Categorías
Embarazo

¿Sabes qué es el vermix y para qué le sirve a tu bebé?

Esta mezcla de agua, grasa y proteínas que comienza a formarse en la piel de tu bebé alrededor de la semana 20 del embarazo, dentro de la pancita de mamá, tiene la función principal de protección, ya que el espacio reducido y el líquido amniótico puede ser irritante para su delicada piel. Conoce más de esta sustancia que envuelve a tu bebé. 

Qué es el vermix y para qué le sirve a tu bebé

Alrededor de la semana 36 empieza a disminuir la producción de esta capa grasa, pero en mayor o menor medida, prácticamente todos los bebés nacen envueltos en ella y de hecho funciona como lubricante para la salida del bebé en el parto vaginal. Una vez nacido el bebé también tiene funciones muy importantes.

La vermix caseosa hace la función de cobertor para el bebé evitando que pierda temperatura rápidamente al contacto con el medio ambiente y le ayuda a mantener la temperatura corporal durante los primeros días.

También mantiene protegida, humectada y elástica la piel del bebé, evitando incluso lesiones que pueda realizarse con la uñas en sus primeros días. Esa protección va más allá de simplemente ser lubricante y humectante, ya que dentro de las proteínas que componen al vermix caseoso se encuentran algunas con funciones antibióticas llamadas péptidos antimicrobianos que brindan una defensa en contra de virus, bacterias, parásitos y hongos.

Sabiendo esto, podemos considerar algunos puntos importantes para…

Sacar el mayor provecho a los beneficios del vermix:

  • Platica con tu equipo médico; antes de que limpien y sequen a tu bebé, tus brazos y el vermix mantendrán a tu bebé cálido y el apego inmediato impactará en el vínculo, en la lactancia y en el instinto de manera muy importante.
  • Retrasa el primer baño al menos de 48 a 72 hrs. No urge bañar al bebé, basta con limpiar y frotar suavemente para mantenerlo seco, un trapo suave y el mismo vermix suelen ser suficiente para eliminar los restos de secreciones o sangre que queden adheridos a la piel del bebé.
  • Posteriormente, durante el primer baño y los consecuentes no es necesario retirar intencionadamente el vermix, simplemente frotar y secar con suavidad permitiendo que esta capa cumpla con su función y se vaya reabsorbiendo en el transcurso de los primeros días.

Por Geraldine Loredo Fuentes, médico General, doula, educadora perinatal y de lactancia maternal.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Qué voy a vivir realmente en un parto natural?

 

Categorías
Ser Bebé

7 claves para una buena comunicación con tu bebé in utero

Un bebé in utero percibe los sonidos del exterior desde la semana 16, pero sus oídos se desarrollan por completo hasta el sexto mes. Por eso, es necesario que sepas cómo hablarle a través de la pancita de su mamá, para que  te comience a percibir, a escuchar y a vincularse contigo.

Claves para comunicarte con tu bebé in utero

  1. Evita la idea de que el hablar con tu bebé in utero puede ser ridículo, es necesario para vincularte con él y para que él vaya reconociéndote como parte del exterior.
  2. No le susurres, porque el líquido amniótico amortigua los sonidos del exterior. Háblale con un volumen suficiente para que una persona ubicada al otro lado de la habitación te pueda escuchar, así él te escuchará perfecto.
  3. No le hables cuando estés aburrido. Tu bebé in utero detecta el tono de voz y su intención; no oye palabras, aún desconoce significados, pero sus sentidos tan despiertos le permiten percibir la entonación y sentir la emoción del mensaje.
  4. Déjalo descansar; entre 15 y 20 minutos, hasta dos veces al día es recomendable que le hables. Los bebés in utero necesitan bastante tiempo para descansar, incluso más que los recién nacidos.
  5. Establece una rutina. Procura hacerlo a la misma hora cada día para que tu bebé se acostumbre a que algo sucederá.
  6. Anúnciale tu llegada. Da unos toquecitos en la pancita de mamá para dejarle saber a tu bebé que ya estás ahí y utiliza su nombre, si ya sabes cuál será.
  7. Diviértete al hablarl: juega con él, cuéntale chistes, háblale de tus gustos, ponle tu música favorita, dale un masaje a través de la pancita de mamá, platícale lo que estás haciendo…

FOTO GETTY IMAGES

Te ayudará leer también: 

14 consejos para consentir a tu bebé in utero

«Aquí estoy mami». Todo sobre el desarrollo de tu bebé en el útero

 

Categorías
Ser Bebé

8 tips para las primeras vacaciones del bebé

¡Que nada se te pase ni olvide! Tu bebé y tú están a punto de vivir sus primeras vacaciones, te dejamos una lista de consejos para hacer este momento memorable. El primero: ¡toma muchas fotos!  

Elige el destino: lo primero que debes hacer es decidir el destino para saber qué es lo que te vas a llevar. Cuando hay buen clima, los parques, las zonas verdes o la playa son la mejor opción para pasear con los peques. El sol, el aire fresco y los colores del paisaje los llenarán a todos de energía. Da igual el tipo de terreno al que vayas, ¡los cochecitos no conocen los límites!

Lleva lo necesario: aunque el trayecto sea corto, hay que ser previsor y llevar todas aquellas cosas que puedas necesitar: pañales, toallitas, agua, biberón o papilla por si le toca comer, baberos, chupón, ropa, etc?. Lo más cómodo es darle el pecho. Para los más despistados, preparar una lista e ir ?tachando? todo lo que tenemos, puede ser de gran utilidad.

El bolso de mamá: tus cosas también son importantes, así que lo mejor es contar con una maleta grande que se pueda adaptar al cochecito o la silla de viaje, donde puedas llevar lo tuyo y lo del bebé. Existen muchos bolsos maternales para llevarlo todo junto, tanto tus cosas como las del bebé. Si no quieres gastar dinero, también puedes optar por tener uno pequeño para ti y el del bebé. Es lo más fácil para organizarse.

Protégelo del sol: una vez que tenemos todo organizado, es el momento de preparar al bebé. Asegúrate de que lleva el pañal limpio y que no le toca comer inmediatamente. Los pediatras recomiendan que le pongas protección solar especial para niños antes de salir de casa. No es necesario llevar paraguas, gorro, gafas de sol…Con una crema especial para bebés, aplicándola con frecuencia, y tratando de buscar la sombra durante las horas fuertes tu bebé estará cubierto.

Cobija multiusos: aunque haya buen clima, es posible que en lugares de sombra refresque o que haya aire acondicionado donde vayas. Para que al bebé no le de frío, son muy prácticos los fulares o una manta de verano o de invierno según la época. Hay muchos diseños y colores y permiten utilizarlos de mil formas distintas: como sábana, como ?extensión? de la capota del cochecito para que el sol no moleste al peque mientras duerme, e incluso para tener más intimidad si lo deseas para darle el pecho en lugares públicos.

Viaje en auto: si usas el coche para llegar a tu destino, recuerda que es fundamental utilizar el sistema de retención infantil de seguridad (silla de auto). Y para evitar que se aburra durante el trayecto, nada mejor que llevar un buen repertorio de canciones infantiles. Aunque no sepa hablar, ¡te sorprenderá ver cómo reconoce e intenta cantar sus favoritas!

De paseo: no importa la edad de tu bebé, a los pequeños de la casa les encanta pasear en el cochecito o sillita ya que el traqueteo de la calle y el aire fresco los suele calmar y ayudar a dormir. Si el bebé tiene pocos días, lo mejor es empezar con una salida de quince o veinte minutos al día y aumentar progresivamente la duración de los paseos.

Estimula sus sentidos: cuando llegues a tu destino, es el momento de divertirse juntos y que tu pequeño disfrute descubriendo y experimentando. La playa o el parque son lugares ideales para estimular sus sentidos. ¡Seguro que no se te olvida su cara si es la primera vez que pisa la arena descalzo! Un abrazo, una mueca…todo lo estimula. También la pasarán en grande jugando con el cubo y la pala, subiendo a un columpio? ¡o persiguiendo palomas!

Disfruta al máximo de las vacaciones con estos consejos.

Categorías
Ser Bebé

Plantar un árbol por cada recién nacido, una iniciativa ambiental en Bruselas

En este municipio nacen al año 8,612 bebés aproximadamente. Cantidad que bajo tal iniciativa ambiental en Bruselas, capital de Bélgica, sede administrativa de la Unión Europea, se tendría que igualar en árboles plantados al año. 

Un árbol se plantará por cada nacimiento de un bebé

Tal proyecto recibe el nombre de “Baby Boom” y forma parte del Plan de Clima que fue adoptado por el municipio de Bruselas en mayo de 2018, cuyo esfuerzo se encamina no solo a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (la reducción de CO2 podría ser de hasta 13 toneladas por año), también a evidenciar que el problema del clima va más allá de las fronteras.

Justo por esto ultimo, bajo este programa se ha plantea que desde el año 2020, con cada nacimiento declarado en los registros municipales, los padres recibirán una tarjeta informándoles que se plantará un árbol a su nombre en alguno de los países del sur.

Plantar un árbol es una vieja tradición

Esta costumbre la encuentras en Líbano, Israel y otros sitios en Europa y América. Se cree que es un ritual muy antiguo, ya que el árbol como símbolo de fuerza, resistencia y arraigo ha estado presente en la historia de la humanidad desde hace siglos. Una vez que el niño había nacido, la mamá buscaba un lugar seguro y protegido para plantar una semilla. Mientras lo hacía, se comprometía a cuidarla hasta verla convertirse en un ejemplar grande, fuerte y hermoso, al igual que con su hijo.

Categorías
Embarazo

Gender reveal party: la nueva tendencia para anunciar el sexo del bebé

Anunciar el sexo del bebé también es todo un acontecimiento; tanto, que la noticia merece su propia fiesta. Es así como han surgido las gender reveal party, o la “fiesta para revelar el sexo del bebé”.

La moda de esta fiesta comenzó en Nueva York (EUA) en el año 2008 y poco a poco ha llegado a varios rincones del planeta. Un “gender reveal party” consiste en reunir a amigos y familiares para revelarles el sexo del bebé. No obstante, la emoción también consiste en que papá y mamá tampoco saben si están esperando un niño o una niña.

¿Cómo funciona?

El objetivo de esta fiesta es soportar la curiosidad, en el caso de papá y mamá. El día en que vayan a hacer un ultrasonido, el ginecólogo debe darles un sobre con el sexo del bebé dentro de éste. A continuación los papás (o algún familiar) llevan el sobre con un pastelero al que se le encargará un pedido especial: un pastel con relleno azul (en caso de tratarse de un niño) o rosa (si es niña). Y a la hora de partir el pastel, ¡todos se enteran de la sorpresa!

Otra forma de revelar el sexo del bebé es haciendo un pedido a alguna tienda de regalos donde rellenarán una caja con globos azules o rosas, cual sea el caso. En sí es la misma dinámica que la de ir a la pastelería: los papás abrirán la caja en el momento culmen de la fiesta y descubrirán junto a sus invitados si están esperando un niño o una niña.

Estas sólo son algunas formas creativas para revelar el sexo del bebé y sorprenderse.

Y tú, ¿cómo harías tu gender reveal party?