Categorías
Padres e Hijos Ser Bebé

5 tips para decirle NO a tu hijo

5 tips para decirle NO a tu hijo

Todo le llama la atención y no tiene noción del peligro. ¿Conclusión? Hay que estar todo el día detrás de él para evitar accidentes.

5 tips para decirle NO a tu hijo

La lista de cosas peligrosas o inadecuadas que se le pueden ocurrir a un pequeño es tan larga como los minutos que anda por ahí correteando.

Esto podría interesarte…

7 razones por las que se pierde el interés por la pareja

El universo de posibilidades a cada paso es ilimitado: «Oh, un árbol, voy a ver qué hay dentro de este agujerito. Vaya, ¿qué son estos animalitos negros? ¿Se comen?». Así debes explicarle que hay cosas que no se pueden hacer:

1. Dale información adecuada y precisa

«Si metemos los dedos en los cajones o entre las puertas y cerramos, los deditos se machucan» (lo puedes ilustrar con una zanahoria, que aunque resulta un poco impactante, cuando el pequeño ya ha tenido algún accidente, funciona).

2. Enseñarle a hacer las cosas bien

Subir y bajar un escalón, bajarse de la cama (con la barriga apoyada en el colchón y deslizando los pies hacia abajo), empujar las puertas suavemente, cerrar los cajones con las manitas en el tirador, son algunas acciones que puedes «ensayar» con él.

3. Modificar el espacio

El que amerita la ocasión. Todavía es pequeño para eludir según qué tentaciones y por ese motivo es mejor que retires de su vista todo aquello que puedas anticipar como un futuro «no toques eso» (desde objetos de porcelana hasta aparatos eléctricos  o medicinas).

También es el momento de proteger los espacios (venden cierres para cajones y tapas de inodoro, topes para las ventanas, protectores para enchufes, etc.).

¿Tu hijo hace berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

4. Distracción

A veces es necesario llevar a cabo un «cambio de escenario». No se trata de un castigo y por tanto no debes enfadarte ni plantearlo como tal («nos vamos al parque porque no paras de tocar la computadora de papá»), si no de un cambio de aires que ayude al pequeño a interesarse por otras cosas más adecuadas.

5. Distinguir entre situaciones negociables y aquellas que no lo son

Si tu hijo es menor de 3 años, no puedes hablar de «negociación», pero sí puedes hacer un acto de reflexión sobre qué cosas puedes permitirle y cuáles claramente no.

Explícale con palabras sencillas a tu hijo las consecuencias de ciertas cosas.

¿Le pones límites a tu hijo?

Foto: Getty Images

Esto podría ayudarte…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Categorías
Ser Mamá

Situaciones en las que decir NO a tu hijo es lo mejor

Para evitar conflictos, accidentes o malos entendidos, por su seguridad, bienestar, ¡su propia vida!, hay situaciones en las que decir No a tu hijo es lo mejor. Aunque te puedas sentir un poco culpable, tu corazón se haga chiquito o te cueste mucho mucho trabajo el NO. Ante estas situaciones, no cedas. 

Como mamá siempre querrás lo mejor para tu hijo y muchas veces te es difícil darle un no como respuesta. Siempre procuras satisfacerlo en sus deseos sean cuales sean las situaciones.

Pero hay ocasiones en las que es fundamental negarle ciertas cosas. Según la psicóloga infantil Laura Markham, un niño se cierra cuando sus padres le dicen que no a todo, pues sienten que sus iniciativas son descartadas.

Sin embargo, la misma psicóloga recomienda que es esencial imponer límites en ciertas circunstancias y situaciones. Ella te orienta con 8 situaciones en las que deberías mejor decir NO a tu hijo.

Situaciones en las que decir No a tu hijo es lo mejor

Cuando quiere soltar tu mano

Si están de compras en algún supermercado y están por descender del automóvil para acercarse al centro comercial, es de suma importancia no soltar la mano de tu hijo a pesar de que exija lo contrario.

Los niños son muy pequeños y los conductores podrían no verlos. Debes decirle a tu hijo que no puede soltar tu mano hasta que llegue a un lugar seguro.

La psicóloga Markham sugiere utilizar palabras como «No corras en el estacionamiento, no lejos de mí. Podrías morir».

Cuando agrede a alguien mas

Muchas veces los niños son inconscientes de la gravedad de sus actos. Por ejemplo, en ocasiones no se dan cuenta cuando lastiman a un perrito o gatito, por decir un ejemplo.

Cuando así suceda es una situación digna de un rotundo no, pero con un poco de suavidad, por ejemplo: «Pobre gatito, pobre perrito. Sé amable con ellos», recomienda Laura Markham.

Cuando arruina las cosas de alguien más

«Las pertenencias y las cosas de los demás deben de respetarse», orienta a decir la psicóloga.

Cuando le enseñas a tratar con desconocidos

Es fundamental que se le diga a tu hijo  que nunca, bajo ninguna circunstancia, debe irse con desconocidos ni con ningún adulto al cual sus padres no les haya dado la autorización para estar con ellos.

Cuando viajan en avión

Las aerolíneas cubren ciertas normas y reglamentos que se deben de cumplir al pie de la letra cuando de viajar se trata.

Dado que un avión es un área común, los niños no deberán patear los asientos delanteros ni jugar con las mesas ni hacer mucho ruido. Si el menor es muy inquieto, lo ideal es otorgarle algo para que se entretenga.

Un paseo por la cabina es una buena idea siempre y cuando esté permitido.

Por Rodrigo González

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

10 claves para educar a tu hijo

 

Categorías
Así Crece

¿Qué hacer cuando tu hijo te desafía?

¿Qué hacer cuando tu hijo te desafía?

¿Sientes que tu hijo te lleva al límite? Calma, sólo significa que está experimentando.

Aunque tu hijo sea pequeño, lo mejor que puedes hacer al prohibirle o negarle algo es darle una explicación. Quizá tu hijo no comprenda el motivo de tu enojo o de la regla, pero lo más importante es que tengas buena actitud al hacerlo.

¿Qué hacer cuando tu hijo te desafía?

Tu hijo no necesita largos sermones para entender que está haciendo algo que podría lastimarle, él requiere que le expliques de forma sencilla: “cuando le pegas a tu hermanito, le duele y se pone triste, por favor, no lo hagas”.

  1. Da tu mejor ejemplo. Tu hijo actúa según lo que observa en casa, tu ejemplo y las explicaciones deben coincidir. Por ejemplo: ¿quieres que tu hijo entienda que no debe pegar, cuando tú le pegas?

  2. No lo dejes hacer lo que quiera. A pesar de que tu hijo haga un gran berrinche, no debes consentirlo en todo.

  3. Es difícil, pero trata de tener paciencia. Tu hijo necesita de ti que le inculques normas y valores.

  4. Siempre con amor. Hagas lo que hagas al momento de corregirlo, siempre hazlo con amor.

  5. No lo etiquetes. Nunca le digas a tu hijo frases como: “eres malo”, tu hijo se está formando una imagen de sí mismo y él se creerá todo lo que le digas. Cuida mucho tus palabras y sobre todo, los apodos o adjetivos que le pones.

  6. No dudes de ti. Si tu hijo percibe que tu orden es dudosa, la evitará. Muéstrate firme y asegúrate de que tu hijo cumpla lo que le pides.

  7. No prohibas todo. Las prohibiciones constantes limitan a tu hijo y se hará rebelde.

  8. Distráelo. Si no quieres que tu hijo algo en especial, distrae su atención, llévalo a otro lugar, ofrécele una opción diferente.

  9. No todo es no. Toma medidas para que evites decirle “NO” todo el tiempo, por ejemplo, quitar todo lo que se pueda romper en tu casa…

  10. Dile palabras alentadoras. Cuando tu hijo haga algo bien, felicítalo y así con cada uno de sus avances. Muestra tu orgullo y felicidad honestas sin caer en exageraciones.

Evita a toda costa esto:

  • Avergonzar, ridiculizar y culpabilizar ya que se quedarán como una huella que lo atormentará por toda su vida.
  • Nunca le digas eres: “malo”, “tonto”, “torpe”, “inútil”…
  • Evita los enojos que duren más de unos minutos.
  • Nunca le hagas sentir que “no lo quieres”.

Cuando se trata de disciplinar a tu hijo, no castigues a su persona, sino sus acciones y ten en mente de que siempre debes apoyar sus cualidades.

¿Frecuentemente le dices a tu hijo «no»?

Mira cómo ayudarle a tu hijo a seguir instrucciones

Meditar ayuda a tu hijo a concentrarse más