Categorías
Ser Bebé

¿Por qué los bebés patean dentro de la panza de mamá?

De acuerdo con una nueva investigación los bebés patean dentro de las pancitas de sus mamás como una manera de «mapear» su cuerpo.

Este descubrimiento resulta muy relevante en términos de los avances que se pueden lograr en el tratamiento de bebés prematuros.

Los investigadores encargados del estudio midieron las ondas cerebrales que producen los bebés cuando se mueven durante el sueño REM, durante el tercer trimestre de su gestación.

PEXELS

El detalle que más llamó la atención de las mediciones fue el patrón de ondas más rápidas -común en nonatos– que se encendió en el hemisferio correspondiente. De tal manera que cuando el bebé mueve la mano derecha, la parte izquierda del cerebro que procesa ese tacto se activaba. Cabe señalar que las ondas rápidas desaparecen cuando el pequeño cumple sus primeras semanas.

Los más beneficiados con los resultados de este estudio son los niños prematuros, pues contribuirán al entendimiento de la manera en la que los pequeños desarrollan el aspecto sensorial y el concepto de sus cuerpos,

«Creemos que esto puede tener implicancias en el desarrollo de un ambiente óptimo para los infantes prematuros mientras están en el hospital, para que reciban información sensorial adecuada. Por ejemplo, ya es rutina que los niños sean ubicados en una especie de ‘nido’, para que se sientan adentro del útero cuando sus miembros se mueven», comentó Kimberley Whitehead, una de las autoras del estudio realizado en la Universidad de Londres, Inglaterra.

 

Categorías
Ser Mamá

¿Por qué la barriga de las embarazadas se endurece?

Las embarazadas reconocen el temor que puede causar que durante el embarazo su barriga se ponga dura o tengan contracciones, incluso en las primeras semanas. Sin embargo, a pesar de lo que parece, es más normal de lo que puedes llegar a pensar.

Su significado depende del momento de la gestación en la que se presentan, en la primera mitad hay tensión en bajo vientre o incluso se nota un bulto en el abdomen; esto se debe a que el útero comienza a expandirse para albergar al bebé. Las pequeñas contracciones también son normales, siempre y cuando no haya dolor intenso o pérdida de sangre, de ser así hay que acudir de inmediato al médico.

Pixabay

Durante la segunda mitad, las contracciones se presentan con mayor frecuencia, pues el útero sigue aumentando de tamaño. Hay mujeres para quienes pasan desapercibidas, otras experimentan molestias, mismas que incrementan con el movimiento del bebé.

En ocasiones se puede presentar endurecimiento de la barriga, dolor en la ingle o la entrepierna, pues los ligamentos de la zona también sufren importantes cambios.

No dudes en acudir a tu médico si las contracciones son muy frecuentes (que se repitan varias veces en poco tiempo), que sean muy dolorosas, intensas o duren mucho tiempo, se presentan acompañadas de sangre, mucosa o líquido amniótico.