Categorías
Nutrición

Los carbohidratos que sí debes dar a tu hijo

No todos los carbohidratos dañan la salud; de hecho, los niños requieren de carbohidratos saludables en su dieta para mantener una óptima producción de energía y un crecimiento normal. ¡Estos son los carbohidratos que sí debes dar a tu hijo!

Los que sí debes dar a tu hijo

Los carbohidratos son necesarios en la dieta de tu hijo, pues estos son los que le dan energía para correr, saltar, jugar y aprender. Sin embargo, el truco para la alimentación de los niños a partir de carbohidratos es asegurarse de que sean carbohidratos saludables.

Los carbohidratos complejos deben componer la mayor parte de la dieta de un niño debido a que estos no causan un aumento rápido de azúcar en la sangre. Estos se encuentra en el pan de trigo integral y arroz integral.

Otro ejemplo de carbohidratos complejos buenos para la salud de tu hijo son las frutas y verduras. Escoge de preferencia las que sean de temporada.

Una forma de incluir frutas y verduras en la dieta de tu familia es esta, mira:

Beneficios de los jugos naturales

¿Qué otros carbohidratos incluir?

También, los productos lácteos bajos en grasa son ideales para incluirlos en su dieta. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, una dieta rica en estos alimentos reduce el riesgo de aumento de peso y las enfermedades del corazón en los niños.

Es importante crear buenos hábitos alimenticios desde pequeños para animar a los niños a comer muchos carbohidratos complejos. Por supuesto, siempre consulta a tu pediatra antes de hacer cambios drásticos en la dieta de tu niño.

Los niños requieren de carbohidratos saludables en su dieta para mantener una óptima producción de energía y un crecimiento normal. ¡Inclúyelos en la dieta de tu niño!

Te invitamos a leer también:

Alimentos que incrementan su energía

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Salud

¿Cómo saber si tu hijo tiene (o no) hipoglucemia?

La hipoglucemia es un descenso del nivel de glucosa en la sangre. A veces le pasa a los niños. Pero, ¿cómo saber si tu hijo tiene hipoglucemia? Aquí respondemos todas tus dudas.

¿Por qué se produce la hipoglucemia?

La hipoglucemia puede producirse por un ayuno prolongado, por una enfermedad que provoque vómitos incoercibles y, sobre todo, por la administración excesiva de insulina en niños con diabetes

Síntomas de hipoglucemia

Cuando el descenso es leve, la hipoglucemia se manifiesta en forma de cansancio, sensación de hambre?

Si las cifras bajan de 0 a 50 gramos por 1.000, entonces aparece sudoración, visión borrosa, dificultad para caminar y, en los casos más graves, pérdida de conocimiento (coma hipoglucémico).

¿Qué hacer en estos casos?

Como tratamiento, se aconseja tomar una galleta o un dulce. Hará efecto en pocos minutos.

La hiperglucemia, el caso opuesto

El término opuesto sería la hiperglucemia, que consiste en la subida de la glucosa en sangre por encima de los 20 gramos por 1.000 en ayunas.

Este incremento es común en la diabetes, enfermedad en la que falla el páncreas y no produce insulina suficiente para metabolizar la glucosa.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

5 desayunos divertidos para tu hijo

Categorías
Salud

¿Sabes del Síndrome de Kawasaki? Afecta a niños de 5 años

La enfermedad de Kawasaki es un trastorno que afecta a la piel, la boca y los ganglios linfáticos en niños de 5 años y menores. ¡Toma nota!

También conocida como síndrome mucocutáneo ganglionar, la enfermedad de Kawasaki produce irritación e inflamación de muchos tejidos del cuerpo, incluyendo las manos, los pies, el tejido blanco de los ojos, la boca, los labios y la garganta.

La enfermedad de Kawasaki viene acompaña de síntomas como fiebre alta y la hinchazón de los ganglios linfáticos. Sin embargo, la principal complicación de esta enfermedad es la formación de aneurismas (abombamiento anormal) en las arterias del corazón, lo que puede causar un desenlace fatal por Muerte Súbita.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Kawasaki?

  • Fiebre moderada a alta durante un máximo de tres semanas
  • Glándulas linfáticas inflamadas en el cuello
  • Erupción de color rojo brillante en la espalda, el pecho, el abdomen y la ingle
  • Ojos inyectados de sangre
  • Sensibilidad a la luz
  • Lengua hinchada
  • Superficies interiores de la boca de color rojo oscuro
  • Hinchazón en manos y plantas de los pies
  • Dolor e hinchazón de las articulaciones

¿Por qué preocupa esta enfermedad?

La enfermedad de Kawasaki puede generar mucha incomodidad, ya que causa fiebre, irritación e inflamación en muchos tejidos del cuerpo. Además, porque esta enfermedad  puede debilitar la pared de una o más arterias coronarias, ocasionando que las mismas muestren protuberancias o globos. Esta área debilitada y englobada se denomina aneurisma.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Kawasaki?

Aunque no están claras las causas de esta enfermedad, científicos creen que el responsable puede ser un virus y no parece ser contagiosa ni hereditaria.

Si tu hijo presenta algunos de los síntomas anteriores, es necesario que consultes a su médico para realizar un examen físico y llevar a cabo un tratamiento específico.

Te invitamos a leer también: 

¿Por qué han aumentado los problemas cardíacos en niños?

 

 

Categorías
Salud

Aguas infusionadas: deliciosa solución para que tu hijo tome más agua

A veces, ¿te cuesta mucho trabajo que tu hijo tome agua? ¡Aquí te compartimos una opción que podría gustarle mucho, ¡inténtala!

Si tu hijo es de los que no toman mucha agua porque no le gusta el sabor del agua natural y sólo busca los jugos, te tenemos una solución mucho más sana que estas bebidas llenas de azúcar.

Ya que el estar mal hidratado en temporadas de calor puede llegar a ser muy peligroso para la salud de los niños y de los adultos. Pero si el agua natural les es desagradable por su sabor, eso puede llegar a ser un problema, ya que debemos tomar al menos 2 litros diarios.

¿Por qué necesita que le des agua? Mira…

9 beneficios del agua que tu hijo necesita para su desarrollo cognitivo

 

Deliciosa solución para que tu hijo tome más agua

Para esto casos, hay algunas opciones como las aguas infusionadas. Se trata de agua natural a la que se les agrega frutas, pero sin licuar el líquido; esto hace que el agua tome solo un poco de sabor proveniente de las frutas, o de hojas como la menta, dándole un sutil gusto a tu bebida. Además para ellos puede ser atractivo ver la fruta en su bebida. ¡Inténtalo!

Te recomendamos prepararlas con esta fruta, por sus beneficios para la salud de la familia:

Las manzanas previenen la osteoporosis

Te invitamos a leer también:

Beneficios del agua de coco para mantener a tu hijo hidratado

Categorías
Nutrición

3 tipos de cocción para eliminar el consumo de grasas

Gracias a la cocción de los alimentos, se pueden eliminar toxinas que pueden ser nocivas para la salud, también para eliminar el consumo de grasas. 

Otro beneficio es que mejora el sabor y consistencia de los alimentos, además de que se pueden aprovechar mejor los antioxidantes que contienen.

Posiblemente hayas escuchado que hay alimentos que es preferible consumirlos crudos que cocidos, debido a que se aprovechan mejor sus nutrientes o porque producen mayor saciedad. Esto es cierto, aunque también hay otros los cuales es preferible que pasen por una cocción.

Sin embargo, es importante saber cuál es la mejor forma de prepararlos; es decir, cual es la cocción más indicada.

Aquí te decimos cuáles son los 3 tipos de cocción más saludables:

  1. A la plancha: si estás cuidando tu peso, ¡cocinar a la plancha es ideal para ti! Te recomendamos que, para utilizar esta cocción, tu sartén esté caliente sin que le salga humo, sazonar hasta el final de la cocción para liberar agua, y que las carnes que prepares sean tiernas y estén a temperatura ambiente. Procura utilizar poco aceite, no se pegarán tus alimentos si los retiras a tiempo.
  2. En olla de presión: los alimentos se cuecen más rápido, lo cual permite que los nutrientes se conserven por más tiempo. En este tipo de cocción es crucial el tiempo que le des a cada alimento:
  • Legumbres (lentejas y garbanzos), 20 minutos
  • Verduras y hortalizas, 5 a 7 minutos
  • Carnes, (ternera), 6 minutos; albóndigas, 11 minutos; pollo o cordero, 15 minutos; pescados, 5 minutos.
  1. Wok: es un tipo de sartén empleado para la comida asiática, en el cual se pueden preparar salteados con carnes, verduras y pasta. Su cocción es muy rápida y se necesita muy poco aceite. La recomendación es no introducir ingredientes distintos al mismo tiempo. Se recomienda primero cocinar las carnes y posteriormente otros alimentos, tales como verduras o pastas.

Estos tipos de cocción pueden ser de uso cotidiano, siempre y cuando se utilicen de la forma correcta para que los alimentos no pierdan sus propiedades.

Por Josselin Melara

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

 

Categorías
Nutrición

4 alimentos que te elevan el ánimo al 100 (y te dan felicidad)

La felicidad es un estado que todos deseamos y las mamás/papás, sobretodo, lo desean para sus hijos porque, sin duda, los quieren ver bien. Y aunque no existe fórmula alguna para lograrla, sí existen algunas acciones que, incluso, la ciencia ha descubierto son efectivos para elevar el estado anímico, por consiguiente, la felicidad.

Entre estas investigaciones puedes encontrar las que hablan acerca del efecto de ciertos alimentos en el organismo, los cuales favorecen la disminución del estrés o el aumento de energía, incluso la producción hormonal que beneficia el buen ánimo.

Te compartimos estas cuatro:

Maca

Es conocida por ser una fuente de nutrientes naturales, así como por su alto contenido de calcio y vitamina C. Al consumirla favorecerás tus músculos y disminuirás el estrés natural de la rutina.

Además, se le reconoce su beneficio sobre el cansancio y la estimulación de la libido, por lo que es una excelente aliada para disfrutar más del sexo; ¿¡y a quién no pone feliz el sexo!?

Espirulina

Muchas personas la conocen como “la súper alga milagrosa”, pues aumenta la producción de anticuerpos y se encarga de prevenir virus y enfermedades respiratorias. Además, por la cantidad de proteínas que contiene, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la recomienda para combatir la malnutrición aguda.

Pero su poder para hacerte sentir feliz es que uno de sus principales ingredientes es el triptófano, un aminoácido que actúa como llave para que el organismo segregue serotonina, la hormona de la felicidad. Al actuar como precursor de la serotonina, regula el estado de ánimo, el estrés y el apetito.

Matcha

El matcha se origina de las hojas del té verde y cuenta con un gran valor nutricional por las vitaminas A, E y K que posee. También contiene l-teanina, que te impulsa a mantener el enfoque y la concentración, sin un efecto negativo en tu sistema nervioso, así como a la vez brinda energía, te relaja y, por supuesto, te ayuda a diminuir el estrés.

Agua de coco

Es una bebida llena de vitaminas, minerales y antioxidantes, aporta potasio, calcio, sodio, magnesio y fósforo. Asimismo, se ha descubierto que tiene un efecto positivo a nivel cognitivo, por lo que se ha revelado como un alimento que podría ayudar a mejorar los casos de Alzheimer.

Además, posee electrolitos, que son buenos para sentirse con ánimo y energía: facilitan el funcionamiento del sistema nervioso y la transmisión nerviosa, así como un mejor funcionamiento cognitivo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Espirulina, una proteína similar a la carne con muchos beneficios para tu hijo

Categorías
Nutrición

6 alimentos que nutren el cerebro

Los estudios lo confirman: hay una relación directa entre la buena nutrición en los primeros años de vida y la inteligencia futura. ¡Entérate y actúa! Estos son losalimentos que nutren el cerebro. 

¿Sabías que la cantidad de neuronas que produce el cerebro de un niño, así como las conexiones que se establecen entre ellas, están determinadas en gran parte por los alimentos que consume a diario?

Numerosos estudios revelan la positiva influencia que una alimentación balanceada tiene sobre el desarrollo del sistema nervioso, más aún, sobre el desarrollo de la inteligencia.

De acuerdo con los especialistas, si lo que buscas es potenciar la inteligencia de tu hijo, debes asegurarte de que, a partir de su integración a la dieta familiar (18 a 24 meses), consuma con regularidad los siguientes nutrimentos esenciales:

1. Carbohidratos complejos: hay dos tipos: simples y complejos. Ambos son importantes fuentes de energía, pero muchos carbohidratos simples (golosinas, bebidas azucaradas) aportan calorías, por lo que es preferible evitarlos y en su lugar consumir carbohidratos complejos, los cuales, además de energía, tienen sustancias muy saludables como vitaminas, minerales y fibra.

Encuéntralos en: productos de origen vegetal ricos en almidón (papa, camote, plátano), granos, arroz, panes y cereales integrales.

2. Ácidos grasos omega 3: el cerebro está formado 60% por grasas, por ello, su deficiencia de éstas puede ocasionar disminución de las habilidades motoras y alteraciones neurológicas (déficit de atención, hiperactividad, dificultad para concentrarse y memorizar). Los omega 3 favorecen el estado nutricional y potencian el funcionamiento cerebral.

Encuéntralos en: pescados de agua fría (salmón, sardina y atún), aceites de soya y canola, así como linaza, nueces y vegetales de hoja verde. Son grasas inteligentes que ayudan a fabricar la mielina que recubre los nervios, haciendo más fácil la transmisión de señales hacia el cerebro.

3. Fosfolípidos: el cerebro está formado 60% por grasas, por ello, su deficiencia de éstas puede ocasionar disminución de las habilidades motoras y alteraciones neurológicas (déficit de atención, hiperactividad, dificultad para concentrarse y memorizar). Los omega 3 favorecen el estado nutricional y potencian el funcionamiento cerebral.

Encuéntralos en: huevos (preferentemente sin freír) y vísceras como el hígado.

4. Aminoácidos: son componentes elementales de las proteínas, las cuales son necesarias para producir neurotransmisores cuya función es transmitir información entre las diferentes áreas del cerebro. La lisina es uno de los más importantes para el bienestar cerebral, cuya deficiencia, incluso, ha sido asociada a retraso mental y otras disfunciones.

Encuéntralos en: suero de leche, huevos, pescados, res, pollo, soya y arroz. Puedes hallar la lisina en granos, legumbres, lácteos, germen de trigo, nueces y papas.

5. Vitaminas: el cuerpo necesita un total de 13 vitaminas (A, C, D, E, K y todas las B ?tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, biotina, B-6, B-12 y ácido fólico?). Son sustancias que hacen posible la transformación de muchos nutrimentos en beneficio para la salud. Permiten que la glucosa se transforme en energía, los aminoácidos en neurotransmisores y contribuyen a construir y reconstruir el cerebro y el sistema nervioso.

Encuéntralas en: la mayor variedad de alimentos, sobre todo frutas y verduras. Pregunta al pediatra si puedes dar a tu pequeño un suplemento multivitamínico.

6. Minerales: estos facilitan muchas funciones orgánicas, entre ellas, la oxigenación de las células cerebrales, la producción de hormonas y muchas otras relacionadas con el crecimiento. Uno de los más importantes durante la infancia es el hierro, ya que permite la producción de hemoglobina, que es el medio de transporte del oxígeno a las neuronas.

Encuéntralos en: carnes rojas, vísceras, pescados, mariscos, legumbres, cereales integrales, verduras de hojas verdes y frutos secos.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Tu amor potencia el desarrollo del cerebro de tu bebé

Categorías
Salud

¿Qué son y para qué sirven los percentiles?

Cuando llevas a tu hijo con el pediatra, seguro te hablará de “los percentiles”; son datos importantes que el médico valora. No te angusties, sirven para dar seguimiento y asegurarte de que tu bebé crece de forma saludable. Te explicamos más. 

¿Qué son los percentiles?

Estas orientaciones te pueden servir de guía. Dependen del origen o la raza Los percentiles son datos estadísticos que se obtienen tras medir la altura, peso y perímetro craneal de un número significativo de niños sanos a lo largo de su crecimiento.

Los pediatras suelen utilizar los percentiles obtenidos de varios niños con características similares a los que pasan por su consulta, por eso utilizan como referencia aquellos de la Organización Mundial de la Salud, que se han recabado al analizar el crecimiento de niños de diferentes procedencias y razas.

¿Para qué sirven?

Existen para valorar el desarrollo de tu hijo y detectar anomalías en su crecimiento. Por eso, más que saber dónde se sitúa un niño en un momento concreto, es más importante ver cómo evolucionan los valores. Si un niño se desvía, la herencia genética también cuenta en su valoración. Por ejemplo, una talla en percentil 10 que se mantiene durante la infancia puede ser normal si los padres tienen una talla equivalente en adultos, pero puede no serlo si los padres de ese niño son altos y les correspondería una talla en percentil 90.

Por eso, coinciden todos los pediatras, es casi imposible pensar en una patología concreta sólo con la información de los percentiles. Únicamente son un dato más en la valoración de cualquier desviación del desarrollo del niño. Muchas enfermedades pueden causar una evolución anormal, desde las que no presentan ninguna gravedad (como una gastroenteritis o gripe), hasta padecimientos más serios. Por ello es trascendente ponerlos siempre en relación con otros signos y síntomas.

El pediatra mide la talla, peso y perímetro craneal de los niños desde que nacen hasta que concluye su desarrollo. Si bien suele aprovechar las revisiones pediátricas para hacer el seguimiento, pedirá  a los padres que vuelvan cuando considere importante seguir la evolución de los percentiles con más frecuencia.

¿Qué significa entonces que tu hijo está en el percentil 90 de talla? Que está por encima de la media (que es 50) y que, como él, hay un 10 por ciento de niñas de su edad en la población estudiada. Si se encontrara en el percentil 10 estaría por debajo de la media y, como ella, también habría un 10% de niñas de la población de referencia.

¿Cuándo deberías preocuparte?

Sólo si el percentil de tu bebé cambia de forma drástica. Por ejemplo, si baja de peso considerablemente: si siempre ha estado alrededor del percentil 50 y de pronto cae hasta el 20. Tu pediatra deberá buscar por qué ha sucedido este cambio de peso y determinar si requiere de mayor cuidado.

A veces ciertas enfermedades (como la gripa o infecciones en el estómago) provocarán estos ajustes, así como las variaciones en hábitos alimenticios, los cambios de leche o si hay afectaciones hormonales o problemas genéticos.

Ten en observación a tu bebé y llévalo a consulta con frecuencia para asegurarte de que gana peso proporcionalmente a su altura. Entonces, ¿cuál es el mejor indicador? Si te preocupa qué tan alto o delgado será tu hijo cuando crezca, es muy probable que sea parecido a ti y a tu pareja (¿cómo son ustedes? Altos, bajitos, medianos, delgados…

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer: 

5 señales de que tu bebé está creciendo bien

 

Categorías
Nutrición

Recetas de sushi, ¡originales y muy antojables!

Disfruta en familia estas recetas de sushi; son distintas del tradicional justo para que pases un momento maravilloso y divertido en familia, junto a tu hijo. ¿Qué te parecen para este fin de semana? Haz la lista del súper de lo que necesitarás. 

Te interesa: ¡Haz una dona de sushi paso a paso!

Rollo de nopal con queso panela

4 PORCIONES

INGREDIENTES

  • 4 nopales grandes
  • 1 pieza de queso panela
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/3 de taza de cilantro picado
  • 1 chile serrano rojo picado
  • Palillos

PREPARACIÓN

  1. Asa los nopales en una plancha con una cucharada de aceite de oliva hasta que estén suaves.
  2. Corta bastones grandes de queso panela, enrolla cada uno con un nopal, atraviésalos con varios palillos y córtalos en rebanadas gordas como si fueran un rollo de sushi.
  3. Vuelve a asar en la plancha hasta que el queso quede ligeramente dorado por ambos lados.
  4. Mezcla el aceite de oliva restante con el chile y el cilantro. Baña las piezas y sirve caliente.

Sándwich de sushi

4 porciones

INGREDIENTES

  • 2 rebanadas de pan blanco
  • 2 rebanadas de queso amarillo
  • 2 rebanadas de jamón de pavo
  • 2 rebanadas de aguacate
  • 2 hojas de lechuga italiana

PREPARACIÓN

  1. Corta el pan y el jamón al mismo tamaño que el queso. Acomoda el pan, encima una rebanada de queso, otra de jamón, la lechuga y el aguacate en uno de los costados.
  2. Enrolla todo con cuidado, presionando el pan hasta formar un rollo. Ayúdate de un makisu o una bolsa de plástico para lograrlo.
  3. Corta las orillas para darle presentación y rebánalo en tres trozos.
  4. Repite lo mismo con la otra mitad de ingredientes. Guárdalo en papel aluminio.

Sushi de frutas

4 porciones

INGREDIENTES

  • 2 cucharadas de vinagre de arroz cucharadita de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 taza de arroz para sushi
  • 1 tazas de agua
  • 1 naranja en supremas
  • 1 kiwi en rebanadas delgadas taza de moras azules

PREPARACIÓN

  1. Mezcla el vinagre con la sal y el azúcar.
  2. Lava el arroz hasta que el agua deje de salir turbia. Escúrrelo y colócalo en una olla con el agua. Tapa y cuece a fuego alto; cuando comience a hervir baja el fuego al mínimo y cocina por 13 minutos. Enfría y agrega la mezcla de vinagre.
  3. Espárcelo en una charola, aplana ligeramente a un grosor de dos centímetros una vez frío. Corta en cubos y decora con las frutas. Sirve.

Rollos de lechuga y surimi

3 – 4 porciones

INGREDIENTES

  • Hojas de lechuga, las necesarias
  • 100 ml de salsa de soya baja en sodio
  • 100 ml de jugo de naranja agria
  • 2 zanahorias en tiritas chicas
  • 100 ml de jugo de limón
  • 3 barras de surimi
  • Sal y pimienta
  • 1 aguacate
  • 1 queso crema pepino

PREPARACIÓN

  1. Extiende las hojas de lechuga, incorpora encima media barra de surimi, tiras de  aguacate, pepino, zanahoria y envuelve. Pega las hojas con un poco de queso crema a temperatura ambiente para que no se desbaraten.
  2. Corta los rollos y sírvelos en un plato; pon un poco de queso sobre cada rodaja.
  3. Mezcla la salsa de soya con el jugo de limón, el de la naranja agria y salpimienta. Acompaña el sushi con esta salsa.

RECETAS Y FOTOS CORTESÍA COCINA FÁCIL

Te invitamos a consentir a tu familia con estas otras recetas:

Cómo hacer agua de sandía, te damos 5 recetas