Categorías
Así Crece

Guía de cuatro pasos para elegir el pañal perfecto

Los bebés son algo muy especial. Por eso queremos tenga todo lo que necesita para estar protegido. Asegúrate que su pañal cumpla con estos aspectos básicos.

Es normal tener dudas respecto al pañal que elegimos para nuestro bebé, y más aún cuando somos padres primerizos, incluso, cuando llevamos varios meses cuidándolo, las dudas siempre están presentes.

Porque debes saber que aunque pareciera que todos son iguales, ¡en realidad no lo son! Así que si quieres sentirte tranquila y procurar al máximo el bienestar de tu bebito, sigue esta guía rápida sobre los aspectos que debes tomar en cuenta para elegir el pañal perfecto:

1. Seguridad antiescurrimiento

Qué emocionante es cuando nuestro peque comienza a gatear, a dar sus primeros pasos y crecer. Para éstos momentos importantes de su vida es primordial que su pañal le proporcione la seguridad que necesita para explorar el mundo. Fíjate que sea absorbente y con eso evite accidentes por escurrimientos y malos olores. 

 

2. Suavidad para su delicada piel

No hay mamá a la que no le preocupen las rozaduras de la delicada piel de su bebé, por eso es sumamente importante que busques un pañal que tenga una cubierta extra suave, con tecnología extra soft que reduzca la fricción entre el pañal y su piel para protegerla todo el tiempo. 

 

3. Un pañal que sea tu aliado en el cuidado de tu bebé

No, no todos los pañales son iguales. Busca aquellos que estén dermatológicamente probados y que tengan extractos naturales que te ayuden a cuidar a tu bebé. Son dos básicos que debes checar siempre y si nos preguntas qué extracto debe contener, podemos decirte que la caléndula es perfecta porque posee propiedades antiinflamatorias y antisépticas, además de ser un humectante natural que contribuye a la regeneración de la piel.

 

4. Un pañal que te ayude al desarrollo de tu bebé

Desde que nace hasta que gatea y comienza a caminar, la piel de tu bebé es muy delicada, cuídala con el mejor pañal en cada etapa. Te recomendamos bbtips, un pañal que brinda sequedad, suavidad y está dermatológicamente probado para que en cada etapa de su desarrollo esté siempre protegido y tú tranquila.

Guía para elegir el pañal perfecto
Foto: bbtips

 

Visita la página oficial de bbtips para descubrir más consejos para disfrutar esta linda etapa de ser mamá y conocer dónde puedes encontrarlos.

 

Categorías
Ser Bebé

5 tips para aliviar las rozaduras

5 tips para aliviar las rozaduras

Prácticamente todos los bebés padecen este problema, pero por fortuna es muy fácil de aliviar.

Evita que tu bebé padezca esto…

¿Cómo limpiar a tu bebé para prevenir la dermatitis de pañal?

5 tips para aliviar las rozaduras

1. Recuesta a tu bebé sobre una superficie limpia, cubierta con un lienzo de algodón. Abre el pañal, pero no lo retires por completo. Toma las piernitas del nene con una sola mano y súbelas un poco (sin forzar). Con una toallita húmeda que no contenga alcohol ni fragancia, elimina los restos de pipí o popó.También puedes emplear una gasa mojada en agua templada (no caliente). Deslízala suavemente de arriba hacia abajo, sin frotar la rozadura. Coloca las toallitas o gasas sucias en el pañal y dóblalo sobre sí mismo hasta quedar como un paquetito.
2. Seca la zona con un paño de algodón o con una toalla suave, dando palmaditas.Así evitarás que la piel se agriete más. Seca bien, sobre todo los pliegues en donde se acumula la humedad.
3. Deja expuesta al aire libre la zona afectada, aproximadamente un minuto para que seque bien.Coloca una toallita sobre los genitales del bebé para evitar un accidente (con el frío pueden darle ganas de orinar).
4. Extiende una capa gruesa de pomada o crema especial para aliviar irritaciones.
No frotes porque empeorarás más la lesión. Aplícala con golpecitos por toda el área afectada, evita que entre a los genitales.
5. Pon el pañal limpio bajo sus pompis. Hazlo con mucho cuidado para evitar rozar las lesiones. Si a tu bebé le molesta la rozadura al levantarle las piernitas, mejor gíralo hacia un lado, coloca el pañal y vuelve a acostarlo.

Prácticamente todos los bebés padecen este problema, pero por fortuna es muy fácil de aliviar.

¿Tu bebé se ha rozado?

Foto: Getty Images

Mira estos tips…

Cómo cuidar la piel de tu bebé

Categorías
Ser Bebé

¿Cómo organizarse con gemelos?

¿Cómo organizarse con gemelos?

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

Tener a dos bebés a la vez es una doble fuente de alegría, pero también de trabajo. Aquí te decimos cómo organizar tus actividades para que no termines agotada.

Cuando se tienen gemelos, las necesidades del recién nacido, que no son pocas, se multiplican al doble: dos tomas de leche, dos baños, dos mudas, dos bebés llorando al mismo tiempo… Los papás que ya han pasado por esta experiencia nos comparten algunos trucos.

¿Cómo organizarse con gemelos?

1. Sincroniza horarios: los especialistas recomiendan sincronizar a los gemelos en todos los ámbitos posibles y esto ha sido la clave para organizar nuestra vida familiar. Al mes, cuando los dos ya comían bien, fuimos aproximando sus horarios hasta lograr que tomaran el pecho juntos, luego empezamos a introducirles los sólidos a la vez y más adelante hicimos lo mismo con las comidas, juegos, baños… Procuramos que sigan la misma rutina y hemos tenido suerte porque a ellos no les molesta.

Saúl, papá de gemelos de 3 años y una niña de 5

2. No son clones: si un bebé es mucho más nervioso que el otro, no te empeñes en que se duerman al mismo tiempo. Yo lo hice y luego me costó mucho trabajo regular el sueño de la niña. El pediatra me explicó que cada bebé tiene su propio reloj biológico y aunque para nosotros sea útil que hagan las cosas a la vez, no siempre se puede y no hay que forzarlos. Hay que tener paciencia. Si respetamos sus necesidades, a la larga todo va mejor.

 

Mira cómo cuidar la cabecita de tu bebé

4 tips para cuidar la cabecita del bebé

Sofía, mamá de una niña y un niño de 4 años

3. Hay que apuntarlo todo: con tanto ajetreo en casa y el cansancio acumulado, resulta muy difícil recordar lo que has hecho con cada bebé. Para no pasar nada por alto, llevo una agenda con los gustos y costumbres de cada niño. El muy útil para informar al pediatra sobre su comportamiento.

María, mamá de mellizos por partida doble, de 5 y 1 año

4. Crear un entorno seguro: en el lugar donde pases más tiempo durante el día, crea un espacio donde puedas dejar a uno de ellos sin preocuparte mientras te dedicas al otro. Puede ser una cunita o un corral con juguetes (lo que importa es que sea seguro).

Susana, mamá de un niño y una niña de año y medio

5. Baño de uno en uno: ten a la mano todo lo que crees que puedas necesitar para no perder de vista en ningún momento a ninguno de los niños cuando estén en el cambiador o en la bañera.

Gerardo, papá de dos hermosas nenas de dos años

Tener gemelos es una de las experiencias más increíbles que la vida te regala.

¿Tienes o tendrás gemelos?

Foto: Getty Images

Mira estos tips para papás primerizos…

¿Papás primerizos? Estas son las molestias típicas de los recién nacidos

Tu vida sexual podría cambiar con la llegada de tu bebé…

¿La vida sexual cambia después de tener hijos?

 

 

Categorías
Padres e Hijos

10 reglas de oro para jugar con tu hijo

10 reglas de oro para jugar con tu hijo

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

Descubre la importancia del juego para el buen desarrollo de tu bebé.

El juego es la actividad primordial en la vida de tu hijo, pues no juega solo para divertirse, sino también para aprender. Además, muchos médicos lo consideran como termómetro de la salud: un niño que juega está sano física, mental y emocionalmente. A través del juego, los chicos aprenden a relacionarse con el mundo, desarrollan su imaginación, imitan a otros niños y a sus papás. También ponen en marcha muchos factores como el lenguaje, desarrollo mental, movimiento, capacidad social, etc.

Mira cómo conectarte con tu bebé in útero

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

10 reglas de oro para jugar con tu hijo

  1. Conéctate con tu pequeño a través de la mirada y las caricias.
  2. Revisa si está en el momento adecuado para jugar, primero debe haber comido, dormido bien y, si es el caso, tener limpio su pañal.
  3. Busca un área iluminada y en la que ambos se sientan cómodos.
  4. Apaga los aparatos que pueda robar tu atención. Recuerda que toda tu atención debe estar enfocada en tu hijo y la hora del juego.
  5. Pon música tranquila o alegre que los haga bailar.
  6. Usen ropa cómoda para jugar en el piso.
  7. Conviértete otra vez en niña y echa a volar tu imaginación.
  8. Busca sacarle una carcajada a tu hijo; lo guardará en su memoria como una gran experiencia compartida.
  9. Tomen turnos, pues esto le enseña a respetar a los demás.
  10. Procura el factor sorpresa y estimular su lenguaje.

Jugar con tu hijo te da la oportunidad de conocer cómo y qué piensa, escúchalo con atención.

¿Cuál es el juego favorito de tu hijo?

Foto: Getty Images

Mira cómo ayudar a tu hijo a usar su imaginación

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

Categorías
Salud

¿Cómo limpiar a tu bebé para prevenir la dermatitis de pañal?

Para prevenir este malestar a tu bebé, lo primero es saber qué pasa debajo del pañal que causa la llamada dermatitis del pañal, es decir, la irritación en sus pompitas. 

El solo contacto con el agua tiene un efecto de hiperhidratación que trastorna la barrera de protección de la piel y altera su función. Además, la orina tiene amoniaco, que es muy irritante y se forma por la acción de enzimas presentes en las heces. Estas enzimas se activan en un medio ácido, como es la orina. O sea, heces y orina se ayudan mutuamente.

Además, si cubres la zona con un pañal que, por muy suave y absorbente que sea, debilita la piel por el roce…, ¡pobres nalguitas! Con un pañal hermético no es tu bebé el que permanece seco, es el colchón.

¿Cuáles son las dermatitis más comunes?

Son dos. Una es el llamado eritema del pañal: la piel se irrita por la acción de la orina, poniéndose roja y arrugada en todas las zonas que están en contacto con el pañal, mientras que los pliegues quedan normales (si se miran las nalgas de frente, se ve una uve doble roja). Desaparece en cuatro o cinco días con los cuidados apropiados.

Entonces, ¿qué puedes hacer para prevenir la dermatitis de pañal?

Antes de empezar, hay que lavarse las manos . Si no estamos en casa, al menos debemos frotárnoslas bien con una toallita húmeda. En cada cambio de pañal debes que proceder así:

  • Retirar las heces, si las hay, con una toallita o con el propio pañal.
  • Pasar la esponja o la toallita por el abdomen y los muslos, prestando especial atención a los pliegues.
  • A continuación, limpiar los genitales, siempre de delante hacia atrás.
  • Secar la zona con una toalla suave; no hay que restregar, sino dar leves toquecitos. Para secar las nalgas no es necesario dar la vuelta al bebé, podemos levantarlas sujetándolo por los tobillos.
  • Dejarlo retozar unos minutos con las nalguitas al aire.
  • Aplicar una crema hidratante en toda la zona, sin olvidar los pliegues.
  • Colocar el nuevo pañal.

¿Puedes utilizar toallitas o esponja, indistintamente?

Sí, ambas opciones valen. La segunda es más económica, aunque también más incómoda porque requiere preparar y tener a la mano un recipiente con agua y jabón. Además, la esponja se debe mantener muy limpia y cambiarla al menos una vez al mes. En cuanto a las toallitas jabonosas, son higiénicas y muy prácticas, especialmente útiles para limpiar al bebé fuera de casa. El único inconveniente es que, pese a que cada vez son mejor toleradas (son hipoalergénicas), si el niño tiene una piel sensible o atópica, los excipientes de algunas marcas pueden irritar su piel.

¿Qué hay que cuidar en los niños varones?

No se sabe bien por qué, pero los bebés varones acostumbran lanzar su chorrito de pipí al quitarles el pañal, con lo cual la orina se esparce por todas partes. Por eso, hay que limpiar bien la pancita y después continuar hacia las nalgas. Salvo que el pediatra indique lo contrario, los padres no deben intentar retraerle el prepucio durante el aseo.

¿Y en las niñas?

En ellas se debe procurar que los gérmenes que las heces dejan en el ano no tengan contacto con la vulva y la vagina. Por eso, hay que empezar el aseo por el pubis, sin frotar, y seguir hasta las nalgas y los muslos (y nunca al revés). Al ponerle la crema, es más importante cubrir bien toda la zona que preocuparse por si entra un poquito en la vagina.

¿Cada cuánto debemos cambiarlo?

No hay una regla fija. En las primeras semanas el bebé puede utilizar hasta diez o doce pañales por día. Por supuesto, cada vez que esté mojado o haya defecado, hay que lavarle y ponerle un pañal limpio. Como norma general, conviene hacerlo antes de acostarlo por la noche y cuando se despierte por la mañana.

En lo demás hay que tener en cuenta las costumbres del bebé: es mejor cambiarlo después de comer, porque suelen orinar o defecar tras la toma; pero si nuestro pequeño es de los que se queda dormido tomando el pecho o el biberón, entonces será mejor cambiarlo antes. Durante la noche es importante no perturbar su sueño; lo cambiarás sólo si es preciso: si ha hecho popó o está muy mojado.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Alivia la dermatitis del pañal

Categorías
Ser Bebé

Cómo cuido el ombligo de mi recién nacido

Cómo cuido el ombligo de mi recién nacido

Los primeros días de nacido el pediatra te indicará los mejores cuidados, pero casi siempre, se recomienda aplicar merthiolate blanco que ayuda a que el área seque más rápido después del baño y siga cicatrizando. No le arde, no te preocupes; el cordón no tiene terminaciones nerviosas.

Cómo cuido el ombligo de mi recién nacido

  1. Evita seguir recomendaciones caseras porque podrían causarle una infección a tu bebé.
  2. No le pongas nada encima del ombligo de tu bebé, colocarle algún objeto podría favorecer la humedad causando alguna infección.
  3. No le aprietes el abdomen con fajas, podría darle cólico y reflujo.
  4. Si evitas que se cierre el orificio umbilical puede ocasionar a la larga una hernia.
  5. Trata de que su ombligo no se jale con la ropa.
  6. No dejes que el ombligo quede debajo del pañal porque puede infectarse con pipí o popó. Dobla el pañal para que quede por abajo de la cicatriz umbilical.
  7. Si el ombligo de tu bebé no se cae de forma natural en los primeros 15 días después de nacer, acude al pediatra para que lo revise.
  8. Lava de formasuave con agua y jabón neutro durante el baño.
  9. Seca muy bien el ombligo para evitar la humedad y cualquier riesgo de infección, lo que debes favorecer en realidad es que el cordón quede bien seco después del baño; puedes usar una toalla o gasa.

Si notas algún tipo de secreción o mal olor del ombligo de tu bebé, corre de inmediato al médico, podría tener una infección, esto es una señal de alarma.

Experta: Dra. Geraldine Loredo Fuentes, Médico general, doula y educadora perinatal y de lactancia maternal.

Foto: Getty Images

¿A los cuántos días se le cayó el ombligo a tu bebé?

¿Tu bebé tiene cólicos?

6 tips para calmar los cólicos del bebé

Categorías
Ser Bebé

Cómo cuidar la piel de tu bebé

Si vas de vacaciones o simplemente paseas cerca de tu hogar,
te decimos cómo cuidar la piel de tu bebé.

La piel ayuda a regular la temperatura del cuerpo, mira cómo cuidar la piel de tu bebé y protegerla de las altas temperaturas.

Con los cuidados adecuados, protege la piel de tu bebé contra…

Infecciones

Rayos UV

El clima 

Rozaduras

Resequedad

 Cómo cuidar la piel de tu bebé

Bañalo

Evita bañar a tu bebé con agua caliente y dejar que pase mucho tiempo en el agua. Prefiere el agua tibia que ayuda a activar la circulación de la sangre.

Usa jabón hipoalergénico

Busca que el jabón que uses para bañar a tu bebe tenga algún ingrediente natural como manzanilla para mantener su piel suave.

Humecta su piel

Después de bañar a tu bebé protege su piel con crema para humectarla. Si notas que durante el día se le ve reseca la piel, úntale un poco de crema para humectar la zona.

Elige el pañal ideal

Para evitar que su piel se irrite más con el calor, el pañal de tu bebé debe ser el ideal para él tomando en cuenta su peso, de lo contrario se rozará. 

Limpia manchas

Si tu bebé se mancha de comida o polvo no dejes que se quede con la cara sucia por uno minutos, trata de asearlo de inmediato para evitar afectaciones en su piel.

Ropa ligera de algodón

Viste a tu bebé solo con ropa de algodón, evita cualquier tejido sintético porque podría generarle alguna irritación o darle más calor.

Manga larga

Aunque haga calor prefiere ropa de manga larga pero de algodón, así evitarás que se puedan quemar sus bracitos si están expuestos a los rayos solares.

Colores claros

Trata de ponerle a tu bebé ropa en colores claros para que no absorban tanto el calor y lo mantengan fresco.

Cubre su cabeza

Cada que salgan de casa, por más rápido que sea el paseo, cubre su cabeza con un sombrero o gorra.

Ponle protector solar

Cada que salgan, ponle a tu bebé protector solar de FPS mayor de 50 y cada tres horas, replica el producto.

Baños de sol

Para darle baños de sol a tu bebé, hazlo después de las 5 de la tarde, cuando el sol ha bajado un poco, recuerda no ponerlo a los rayos de sol directo, siempre a través de una ventana

Los cuidados de mamá son perfectos para tu bebé, sigue estos consejos para que tu bebé esté sano y feliz.

¿Tu bebé se ha rozado?

Así debe ser el pañal perfecto para tu bebé

Categorías
Ser Mamá

Mitos de la lactancia

¿Acaba de nacer tu bebé? Seguro tienes muchas preguntas y dudas, aquí resolvemos los mitos de la lactancia más comunes.

A veces lo que te dicen amigas, familiares y conocidas te confunde y te hace dudar, estos son los mitos de la lactancia más comunes.

Amamantar es doloroso

Si tu bebé esta en una posición correcta con tu pezón y areola, no debes sentir dolor. La boca de tu bebé debe estar bien abierta y sus labios cubriendo todo el pezón, la mayor parte de la areola debe quedar dentro de su boca, si tu bebé succiona sólo del pezón, te provocará dolor.

No puedo embarazarme y amamantar

No existe explicación médica que diga lo contrario, puedes amamantar a tu bebé mientras estás embarazada, sólo debes encontrar una posición cómoda. De cualquier manera, consulta a tu ginecólogo.

Debo tener un horario para alimentar a mi bebé

Tratar de tener un horario fijo a la lactancia es uno de los errores más grandes. Tu recién nacido debe alimentarse mínimo ocho veces al día, no trates de poner horarios, tu bebé debe tomar leche a libre demanda sino, interfieres con el ritmo natural de bajada de la leche.

Puedo cambiar de seno sin que lo haya vaciado

La recomendación es que le des un solo seno hasta que lo desocupe, y luego pasarlo al otro. En promedio un recién nacido queda bien alimentado en 40 minutos.

Comer mucho mejora la calidad de la leche

No necesitas comer en exceso, tu alimentación debe ser balanceada. Lo recomendable es tomar más líquidos.

Durante la lactancia, ¿puedo tomar café?

Evita el café y las bebidas de cola pues la cafeína puede producir trastornos del sueño y nerviosismo en tu bebé.

Los cítricos cortan la producción de la leche

Esto es falso, su aporte de vitamina C y ácido fólico, son ideales durante el embarazo y la lactancia.

Dar pecho ayuda a bajar rápido de peso

Esto es real, aunque no esperes un resultado inmediato. Esto se empieza a notar en tres meses más o menos. ¿A qué se debe? A que la grasa que se acumula en el embarazo, puede servir para darte la energía que necesitas para amamantar.

Si mi bebé tiene una mala posición, ¿puedo sufrir grietas en los pezones?

Es cierto, si tu bebé está en una mala posición al comer y te agarra mal del pezón y la areola al lactar, puede lastimar tus senos.
TIP: después de cada toma, humedece tus pezones con leche o aplica una crema rica en vitaminas que sea especial para lactar.

Si tuve una cesárea debo poner rápido el bebé al pecho, de lo contrario no tendré leche

Tras una cesárea se podría retrasar la producción de la leche. ¿Por qué? Porque la oxitocina, hormona encargada de producir las contracciones en el parto, cumple con dos funciones que sirven para la lactancia:

* Indica a la prolactina que empiece a producir leche materna

* Estimula los conductos y bombea la leche

No te preocupes, si tuviste cesáarea, la bajada de la leche se retrasará, por eso, colocas el bebé al seno lo más pronto posible para estimular la producción de oxitocina y prolactina.

Si tengo pezón plano o invertido tendré problemas al lactar

Es cierto que para tu bebé es más fácil alimentarse de un seno con un pezón prominente, pero si tienes una técnica de lactancia adecuada (el bebé no sólo se prensa de tu pezón, sino de toda la areola). Date masajes para ayudarte a crear el pezón o usa pezonera de plástico en lo que se te forma el pezón para que tu bebé no te lastime.

Si tengo senos pequeños no produciré tanta leche

Esto es falso, el tamaño de los senos no indica la cantidad de leche que producen. El tamaño sólo determina la cantidad de tejido graso que tienen, no por la leche que producen. No te preocupes, el tamaño de tus senos producirá suficiente leche para tu bebé.

Lo mejor para una lactancia feliz es relajarte y disfrutar el momento con tu hijo, no te preocupes, lo estás haciendo bien, confía en ti.

¿Has escuchado algún otro mito de la lactancia materna?

4 consejos para una lactancia ideal