Categorías
Ser Mamá

Orgasmos en el parto, ¿cómo son posibles?

Parece increíble, pero tu cuerpo tiene esta capacidad de sentir orgasmos durante el parto y muchas posibilidades de lograrlo. Te contamos acerca de experiencia. 

Para muchas mujeres, acostumbradas a asociar ese momento con horas de sufrimiento, gritos y dolorosas contracciones, la idea resulta imposible. Sin embargo, los llamados partos orgásmicos están lejos de ser una fantasía y, en realidad, constituyen uno de los grandes misterios que aún guarda el cuerpo femenino.

Tú puedes ahuyentar el fantasma del dolor y hacer del parto una experiencia físicamente deliciosa. ¿Qué podría ser más maravilloso que dar a luz en medio de una estremecedora sensación de éxtasis?

Cómo definen los expertos el orgasmo en el parto

Se habla de parto orgásmico, cuando en el momento del alumbramiento la mamá experimenta una sensación de placer, plenitud y completud equiparable al del clímax sexual. No es, según quienes la han vivido, una experiencia de gritos, arañazos y revolcones, sino más bien una expresión más suave, delicada y emotiva.

Por otro lado, no se puede ignorar que no se trata de algo común. ¿Será solo para unas cuantas privilegiadas?

Dicen algunos que tal vez la explicación es que las mujeres que han tenido esta experiencia han confundido el dolor extremo con placer, como resultado de una defensa psíquica frente al sufrimiento corporal; o que tal vez se trate de una desviación psicológica.

«Yo sentí un orgasmo en el parto.»

Hace algunos ayeres circuló, primero en foros científicos y luego entre el público en general, un documental que causó todo tipo de opiniones y abrió una polémica que pudo revolucionar paradigmas.

Orgasmic birth muestra las imágenes de Amber Hartnell experimentando un orgasmo sutil a la vez que fabuloso y emocionante, durante el nacimiento de su hijo. Esta joven británica fue filmada por su marido cuando llegó el gran momento. Sorprendidos por lo que ocurrió, ambos decidieron dar a conocer la grabación.

Esto desencadenó una oleada de revelaciones de mujeres, doulas y comadronas afirmando que el hecho no era en absoluto una experiencia aislada.

La zona del placer

Las dudas son muchas. Sin embargo, la antropología ha documentado culturas en las que no existe el dolor en el momento del parto, y sí descripciones de sonrojo. ¿Pero hay evidencia científica? Aunque escasa, la existencia del parto orgásmico se ha venido documentando desde mediados del siglo pasado.

Sexólogos como Albert Kinsey o Shere Hite hablan de ello, al igual que importantes ginecoobstetras como Frederick Leboyer o Beverly Whipple. Esta última fue pionera en el estudio del placer en el alumbramiento durante la década de los 90 y sostuvo que éste se debía a que en el momento en que la cabecita del bebé descendía en el canal de parto, presionaba y estimulaba zonas nerviosas relacionadas con los orgasmos femeninos.

Sucede que los centros sensitivos conectados con el clítoris (un órgano cuya función específica es generar placer), se ramifican hacia una zona más extensa de lo que se pensaba. No obstante, cada vez se conoce más acerca de la complejidad química y superespecializado mecanismo de la sexualidad de las mujeres. Aunque no hay estudios concluyentes, se han comenzado a revelar respuestas asombrosas.

¿Te imaginas traer al mundo a tu bebé en medio del placer que significa un orgasmo, en lugar de entre el dolor del proceso? Es una pregunta que te invitamos a reflexionar lejos de tabúes, al fin y al cabo, existe la creencia de que el nacimiento determina también la primera pérdida para el bebé al tener que dejar un ambiente donde se sentía confortable, por lo que cuando su salida es tranquila, sin complicaciones médicas y, en este caso, en un entorno placentero por parte de mamá, hará una transición armónica del útero al mundo exterior que lo ayudará a adaptarse emocionalmente mejor. 

¿Qué opinas de esta información? Cuéntanos…

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Qué voy a vivir realmente en un parto natural?

 

 

Categorías
Embarazo

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé, mira lo que te ofrece.

Hay varias formas de tener un embarazo saludable e irte preparando para recibir a tu bebé. 

Te interesa: Descubre los 10 alimentos para mejorar tu rutina de yoga

¿Qué es el yoga prenatal?

El yoga es una disciplina que se originó en India. Son ejercicios diseñados para relajarte y crear un vínculo afectuoso con tu bebé. 

¿Qué necesito para practicarlo?

No necesitas haber practicado yoga antes de embarazarte, pero para practicarlo necesitas la aprobación de tu doctor.

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé

  • El yoga le da tranquilidad a tu mente y cuerpo.
  • Ayuda a tener un parto natural ya que mantiene tus niveles de estrés bajo control.
  • Tienes una buena condición física.
  • Tu salud mental está en óptimas condiciones.
  • Facilita el nacimiento por parto natural.
  • Prepara a tu cuerpo para recibir a tu bebé.
  • Ayuda a que la recuperación posparto sea más rápida.
  • El convivir con otras mujeres embarazadas ayuda a estar armonía.
  • Reduce los niveles de ansiedad.
  • Baja lo niveles de estrés.
  • Relaja los músculos tensos.
  • Te da más fuerza y resistencia.
  • Tonifica y fortalece los músculos que intervendrán en el momento del parto.
  • Aminora la retención de líquidos.
  • Ayuda a controlar tu respiración y a hacerlo de forma correcta.
  • Propicia un mejor descanso y sueño de calidad.
  • Te permite disfrutar tu embarazo de una forma más feliz.
  • Alivia los dolores de espalda.
  • Aumenta la flexibilidad de tu cuerpo.
  • Regula la buena circulación sanguínea.
  • Prepara a tu cuerpo para un parto natural.
  • Tu bebé percibe que estás tranquila y feliz.
  • Tu bebé goza de tus emociones felices.
  • Como en algunos movimientos frotas tu pancita, tu bebé disfruta ese contacto.

Puedes disfruta de un tiempo y espacio para ti y para sentir a tu bebé.

¿Tendrás parto natural o cesárea?

Tómalo en cuenta…

Estas complicaciones se pueden presentar en el momento del parto

Categorías
Embarazo

17 consejos para un parto feliz

17 consejos para un parto feliz, enfócate en tu salud y en la de tu bebé

¿Tu bebé está por nacer? Seguro rondan mil preguntas por tu cabeza, ¿me dolerá? ¿Cómo será mi bebé? ¿Sabré qué hacer cuando llegue el momento? ¿Y si hay algún contratiempo? La sensación de incertidumbre, miedo y estrés te invaden porque te enfrentarás a algo desconocido aunque quizá alguna amiga o conocida te compartió su experiencia o hayas escuchado alguna vez alguna “historias de terror” sobre la cesárea, la anestesia…

17 consejos para un parto feliz

No vale la pena estresarte, cada parto es único y no sabrás qué pasará hasta que llegue ese momento. En lo que debes enfocarte es en tener pensamientos positivos y en ayudar a que tu bebé nazca bien. Con estos 17 consejos para un parto feliz, el momento del parto será memorable.

1. Cuida tu peso

No aumentes más de 10 kilos, trata de tener una alimentación equilibrada rica en frutas y vegetales para evitar padecimientos como la diabetes gestacional o presión arterial alta.

2. Haz ejercicio

Si tu médico lo indica, camina, practica natación o yoga bajo una asesoría profesional.

3. Lee mucho

Desde que sabes que serás mamá, trata de informarte de todo sobre el parto, los signos de alarma, técnicas de lactancia, así te sentirás más segura.

4. Involucra a tu pareja

Es importante contar con el apoyo de tu pareja, lean juntos, asistan a cursos, aprendan a respirar y a pujar, su cercanía te dará más seguridad.

5. Confía en ti

Tu cuerpo está capacitado para recibir a tu bebé, confía en que lo harás bien.

6. Ten todo preparado

Te aconsejamos que a partir de la semana 30, tengas a la mano una maleta con todo lo que necesitarás llevar al hospital.

7. Trata de dormir

Con el peso de tu pancita y las constantes ganas de ir al baño, seguro cada vez es más complicado conciliar el sueño pero trata de recostarte sobre tu lado izquierdo, así ayudarás a que le llegue una buena oxigenación a tu bebé.

8. Mantén la calma

Ante el primer síntoma de alarma habla con tu médico, él te indicará qué debes hacer.

9. Date un baño

Si estás programada, trata de darte un baño con agua tibia para relajarte.

10. Pide un masaje

Si lo deseas, puedes decirle a tu pareja que te dé un masaje en la espalda, hombros, manos, te ayudará a calmar los nervios.

11. No te presiones

Enfócate en ti, tu bebé y tu pareja, no sientas presión por avisarle a medio mundo que tu bebé está a punto de nacer.

12. Camina lento

Si ya estás en el hospital, sigue las indicaciones e tu médico, quizá te diga que debes caminar, porque estar acostada retrasa el proceso de dilatación y comprime los vasos sanguíneos que llevan la sangre al bebé.

13. Respira

Está comprobado que respirar reduce los nervios, la ansiedad y el dolor. Hazlo lenta y profundamente.

14. Ve a un curso psicoprofiláctico

En él te darán técnicas para respirar y prepararte mejor para recibir a tu bebé. Lo mejor es que vayas junto con tu pareja.

15. Trata de relajarte

Si estás muy nerviosa, todo tu cuerpo y músculos se tensan y la dilatación será más difícil.

16. Sé positiva en los cambios

Ten en mente que quizá algo pueda cambiar de última hora, es decir, si ibas a tener un parto natural pero por alguna circunstancia, tu médico prefiere hacerte una cesárea, fluye. No dejes que eso interfiera con tu felicidad, lo importante es que tú y tu bebé estén bien.

17. Prepara la cámara

Quizá por la prisa el pensar en llevar una cámara al hospital no se te ocurra, pero si quieres captar esos momentos especiales, no olvides que tenga pila, llevar el cargador y memoria suficiente.

¿Cómo saber que se acerca el parto?

Tu cuerpo manifiesta algunos cambios como:

  • Mayor secreción vaginal
  • Sientes contracciones
  • Se intensifican los movimientos de tu bebé

Tu actitud y la preparación que hayas tenido durante tu embarazo, ayudarán a tu bebé.

¿Cuántas semanas tienes de embarazo?

Cuando nazca tu bebé, fortalece su amor en pareja

13 consejos para reavivar el amor en pareja

Categorías
Ser Mamá

Un segundo bebé: ¿parto natural o cesárea?

Si estás esperando un segundo hijo, es normal que te preguntes: “¿podré tener un parto natural o tendrán que hacerme cesárea?

Por Gabriel Torres Álvarez Asesor Enrique Lebrero, ginecólogo

Lograr que el segundo hijo llegue a este mundo en un parto natural puede ser seguro para ti y tu bebé. Ten en mente que tu estado de salud incide directamente en el desarrollo de tu embarazo. La mayoría de los médicos aconsejan dejar pasar al menos un año para iniciar un embarazo después de una cesárea, y aquí los expertos contestan a tus dudas más frecuentes.

¿EN QUÉ CASOS ES POSIBLE EL PARTO TRAS UNA CESÁREA?

La mayoría de las mujeres pueden tener un parto vaginal después de una cesárea, ya que los factores que motivaron la intervención no tienen por qué repetirse. La probabilidad de que la cicatriz anterior se abra con el esfuerzo del parto es mínima.

¿CÓMO ES EL PARTO SI EL PRIMERO NO FUE VAGINAL?

Tu parto será como el de una primeriza; algunos especialistas consideran facilitar la salida del bebé con fórceps para evitar un sobreesfuerzo de la cicatriz uterina.

Ventajas:

  • El riesgo de que la herida del útero se abra durante el trabajo de parto es inferior a 1 %
  • Tú pierdes menos sangre y te expones a menos riesgos que en una cesárea
  • Puedes recibir a tu bebé en condiciones óptimas de cuidados hospitalarios y éste se adaptará mejor a la vida fuera del útero
Un segundo bebé: ¿parto natural o cesárea?
iStock

¿ES POSIBLE EL PARTO VAGINAL TRAS DOS CESÁREAS?

Sí. Solamente hay que valorar los motivos de las cesáreas anteriores y, si el embarazo ha transcurrido sin complicaciones, todo irá bien.

¿INFLUYE EN ALGO LA PRIMERA INTERVENCIÓN?

El útero es un músculo que cicatriza muy bien. Al repetir una segunda cesárea no es fácil ver en el útero la herida de la operación anterior. Sólo si en el primer posparto tuviste una infección grave del útero, la cicatriz puede ser de peor calidad y el riesgo de rotura uterina levemente mayor.

¿CUÁNDO PROGRAMAR UNA CESÁREA?

Siempre que sea posible es preferible esperar a que se inicie el parto, así te aseguras de que el bebé  elige su fecha de nacimiento y está listo para salir. Si a pesar de todo se repite la cesárea, ¿cómo es la operación? Es un poco más lenta que la primera cesárea porque los tejidos están más adheridos. Cuando existe la posibilidad, vuelve a abrirse por el lugar de la primera cicatriz.

¿CÓMO ES EL POSPARTO?

No hay ningún motivo para que sea malo o tengas complicaciones. Si fue parto natural, tu recuperación será mucho más rápida que en una cesárea (el útero tarda aproximadamente 40 días para volver a su tamaño normal), sobre todo si durante el embarazo tuviste los cuidados adecuados.

¿EN QUÉ CASOS NO ES POSIBLE UN PARTO VAGINAL TRAS UNA CESÁREA?

Aunque estés sana y te cuides correctamente, en el curso del embarazo pueden surgir circunstancias que dificulten el dar a luz de forma natural. Detectarlas a tiempo es crucial para tu salud y la de tu bebé.

  • La placenta tapa la salida del útero (placenta previa)
  • Hay hemorragia vaginal en el tercer trimestre
  • Cuando el bebé se encuentra en una posición inviable
  • Si sufres de alguna enfermedad grave (cardiopatía, diabetes…)
  • Si eres portadora de alguna infección vírica (sida, hepatitis…)
  • Hay exceso de líquido amniótico
  • Tienes trastornos renales y tu hijo presenta problemas metabólicos
  • Puede haber complicaciones cuando el niño es de tamaño muy grande
  • Sufres de sobrepeso, anemia o déficit de ácido fólico
  • Si tienes más de 35 años durante el embarazo
ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ POR PRIMERA VEZ EN LA VERSIÓN IMPRESA DE LA REVISTA PADRES E HIJOS DE FEBRERO
Categorías
Ser Mamá

Se sigue abusando de la cesárea, estudio

Aunque en México se han tomado medidas para reducir el número de cesáreas que se practican para traer a los bebés al mundo, continúa alarmando a la comunidad médica el número de procedimientos que se realizan todos los días.

Según la revista médica The Lancet, uno de cada cinco bebés nace por cesárea, lo que representa el 21%, porcentaje más alto de lo que los médicos consideran conveniente,  que es de 10 a 15 por ciento.

De acuerdo a ellos, el 60% de los países abusan de la cesárea, y es que en muchos países existen diferencias entre los nacimientos entre los habitantes de distintos estratos sociales, dejando el parto natural para aquellos de bajos recursos.

Se sigue abusando de la cesárea, estudio
PEXELS

 

Y es que mientras esta opción, que en realidad debería servir para salvar vidas, todavía no está disponible en países y regiones de bajos ingresos; sin embargo, el procedimiento se usa en exceso en muchos entornos de ingresos medios y altos.

Los autores del estudio llaman a médicos, hospitales, mujeres y familias a solicitar una cesárea cuando sea «médicamente necesario», y prestar mayor atención a la calidad del parto natural en todo el mundo.

La cesárea, explican, es una intervención para salvar vidas de mujeres y recién nacidos cuando se presentan complicaciones, como sangrado, sufrimiento fetal, enfermedad hipertensiva y bebés en posición anormal. La cirugía no está exenta de riesgos para la madre y el niño, y se asocia con complicaciones en futuros nacimientos.