuerdo con la nota mencionada, «Uber calificó este caso como “espantoso” e indicó que trabajará con la Policía para investigar el abuso sexual que sufrió Debbie Ford».

Asimismo, que el conductor de Uber fue identificado como Joshua Jamaal Robinson, de 31 años de edad, quien está acusado de violación, fue detenido y encarcelado, sin derecho a fianza.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

¿Cómo ayudar a tu hijo después de sufrir un acto de delincuencia?

 

 

Categorías
Especiales

11 formas en que los hombres pueden llegar a ejercer la violencia

Los modos de ejercer la violencia pueden ser muy sutiles, casi imperceptibles y pueden dañar tu salud emocional, mental y física. Te decimos cuáles son las formas en que alguien puede ejercer la violencia; asegúrate de no practicarlas tú ni permitir que las apliquen contigo.

Formas de ejercer la violencia

El competidor celoso. Siempre intenta quedar por encima de las mujeres poniendo en tela de juicio todo lo que dicen, así provoca discusiones continuas en un intento de tomar el control y demostrar su superioridad.

El volcán. Es el pasivo-agresivo, engañosamente tranquilo, pero a punto de entrar en erupción mortal. Lo guarda todo, nunca dice lo que siente. Si está triste o molesto tú no lo sabrás, pero mientras tanto lleva un exhaustivo registro mental de todo, y cuando se llena y ya no puede más, explota.

El sabelotodo. Es arrogante y presuntuoso, está seguro de que él tiene todas las respuestas. Siente que es más listo que los demás, que sus opiniones y convicciones morales son las únicas que valen y las que debería adoptar todo el mundo.

El mentiroso. Suele ser seductor, manipulador e infiel. Es siempre muy halagador y muy cortés. No confíes nunca en lo que dice. Se dedica a alimentar tu ego. Pero ojo, tiene una habilidad única para cambiar el sentido de tus palabras, darle vuelta a un argumento y utilizarlo en contra de ti.

El obsesivo del control. Furioso y déspota, se dedica todo el tiempo a controlarte diciéndote lo que tienes que hacer y cómo tienes que hacerlo. Te intimidará con su enojo e ira, llegado el punto, incluso, puede mostrarse agresivo en algunas ocasiones.

El entrometido. Es sizañoso y traidor. Intenta manipular cualquier situación e incluso a ti misma para aprovecharse y conseguir que hagas las cosas a su manera, te parezca o no. No es nada diplomático y se aferra con decisión a sus opiniones.

La víctima. Es tan autodestructivo que lo ve todo negro. Siempre ve la parte negativa de las cosas y espera lo peor. Se ve a sí mismo como una víctima indefensa que no puede hacer nada para cambiar su situación. Culpa a los demás por lo que le sucede.

El espantapájaros. Es débil y sin iniciativa. No es proactivo. Incapaz de tomar una decisión sobre algún asunto y se ve arrastrado por la opinión de la gente. Vive con miedo y nunca creará ningún conflicto ni se reivindicará a sí mismo ni a ningún otro.

El narcisista. Egocéntrico, su lema es: yo, mi, a mí, conmigo y para mí. Su preocupación es él mismo. Él es el centro del universo y espera que tú lo consideres así. Lo único que le importa de ti es lo que le afecte o tenga algo que ver con él.

El congelador emocional. Es frío y no muestra ninguna emoción. Deja ver muy poco de sí mismo y es un hombre de muy pocas palabras. Así que nunca sabes lo que piensa o realmente siente. No es, en absoluto, una persona que inicie las conversaciones.

El sociópata. Este es el tipo más tóxico y peligroso. Tiende a ser desorganizado. Algunos de sus rasgos particulares son: locuacidad y encanto superficial, sensación de autovalía, mentira patológica, entre otros. Son personas muy trastornadas que pueden causar un gran daño o incluso amenazar la vida.

Una esperanza

Es importante que la persona que identifica que está encadenada en una relación violenta sepa que hay una salida. Pero es necesario que reconozca que, como cualquiera, tiene debilidades y fortalezas y que requiere asumir la responsabilidad de trabajar en su propia autoestima, es decir, valorar el conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que forman su personalidad. Para ello necesita:

  1. Aceptar lo que es.
  2. Aprender a poner límites; una frontera que marca hasta dónde permite que alguien entre a su territorio emocional y que también limita su actuar en el aspecto emocional de los otros.
  3. Cambiar hábitos que le hacen mucho daño.
  4. Aprender a autovalorarse, nunca es tarde.
  5. Encontrar las razones para sentirse valiosa y también los espacios para ser respetada y valorada.

Existen terapias y grupos de reflexión o autoayuda que pueden acompañar este proceso. Aunque nunca se llegará a ser perfecto, es importante renovarse y repararse a sí mismo para lograr una auténtica aceptación y superación. 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

¡Ojo con la manipulación! es una forma de violencia psicológica