Categorías
Padres e Hijos

5 errores a la hora de proteger a tu hijo

5 errores a la hora de proteger a tu hijo

Cuidarlo sí; sobreprotegerlo no. Hay que velar por su salud, pero sin cortarle las alas.

5 errores a la hora de proteger a tu hijo

Nos resistimos a aceptar que ese pequeño terremoto que corretea por el parque entusiasmado y que no deja de abrir y cerrar cajones en casa ya no es el bebé indefenso que hemos tenido en la cuna desde hace doce meses.

Ahora es una persona mucho más independiente que acaba de descubrir todas las posibilidades que ofrece el mundo. Todas le gustan y con todas quiere experimentar: tocando, chupando, oliendo… ¿Peligroso? No necesariamente.

Los niños son mucho más fuertes de lo que parecen; somos los padres los que nos empeñamos en tratarlos como si fueran débiles.

Cometemos errores de sobreprotección creyendo que de este modo nuestro pequeño estará mejor cuidado e incluso más sano, y no nos damos cuenta de que muchas veces nos equivocamos.

¿Te falta paciencia? Mira estos tips…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

1. Higiene: ¿baño todos los días?

La higiene es importante, pero no hay que caer en la obsesión. Para muchos, el baño diario forma parte del ritual de irse a dormir y es su ratito de relajación y juego con sus padres. Pero si pasa un día que no puedas bañarlo, no pasa nada, a menos que esté lleno de arena de pies a cabeza. Procura que los genitales estén limpios tras los cambios de pañal y que se lave bien las manos antes de comer y al irse a dormir.

2. Abrigarlo mucho

Es uno de los errores que comentemos con más frecuencia, sobre todo por miedo a que se resfríen. Pero los pediatras lo dejan muy claro: un catarro se produce por contagio, no por pasar frío. Cuando un bebé se desarropa durmiendo es porque tiene calor. Seguramente lo hemos acostado con un body de manga larga y una pijama más abrigadora, además del edredón, y no es extraño que trate de zafarse de la ropa que le sobra.

3. ¿Cómo ayudarlo a superar obstáculos?

Dejándole ensayar y permitiéndole fallar, porque aprender significa equivocarse una y otra vez. Cuando unos padres animan a su hijo a superar los errores, le están transmitiendo la idea de que puede alcanzar sus metas.Los refuerzos positivos le permiten seguir adelante.

4. Usar cualquier medio para que coman

Esta etapa suele coincidir con la introducción de una dieta más variada y con alimentos menos triturados y a la mayoría les cuesta un poquito acostumbrarse. Por eso muchos padres se agobian, porque su bebé, «ha dejado de comer». No es así, ellos saben lo que tienen que comer y cuánta cantidad, y si mantienen la actividad propia de esta edad y están alegres significa que están sanos y no les hace falta comer más.

Además, a partir de los doce meses los niños comen menos porque crecen a un ritmo mucho más lento que cuando eran lactantes. Por tanto, sus necesidades nutricionales también son menores.

¿Tu hijo no quiere comer? Mira estas fáciles recetas…

3 pastas que le encantarán a tu hijo

5. No llevarlo a la guardería por miedo a que se enferme

Cuando un niño va a la guardería, casi siempre es porque sus papás trabajan y no pueden tenerlo en casa. También puede ocurrir que opten por contratar a una niñera o que lo cuiden los abuelos para que, al no ir a la guarde, estén a salvo de contagios y enfermedades. Es cierto que llevarlo a la guardería tiene el riesgo más que probable de que se pongan malitos con más frecuencia, sobre todo el primer año. Pero no nos engañemos: quedándose en casa los niños también se enferman. No se recomienda, mantener al niño dentro de una burbuja de cristal para evitar enfermedades e infecciones que son absolutamente normales a su edad y que tarde o temprano va a sufrir.

Retrasando su incorporación al mundo real e impidiendo el contacto con otros niños lo único que conseguimos es demorar su socialización. 

¿Has caído en alguna de estas acciones?

Foto: Getty Images

Esto es lo que debes saber sobre enfermedades en los niños…

Enfermedades autoinmunes en niños

 

Categorías
Nutrición

3 recetas para hacer lasaña vegetariana

3 recetas para hacer lasaña vegetariana

La lasagna (lasaña) es uno de los tipos de pasta más antiguos de Italia. Se dice que la primera vez que se documentó su existencia fue en la Edad Media. Puede ir con carne, verduras, salsas blancas o rojas.

3 recetas para hacer lasaña vegetariana

Lasaña de vegetales

6 porciones

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla picada
  • 250 g de champiñones picados
  • 2 tazas de espinacas picadas
  • 2 ramas de epazote picadas
  • 2 cucharadas de sal
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche
  • 1 caja de lasaña
  • 200 g de queso tipo Chihuahua rallado

Cómo se hace:

  1. Precalienta el horno a 180º C.
  2. Calienta el aceite y acitrona la cebolla y el ajo; al estar transparentes, agrega los champiñones, las espinacas, y el epazote, agrega la sal. Reserva.
  3. Aparte, calienta la mantequilla. Agrega la harina, y cuando tome un color dorado claro, incorpora la leche (con un batidor de globo, evita grumos).
  4. Salpimienta y retira del fuego. En un refractario ligeramente engrasado con mantequilla, coloca una cucharada de la salsa blanca, acomoda láminas de lasaña, cubre con la verdura y baña con salsa. Repite hasta terminar.
  5. Cubre con queso, tapa con papel aluminio y hornea 40 minutos a 180ºC. Corta y sirve caliente.

¿Tu hijo ama las pastas? 

Cómo hacer un delicioso Mac´n Cheese

Lasaña de espinacas

4 porciones

Ingredientes

  • 16 hojas de pasta para lasaña
  • 1 taza de harina
  • 1 taza de mantequilla
  • 5 tazas de leche caliente
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 taza de queso manchego rallado
  • 2 tazas de queso parmesano rallado
  • 2 tazas de espinaca blanqueada y exprimida
  • 1 taza de cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Cómo se hace:

  1. Precuece las hojas de pasta en agua hirviendo y retíralas a un tazón con agua fría.
  2. Sofríe la harina con la mantequilla sin dejar de mover hasta que comience a dorar; agrega la leche poco a poco mientras mezclas vigorosamente con un globo para evitar que se corte.
  3. Cuando se integre toda la leche añade la nuez moscada, el queso manchego y la mitad del parmesano; salpimienta.
  4. Saltea la espinaca con la cebolla y el ajo en una sartén a fuego medio con el aceite de oliva, salpimienta y retira. En un refractario mediano esparce una cama de la salsa, luego, una capa de pasta y una capa delgada de espinacas. Repite tres veces y termina con la salsa.
  5. Espolvorea el queso parmesano sobre la lasaña y hornea a 1750º C durante 40 minutos. Sirve.

Tu hijo se acabará todo el plato…

3 pastas que le encantarán a tu hijo

Lasaña con jitomate

4 porciones

Ingredientes

  • 500 kg de jitomate
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picado
  • 4 cucharadas de tomillo picado
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 tazas de hojas de espinaca
  • 1 taza de requesón
  • 400 g de laminas para lasaña
  • 2 tazas de queso manchego rallado

Cómo se hace:

  1. Corta los jitomates a la mitad, coloca boca abajo en una charola para horno, agrega el ajo, cebolla y tomillo, barniza con aceite de oliva. Rostiza a 200 ºC durante 1 hora.
  2. Retira la piel y tritura en la licuadora en pulsos, rectifica el sazón.
  3. Cuece las hojas de lasaña y reserva en agua fría.
  4. Arma la lasaña en capas entre la salsa de jitomate, laminas de lasaña, hojas de espinaca, requesón y queso manchego.
  5. Hornea a 180 ºC durante 30 minutos y sirve.

Las pastas son fuente de energía.

¿Tu hijo ama el spaguetti?

Foto: Getty Images

Si tu hijo ama a los unicornios…

Cómo hacer un sándwich de queso ¡de unicornio!

 

Categorías
Nutrición

Cómo hacer un delicioso Mac´n Cheese

Cómo hacer un delicioso Mac´n Cheese

Comer pasta les encanta a los niños, sin duda es uno de sus platillos favoritos, mira cómo hacerla con muuuucho queso.

¿Es el caso de tu hijo?

10 consejos para lidiar con niños caprichosos a la hora de comer

Cómo hacer un delicioso Mac´n Cheese

4 porciones

Ingredientes

200 g de codito
1 tazas de leche
4 cucharadas de mantequilla
2 tazas de queso cheddar rallado
1 taza de queso parmesano rallado
2 cucharadas de pan molido 

Cómo se hace

  1. Cocina la pasta hasta que esté al dente.
  2. Pon la leche a calentar, cuando la pasta este cocida escurre y agrega directamente a la leche.
  3. Agrega el queso cheddar y la mantequilla. Cuando se haya fundido el queso, pasa a un refractario.
  4. Espolvorea el queso parmesano y el pan molido sobre la pasta. 
  5. Coloca por 10 minutos en el horno a 200 ºC.

4 beneficios de comer pasta

Las pastas son ricas en nutrientes, además…

  • Son fuente de carbohidratos.
  • Ayudan a tener una buena digestión.
  • Permiten un buen rendimiento físico e intelectual. 
  • Las pastas son fáciles de cocinar y tienen un precio accesible.

Los deportistas de alto rendimiento consumen pasta antes o después de hacer ejercicio por el aporte de energía.

¿Cuál es la pasta que más le gusta a tu hijo?

Foto: Getty Images

Esta receta puede acompañar tu platillo…

Prepara una ensalada de arúgula con fresas