Categorías
Padres e Hijos Ser Familia

Consejos para padrastros y madrastras

Consejos para padrastros y madrastras

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

Ya sea por la unión de dos familias o por casarse con una persona que ya tenía hijos, convertirse en padrastro o madrastra puede ser una experiencia satisfactoria y gratificante pero también un proceso complicado y complejo.

Mira cómo entablar una conversación con tu hijo…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Consejos para padrastros y madrastras

Los miembros de una nueva familia pueden llevarse de maravilla. En otros casos pueden surgir obstáculos en el camino.

Aprender a ser padrastro y madrastra es un proceso en el que se buscará encontrar un nuevo rol dentro de una nueva familia.

Para los niños, relacionarse con los nuevos padres que no son los biológicos es un proceso complicado en muchos casos. Es por eso que los padrastros y madrastras pueden generar conflictos entre la familia de la nueva pareja, el ex cónyuge de la pareja y los hijos de estos últimos.

Esto puede ayudarte…

12 consejos para evitar la ansiedad

No hay una fórmula

Se sabe que no hay una fórmula infalible para crear a la familia ideal pero sí se sabe que afrontar esta situación con paciencia y tratando de comprender los sentimientos de las personas implicadas facilitará las cosas para que todos se adapten a su nuevo rol.

  1. Lo primero y más esencial es llevar y tomarse las cosas con calma. Empieza despacio y trata de no precipitar las cosas. Deja que todo se desarrollen con naturalidad. En el caso de los niños, estos se dan cuenta fácilmente cuando los adultos fingen o no son sinceros.
  2. El tiempo marcará las pautas para desarrollar relaciones más estrechas con los hijastros, que no es necesario que se parezcan a las que ellos tienen con sus padres biológicos.
  3. En el caso de que los niños o adolescentes estén pasando por el difícil proceso por el fallecimiento de uno de sus progenitores, el divorcio o separación de sus padres, pueden necesitar más tiempo para sobreponerse y aceptar la llegada de un nuevo padre o una nueva madre.
  4. Cuanto más pequeños sean los niños más fácil será manejar la situación. Aunque cabe mencionar que  con el paso de los años pueden presentar comportamientos disruptivos o actitudes desafiantes.
  5. Hablar abiertamente con los hijos o hijastros, cada cual en su caso, es importante para que acepten de buena manera los cambios y prevenir problemas en un futuro cercano.
  6. Llevar una relación sana con la ex pareja de su nuevo cónyuge es un factor crítico. La comunicación abierta y la disminución entre los ex puede cambiar muchas situaciones en la facilidad que los hijos acepten a los padrastros y/o madrastras.

Ayuda a los niños

  • Para los niños es más fácil readaptarse a una nueva forma de vida si los adultos no hacen comentarios negativos delante de ellos sobre sus respectivos ex. 
  • Es importante poner por delante las necesidades de los niños, si ellos quieren pasar más tiempo con su padre o madre biológicos, lo deberían hacer. Por lo tanto a veces «desaparecer del radar» puede ayudar a allanar el camino hacia una mejor relación con los hijastros. 
  • Independientemente de cómo se haya formado la nueva familia, lo más seguro es que en el recorrido surjan diversos obstáculos.

Aunque las cosas no hayan empezado de la mejor forma, con el tiempo mejorarán en la medida que los padrastros y madrastras y su nueva familia se vayan conociendo mejor.

¿Vives un caso parecido?

Foto: Getty Images

Esto puede ayudarte…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

 

Categorías
Ser Pareja

¿Son papás separados? Claves para resolver los conflictos de cómo educar a su hijo

Aunque ya no estén juntos, su hijo los une en un equipo de trabajo. Por ello, necesitan llevar a cabo su trabajo en armonía; haciendo equipo en pro de su hijo. Les compartimos algunas claves que los ayudarán a resolver los conflictos de cómo educar a su hijo.

Ser papás ahora que ya no son pareja

Dejar de actuar en pareja es complicado porque después de un tiempo ya se han acostumbrado al otro. Ahora les toca entender que el otro es solo parte de un equipo de trabajo. En este proceso, la introspección ayuda mucho, darse el tiempo de vivir el duelo de la relación también; por ello, necesitan ser pacientes con ustedes mismos, así como muy conscientes de sus acciones y pensamientos porque pueden caer en sentirse con el derecho de pedir del otro algo que ya no es su obligación.

Estos tips pueden ayudarlos:

• El límite de sus peticiones aparece cuando al niño no le afectan, sino a ustedes mismos. Si alguno le presenta al pequeño cinco parejas en dos meses, hay un límite que poner y un tema que hablar; de lo contrario, cabe preguntarse si pudiera ser una intención escondida de poner trabas a la nueva relación del ex.

• Si alguno o ambos se dan cuenta de que no están teniendo la capacidad para negociar, acordar, reflexionar, seguir su vida, pidan ayuda a un profesional para que reciban orientación en esta crisis; este proceso terapéutico será individual. Es necesario que sean sinceros consigo mismos, porque conformar esteequipo de trabajo en pro del bienestar del niño amerita que cada uno tenga al cien toda tu capacacidad de decisión, asertividad, empatía y conciencia para que sea un buen elemento.

• Es válido decir “mejor ya no nos veamos” o tomarse un tiempo y espacio para asimilar que el otro ya no es la pareja. Aunque una cosa es no quererlo ver y otra es cortar la comunicacion, esto no es posible porque siempre habrá muchos acuerdos por hacer.

• Como en cualquier equipo, necesitan mantener una comunicación profunda, dentro de la cual lo más importante es no temer al conflicto. La comunicación no es informar, implica intercambio de opiniones, criterios, expectativas… por lo mismo, requiere de empatía, respeto, tolerancia, negociación.

Esto puede ser angustiante para ambos porque justamente su carencia pudo detonar la separación, además, ustedes vienen del conflicto y es algo que ya no desean más. Sin embargo, es parte natural de la interacción humana; lo seguirán viviendo, por lo que deben aprender a resolverlo: negociar para llegar a acuerdos, así como ceder para acordar.

Es contradictorio, pero lograrlo los ayudará a sacar adelante este proyecto llamado hijo. Les decimos las claves para saber resolver los conflictos:

1.Ejercita la capacidad de transmisión.

Muchas veces pedimos las cosas de formas inadecuadas, sin darnos cuenta de que nuestra entonación, mirada o postura transmiten un mensaje alterno al de las palabras; incluso el momento en que nos expresamos influye en lo que el otro interpreta.

Por eso, en la comunicación importa mucho que nos detengamos a pensar cómo y cuándo decimos las cosas; no es lo mismo “¡necesito que me traigas al niño ahora mismo!” que “te pido por favor que lleguen a las cinco para que el niño y yo podamos prepararnos para la escuela de mañana”.

2. Saber ceder.

En los acuerdos no se puede ganar todo, tampoco se debe perder todo; uno tiene que negociar bajo la idea de que no se va a ir con todo lo que esperaba, tampoco sin nada; se gana y se pierde. Cuando emprendemos una lucha de poder, lo que ocurre es que quien quiere ganar todo, ya la tiene perdido por adelantado.

Su hijo es la misión más trascendente que emprendieron juntos y que continuará durante toda la vida de ustedes y la de su pequeño; ambos serán siempre sus papás y él su hijo, esto nada lo puede deshacer. 

Asesoría: Florencia Bevilacqua, psicoterapeuta

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer: 

Así afecta a los niños un divorcio violento de sus padres