Categorías
Padres e Hijos

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Antes de que pierdas el control con tu hijo, cierra los ojos y respira. Te damos 5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia.

Hay veces en que tu hijo saca las peores emociones que hay dentro de ti, calma, recita en tu cabeza una y otra vez: paciencia, paciencia y más paciencia.

Gritar o dejar que tu enojo se desborde en tu hijo sólo te traerá tres problemas más:

* Te sentirás agotada

* Tu mente estará aturdida

* Tendrás la culpa de tratar mal a tu hijo

¿Cómo no gritar?

Sobre todo, no pierdas la paciencia y no olvides que tu actitud y las relaciones familiares dentro de tu hogar son un ejemplo para tu hijo.

Si sientes que vas a perder la cordura cuando tu hijo hace alguna travesura…

Sigue estas recomendaciones

1) Actúa, sin gritar. Si tu hijo hace algo que te molesta mucho, detén la acción despacio y sin arrebatos.

2) Cálmate. Si estás muy alterada, lo mejor es que dejes a tu hijo en un lugar seguro hasta que te tranquilices.

3) Desahógate. Respira hondo y suelta el aire con suavidad (exhala e inhala tanto como lo necesites).

4) Toma el control. Una vez que tú estés tranquila, podrás arreglar la situación.

5) Habla con tu hijo. Está bien dejarle ver a tu hijo que su acción te molestó, te hizo enojar, te hizo sentir triste o incluso llorar, él aprenderá a que mamá puede enojarse, y mucho, pero no muestres  descontrol frente a él.

Ten en mente que por más mal que haya hecho tu hijo no puedes darte el lujo de estallar. Los arrebatos no educan, al contrario, te alejan de tu hijo. No es bueno que te dejes llevar por el enojo, pero sí debes mostrar tu desagrado y poner límites claros.

¿Tu hijo ha agotado tu paciencia? ¿Qué haces para calmarte? ¿Le has dado un golpe?

Categorías
Ser Familia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

A continuación diversas formas de evitar peleas entre hijos competitivos.

Estos consejos pueden ayudarte a que tus hijos sean más resilientes emocionalmente. La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

¿Tus hijos hacen berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Ten en mente esto y llévalo a la práctica…

Somos únicos

Recuerda que todos tenemos el mismo valor todo el tiempo. No hay nada que tus hijos puedan hacer para lograr o ganar más valor ni perderlo. El valor humano es inmutable y cada persona es un alma humana única e irremplazable que tiene valor y estima infinitos.

Celebra sus esfuerzos

Por lo tanto, cuando tu hijo regrese a casa con una mala calificación, celebra sus esfuerzos, pero recuérdale que como persona sigue teniendo el mismo valor que su hermano que sacó buenas notas en su examen de matemáticas, y que lo intentó con todas sus fuerzas e hizo todo lo posible.

Dales seguridad

Cuando realmente mostramos a los niños que celebramos sus esfuerzos, no solo sus logros, entienden que su valor no está ligado a la apariencia, el desempeño o la propiedad, y por ende se sentirán más seguros de sí mismos.

Fortalece su autoestima

Para que esto realmente funcione y mejore su autoestima, tiene que ser algo de lo que se habla a diario, que no importa lo que haga, todavía tiene el mismo valor intrínseco que todos los demás. Puede que no obtenga las recompensas que reciben aquellos que trabajan más duro, lo cual es una lección importante, pero su valor como alma humana no cambia.

Cierra los ojos y ten paciencia, mira cómo…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Celebran victorias y pérdidas

Enseña a tus hijos a celebrar sus victorias y sus pérdidas. Esto puede parecer contradictorio, pero cuando ponemos el mismo valor en las victorias y las pérdidas, y vemos que ambas son partes importantes en nuestro desarrollo y crecimiento, enseñamos la capacidad de recuperación emocional. Hacemos esto al destacar las fluctuaciones de la vida y cada uno de los roles para esta, que en cada circunstancia y situación, tanto buena como mala, están aquí para servirnos y ayudarnos a crecer.

Pon un buen ejemplo

Podemos mostrar a los niños con el ejemplo que pueden sentirse seguros en cualquier circunstancia y que podemos y recuperarnos de los fracasos.

Es importante que tus hijos observen cómo muestras resiliencia emocional con los altibajos de la vida, en lugar de entrar en pánico o desanimarse. Para lograr esto, es posible que deba ajustar su perspectiva para ver la vida como su aula perfecta en lugar de una prueba que determine su valor.

Disfruta de la vida

Con su nivel actual de resistencia emocional, puede mostrar a tus hijos una imagen realista de la vida, el aprendizaje y el crecimiento, o puede pintar un cuadro de miedo sobre el futuro y la vida misma. Cuando representamos la fortaleza, sabiduría y precisión del modelo sobre las lecciones de vida para nuestros hijos, mostrándoles que cada momento de la vida nos permite crecer y está aquí para darnos forma de alguna manera, les estamos enseñando a ver el universo como su lugar y no en contra de ellos.

La relación que se viva en tu casa, depende de tus reacciones, trata de guardar la calma.

Foto: Getty Images

Mira cómo relajarse en familia…

7 razones para escaparte a la playa con tu familia

Categorías
Ser Familia

10 detalles que te hacen el mejor papá

 Seguro ya eres un papá increíble, ¡el mejor papá! Pero puedes estar olvidando algunos pequeños detalles que hacen una mejor relación con tu hijo. ¡Toma nota!

Esto es lo que hace el mejor papá

1. Da tiempo. Haz un plan de juegos, salidas, comidas, etc. y haz un tiempo en tu agenda para dedicarte única y exclusivamente a tu hijo; él nunca olvidará esos momentos.

2. Dice a su hijo cuánto lo quiere. Años atrás se creía que los papás solo eran los proveedores del hogar y no participaban activamente en la crianza de sus hijos. ¡Eso ya cambió! Hoy son más papás que se involucran en ello y además son los más cariñosos con sus hijos. No escatimes, tu amor y cariño fortalece la autoestima de los niños.

3. Crea un ambiente de amor y respeto. Además del cariño hacia tu hijo y el tiempo que le brinda, es importante que él vea que tú respetas a su mamá, amigos, etc. Esto dará a tu hijo la seguridad y estabilidad que necesita para desarrollarse.

4. Aprovecha cada momento. Haz de la comida, los quehaceres de la casa, tareas de la escuela, viajes en el auto y cualquier situación en una oportunidad más de compartir y enseñar a tu hijo valores como: el amor al trabajo, la generosidad, la honestidad, servicio, trabajo en equipo, reciclar, etc. ¡Será muy divertido!

5. Se comunica de modo positivo. Enséñale a tu hijo a siempre dar lo mejor de sí mismo, resalta sus destrezas y virtudes. Él necesita tu aprecio y motivación. Escúchalo; conoce sus historias, sus intereses y sus temores; déjale saber que puede confiar en ti.

6. Lee con su hijo. Enséñale el amor a la lectura desde muy pequeño. Leer es una de las mejores formas de garantizar que ellos logren una vida de éxito. Cuando entre a la escuela, ayúdale con las tareas; comparte con él la alegría de saber y aprender ¡todo el tiempo!

7. Enseña disciplina con amor y paciencia. Establece reglas claras, justas y razonables. Recuerda que el objetivo es que tu hijo desarrolle un buen comportamiento y carácter. Evita enojarte; si es necesario toma tiempo para pensar y discutir con tu pareja la mejor manera de corregir sus errores y conductas.

8. Es su ejemplo. Las acciones hablan más que las palabras. Tu hijo imitará o que hagas, te guste  o no. Sé consistente en lo que dices y haces. Muéstrate ante él como un ser humano con virtudes y defectos y verás que él también aprenderá a confiar en ti y ser honesto siempre.

9. No lo sobreproteje. Déjalo vivir. Es importante que tu hijo sepa que tu amor hacia él es incondicional y que puede contar contigo en cualquier circunstancia, pero también necesita entender que sus acciones tienen consecuencias y que sus decisiones, buenas o malas, marcarán su destino.

10. Crea memorias. Los momentos que vives hoy con tu hijo son la historia de tu familia y el tiempo se pasa rápido. Cuando menos te des cuenta estarás asistiendo a su graduación. Toma fotos, graba videos, escríbele una carta o tarjeta en ocasiones especiales o en cualquier día. Compartir estas memorias te ayudará a recordarle de dónde viene y guiarlo hacia dónde va en la vida.

FOTO GETTY IMAGES

Pasar tiempo con tu hijo a solas es muy importante para que crees con él un vínculo especial de papá e hijo, estrechará su cariño y tú le podrás enseñar muchas cosas que mamá no. Te invitamos a leer más de este tema: 

¿Por qué todo niño necesita pasar tiempo a solas con papá «sin mamá»?

Categorías
Así Crece

¿Por qué las niñas comienzan a celar a su papá?

¿Te has dado cuenta de que tu niña te imita en todo y le desagrada que abrace a “su” papá? Esa actitud es parte de su evolución afectiva y con tiempo, todo volverá a su lugar.

Muchas mamás notan cómo sus hijas, entre los dos y tres años de edad, se convierten en pequeñas mujercitas y vuelcan en sus papás toda la atención y mimos, despreciando, en ocasiones, a mamá.

¿Cómo reaccionar en tales casos? ¿Se le debe dar importancia o pasarlo por alto? ¿Por qué ocurre? La clave es entender que se trata de un proceso evolutivo normal, necesario, transitorio y que exige la madurez de los padres para resolverse con naturalidad.

BUSCAN SU PAPEL EN LA FAMILIA

Tan normal es que mamá se sienta desplazada por ese apego extraordinario –y un tanto repentino– a papá como que la niña necesite, para su crecimiento afectivo, imitar a su mamá. La mejor fórmula para superar con éxito esta fase es comportarse con madurez y marcar los roles de cada uno: mamá y papá se quieren y la niña tiene su papel en esa familia –el de hija–; dense el trato correspondiente a sus roles y todo se equilibrará.

ESTRECHAR LAZOS

Los errores más frecuentes de los papás en este caso son la excesiva preocupación –que puede llevar a que papá y mamá limiten sus expresiones de afecto hacia la pequeña– o el enfado de mamá cuando la hija prefiere jugar con él.

De hecho, este es un punto positivo que muchas madres, normalmente cargadas de trabajo y responsabilidad, pueden aprovechar: mientras papá juega, ellas pueden descansar o dedicarse a otra actividad. Además, esta etapa servirá para estrechar lazos afectivos con papá, quien muchas veces se “lamenta” de no pasar más tiempo con sus hijos.

LO QUE NO DEBES HACER

  • Generar disparidad de criterios entre tú y papá. Evita repartir los papeles de manera que uno sea el “bueno” y otro el “malo”. Los mensajes deben ser iguales y estar acordados antes.
  • Consentir que la niña imponga sus exigencias: “Quiero que me bañe papá”, o “sólo voy a jugar con él”. Si hay un reparto de tareas establecido, deben respetarlo y no sucumbir a los caprichos de su hija.
  • Preocuparte en exceso por ella o sobreprotegerla. Las peque- ñas crecen, evolucionan física y psicológicamente y sus padres deben acompañarlas en este cambio y entenderlas.
  • Evitar las muestras de cariño entre su papá y tú para que la niña no se sintiera desplazada. De hecho, es muy beneficioso para los pequeños ver el afecto que existe entre sus padres.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Cómo educar en equidad a tu niño y a tu niña

Categorías
Padres e Hijos

Forzar a comer a los niños, ¡puede dañar su salud!

Forzar a comer a los niños, ¡puede dañar su salud!

Obligar a tu hijo a terminar su plato, cuando ya se siente satisfecho, puede tener complicaciones que ni te imaginas.

Estas sopas le encantarán a tu hijo…

5 sopas que le encantarán a tu familia

Forzar a comer a los niños, ¡puede dañar su salud!

Antes era común escuchar a las mamás decir que si no terminábamos por completo el plato lleno de comida, no podíamos levantarnos de la mesa y dejar comida, ¡era impensable!

A todas las mamás les preocupa la alimentación de su hijo y siempre tranquiliza saber que comieron bien. Pero esto no significa que lo debas obligar a acabarse todo un plato, mejor, prefiere darle platillos nutritivos en porciones pequeñas para asegurarte de que la comida le aportará todos los nutrientes que necesita su cuerpo y así continuar con su buen desarrollo.

Pero estudios recientes han comprobado que esto puede traer algunos problemas de salud en problemas digestivos como gastritis y colitis desde edades tempranas o padecer sobrepeso y obesidad lo que desencadena otras enfermedades como diabetes e hipertensión.

Consiente a tu hijo con este postre…

Cómo hacer una pizza de sandía

Los nutriólogos dicen…

Los nutriólogos comentan que es muy común que los papás obliguen a su hijo a dejar el plato limpio, a pesar de que les pueden dar porciones que no son adecuadas para su edad, con la premisa de que necesitan comer porque están creciendo.

Lo que los expertos recomiendan es que le sirvas el plato a tu hijo según su edad, complexión, estatura, incluso en niños de la misma edad, esto también varía.

Quizá también el pediatra podría recomendarte las porciones adecuadas para tu hijo, así como los alimentos que mejor le ayudarán.

Si obligas a comer a tu hijo le quitarás el gusto por saborearla.

¿Tu hijo es caprichoso para comer?

Foto: Getty Images

Esto podría ayudarte…

10 consejos para lidiar con niños caprichosos a la hora de comer

Categorías
Así Crece

¿Qué hago con mi adolescente rebelde?

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? Seguro es una pregunta que te has hecho una y mil veces…

¿Cuántos años de diferencia le llevas a tu hijo? Toma en cuenta que la diferencia generacional es importante y una de las causas que genera más conflictos entre adolescentes y papás.

¿Por qué se ha vuelto tan rebelde?

Hace apenas un par de años podías platicar con tu hijo con total libertad, veían películas juntos, te acompañaba al súper, te ayudaba a hacer labores del hogar sin rezongar, era dulce y amoroso contigo, pero, ¿qué pasó? La respuesta es muy simple: ahora necesita autoafirmarse. Tu hijo quiere demostrar que puede elegir qué hacer y qué no, que se respete su opinión.

La rebeldía de tu hijo es señal de que ha empezado a ser independiente.

Cuando tu hijo te reta, crea una especie de juego en el cual lo único que quiere es medir hasta dónde puede llegar. Ojo, por más que te rete, en el fondo, necesita tu ayuda y que lo orientes a tomar la mejor decisión.

La adolescencia es una etapa en la que papás e hijos pelean mucho, ¿te pasa?

¿Qué piensa un adolescente?

  • Que ya no es un niño 
  • Cree que ya es grande
  • Piensa que puede mandarse solo
  • Que no necesita el consejo de nadie

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? ¿Qué necesita mi adolescente de mí?

En la adolescencia, la comunicación entre papás e hijos es limitada, ¿la razón? Nadie quiere ceder. Entonces, ¿qué hago con mi adolescente rebelde?

Primero, debes entender que si tu hijo se comporta como un rebelde insoportable es porque está atravesando por un mar de emociones y NO sabe qué hacer con ellas ni cómo comunicarlas.

Segundo, tu hijo lo que desea es ser independiente, ¿recuerdas como te sentías tú? ¿Por todo lo que pasaste en la adolescencia? Los jóvenes se vuelven “rebeldes” porque quieren ir en contra de las personas que son la autoridad. Tu adolescente necesita de ti…

Comprensión

Validación de sus sentimientos

NO quiere sermones, ni consejos, necesita que lo escuches

Se empático para que te permita entrar a su vida

Comunicarte con tu hijo, va más allá de las palabras, abrázalo, sonríe, hazle su platillo favorito, dile una palabra cálida, un te amo le hará sentir tu apoyo y amor

Busca formas creativas de comunicarte con tu hijo, quizá por medio de frases de su película favorita, juega videojuegos con él, haz algo que a él le guste

No insistas en que tienes la razón o la última palabra

No generes más frustración en tu hijo

Por más que te enfurezca, no le digas groserías y mucho menos, lo golpees

Evita ponerte al tú por tú, lo único que ganarás es que tu hijo siga haciendo o haga más actividades que a ti no te gustan

No llegues a la confrontación, ambos saldrán lastimados

Ármate de paciencia

Antes de gritarle a tu hijo, cierra los ojos y cuenta hasta 10, 15, la cantidad que sea necesaria

Tu hijo debe entender que necesita de una negociación en donde podrá exponer sus opiniones y deseos

No impongas actividades con autoritarismo, explícale el por qué de las cosas

Tu hijo no debe tenerte miedo, debe sentir por ti respeto y amor

Debes entender que tu hijo necesita espacio

Pon límites sin ser asfixiante

No le castigues las cosas que más «le duelen» como su celular, mejor haz que realice otras actividades como ayudar a lavar los platos o hacerse cargo de la mascota, una vez que acabe esas actividades, podrá usar el celular

Nunca permitas que te falte al respeto, dile que te lastima cada vez que hace esa acción y que entre la familia siempre debe haber respeto

No dejes que caiga en adicciones. Debes estar muy pendiente de las actividades que hace tu hijo, si percibes algo sospechoso, que cambia de actitud, que no come, que siempre trae ropa de manga larga o cuello alto, siempre viste de cierta forma o empieza a ocultarte cosas, ¡pon atención es un foco rojo!

Realiza actividades en familia tomando en cuenta lo que más le gusta a tu hijo

Propónle a tu hijo que sugiera las actividades del fin de semana

Conoce a sus amigos, debes estar muy pendiente de las personas más cercanas de tu hijo, de ser posible, conoce a los papás, hermanos de estos chicos…

Deja que tu hijo invite a sus amigos a tu casa y convive con ellos, te darás una idea de cómo son y en qué pasos puede andar metido tu hijo

No seas un papá o mamá posesivo, debes tener en mente que tu hijo no te pertenece

¿Qué hago si mi hijo todo el tiempo está pegado al celular o a la computadora?

Cada día te preguntas, ¿ahora qué hago con mi adolescente rebelde? Quizá recuerdes con nostalgia que “antes” jugabas más, hacías actividades al aire libre, tenías  horarios específicos para ver la televisión, te ponías a leer, a colorear, a armar un rompecabezas… Sí, eso fue “antes”, lo primero que debes hacer para vivir la adolescencia de tu hijo más feliz, es aceptar que el tiempo ha cambiado, que tu hijo hace cosas propias de su generación y del tiempo en el que le tocó vivir. Piensa que tú pusiste en sus manos ese dispositivo electrónico, y también debes ponerle ciertos límites, quizá de horarios, que para dormir debe dejar el celular en tu cuarto, que de vez en cuando revisarás sus conversaciones para ver que todo esté en orden, no es que no confíes en él, pero debe entender que hasta que sea mayor de edad, tú estás a cargo de su seguridad.

No sufras la adolescencia de tu hijo, es una etapa en donde necesita mucho de tu amor y comprensión.

¿Cuántos años tiene tu hijo?

Échale un ojo…

Ayuda a tu hijo adolescente con las redes sociales

 

Categorías
Así Crece

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Sigue estos 5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo, si sientes que ya no te pone atención o no te cuenta sus problemas, aquí cómo reparar la situación. 

No permitas que sea víctima de tu estrés

Tu hijo no entiende por qué estás estresada, agobiada o nerviosa, aunque sea difícil, evita gritarle,  él no tiene la culpa. O, aunque haya hecho algo que no te encantó, no descargues tu frustración en él con gritos o amenazas.

Escúchalo con paciencia y amor

Si tu hijo comparte contigo sus creencias, historias, sueños o fantasías, escúchalo con atención, Por más “importante” que sea la actividad que estés haciendo, déjala y voltéalo a ver. Ponte a su nivel y escúchalo con atención, esto creará un vínculo fuerte de confianza, cariño y comprensión.

Lean antes de dormir

Este momento es muy preciado por tu hijo porque te tiene cerca y tiene toda tu atención. Además, le creas el hábito de leer y así ayudarás a que tenga un mejor descanso.

Pon un buen ejemplo

Lo que haces es más poderoso que tus palabras. Tu hijo te imita gracias a lo que observa de ti, él piensa que eres un ejemplo digno de seguir, así que ponlo en tu mente y sé la mejor versión de ti.¶

Respeta sus puntos de vista

Es muy importante que guíes a tu hijo sin que trates de imponerle tu forma de pensar. No le digas que lo que piensa es malo, juntos busquen una mejor forma de resolver algo.

Recuerda que tu mala actitud genera inseguridad en tu hijo, si le gritas o pegas, él dejará de sentir respeto por ti.

¿Tu hijo te cuenta todos sus «secretos»?

Mira estos nombres de cuentos de hada para tu hija

Categorías
Ser Mamá Ser Pareja

Cómo hacer una margarita de limón

Cómo hacer una margarita de limón

¿Serás la anfitriona de alguna fiesta? Consiente a tus invitados con esta refrescante bebida.

Consiente a tu familia con estas bebidas…

5 bebidas para consentir a mamá

Cómo hacer una margarita de limón

Hacer margaritas es más fácil de lo que crees, sigue esta receta. Después, puedes prepararlas con tu fruta favorita.

Margarita de limón

Ingredientes 

  • 3 tazas de hielo triturado
  • 1/2 taza de tequila blanco
  • 1/4 de taza de licor de naranja
  • El jugo de 4 limones
  • 1 1/2 cucharaditas de sal

Cómo se prepara 

  1. Licúa el hielo, el tequila, el licor de naranja y el jugo de 2 limones. 
  2. Con el jugo de limón restante, humedece los bordes de las copas. Pon sal en un plato y escárchalas con la sal. 
  3. Reparte la mezcla en las copas previamente preparadas, y decóralas con una rodaja de limón.

¿Comerás pozole? Mira sus beneficios…

Cuántas calorías tiene un plato de pozole

Investigadores de la Universidad Autónoma de Guadalajara demostraron que el consumo de tequila de forma moderada reduce los niveles de colesterol en la sangre.

¿Te gustan las bebidas mexicanas?

Foto: Getty Images

Con estos alimentos cuida la salud de tu hijo…

Los mejores alimentos para cuidar el corazón de tu hijo

 

Categorías
Padres e Hijos Ser Familia

¿Por qué les gritamos a nuestros hijos?

¿Por qué les gritamos a nuestros hijos?

Los gritos no son la mejor forma de educar a los niños; sin embargo, hay días en los que seguro pierdes el control y sin querer lo haces. Si te pasa esto, sigue leyendo.

¿Tu hijo hace berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

¿Por qué les gritamos a nuestros hijos?

Muchos papás se sienten culpables por gritarle a sus hijos, ya que están muy conscientes de que esta no es la mejor manera de educarlos y reprenderlos; sin embargo, muchas veces pierden el control y sin querer lo hacen. ¡Tranquilos!

Los gritos tienen un trasfondo que es importante atender para que no caer en este tipo de prácticas. Recuerda que para hacer sentir bien a tu hijo, primero debes sentirte bien contigo misma.

Mira cómo relajarte…

Cómo ser más libre

1. Estás cansada

La falta de sueño y descanso son una de las principales causas que detonan el nerviosismo y la irritabilidad. Busca la manera de que tú y tu pareja tengan tiempo para descansar y cargar energía. De esta manera, en una situación de estrés podrás reaccionar con mayor tranquilidad evitando así, gritarle a tu hijo.

2. Tienes una vida demasiado exigente 

Otra razón por la que le gritas a tu hijo, que no debería ser una excusa sino para entender que no eres un monstruo, es que la vida actual es excesivamente estresante. ¡El tiempo no alcanza! Sin embargo, para ser feliz debes aprender a simplificar tus días. Las razones por las que gritamos no son los niños, sino nuestras propias expectativas o límites. 

3. Tus padres también te gritaban

Quizá otra de las razones por las que le gritas a tus hijos sea tu propia infancia. No siempre, pero en muchos casos, también recibiste, incluso de  padres amorosos, gritos, palabras duras, chantajes, etiquetas y hasta algún golpe. Es un comportamiento que has interiorizado, forma parte de tu educación y, en los momentos de tensión, cansancio, enfado o menor racionalidad, te dejas llevar por un patrón inconsciente.

4. No me hace caso 

Muchos papás explican que gritan porque si no los niños no les hacen caso y, por eso, aunque no les guste, se «ven obligados» a hacerlo. Una actitud como esta solo significa una cosa: pérdida de control. Lo mejor en este caso siempre es mantener la calma y tener paciencia, ya que de lo contrario la situación se puede tornar violenta y el niño tal vez haga lo que le pides, pero sin entender por qué le gritas.

Cierra los ojos, respira y ten paciencia, tu hijo sólo será niño una vez.

¿Le has gritado a tu hijo?

Foto: Getty Images

Esto podría servirte…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

 

Categorías
Así Crece Especiales

Enamorada de papá

Enamorada de papá

A partir de los tres años, las niñas viven una etapa muy normal: se enamoran de papá. Es una situación común que cumple una función importante en el desarrollo psicosexual de la pequeña.

Enamorada de papá

A partir de los tres años hay una atracción especial que empieza a darse entre el pequeño o la pequeña y el progenitor del sexo contrario.

En el caso de las niñas, hasta ese momento, lo más importante para ellas era mamá y ahora, de repente, quieren que sea papá quien les dé de comer, las lleve a la escuela… Se vuelven muy cariñosas con él y derrochan todo un despliegue de mimos para conquistarlo.

Mira estas recetas…

3 ricos platillos con tocino para tu familia

¿En qué consiste este enamoramiento?

Papá es un hombre, y hay algo de idilio y de enamoramiento en esta actitud de la pequeña. Se trata de algo normal, una etapa que cumple su función en su desarrollo psicosexual y que le ayuda a sentar las bases de su identidad femenina. Comienza a darse cuenta de la distinción de sexos. Sabe que un día se convertirá en mujer y empieza a imitar a su mamá.

¿Cuál debe ser la actitud de los papás?

Papá

1. Debe evitar llamar a la niña «su noviecita» o «su mujercita». Lo que para él es un juego, produce un efecto negativo en la inmadura e impresionable fantasía infantil.

2. A esta edad,  en que el conocimiento del mundo aún es inmaduro y  los parentescos todavía no son bien reconocidos, la niña puede llegar a decir que se quiere casar con papá. No hay que ridiculizarla, pero sí hay que explicarle claramente que eso es imposible.

3. No debe caer en el juego de excluir a su pareja en su relación con la niña. Es importante que esta sienta que es lo bastante equilibrado como para no dejarla ocupar en su corazón el lugar de su mamá.

¿Tienes una nena?

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

Mamá

1. No debes rivalizar con la niña.

2. No tienes por que limitarte al demostrar su cariño y afecto a su pareja en presencia de la pequeña.

3. Es necesario que la nena vea claramente que sus padres son una pareja, que se quieren y están unidos. Esto la ayudará a encontrar su papel de hija, contrapesando sus fantasías con el peso de la realidad.

Tener la certeza de que sus padres se quieren y la quieren le dará seguridad y la hará feliz. De esta forma, se irá liberando de fantasías idílicas con papá.

¿A tu hija le pasó esto?

Foto: Getty Images

Esto puede ayudarte…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo