Categorías
Lactancia

Lactancia, ¿hasta cuándo?

Algunas mamás dan el pecho a su bebé pasado el año de edad, ¿beneficia o perjudica al niño? ¿Hasta cuándo es saludable, o no, la lactancia tanto para el bebé como para ti?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad, la introducción de alimentos apropiada a partir de esa edad y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los dos años como mínimo, pues considera que la leche materna es la forma ideal de aportar a los niños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables.

Por otro lado, a los dos años, los niños ya deben comer de todo y de forma equilibrada, porque su alimentación en los tres primeros años de vida determinará cómo será su salud futura.

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA

Más allá de alimentar o reforzar el vínculo, “la leche materna es el mejor alimento para el bebé por sus demostrados beneficios, tanto a nivel nutricional como inmunológico”, señala la pediatra Marta Díaz. Justamente por ello, mientras estés lactando tu bebé y tú recibirán todos sus beneficios. Recuerda que tú decides hasta cuándo continuar la lactancia o cuándo dejarla.

Entre las ventajas está que reduce el número de infecciones gastrointestinales, otitis, infecciones respiratorias y minimiza las posibilidades de muerte súbita del lactante, menor número de casos de obesidad, dermatitis atópica o asma en los niños que han sido amamantados. Además, reduce en ti el riesgo de diabetes, cáncer de ovario y cáncer de mama.

LO QUE DEBES COMER MIENTRAS SIGAS LACTANDO 

Recuerda que mientras estás en etapa de lactancia debes alimentarte sanamente para pasarle esos valiosos nutrientes a tu bebé:

+CALORÍAS. Come más porque necesitarás un extra de calorías.

MÁS CALCIO Y HIERRO. Consume legumbres, lácteos, huevo y carne (fuente de calcio y hierro).

VITAMINA C. Fruta y verdura cinco veces al día. Los cítricos ayudan a mejorar la absorción de hierro y calcio.

+PESCADO. Es rico en omega 3 y yodo, esencial para un buen desarrollo del bebé.

-GRASAS TRANS. Evítalas tanto como puedas ya que son calorías vacías.

TIPS PARA CUIDAR TU PECHO DURANTE LA LACTANCIA

  • Báñate a diario
  • Usa crema hidratante contra las estrías
  • Evita las grietas: limpia el pezón con tu leche y aplica una crema con lanolina
  • Usa bra de algodón
  • Masajéalo a diario

DUDAS FRECUENTES

1) ¿LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA SUSTITUYE A LA LACTANCIA? No. Se llama complementaria porque la leche (sea materna o de fórmula) es todavía el alimento más importante. Hasta el año un bebé se podría alimentar solo con leche y no pasaría nada. Eso no quiere decir que la alimentación complementaria no sea importante.

2) SI ME REINCORPORO AL TRABAJO, ¿QUÉ HAGO PARA DARLE EL PECHO? La OMS, los centros de salud y las asociaciones de pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva a demanda hasta los seis meses. Si debes regresar a trabajar y deseas seguir con la lactancia, encuentra la forma que más se adecue a ti y a tu ritmo de vida.

3) ¿DEJO DE AMAMANTAR A MI HIJO MAYOR SI TENGO UN RECIÉN NACIDO? No tienes por qué: puedes darle a ambos. De hecho se ha observado que hay leche materna de sobra y que el hijo mayor no “roba” la del recién nacido. Además, favorece el vínculo entre hermanos y, al compartir inmunidad, el más pequeño recibe más defensas.

4) ¿ESTÁ BIEN DARLE PECHO MÁS ALLÁ DE LOS DOS AÑOS? Apóyate siempre en tu pediatra y no dudes en consultarle cualquier duda. Además hay muchos estudios que avalan que no solo la leche materna a edades superiores sigue manteniendo todos sus valores nutricionales, sino que además mejora mientras el niño crece.

Por Odeth Figueroa

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

5 problemas en la lactancia y su solución

Categorías
Especiales

5 desayunos divertidos para tu hijo

Si eres mamá, estamos seguras que vas a pasar por una etapa en la que tu hijo se resistirá a comer bien, por ello, hemos decidido reunir algunas ideas de desayunos divertidos para niños, de esa forma desarrollarás tu creatividad en la cocina y harás que tu hijo coma mejor.

Hot cake en forma de conejo

Lo único que necesitas para esta receta es plátano, para formar las orejas y las mejillas del conejo, una frambuesa para su nariz, unas rayitas de zanahoria para sus bigotes, así como dos moras azules para formar sus ojos.

5 desayunos divertidos para tu hijo FOTO GETTY IMAGES
5 desayunos divertidos para tu hijo FOTO GETTY IMAGES

Tazas con avena en forma de animales

Una vez preparada la avena, vacíala en tazas de colores llamativos. Con ayuda de fruta (plátano, manzana, fresas y moras) arma la carita del animal favorito de tu hijo.

5 desayunos divertidos para tu hijo FOTO GETTY IMAGES
5 desayunos divertidos para tu hijo FOTO GETTY IMAGES

Pan tostado con animalitos

Compra pan tostado, queso crema untable, cajeta, Nutella y crema de cacahuate. Además utiliza frutas que son adecuadas en el desayuno, como el plátano, que da mucha energía, fresas y moras azules. ¡Listo! Deja que tu imaginación haga de las suyas para crear caritas de animales deliciosas.

5 desayunos divertidos para tu hijo FOTO GETTY IMAGES
5 desayunos divertidos para tu hijo FOTO GETTY IMAGES

Huevo en corazón

Si de niña te hubieran dado un huevo en forma de corazón, seguramente te hubieras divertido mucho comiéndolo y no le hubieses hecho el feo. Este desayuno para niños es fantástico y lo mejor, sólo necesitas ¡huevo y un aceite vegetal bajo en grasas! Nota: acompaña el huevito de tu hijo con rebanadas de pan integral que puedes tostar en el horno con un poco de mantequilla.

5 desayunos divertidos para tu hijo FOTO GETTY IMAGES
5 desayunos divertidos para tu hijo FOTO GETTY IMAGES

Tortitas en forma de búho

Los niños aman comerse los personajes de sus platillos. Puedes hacer miles de formas divertidas con estas galletas de arroz.  ¿Quién no tendría un grandioso día con un desayuno así? Además es súper fácil de preparar. Para hacerlas solo necesitas moras azules, plàtano, queso crema y manzana. Arma el búho ¡y listo!

5 desayunos divertidos para tu hijo FOTO GETTY IMAGES
Owl cakes for kids breakfast on a plate. Funny creative food for healthy children breakfast.

 

¿Qué otros desayunos divertidos has preparado para tus hijos? Haz alguna de las ideas que te compartimos y dinos si le gustaron o no a tu hijo. ¡Buen provecho!

FOTOS GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Ideas para ser una mamá divertida

Categorías
Salud

Mitos acerca de cómo hidratar a los bebés (que pueden arriesgar su salud)

En los bebés, el 70% de su cuerpo es agua, es por eso que una deshidratación puede poner en riesgo su vida. Aquí te develamos algunos mitos acerca de cómo hidratar a los bebés.

La hidratación es «el proceso mediante el cual se reemplazan los líquidos que el cuerpo ha perdido por el sudor, la respiración y la eliminación de deshechos del organismo», señala la nutrióloga García. Al mantener bien hidratado a tu bebé le aseguras su buen estado de salud.

Y es que la infancia es una etapa fundamental para el desarrollo intelectual y físico; y el agua constituye más del 60% del organismo, por lo que forma parte fundamental de varios procesos: mantiene la eficiencia de los impulsos eléctricos, regula la temperatura
corporal, elimina sustancias tóxicas del cuerpo y favorece el aprovechamiento de
nutrimentos.

LOS MITOS QUE RONDAN LA HIDRATACIÓN

Además de la leche materna, durante sus primeros meses de vida, el nene necesita agua o tés para estar bien hidratado.

Al contrario, «es importante saber que para un bebé la leche tanto materna como la de fórmula son la fuente más importante y única de hidratación, así como de alimentación. Es decir, un bebé no necesita agua ni té». Por eso se recomienda que las mamás que lactan también tengan una correcta hidratación.

Previo al primer año de edad no se pueden dar otros líquidos. 

Darle a tu bebé pequeñas cantidades de agua simple de los seis a los 12 meses favorece el hábito de consumirla. Lo apropiado «antes de los diez meses, es que el bebé tome el agua en mamila para evitar que ingiera tragos muy grandes. Posteriormente se puede hacer el cambio paulatino de la mamila a un vasito entrenador. Lo ideal es dársela entre las comidas, para evitar que se llene de líquido y ya no quiera consumir otros alimentos que le proporcionarán nutrimentos importantes».

La hidratación sólo se logra con agua.

«De los seis a 12 meses la introducción de alimentos diferentes a la leche también forma parte del aporte de líquidos; las verduras y frutas son ricas en agua que, al incrementar la ingesta de nutrimentos, entre ellos el agua, contribuyen a cubrir la demanda». Pero la leche en esta etapa sigue siendo la principal fuente de hidratación y se complementa con los líquidos que contienen los alimentos que empieza a consumir.

Los niños requieren menos hidratación cuando hace frío.

Esto es totalmente falso, ya que el nivel de agua en el cuerpo se debe mantener siempre. En la época invernal es muy común que como mamás tapemos mucho a los pequeños, sin embargo, esto hace que puedan perder agua por medio de la sudoración. Es importante mantenerlos hidratados en frío y calor.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

9 beneficios del agua que tu hijo necesita para su desarrollo cognitivo

Categorías
Nutrición

3 cosas raras que hacen los niños al comer (y a los papás les cuesta aceptar)

A veces los niños parecen seres de otro planeta… ¿Te ha pasado que tu hijo de repente se aferra a comer sólo un alimento específico, otro día no quiere comer y al día siguiente arrasa con toda la fruta? El conflicto es que –desde nuestra visión adulta– son cosas que “no deben ser”, pero consultamos a una experta en el tema, la nutrióloga Maribel Yáñez, para saber qué debemos hacer frente a estas cosas raras que hacen los niños.

TU NIÑO COME SOLO… (ARROZ)

MARIBEL: hay varias etapas en el desarrollo de los niños entre los tres y seis años en las que van teniendo diferentes hábitos alimenticios: un día la zanahoria puede gustarles muchísimo y después rechazarla; o solamente quieren huevo… Es normal.

¿Qué hacer? No te preocupes tanto; quizá no acepte un plato balanceado de nutrientes en el desayuno, comida y cena, pero tal vez los está consumiendo por separado; ¡está bien! Está experimentando con los nuevos alimentos y conociéndose a sí mismo, sus gustos. Lo mejor es ayudarlo a probar los alimentos, que los toque, los huela y hasta juegue con ellos.

Por supuesto, procura darle opciones nutritivas para que sea lo primero que descubra e incorpore.

NO QUIERE COMER

MARIBEL: los niños comen por necesidad, no por obligación. Por ello, si no tienen hambre no comen o no se terminan todo lo que hay en su plato; ellos saben cuando “ya no pueden comer más”.

Justamente por esto, mientras están jugando ni se acuerdan de comer, sino hasta que llega la hora en que deben sentarse a la mesa o en verdad tienen apetito (que bien podría ser hasta la cena o a veces el día siguiente).

¿Qué hacer? Si no quiere comer en el momento en que lo llamas o no desea terminar todo lo que le sirves, en la siguiente comida lo hará y hasta con mayor apetito.

Sólo no caigas en decirle: “Si te terminas toda la comida, comerás postre”: que vea los alimentos ricos en azúcar o carbohidratos como un premio es un gran error. Lo mismo darle suplementos o vitaminas porque “no está comiendo”; la falta de apetito no la resuelven las vitaminas: hay suplementos que se convierten en azúcar y eso resulta peor, no lo nutren.

EN LOS RESTAURANTES SIEMPRE PIDE NUGGETS

MARIBEL: es muy fácil decir “eso es lo que les gusta a los niños” y darle papitas, pizza, malteadas… son paradigmas que debemos romper porque le estamos transmitiendo el mensaje de que eso es “normal y correcto”.

¿Qué hacer? No se trata de prohibirle los alimentos que consumen los demás niños, sino de enseñarle a elegir las opciones más favorables permitiéndole de vez en vez consumir aquellos alimentos que ve comer a sus amiguitos para que también los pruebe y los conozca.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer: 

¡Tiene manías!

Categorías
Salud

Tips para cuidar la alimentación de tu hijo en este regreso a clases

Volvemos a la rutina y es un muy buen momento para comenzar nuevos hábitos con opciones saludables; te damos estos tips para cuidar la alimentación de tu hijo en este regreso a clases. 

Como papás, una de nuestras prioridades es cuidar la nutrición del niño desde la primera infancia, pues esto juega un papel fundamental en su predisposición a desarrollar enfermedades cuando crezcan. Vigilar su alimentación mientras están en casa puede resultar sencillo, pero cuando es época de volver a la escuela la situación se complica un poco.

Si este tema del lunch te preocupa… ¡relax!; aprender cómo brindar a tu hijo la mejor alimentación es más fácil de lo que crees. La Dra. Maya Adams, profesora de Stanford, desarrolló un curso ideal para este tipo de casos llamado «Cocina y Nutrición para los más chicos»en Coursera,  donde aprenderemos cuál es la dieta ideal para los niños y cómo preparar platillos sencillos y deliciosos.

A continuación, te compartimos algunos de sus tips para que logremos que el lunch sea su momento preferido del día:

El secreto está en cuidar las porciones.

No tienes que negarle a tu hijo un dulce o botana, como Maya Adams dice: «si practicas la moderación ningún alimento está prohibido, solamente necesitas crear un buen equilibrio entre carbohidratos, proteínas y grasas.

Aprende a elegir los mejores productos.

Lo mejor es que aprendas a leer las etiquetas, ya que esto te ayudará a identificar más rápido los productos saludables. Además, recuerda que entre menos alimentos con etiquetas consumas es mejor, porque esto significa que estás dando a tu familia productos frescos.

Recuerda que la familia es un equipo.

Ellos son tus mejores aliados para preparar un lunch rápido y saludable, para lograrlo incluye a tu pequeño en la preparación de sus comidas con cosas sencillas como armar un sándwich o lavar la fruta. Lo más importante es que siempre promuevas un espacio divertido y relajado alrededor de los alimentos, por lo que, aunque estés contra el tiempo, permítete disfrutar del momento en un ambiente entretenido y de unión.

La clave está en la planeación.

A veces puede resultar complicado porque con los niños lo que hoy les gustaba mañana ya no, y viceversa, pero un poco de organización nunca viene mal. Trata de enseñarle a tus hijos que hay un orden para la semana, dándoles siempre un espacio para disfrutar de algún antojo durante el día o el fin de semana.

La comida es más que sólo comida.

No es secreto que en ocasiones ellos solamente quieren comer rápido para ir a jugar, por lo que debes esforzate en inculcar a tu hijo que comer es un momento para cuidar de su cuerpo, ayudarlo a crecer y adquirir la energía que necesita para continuar con sus momentos favoritos del día.

Por Berenice Villatoro

Categorías
Nutrición

Hacer que tu hijo prefiera la comida saludable, ¡es posible!

No hay poder humano que impida que los niños quieran más; más postres, hamburguesas o papas a la francesa. ¿Cómo hacer que tengan la misma reacción frente a la comida saludable? 

La verdad, tiene mucho que ver con la forma como aprenden a comer. Sigue estos consejos para que tu pequeño aprenda a elegir y disfrutar una alimentación saludable, hoy y siempre.

1. Ofrécele recetas creativas y sabrosas.

Ocurre muchas veces que los papás nos preocupamos tanto por darles una alimentación saludable que solo les queremos dar verduras, sin embargo, lo saludable no es sinónimo de insípido, tampoco de sin grasa. De hecho, las grasas ayudan a dar sabor a los alimentos; una pequeña cantidad de grasa vegetal da otro sabor al platillo que, por supuesto, les puede agradar más.

2. Dale variedad nutritiva.

Necesita más energía debido a que está en desarrollo y tiene mayor actividad física; esta demanda lo orilla a buscar más comida porque suele sentirse con hambre. Incluye en su alimentación distintos nutrimentos, sobre todo proteínas, también grasas buenas (como los omegas), para darle saciedad.

3. Evita darle una dieta baja en grasas.

Si bien es cierto que las grasas saturadas causan enfermedades cardiovasculares, hay estudios que avalan que las grasas vegetales en la alimentación mantienen la saciedad entre seis y ocho horas, por lo que si las incluyes en la comida de tu niño, es poco probable que piense en las papitas, galletas o cualquier antojo.

4. Prefiere los alimentos preparados en casa.

Cuando tú cocinas puedes enseñarle a preparar sus alimentos sanamente, sobre todo transmitirle la idea de que puede comer de todo siempre y cuando no caiga en los excesos; porque así como una verdura le aporta vitaminas y fibra, un pan con margarina, un taco de aguacate o una agua con chía le aporta la energía que necesita.

5. Enséñale a disfrutar la alimentación.

Invítalo a hacer la lista del súper contigo, llévalo al mercado, muéstrale los alimentos naturales, ponlo a hacer tareas sencillas en la preparación de su comida; todo esto lo ayudará a desarrollar el gusto por comer sanamente porque lo asociará con el calor materno y el valor de cuidar de sí mismo.

Fuente: Esther Schiffman, nutrióloga especialista en obesidad

Te interesa: 5 tips para cocinar más saludable

Categorías
Especiales

Trucos para que tu hijo coma espinacas

Las espinacas tienen un valor nutrimental muy rico; por principio de cuentas, ayudan a prevenir la anemia porque su contenido de vitamina C mejora la absorción del hierro que la misma proporciona. Además, es una buena proteína vegetal y fuente de ácidos grasos Omega-3. Pero… que los niños la coman, a veces cuesta mucho, verdad. Por ello, te proponemos algunos recursos que pueden serte de mucha ayuda para que tus niños se enamoren de esta hoja verde.

  1. Hazle un rico sándwich de mantequilla de cacahuate con hojitas de espinacas; si a tu niño le gusta la comida dulce, añade arándanos o pasitas, o ponle chispas de chocolate. Estarás combinado una rica proteína con una fuente de energía.
  2. Prepárale miniquesadillas con su queso favorito y espinacas; es importante que le preguntes qué queso prefiere: a mucho niños les encanta el Oaxaca por derretible y elastic, eso les divierte; otros prefieren lo cremosito del queso Philadelphia o doble crema.
  3. Sorpréndelo con cupcakes de espinacas decorados con crema batida, chocolate, gomitas, chispas de colores… haz esta delicia algo divertido, crea un sapo con ojos de lunetas de chocolate o un Hulk.
  4. Intégralas en una pasta arcoíris; recuerda que los niños les encanta la cosas coloridas porque los divierte mucho.
  5. Consiénteleo con la comida que suele gustar par el fin de semana: hamburguesas, pero en lugar de lechuga, ponle espinacas. Poco a poco se acostumbrará al cambio.
  6. Combínalas con fresas en una ensalada, o con mango. Son frutas que los niños aceptan muy bien.
  7. Forma brochetas (cuida que el palito no tenga puntas): ensarta nuggets, espinacas y papas. Pon en la mesa queso derretido como aderezo y verás cómo hasta se chuparán los dedos.
  8. Forma rollitos de espinacas con pan de caja blanco; retira las orillas, aplana con el rodillo un poco el pan, acomoda las espinacas y envuelve. Deja que tu hijo elija el aderezo que prefiera, aunque sea un combinación extrañas: con mermelada, con mayonesa, con nutella…
  9. Prepara unaversión distintas de hotcakes, crepas o waffles, licua la mezcla de harina con espinacas con decora con frutos rojos.
  10. Cuando le hagas empanaditas, rellena algunas de espinacas con queso y fresas. Serán una delicia para tu niño.

Por Felipe Salinas

Te interesa: 16 recetas de espinacas que te harán amarlas