Categorías
Así Crece

¿Qué son las neuronas espejo y para que le sirven a tu bebé?

Son las responsables de que tu bebé pueda aprender, ¡imitándote! Conoce cómo funcionan las neuronas espejo para que les saques todo su potencial y ayudes a tu bebé a desarrollar todas su habilidades cognitivas, sociales y emocionales. Mira cómo. 

Por Jessica López con asesoría Joseph I. Sirven, jefe del departamento de neurología de Clínica Mayo

¿Qué son las neuronas espejo?

“El primer caso en el que los investigadores (el equipo del neurobiólogo Giacomo Rizzolatti) encontraron la existencia de este tipo de neuronas fue en los monos (se estaban estudiando las neuronas encargadas de los movimientos de las manos).

En los monos se observó que las mismas neuronas que se activaban cuando hacían algún movimiento concreto con sus manos también se activaban cuando veían a otro mono realizar el mismo gesto, como si el mismo mono estuviese haciéndolo”, comenta el experto Marco Iacoboni.

Los investigadores comenzaron a deducir que lo mismo podría ocurrir en el cerebro de los humanos, por lo que iniciaron estudios de resonancia funcional mediante los cuales fue posible ver las reacciones del cerebro humano ante el movimiento corporal, los pensamientos o las emociones y compararlas con las de los monos.

El resultado: similitudes en las partes del cerebro que se activan cuando observamos los movimientos de otra persona. “Pero en este momento no está 100 % comprobado; el asunto es que en el cerebro humano no se puede estudiar de la misma manera que el cerebro de un animal porque es mucho más invasivo”, explica el neurólogo Joseph Sirven.

Las que ayudan a tu bebé a aprender

Esta capacidad de imitar el movimiento de quien observamos se descubrió con una particularidad: como las neuronas espejo se localizan en el sistema límbico del cerebro (regulador de nuestras emociones, memoria, hambre e instintos sexuales) nos permiten también reconocer las sensaciones de los demás e imitarlas; es decir, vivirlas en propia piel.

Justo por ello, podemos sentir el dolor, alegría, rencor, angustia, miedo… ajenos: ocurre que “somos el espejo de los demás”, como dice Marco Iacoboni, neurocientífico de la Universidad de California y estudioso del tema.

En este sentido, las neuronas espejo no solo han sido importantes para comprender nuestro proceso de aprendizaje del lenguaje y cómo conocemos el mundo que nos rodea, también son esenciales para nuestro proceso de socialización: “Podemos comprender los estados mentales de los demás simulándolos en nuestro cerebro, es lo que llamamos ‘imitación’ y esta es la base de las relaciones humanas”, concluye Iacoboni.

¿Por qué se les llama espejo?

•Reflejan la actividad que miramos en el otro; ayudan a planificar nuestras acciones porque a través de la observación re- conocemos la utilidad de cada conducta.

•Reflejan el porqué otro realiza tal activi- dad; permiten comprender lo que pien- san los demás pues están implicadas en el reconocimiento de las intenciones de las acciones de otras personas.

•Reflejan no solo lo que observamos del otro a nivel exterior, también a nivel emocional: nos ayudan a visualizar qué piensan y sien- ten los demás, por tanto, a empatizar.

A TU BEBÉ LAS NEURONAS ESPEJO LE SIRVEN PARA IMITAR A SUS PAPÁS E IR APRENDIENDO A DESENVOLVERSE EN EL NUEVO MUNDO:

•Aprenden los movimientos motores de sus adultos cuidadores.

•Reconocen el para qué de esos movimientos.

•Imitan la gesticulación de los labios y así aprenden a hablar.

•Reconocen las emociones a través de la observación del lenguaje no verbal.

¿SABÍAS QUE DURANTE TODA LA VIDA DE TU HIJO SEGUIRÁ FOIRMANDO NEURONAS NUEVAS?

Se ha descubierto que las conexiones neuronales siguen desarrollándose a lo largo de la vida, y las neuronas espejo no son la excepción. Por tanto, nuestra capacidad de empatía sí puede aumentar. ¿Qué se puede hacer para estimularla? Trata de pensar continuamente en las emociones, acciones y pensamientos de las otras personas, empatiza tú y ayuda a tu niño a ponerse en los zapatos del otro.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer más acerca del funcionamiento de cerebro de tu hijo:

¿Cómo funciona el cerebro de tu hijo?

 

Categorías
Embarazo

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

Si tu bebé escucha música desde que está en tu vientre, poco a poco irá despertando más su inteligencia porque la música le permite crear más conexiones neuronales. Además, comerá y dormirá más, y llorará muchísimo menos. Descubre otras grandes ventajas de estimularlo con música a través de tu pancita.

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

Antes que las palabras, en el mundo del recién nacido hay sonidos, asegura Janellen Huttenlocher, de la Universidad de Chicago: “Si un bebé escucha un fonema varias veces, las neuronas de su oído estimulan la formación de conexiones en la corteza auditiva del cerebro. Cuando se establecen los circuitos básicos, el bebé empieza a cambiar los sonidos por palabras”.

De esta forma, cuanto mayor sea el número de palabras que el bebé escuche, empezará a hablar con más rapidez. Durante los primeros años de vida, comenta Renée Guindi, directora del Centro de Música in Útero de la Ciudad de México, el cerebro transita y continúa formándose a través de una serie de cambios extraordinarios.

Ten en cuenta esto…

Consejos y menú antináuseas

Inmediatamente después del nacimiento, el cerebro del bebé produce trillones de conexiones entre neuronas.

Cómo estimula la música a tu bebé

  1. Ayuda al desarrollo del cerebro.
  2. Facilita el establecimiento de la red neuronal que permite mejorar la función cerebral. Platón afirmaba que «la música es el instrumento más potente que ningún otro para la educación», y hoy los científicos saben que la música entrena al cerebro para aumentar y mejorar las formas del pensamiento.
  3. La música tiene un efecto de tranquilidad y proporciona a los pequeños la oportunidad de aprender música.
  4. Ayuda a desarrollar su concentración y coordinación.
  5. Enriquece la memoria.
  6. Aumenta la coordinación, creatividad y concentración.
  7. Incrementa la habilidad matemática.
  8. Acelera el aprendizaje de idiomas.
  9. Desarrolla el razonamiento y enriquece las emociones.
  10. La música prepara al oído, la voz y el cuerpo del niño a escuchar, integrar, aprender y vocalizar; y brinda a los bebés amor y atención, con la finalidad de crear, de modo natural, un estado de relajación alerta, además de proporcionarle la oportunidad de aprender música.

Al escuchar música se estimula el sistema nervioso, pues el aprendizaje auditivo, rítmico y musical se apoya en el crecimiento, la inteligencia y auspicia la asociación de sensaciones de placer y seguridad.

¿Le pones música a tu hijo?

Foto: Getty Images

Esto podría ayudarte…

Cuida la piel de tu pancita

Categorías
Nutrición

Nueces, para estimular la capacidad de aprendizaje de tu hijo

La nutrióloga Cecilia García Schinkel comenta que en los primeros años de vida la nuez es una influencia a largo plazo en la salud y el desarrollo cognitivo de los niños; ¡mira por qué las nueces sirven para estimular la capacidad de aprendizaje de tu hijo!

La experta explica que existen periodos críticos en los que los órganos y sistemas del cuerpo humano se encuentran en estados plásticos y sensibles al ambiente, en los que es fácil propiciar su desarrollo; la mayor parte de ellos sucede en el útero, excepto para el cerebro, el hígado y el sistema inmunológico, que permanecen plásticos después del nacimiento, hasta cerca de los 12 años, con una mayor posibilidad de desarrollo, sobre todo para el cerebro, hasta los 6 años.

Justo por esto, los estímulos correctos son indispensables para lograr su desarrollo, el del cerebro en particular. Entre estos estímulos, la nutrición es esencial, sin ella es imposible lograr las conexiones eléctricas, las sinapsis, entre las neuronas, que determinan el desarrollo cognitivo adecuado en tu niño y abren su potencial a un adulto eficiente, eficaz e independiente.

Para estimular la capacidad de aprendizaje de tu hijo

Existen diversos nutrimentos que son importantes para el desarrollo del cerebro, como el hierro, zinc, colina y las vitaminas del complejo B, especialmente el ácido fólico en ciertas etapas y la vitamina B12 en otras.

Pero de todos los nutrimentos importantes para la infancia, son quizá los ácidos grasos de la familia omega 3, poli insaturadas de cadena larga, los más importantes. Esta familia, compuesta en su mayoría por ácido alfa-linoleico, DHA y EPA, juegan un papel esencial en el desarrollo cognitivo, pues por tratarse de un ácido graso de cadena muy larga, de 22 carbonos y muy instaurado (con 6 instauraciones) son sustancias muy flexibles y maleables, lo que les da a las neuronas que recubren en el cerebro gran capacidad de flexibilizarse, acercándose unas a otras, logrando las conexiones entre ellas, sinapsis que son la base fisiológica del desarrollo cognitivo.

Son los pescados de agua fría, como el salmón, atún, trucha y sardina, los alimentos más conocidos por su concentración de los ácidos grasos omega 3, especialmente DHA. Sin embargo, también encontramos estos ácidos grasos en muy buenas concentraciones en semillas oleaginosas y en algunos aceites, como el de soya, canola y maíz.

Mira, por ejemplo, los beneficios del atún para tu hijo

La mejor noticia dentro de esta información es que las deliciosa nuez, fácil de combinar, suculenta en sabor y textura, tan transportable y combinable, es una excelente fuente de ácidos grasos omega 3, en particular de ALA, acido alfa-linolénico, que el cuerpo puede fácilmente convertir en cualquiera de los otros dos integrantes de la familia omega 3.

Especialmente en los primeros años, cuando los niños sons estimulado de distintas maneras, como en el juego, el ejercicio, el desarrollo de la imaginación, el arte, la lectoescritura y las matemáticas, las neuronas cerebrales se flexibilizan y se acercan a otras formando unos puentes llamados sinapsis que permanecen a lo largo de la vida y le brindan habilidades motoras, sobre todo, cognitivas.

Si en algún periodo del desarrollo esa capacidad de sinapsis no es aprovechada o no se logra, es difícil recuperarlo. Por eso, dale a tu hijo alimentos ricos en omega 3, como pescados de agua fría y semillas como las nueces.

¿Cómo darle nueces a tu hijo?

Consumir habitualmente un puñito de nueces como parte del desayuno, en ensaladas, postres, platos fuertes y salsas, o como componente fundamental de los refrigerios de media mañana y de media tarde, ayuda a garantizar el consumo adecuado y suficiente de estos ácidos grasos esenciales que no son tan fáciles de obtener en la dieta habitual.

Aunque tu hijo puede empezarlas a consumir a partir de los 12 meses, no es recomendable dárselas solitas porque podría ahogarse con alguna. Lo mejor es licuarlas en su papilla, por ejemplo.

Para tu hijo en edad preescolar y el escolar, son ingredientes ideales de una lonchera saludable. Seis nueces en mitades, con una verdura o fruta hacen un excelente snack.

Por Berenice Villatoro

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Según estudios, el sol ayuda al aprendizaje de los niños