Categorías
Padres e Hijos

3 conductas que sobreprotegen a tu hijo y disminuyen su autoestima

Las mamás o papás que sobreprotegen a su hijo recurren típicamentre a estas conductas. Y cada una de ellas le crea una emoción a tu hijo, que puede generarle baja autoestima. 

Conductas que sobreprotegen a tu hijo

Vives preocupándote por tu hijo

Estás obsesivamente atenta de los pasos que da, dónde está y con quién está. Eres reiterativa, le preguntas varias veces lo mismo: ¿estás seguro de que comiste bien? Esta acción le manda el mensaje de que no estás segura de lo que él dice. No confías en su sentir ni pensar, por lo que ni siquiera el mismo debería estarlo; es alguien en quien no se puede confiar.

Contestas por tu hijo

Le preguntan algo a él e inmediatamente respondes tú, como si él no tuviera voz y voto, o peor, pensamientos propios. Tal situación lo anula, por lo que crece sintiendo que él es invisible, no es nadie, no merece que sus necesidades, sentimientos, emociones sean escuchadas.

Crees que todo es peligroso para tu hijo

Esta conducta que sobreptrotege a tu hijo esconde la necesidad de controlarlo todo. Si es el caso, necesitas revisar por qué necesitas tener en tus manos el control, es una inseguridad de ti misma, la cual proyectas en el exterior y por supuesto en tu hijo. El está asimilando que por sí mismo es incapaz de hacer o lograr algo, por lo que crece sintiendo incapaz.

Es normal sentir preocupación por tu hijo porque eres su mamá y él tu responsabilidad, solo asegúrate de no anular su individual, al contrario, respetarlo y tratarlo
como una persona distinta de ti, con sus propios intereses, decisiones,
pensamientos y sentimientos. 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

5 cosas que pasan cuando tienes un hijo único

 

 

Categorías
Así Crece

¿Cómo saber si mi hijo hace bullying?

Para prevenir el bullying, también es necesario detectar cuando un niño puede llegar a ser un bully y, en su caso, enseñarle que hacer bullying daña a las personas y a él mismo. Te dejamos estas señales de alerta para que descubras si tu hijo realiza bullying en su escuela.

Indicadores psicológicos

1. Mostrar ausencia de empatía, incapacidad para ponerse en el lugar de otras personas cuando se le pide reflexionar sobre su conducta.

2. Ser egocéntrico, sin aceptar que es responsable de sus actos ni pedir disculpas.

Indicadores interpersonales

1. Mostrarse rebelde y no cumplir con las normas familiares, sociales, etcétera.

2. Querer siempre tener la última palabra.

3. Ser prepotente de forma continua con sus hermanos(as) o miembros de su círculo más cercano.

4. Ser dominante en las relaciones con sus amigos(as).

5. Disfrutar mofándose y humillando a sus amigos(as) cada vez que hay oportunidad.

Indicadores escolares

1. Hablar de forma despectiva de algún compañero o compañera de clase.

2. Haber recibido dos o más llamadas de atención por peleas con sus compañeros.

3. Haber sido citado en dos o más ocasiones por problemas para relacionarse de manera adecuada con sus compañeros.

Señales de alerta

1. Las relaciones con sus compañeros parece estar basada en un desequilibrio de poder; el acosador debe dominar a otros niños y selecciona personas blanco vulnerables.

2. Expresiones verbales con la intención de lastimar a otros y que no son dichas jugando o debido a una frustración o enojo pasajero.

3. Expresiones verbales para intimidar, excluir y ridiculizar a otros.

4. Interés obsesivo en programas de televisión, películas y videojuegos violentos y de ejercicio de poder.

5. Falta de remordimiento por lastimar a sus hermanos menores, a otro niño pequeño o algún animal o mascota.

6. Insultos verbales contra otros de naturaleza ofensiva personal, racial, sexual y menosprecio o discriminación de género.

7. Abuso físico de otros; empujones, patadas, golpes, ?zapes?.

8. Destrucción o daño de las propiedades ajenas.

9. Tener dinero o pertenencias que los padres no le han dado, poner excusas improbables para intentar explicar el origen de dicho dinero o pertenencias.

10. Esparcir chismes, calumnias y rumores humillantes contra los demás.

11. Conducta desafiante, enojada e impulsiva contra figuras de autoridad.

12. Le disgusta mucho compartir juguetes u otras pertenencias con hermanos o compañeros de clase.

13. Producir daño físico o verbal a otros sin provocación aparente.

14. Celos extremos cuando él o ella no es el centro de atención; gana la atención a través de actos violentos contra los demás.

15. Disfruta que le teman; los acosadores necesitan lucir rudos y ?en control?.

16. Parece carecer de destrezas para resolver problemas de manera no violenta.

17. No tiene límites o fronteras respecto a lo que es no es un comportamiento socialmente aceptable.

18. Se resiste a aceptar el daño generado por sus acciones; los acosadores creen que la víctima merece ser acosada.

Esta terapia con perros eficaz para tratar casos de bullying en los niños. 

Fuente:

Vidal Schmill Herrera, director de Escuela de padres  y especialista en desarrollo humano. Para más información visita Mejor en Familia: http://www.fundaciontelevisa.org/mejorenfamilia/

FOTOS GETTY IMAGES

Categorías
Padres e Hijos

¿Tu hijo es bulleado? Aplica estos tips para ayudarlo

Cuando a un niño lo molestan con regularidad en la escuela, sus compañeros lo golpean, insultan, amenazan, se burlan de él… conviene estar muy atentos a él y presentes, porque puede estar siendo bulleado; tratarse de un caso de acoso escolar. 

Esto se manifiesta en tres tipos de conductas: maltrato físico (empujar, pellizcar, esconder o romper cosas), maltrato verbal (amedrentar, burlarse, insultar) y maltrato psicológico (ignorar, marginar, difamar).

Ante esta situación, podemos observar en los niños cambios en el comportamiento; tristeza, llanto o irritabilidad; pesadillas, cambios en el sueño y/o apetito; dolores de cabeza, estómago, vómitos; oposición para ir a la escuela, salir al recreo o ir de paseo; rendimiento escolar bajo.

Si notas en tu pequeño alguno de estos síntomas, no lo dudes, acude a los directivos de la escuela para que en conjunto encuentren una solución.

Tips

1. No reclames a tu hijo por no defenderse; platica con él sobre lo que ocurre y cómo se siente.

2. Tampoco alientes la venganza, mejor favorece la auto-observación.

3. No confrontes directamente al acosador. Acuerden y practiquen diversas estrategias para manejar las agresiones y da seguimiento a los resultados que tu niño vaya obteniendo.

4. Considera llevar a tu hijo a psicoterapia. No lo volverá débil, lo ayudará a superar eventos traumáticos.

5. Si no recibe atención en la escuela, sigue esta liga: www.gob.mx/escuelalibredeacoso

+ importante: Puedes prevenir la violencia: refuerza su autoestima, reconocimiento y manejo de emociones, la resolución de conflictos, la comunicación asertiva y el manejo de conflictos.

Por Psicoanalista Patricia Angélica Osuna Navarro, miembro de la Asociación Mexicana para la Práctica, Investigación y Enseñanza del Psicoanálisis, A.C. ampiep.org