Categorías
Padres e Hijos

20 frases típicas de mamá

20 frases típicas de mamá, ¿cuántas de ellas has dicho?

¿Has caído en la cuenta de que, sin querer, repites las mismas frases que tu mamá te decía? A veces, resulta inevitable «seguir ese patrón», pero las circunstancias y el día a día con tu hijo te hace soltar alguno de estos enunciados, ¿te ha pasado?

20 frases típicas de mamá

Mira qué puedes hacer para encontrar un equilibrio en tu vida

Cómo aprender a meditar y sus beneficios

Categorías
Ser Familia

¿Cómo ayudar a quien sufre de dolor crónico?

El 85% de quienes padecen dolor crónico manifiestan tristeza, ansiedad y angustia. Estos síntomas dañan su calidad de vida, su autoestima y sus relaciones familiares. Necesitan de ayuda, empatía, comprensión y mucho amor. Si tu pareja, tu papá, mamá o tu mismo hijo está pasando por una situación así, ayúdalo con estos consejos.

Ayudar a quien sufre de dolor crónico

  1. Sigue fielmente las pautas y consejos del médico.
  2. Pide información a especialistas sobre su dolor, por qué le duele y qué lo mantiene. Sí, vuélvete una experta en el tema.
  3. Ayuda a tu familiar a olvidarse un poco del tema, con paciencia y sin reproches o regaños. Escúchalo, pero evita centrar las conversaciones en el dolor.
  4. Fomenta actividades diarias, sociales y de ocio con tu familiar, aunque le cueste, o se niegue: dile que te acompañe, que necesitas su presencia, que es algo que deseas hacer con él…
  5. Si su médico lo permite, hagan una rutina física juntos: caminar por la tarde, una actividad física de bajo impacto, vayan al parque… es un gran “antídoto” contra el dolor.
  6. Ayúdalo a reducir las emociones negativas (tristeza, ansiedad, rabia, frustración, etc.); le permitirá disminuir su percepción del dolor. Se vale enseñarle a trabajar estas emociones. 
  7. Aprende técnicas de relajación para contrarrestar la tensión que el dolor provoca.
  8. Sí, adapta tu vida: piensa en todo lo que puedes hacer para ser solidario con tu familiar, hacerlo sentir acompañado y amado, que es algo que necesita.
  9. Sí, también necesitarás aprender a identificar su posible manipulación; es importante entenderlo porque el sentirse frustrado e insatisfecho es normal en su condición, pero eso no significa que tú debas «sacrificarte».
  10. Si no puedes tú sola, busca ayuda de expertos, médicos, enfermeros, psicólogos.

Fuente: Área Humana, investigación en psicología.

Te ayudará leer también:

7 remedios contra la tristeza

12 consejos para ser feliz

FOTOS GETTY IMAGES

Categorías
Cine para ti

Sólo tu hijo mayor de 13 años puede ver Hellboy

Aunque Hellboy es también un superhéroe, esta nueva película de acción sólo tu hijo mayor de 13 años puede verla, te decimos por qué.

Quizá a tu hijo le llame la atención la apariencia de este héroe de los cómics creado por Mike Mignola, de hecho el personaje acaba de cumplir 25 años de existencia, pero en esta película, sentimos decirte que no puedes llevar a tu hijo pequeño a verla.

La historia de la película

Hellboy debe salvar al mundo de la destrucción que planea la bruja Nimue, un personaje que por 500 años ha esperado vengarse de la raza humana con el único objetivo de que los seres fantásticos dominen el mundo.

Lo malo

Aunque a tu hijo le llame la atención el personaje rojo y que es un héroe irreverente con armas especiales, sólo es recomendable que lleves a tu hijo mayor de 13 años pues de lo contrario, un niño pequeño podría impresionarse mucho y tener pesadillas o de plano hacer que te salgas de la sala de cine. Hellboy presenta personajes fantásticos pero ahora la estética usada es más grotesca, hay brujas y monstruos, pero incluso a ti te causarán repulsión, evita llevar a tu hijo menor de 13 años. Además, las escenas de acción tienen una violencia explícita y una cantidad de sangre considerable que te hace recordar las cintas de director Quentin Tarantino.

Hellboy y la familia

Dentro de toda la acción, violencia y sangre que esta nueva versión nos presenta, Hellboy habla de la familia en estos aspectos:

* El valor de los padres adoptivos

* Que la paciencia y la comprensión son dos ingredientes importantísimos cuando se tiene un hijo

* Habla de que ser papá es la mejor decisión que se puede tomar en la vida

* Que el saber esperar tiene sus recompensas

Hellboy habla de la diversidad, de aceptar las diferencias y habilidades de las personas y, que las mujeres juegan un papel importante para resolver misiones y que la edad no es tan importante para lograr grandes cosas.

Expone también el aspecto de una crianza firme, ya que Hellboy reclama a su padre y le cuestiona aspectos de su paternidad, entonces, el personaje de Alice se burla diciendo que la crianza firme a veces no trae buenos frutos a la larga.

La escena que nos hizo reír

De las escenas más divertidas es cuando su papá le regala el arma clásica de Hellboy (Samaritana), y el personaje dice, “Bueno, algunos papás regalan Legos”.

¿Quién es Baba Yaga?

Baba Yaga es un personaje popular de origen ruso que posee un encanto tan irresistible que atrae a sus víctimas para comérselas o las ayuda si están perdidas, en la cinta, la bruja ayuda a Hellboy a cambio ¡de sus ojos!

Nuestra frase favorita

“Fui el mejor padre que pude ser para ti, hice lo que creí correcto”.

¿Te llama la atención ver la película de Hellboy?

Nacido para ser Rey le da tips a tu hijo contra el acoso escolar

Foto: cortesía Imagen Films

Categorías
Especiales

¿Disciplinar a tu hijo desde los 7 meses de nacido? Sí, te decimos cómo lograrlo

Entre que no quiere comer, tender su cama, levantar sus juguetes, apagar la pantalla, dejar el celular, ponerse los zapatos, vestirse, dejar de correr por la casa… Toda una batalla diaria ocurre cuando de disciplinar a tu hijo se trata. ¿Qué hacer?

Probablemente este recurso que estamos por compartirte te sea de mucha utilidad en el tema de disciplinar a tu hijo.

LA CLAVE ES ESTABLECER RUTINAS

Las rutinas ayudan a los niños a saber de llevar un orden y ser ordenado, cumplir reglas y tener límites; le dan estructura. Por ello, si desde bebé lo acostumbras a las rutinas, cuando niño no te costará trabajo que te haga caso cuando le pidas que mantenga sus juguetes en una caja o que se lave los dientes o que cuando es tiempo de comer no se juega o que hay un límite para usar la tablet.

Aunque, esto no significa que si tienes un hijo mayorcito las rutinas no te sirvan, solo que quizá necesites más paciencia con él.

Las rutinas lo disciplinan desde bebé

Todavía hasta su sexto mes de vida es necesario que te doblegues cada vez que tu bebé quiera dormir o comer. A partir del séptimo mes podrás empezar a atenderlo siguiendo un orden (a: cuando despierte, darle de comer; luego, cambiarle el pañal; después jugar con él y por último, acostarlo para que se vuelva a dormir. Y lo mismo cada día, introduciendo de manera gradual actividades como el baño, el paseo en carriola, etcétera.

¿Cómo trabajarlas?

  1. Las actividades más importantes a incluir en las primeras rutinas son: desayuno, comida y cena; refrigerios, sueño nocturno y, al menos, una siesta. Si logras que tu
    hijo esté satisfecho en todo esto, será más fácil que se adapte luego a un determinado orden.
  2. Establece las rutinas en las horas que requieren una mayor organización, como la mañana, antes del trabajoguardería y la tarde-noche, previo a la hora de dormir. Esto redundará en menos batallas con el pequeño.
  3. Si tienes algún niño mayorcito (de cinco años en adelante), involúcralo en la planeación de las rutinas.
  4. Elabora carteles que ilustren lo más simple posible la secuencia de las actividades a realizar por tu pequeño (y por ustedes los padres, de preferencia). Esto será un
    recordatorio y motivador permanente para todos.
  5. Incluye en la rutina algo de tiempo libre para tu niño, con el propósito de que también dé rienda suelta a su espontaneidad y aprenda a entretenerse por sí mismo.
  6. Coloca recordatorios para el peque (por ejemplo, en las puertas de su cuarto) de lo que tiene que hacer en determinado periodo de tiempo. También puedes hacer
    sonar el reloj despertador para indicar que el tiempo de cierta actividad, como el juego, se ha agotado.
  7. Ya que tu niño esté bien adentrado en la rutina, prémialo cada vez que haga algo sin ayuda ni recordatorio; por ejemplo, cuando guarde un juguete después de usarlo.
  8. Recuerda, un niño necesita tomarse su tiempo para asimilar todas las nuevas cosas que lo rodean, no puede responder con la rapidez que tú quisieras ya que su
    aprendizaje es gradual, sé paciente con él.

Por Felipe Salinas