Categorías
Padres e Hijos

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Antes de que pierdas el control con tu hijo, cierra los ojos y respira. Te damos 5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia.

Hay veces en que tu hijo saca las peores emociones que hay dentro de ti, calma, recita en tu cabeza una y otra vez: paciencia, paciencia y más paciencia.

Gritar o dejar que tu enojo se desborde en tu hijo sólo te traerá tres problemas más:

* Te sentirás agotada

* Tu mente estará aturdida

* Tendrás la culpa de tratar mal a tu hijo

¿Cómo no gritar?

Sobre todo, no pierdas la paciencia y no olvides que tu actitud y las relaciones familiares dentro de tu hogar son un ejemplo para tu hijo.

Si sientes que vas a perder la cordura cuando tu hijo hace alguna travesura…

Sigue estas recomendaciones

1) Actúa, sin gritar. Si tu hijo hace algo que te molesta mucho, detén la acción despacio y sin arrebatos.

2) Cálmate. Si estás muy alterada, lo mejor es que dejes a tu hijo en un lugar seguro hasta que te tranquilices.

3) Desahógate. Respira hondo y suelta el aire con suavidad (exhala e inhala tanto como lo necesites).

4) Toma el control. Una vez que tú estés tranquila, podrás arreglar la situación.

5) Habla con tu hijo. Está bien dejarle ver a tu hijo que su acción te molestó, te hizo enojar, te hizo sentir triste o incluso llorar, él aprenderá a que mamá puede enojarse, y mucho, pero no muestres  descontrol frente a él.

Ten en mente que por más mal que haya hecho tu hijo no puedes darte el lujo de estallar. Los arrebatos no educan, al contrario, te alejan de tu hijo. No es bueno que te dejes llevar por el enojo, pero sí debes mostrar tu desagrado y poner límites claros.

¿Tu hijo ha agotado tu paciencia? ¿Qué haces para calmarte? ¿Le has dado un golpe?

Categorías
Así Crece Ser Mamá

Cómo manejar los berrinches en público

Cómo manejar los berrinches en público

Los berrinches en público pueden ser bastante embarazosos, por ello te dejamos esta guía para poder manejarlos sin regaños.

Cómo manejar los berrinches en público

Cuando tienes un hijo pequeño, los berrinches forman parte de tu vida y ante tal situación, lo mejor es evitar en lo posible aquellas situaciones que provoquen una rabieta. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero estos consejos pueden ayudarte.

Ten calma y lee esto…

¿Cómo hacer que cada día sea el más feliz para ti y tu hijo?

1. Es casi inevitable que tu hijo haga un berrinche cuando lo llevas al súper si está cansado o tiene hambre, así que deja este tipo de salidas para después de la siesta o la comida. No olvides tener un refrigerio a la mano.

2. La frustración es una de las principales causas de los berrinches en los niños. Si sabes que tu hijo va a querer un helado en cuanto pasas por la tienda, piénsalo dos veces antes de pasar por ahí. Esto no es someterte a tu hijo, sino predecir cómo reaccionará y sopesar las posibles consecuencias y las alternativas.

3. Evitar los berrinches no siempre es posible. Una vez que comienza, es complicado hacer entrar en razón a tu hijo. Si encuentras embarazoso un berrinche en público, lo mejor es que te vayas del lugar. Si te enojas, gritas e incluso le das una nalgada, eso no mejorará la situación, al contrario. Lo mejor que puedes hacer es mantener la calma.

¿Los berrinches de tu hijo te desesperan?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

4. Irte del lugar es lo mejor para todos, incluso para los que están alrededor. Si tienes que hacer algo importante, date unos minutos para respirar y continuar con tus actividades. Está comprobado que los niños se calman más rápido entre menos gente vean.  Por ejemplo, no es lo mismo un berrinche en el pasillo a en la sala de espera del pediatra.

5. Cuando pase el berrinche, tu hijo necesitará que lo abraces y lo hagas sentir seguro, ya que perder el control puede asustarlo. Puedes abrazarlo pero no cambies las reglas después de un berrinche. Si le dijiste que era hora de irse del parque y respondió con una rabieta, sigue siendo hora de irse cuando se le pase el berrinche.

6. Es posible que la gente los mire mientras el niño hace berrinche, ¡tranquila! Es  posible que simpaticen con ustedes, y no que sean críticos. Sin importar si te miran o no, recuerda que tu hijo no comprende tu vergüenza. Ten presente que tu hijo no hace berrinches en público para humillarte, así que trátalo de la misma manera que lo harías si el berrinche ocurriera en casa.

Ten en cuenta que la frecuencia de los berrinches disminuirá según tu hijo vaya creciendo.

¿Tu hijo hace berrinches?

Foto: Getty Images

¿Tienes poca paciencia?

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Categorías
Así Crece

¿Hay que ceder a sus berrinches?

¿Hay que ceder a sus berrinches?

Si tu hijo está viviendo una «crisis» de berrinches, aquí te decimos cómo ponerle solución.

¿Hay que ceder a sus berrinches?

«Intento ignorar las rabietas de mi hijo, de 21 meses», dice Laura. Y continúa: «Sin embargo, a veces me supera y acabo dándole lo que me pide para evitar que haga un numerito en la calle. ¿Tengo que ser más estricta con él?».

Si cedes con frecuencia, los berrinches no cesarán 

Mira más consejos…

Controla los berrinches sin perder la paciencia

¿Qué hacer?

  1. Cuando un niño hace berrinche, lo mejor es no hacerle caso hasta que se haya calmado.
  2. En un lugar público, si está armando un gran escándalo, se recomienda llevarlo a un rincón apartado y esperar a que se tranquilice.
  3. Para que tu hijo interiorice que el berrinche no es un medio válido para conseguir lo que se propone, es necesario que ustedes como papás sean consecuentes, es decir, actúen siempre de la misma forma, con firmeza y seguros de que están haciendo lo mejor.
  4. Si flaquean a menudo, si ceden a los deseos del niño «con tal de que se calle», lo más probable es que los berrinches aumenten.

Evita esto a toda costa…

Sin golpes ni gritos, elimina la violencia intrafamiliar

Eres un buen papá/mamá

En ocasiones es lógico sentirse desbordados y actuar «incorrectamente». Esto no debe llevarte a pensar que son incapaces de educar correctamente, sino todo lo contrario: la próxima vez tratarán de hacerlo mejor. Cuando después de unos cuantos intentos el niño se dé cuenta de que con sus rabietas no va a conseguir nada, las irá espaciando en el tiempo hasta que desaparezcan.

Los berrinches son manifestaciones de los niños en los que experimentan sus límites.

¿Tu hijo hace berrinches?

Foto: Getty Images

¿Crees que te falta paciencia?

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

 

Categorías
Especiales

Consejos para preparar a tu hijo para ir a la escuela por primera vez

Consejos para preparar a tu hijo para ir a la escuela por primera vez

¿Se acerca el día en que tu hijo vaya a la escuela? Estos tips de especialistas te ayudarán a hacer esa transición más fácil.

Consejos para preparar a tu hijo para ir a la escuela por primera vez

Según los especialistas, comenzar la escuela representa para los niños un cambio de 360 grados en sus vidas y es el momento en el que como papás deben desarrollar la confianza en sí mismos y el sentido de la responsabilidad, ya que de esto dependerá la forma en la que se enfrente a la vida y la  formación de su autoestima para el futuro que le espera.

¿Pierdes la paciencia fácilmente?

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Por ello, los expertos recomiendan seguir estos consejos cuando se acerca el momento de dar ese primer paso fuera de casa.

Motívalo a tomar riesgos y a sentirse autosuficiente

Tu hijo debe aprender a solucionar sus problemas y cada que lo logre tendrá una sensación de satisfacción agradable. ¡Déjalo vivir experiencias que lo hagan crecer a través del juego!

Estimúlalo a practicar actividades en las que tenga talento

No debe hacer miles de cosas, pero es importante que tome una clase de algo que le guste, así descubrirá para qué es bueno y sentirse hábil en algún deporte, música, baile o canto ayuda a formar su autoestima.

Enséñale a fijarse expectativas reales

Esto debe ir en relación a sus capacidades, ya que tampoco es bueno que como papás esperen demasiado de él y le exijan mucho. Recuerda, retos realistas para su edad.

Desarrollar buenos y malos hábitos

Esto se logra por medio del elogio y ser su ejemplo, de esta forma aprenderá a mejorar y encaminarse hacia los buenos hábitos y sobre todo mantenerlos, aunque no estés cerca de él.

Te ayudamos con los límites…

Pon límites sin llorar en el intento

Dale responsabilidades desde pequeño

Estas tareas deben ser sencillas e ir acorde a su edad. Puede empezar con recoger sus juguetes, darle de comer a su mascota, poner la ropa sucia en el canasta, doblar su ropa limpia.  Es importante que sepa que puede hacer ciertas cosas solo y entender su autonomía.

Establece rutinas y reglas

Un hogar sin rutinas ni reglas se convierte en un caos y desorden que no le permiten al niño desarrollarse adecuadamente.

Poner límites es parte de un buen desarrollo infantil.

¿Cómo ayudas a tu hijo a ser más independiente?

Foto: Getty Images

Este el primer pilar con tu hijo en edad escolar…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Categorías
Así Crece

5 técnicas para una crianza efectiva

5 técnicas para una crianza efectiva

Los expertos de la Universidad de Harvard sugieren que una crianza efectiva se basa en los valores y no en las calificaciones y éxito escolar de los niños. ¿Tú qué piensas al respecto?

Ten paciencia con tu hijo…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

5 técnicas para una crianza efectiva

A la mayoría de los padres les preocupa que sus hijos sean exitosos, sin embargo, durante el camino para lograrlo es común dejar de lado a los valores. En un mundo totalmente competitivo, a veces se les da a los niños mensajes equivocados, por querer que sean siempre los mejores, sobre todo en la escuela.

Aunque estas aspiraciones no son equivocadas, es importante inculcar en los niños buenos principios como la amabilidad y la generosidad, por mencionar algunos.

Por ello, y para encontrar un equilibrio, expertos de la Universidad de Harvard realizaron la sugerente guía para lograr una crianza efectiva.

1. Necesitan un buen ejemplo a seguir 
Ningún papá es perfecto, y no es necesario. Lo que es importante es ser congruente con lo que enseñas a tus hijos y lo que haces. Eres su principal ejemplo moral. De esta manera refuerzas con actitudes el aprendizaje de valores.

2. Deja que se equivoque
Los niños aprenden rápido de todo lo que los rodea. Así será con la amabilidad como con cualquier otra cosa. Invítalos a hacer pequeñas acciones que guíen este aprendizaje como ayudar a sus amigos, cuidar de los animales, no tirar basura en la calle, etc. Poco a poco estas «acciones» formarán parte de él.

¿Tu hijo hace berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

3. Ayúdalo a tener perspectiva
Esto significa que los niños aprendan a reflexionar sobre las consecuencias de sus actos. Que hay diversos puntos de vista y nadie es dueño de una verdad absoluta. Hay que entrenarlos para abrir su mente, que sean tolerantes y respetuosos ante los demás.

4. Relájate
No seas demasiado duro con tus expectativas académicas, o sociales. Los niños van creciendo y cambiando, y en vez de exigirle a él que resuelva todo, sé tú quien lo aconseje y apoye. El foco es que sea una buena persona. Es mejor eso a que tenga las mejores notas, pero sea despectivo con el resto. Esta es tu responsabilidad, así que sé consecuente.

5. Enséñale a manejar sus emociones
 Deja que experimente con sus emociones. Que conozca la frustración, la pena, la tristeza y la alegría. ¡Todas las sensaciones están permitidas, nada es malo!

Tú eres el mejor ejemplo de tu hijo.

¿Cómo quisieras que tu hijo te recuerde?

Foto:Getty Images

Mira cómo ayudar a tu hijo…

¿Estás enseñando a tu hijo a conectar con sus emociones (o a ignorarlas)?

Categorías
Ser Familia

5 frases que no debes decirle a tu hijo

5 frases que no debes decirle a tu hijo

Por Miguel Soria y Mayra Martínez

Como mamá y papá, para entender el llanto de un niño no son necesarias tantas explicaciones científicas.

Mira qué hacer ante los berrinches…

Controla los berrinches sin perder la paciencia

5 frases que no debes decirle a tu hijo

Basta contemplar el momento en que tu hijo llora. Basta con reflexionar en torno a sus efectos. Entender el llanto de un niño es descubrir las emociones que lo provocan y reconocer esos sentimientos. Nuestra misión es validarlo como algo natural que merece respeto y atención.

1. «No tengas miedo»
Aunque tu principal meta sea precisamente esa, que tu hijo deje de tener miedo, no va a dejar de sentirse inseguro por mucho que se lo repitas una y otra vez (cada vez más enfadada, probablemente).

2. «Tu miedo es una tontería»
Es posible que, efectivamente, la razón por la que tu pequeño tiene miedo sea algo muy simple, (una chamarra sobre la silla que ha adoptado una forma extraña o el terrorífico ruido que hace tu vecino de arriba al caminar).

3. «¿En serio te da miedo eso? ¿Eres un cobarde? ¿No te da vergüenza?»
Nunca ridiculices los miedos de tu hijo ni te rías de ellos porque se sentirá aún más inseguro.

4. «Tu cierra los ojos y vuélvete a dormir» (y te vas de su habitación)
Es verdad que, a veces, hay que dejar que los niños se enfrenten solos a sus miedos pero, sobre todo al principio, necesitan un poco de tu ayuda,amor y paciencia.

5. «Si sigues así, me voy a enfadar»
La amenazas no son la mejor manera para infundir valor a tu hijo, todo lo contrario.

Estas frases transmiten que el miedo es una emoción negativa de la que se debe avergonzar o, lo que es peor, que hace que tú te avergüences de él.

¿Has dicho alguna de estas frases?

Foto: Getty Images

¿Se te agota rápido la paciencia?

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Categorías
Padres e Hijos

10 claves para educar a tu hijo

10 claves para educar a tu hijo

Educar es una de las tareas más difíciles a las que te enfrentas como papá y mamá. Aunque no existen fórmulas mágicas, hay algunas cuestiones clave que debes manejar con soltura.

Mejora la relación con tu hijo…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

10 claves para educar a tu hijo

Estas son las reglas básicas para lograr que tu hijo crezca feliz.

Un ejemplo vale más que mil sermones

Comunicación, diálogo y mucha comprensión

Límites y disciplina, sin regaños

Déjalo experimentar aunque se equivoque

No lo compares ni descalifiques

Comparte tus experiencias con otros papás sin comparar

Reconoce cuando te equivoques y pide disculpas

Refuerza las cosas buenas y habilidades de tu hijo

No pretendas ser su amigo

Valida sus emociones, todas


Educar es una de las tareas más difíciles a las que te enfrentas como papá y mamá, hazlo con paciencia y mucho amor. 

¿Cumples con todas las claves?

Foto: Getty Images

¿Sientes que te hace falta paciencia? Mira…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Categorías
Ser Mamá

Cómo disfrutar más a tu recién nacido

Cómo disfrutar más a tu recién nacido

Durante las primeras semanas puedes vivir momentos que quizás opacan la felicidad de tener un recién nacido; no te agobies, poco a poco te adaptarás al nuevo ritmo de vida.

Cómo disfrutar más a tu recién nacido

Sientes que le faltan horas al día para atender al bebé recién llegado a casa; es una sensación que la mayoría de las mamás tienen. A veces el esfuerzo físico, la tensión nerviosa, los cambios hormonales, la fatiga, nuevas responsabilidades y la depresión posparto podrían agravarse al llegar a casa. El apoyo de tu pareja y la paciencia y tolerancia contigo misma te permitirán enfrentar los retos diarios. No te sientas mal: es un periodo de aprendizaje positivo, puedes seguir estos consejos para organizarte y disfrutar tu nueva etapa como mamá.

Recuerda que la maternidad no implica renunciar a cosas divertidas, como ir al cine o al teatro con tu pareja, al concierto de tu grupo favorito, al café con tus amigas, establece rutinas y mantén un equilibrio en tu vida.

 

Establece horarios

Son clave para el bienestar del bebé, en especial durante el primer año de vida. Respeta sus horarios (las tomas de leche, el paseo diario, el baño, los ratos de juego, la siesta, el descanso nocturno…); repítelos cada día más o menos a la misma hora.

Conoce a tu hijo

Conforme pase el tiempo conseguirás distinguir el llanto de tu hijo y reconocer mejor sus necesidades. En tanto, consuélalo en cuanto llore; mientras más tardes en acudir a su lado, más nervioso se pondrá porque ahora él demanda mucha cercanía.

Deja la casa en segundo plano

Después de nueve meses de embarazo y el parto, tu cuerpo merece un descanso. Tu pareja, papás, suegros, tíos o amistades pueden ayudarte a recobrar el aliento. Podrías convocar a una reunión familiar y distribuir las tareas del hogar o contratar a una persona para que realice el aseo. Ahora el bebé ocupa toda tu atención. Tú y tu bebé son lo primero.

Recuperación posparto

Cuídate igual que en el embarazo. Por mucho que hayas subido de peso, no te sometas a ningún régimen alimentario de inmediato. Tu nutrición es muy importante porque te ayuda a reponer fuerzas para hacerte cargo de tu bebé; además, debes ingerir buenos nutrientes para que tu hijo se nutra durante la lactancia. No uses ropa ajustada ni te estreses con tu peso.

Consiéntete

Aparta un día exclusivo para ti, date un baño relajante, duerme unas horas seguidas o sal con amigas. Apapáchate, date un masaje con esencia de aroma rico, ponte una mascarilla… estos mimos tienen efectos milagrosos, ¡y aumentan tu buen humor!

Trata de descansar

Tu sueño nocturno se verá interrumpido durante varias semanas, aprovecha para hacerlo cuando el bebé duerma. Siempre que sea posible, aunque te encuentres bien, evita esfuerzos en las primeras semanas.

Esto podría ayudarte…

13 formas de consentirte antes de dormir

Organiza las visitas

Aunque se escuche un poco feo, dale citas a las visitas: tener todo el día la casa llena de gente podría estresarte. El bebé y tú necesitan tranquilidad; además, tanto tú como tu pareja deben disfrutar a su hijo a solas. Se trata de uno de esos momentos en la vida en los que debes aprender a decir NO. Te agobiarán los invitados inoportunos porque tendrás que atenderlos y tal vez no tengas nada preparado. Tus amigos y familiares sabrán entender que tanto tú como el pequeño necesitan descansar.

Haz ejercicio poco a poco

Si puedes, camina un rato todos los días, da paseos cortos y no hagas mucho esfuerzo para no cansarte. Estas salidas estimulan el desarrollo del niño y te ayudan a recuperarte más rápido, y tu bienestar influye en el bebé. Sigue las recomendaciones de tu médico para retomar tu actividad física habitual.

Mira cómo estimular a tu bebé…

Ejercicios para ayudar a tu bebé a ver mejor

Escucha y toma lo mejor

Cuando hay un recién nacido en casa, todo el mundo es “experto”. Algunas personas te alabarán o criticarán por todo: las horas de sueño del bebé, la lactancia, si debes taparlo, cargarlo, apapacharlo… trata de ser firme. Consulta al pediatra si necesitas ayuda con algún tema o entra a nuestras redes sociales, nuestros expertos pueden darte consejos, estamos contigo 24/7.

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube
  • Twitter
  • Pinterest

Papá en acción

So tienes pareja, el papá de tu bebé debe tomarse sus días de descanso obligatorios en el trabajo tras el nacimiento del bebé y, si puede pedir algunos días de vacaciones, ¡mejor! Así los dos tomarán la llegada del niño con más tranquilidad, pueden aplicarse las 24 horas del día, tomar turnos para descansar y atender al bebé, así como ver entre los dos la mejor forma de atender al pequeño.

No pienses en el trabajo

Algunas mujeres tienen problemas para olvidarse de su trabajo durante la incapacidad por maternidad: no sientas culpa. La incapacidad es un derecho necesario y reconocido legalmente. Ten en mente que tu equipo puede arreglárselas sin ti.

Sobrevive a un mal día

No es raro perder los nervios un día que el pequeño no ha parado de llorar… A veces las responsabilidades y la falta de sueño te sobrepasan y podrías sufrir episodios de rabia. Esto NO quiere decir que seas una mala mamá o que no quieras a tu bebé. Eres un ser humano. Si te sientes así, pide ayuda y desconéctate un rato.

Retoma el sexo con calma

Además de ocuparte del bebé, reserva un tiempo especial para la vida en pareja, a pesar de las tensiones y el cansancio. La maternidad puede producir fatiga física, molestias en la zona genital, disminución del deseo y un aumento de la sequedad vaginal; volver a establecer la vida sexual lleva su tiempo, puede causarte ansiedad o los primeros contactos después del parto pueden resultar dolorosos. Es importante aguardar al momento oportuno, no te sientas presionada ni obligada; sigue las instrucciones de tu doctor, él te indicará si pasando la cuarentena estás lista para reactivar tu vida sexual o si debes esperar y qué tratamiento anticonceptivo será mejor para ti. Recuerda que aparte del coito, existen muchas formas de mostrar cariño y amor.

Si deseas esperar para tener otro bebé, mira esto…

¿Qué anticonceptivo te conviene para después del parto?

 

Algunas mamás te comparten su experiencia…

«Mis papás y suegros llamaban antes de ir a visitarnos y si yo tenía otros planes, como pasear o dormir un poco, les proponía que vinieran a otra hora. Algunos amigos conocieron al niño cuando tenía más de un mes. Terminé dando citas, con día y hora, para que no se juntaran las visitas. Al principio algunas personas me lo tomaban a mal, pero luego lo comprendieron». -Lulú

«En cuanto nació el bebé, las abuelas se presentaron en casa listas para ayudar. Entonces, distribuimos las tareas: mi suegra iba al súper y hacía la comida y mi mamá lavaba ropa y trastes. Así pude dedicarme a mi hijo». -Isa.

«No podía dormir durante el día, pero me relajaba mucho acostarme en el sillón y escuchar música mientras mi hija hacía sus siestas. También me tomaba con mucha tranquilidad la lactancia. Siempre que podía, amamantaba a mi bebé en la cama y luego me quedaba un rato allí descansando. -Brenda. Mi hijo se calmaba fácilmente cuando lo cargaba y lo tenía pegado a mi cuerpo. Por eso, en casa yo hacía muchas de las tareas con él; lo mecía y cuando salía a la calle siempre lo llevaba en el canguro». -María.

Atender a un recién nacido puede ser agotador, date tiempo para ti.

¿Qué medidas has tomado tú con tu recién nacido?

Foto: Getty Images

Mira cómo recibir más nutrientes…

Alimentos posparto que debes consumir

Categorías
Así Crece

10 consejos para lidiar con niños caprichosos a la hora de comer

10 consejos para lidiar con niños caprichosos a la hora de comer

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

A medida que van creciendo, los niños pequeños se vuelven más independientes y comienzan a tornarse más caprichosos en lo que respecta a los alimentos. Es muy común que empiecen a despreciar alimentos que les encantaban o que su apetito cambie drásticamente de un día para el otro.

Mira estos trucos…

Trucos para que tu hijo coma espinacas

10 consejos para lidiar con niños caprichosos a la hora de comer

No dejes que la desesperación invada tu mesa

Después de los 2 años, el ritmo de crecimiento se reduce un poco, lo que por lo general redunda en una disminución del apetito y en torno a esta edad los niños empiezan a advertir que rehusarse a comer constituye un arma poderosa y una buena forma de llamar la atención. Mantén la calma y no dejes que la hora de la comida se convierta en una batalla de voluntades. Cuando el niño advierte que te estás poniendo nerviosa, es muy probable que la situación se transforme en una batalla de voluntades, que lo único que logrará es que ambos se sientan descontentos y frustrados. Las amenazas y los castigos lo único que hacen es reforzar la lucha de poder.

No des snacks

Si tu hijo se rehúsa a comer cierta comida o cierto alimento en particular, simplemente retírale el plato sin más comentarios, pero no dejes que se llene con snacks o bebidas entre comidas.

Sirve porciones pequeñas

No esperes que se coma un plato grande de lo que sea, para evitar conflictos, sirve porciones pequeñas y quizá todo en un mismo plato, es decir, la sopa ya con alguna proteína como pollo, carne o queso  integrado.

Nunca utilices la comida como castigo

Que la comida no seaextorsión, premio o amenaza, porque eso puede generar problemas de alimentación en el futuro.

Sé flexible       

Los niños en su primera infancia tienen un estómago pequeño, con poca capacidad, así que asegúrate de que no se llene tomando demasiado líquido entre comidas. No le des bebidas, salvo agua, durante un plazo de una hora antes de las comidas. Durante las comidas no le ofrezcas bebidas hasta que haya terminado de comer.

Ten paciencia

Ten paciencia con los alimentos nuevos. Los niños suelen necesitar exposición reiterada a los alimentos nuevos antes de estar dispuestos a probarlos.

Es lógico que tenga preferencias a la hora de elegir los alimentos que más le gustan. Todos tenemos preferencias en relación con las comidas, así que no puedes esperar que a tu hijo le guste todo.

Trata de mantener una rutina

Sírvele las comidas y los snacks aproximadamente a la misma hora todos los días.

Minimiza las distracciones durante las comidas

Apaga el televisor y no permitas que haya libros o juguetes sobre la mesa.

No ofrezcas el postre como premio

Esto transmite el mensaje de que el postre es el mejor alimento, lo que sólo derivará en el incremento del deseo de dulces en el niño.

Sin caprichos

Ten en cuenta que los niños suelen adquirir malos hábitos alimenticios de otros miembros de su propia familia. Trata de evitar que los hermanos mayores muestren caprichos a la hora de comer porque los más pequeños suelen copiar la conducta de sus hermanos mayores y asegúrate de que tus propios hábitos alimenticios establezcan un buen ejemplo.

Mira qué puedes hacer…

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Para la mayor parte de los niños en su primera infancia las preferencias alimentarias son simplemente una fase pasajera. Si ves que tu hijo crece y tiene energía, probablemente esté bien. Consulta con tu pediatra si te preocupa que los caprichos relacionados con la alimentación puedan estar afectando el crecimiento y el desarrollo de tu hijo o si te parece que algunos alimentos afectan la salud de tu hijo.

¿A tu hijo le cuesta trabajo comer?

Foto: Getty Images

Prueba estas fáciles recetas…

5 sopas que le encantarán a tu familia

 

Categorías
Ser Bebé

¿Qué es el cólico del lactante?

¿Qué es el cólico del lactante?

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

El cólico del lactante es un problema común en los recién nacidos que le produce muchas molestias, sin embargo, desaparece cuando el peque expulsa el aire.

¿Qué es el cólico del lactante?

Cuando un bebé tiene cólicos llora desconsoladamente, siente malestar general y suele flexionar las piernas hacia la pancita. Con frecuencia, los cólicos causan preocupación a los padres, ya que no saben por qué su hijo está inquieto, hasta que comprueban que el llanto aumenta después de la toma y desaparece cuando el bebé consigue expulsar el aire.

¿Cómo lo evito?

  1. A la hora de la toma el bebé debe introducir toda la areola en su boquita y su nariz quedar despejada para que pueda respirar.
  2. Al terminar, es muy importante incorporarlo durante unos instantes hasta que eructe.
  3. Si expulsa el aire después de cada toma, se sentirá mucho más tranquilo.
  4. Si le das biberón, debes comprobar que succiones bien y de esta manera evitar los cólicos.Desde el inicio de la vida de tu hijo, domina el arte de la paciencia…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

¿Cómo lo alivio?

  1. Si tu pequeño tiene cólicos nunca lo obligues a comer, sobretodo si crees que la causa de su llanto es la falta de alimento.  El exceso de comida haría trabajar más al intestino y acabaría provocando un dolor aún más fuerte.
  2. Lo que hay que hacer es mantener la calma para poder transmitir a nuestro hijo toda la tranquilidad y el bienestar que en estos momentos necesita.
  3. El chupón puede ayudar a tranquilizarlo. Además, es normal que con el llanto prolongado ingiera incluso más aire que con la comida.
  4. No conviene hacer cambios de dietas ni de horarios sin consultar con el pediatra.
  5. Tampoco es recomendable recurrir a los remedios naturales (como infusiones) sin el consejo médico.
  6. Lo mejor es calmar su llanto con apapachos y cariño. ¡No te desesperes!
  7. Luz tenue, silencio o música suave lo ayudarán a relajarse. Cuando esté tranquilo, resulta beneficiosa una sesión de masajes en la pancita, con movimientos suaves y en el sentido de las agujas del reloj.

Los cólicos son muy molestos para tu bebé, ayúdalo a aliviarlos y prevenirlos.

¿Tu bebé sufre de cólicos?

Foto: Getty Images

¿Acaba de nacer tu bebé? Esto es lo que debes saber…

¿Papás primerizos? Estas son las molestias típicas de los recién nacidos