Categorías
Salud

Deportes que pueden afectar el oído de tu hijo

¿Cuáles son los deportes de mayor riesgo en cuanto a lesiones de oído se refiere, es decir, deportes que pueden afectar el oído de tu hijo? El doctor Gonzálo Corvera Behar responde esta pregunta.

¿Por qué es importante cuidar el oído de tus hijos?

La razón principal radica en que cualquier afección en la audición repercute en los estudios y en la capacidad de comunicación. Una pérdida de audición no tratada en un niño puede afectar su capacidad de aprendizaje, ya que si no alcanza a entender lo que el maestro le dice, difícilmente podrá hacer frente a todos los retos que la escuela representa.

Asimismo, la cuestión social es muy dependiente de la audición. El hecho de poder convivir en familia o con amigos, participando en conversaciones, engloba el aspecto social que nos hace humanos, lo cual gira alrededor de la audición.

Deportes que pueden afectar el oído

Box, judo e, inclusive, fútbol

Los deportes de más riesgo son los deportes de más contacto. Hay deportes que son de contacto directo como el box, el judo e, inclusive, el fútbol. Llamamos deportes de contacto directo a aquellos en los que dentro de las reglas del juego está permitido el contacto físico entre los jugadores, lo que provoca mayor riesgo. En el box se pueden producir golpes directos a la oreja, así como en el judo y en el fútbol.

Ciclismo, Esquí acuático, Clavados

Hay deportes que no son de contacto directo pero que también ponen en riesgo el oído, ya que existe riesgo de caídas o traumatismos craneoencefálicos; me refiero a deportes como el ciclismo, bien sea de ruta o de montaña; el esquí acuático que puede poner en riesgo una perforación del tímpano o los clavados, aunque no son tan frecuentes.

Buceo

Existen otros deportes riesgosos respecto a lo que llamamos “Barotrauma”, que se produce a causa de un cambio de presión. En este sentido, hablamos de deportes como el buceo. Este deporte es aún de mayor riesgo cuando se trata de buceo libre o buceo de apnea, que implica que los buceadores deben descender lo más rápido posible, y, generalmente, al hacerlo, no se compensa la presión, por lo que la persona se pone en riesgo de perforarse el tímpano o de romper las membranas internas del oído.

Llamamos barotrauma al daño que se genera en el oído por cambios bruscos de presión. Si, en cambio, buceamos con tanque, tenemos tiempo suficiente para compensar el cambio de presión y lo podemos hacer con toda tranquilidad, por lo que el riesgo se reduce.

Para prevenir que tu hijo sufra alguna lesión de oído

  • Es importante que tu hijo use equipo de protección, o sea, cascos para el ciclismo, por ejemplo.
  • Usar siempre el equipo de protección, acorde a cada deporte. Cuando el deporte permite o requiere uso de protección, nunca se lo brinquen.

Es importante que cualquier lesión de oído sea tratada por un especialista en oído, ya que horas de retraso en el diagnóstico y tratamiento pueden hacer que algo que es tratable se haga permanente.

¿Pediatra o especialista?

Existen lesiones en las que el médico de primer contacto es el pediatra cuando se trata, por ejemplo, de una otitis media, después de una gripa. En esos casos está perfecto que sea el pediatra quien lo trate inicialmente pero cuando se trata de un accidente sí es muy importante acudir directamente con un especialista.

Por Dr. Gonzalo Corvera Behar, Director del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología S.C., y Presidente y Fundador de la Asociación Mexicana para la Audición “Ayúdanos a Oír”, A.C. (Amaoír)

Tel: 55-5081-8249 / Twitter: IMON_salud / Facebook: oires.amaoir / www.imon.com.mx

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Es gripa o infección de oído?

 

Categorías
Ser Bebé

¿Qué hacer cuando aparecen los primeros dientes del bebé?

Llegó el séptimo mes y ya le están saliendo los primeros dientes a tu bebé. Te dejamos algunos consejos para disminuir sus molestias.

Los primeros dientes del bebé

La salida del primer diente es todo un acontecimiento en la vida del bebé y de su entorno familiar: «¡Mira,mira!, ya se le ve», exclama emocionada mamá. Ha terminado la prolongada y a veces molesta espera hasta que la primera piececita erupciona.

¿Cómo le irán saliendo sus primeros dientes?

En la mayoría de los niños, los primeros dientes en salir son los incisivos centrales inferiores (entre los seis y los diez meses) y superiores (entre los siete y los 12 meses). Los colmillos superiores suelen aparecer bastante más tarde (entre los 16 y los 24 meses) y los inferiores un poco antes que éstos (entre los 15 y los 21 meses).

Pero cada nene tiene su propio patrón de desarrollo. En muchos bebés la salida de los dientes se retrasa o adelanta a esas fechas sin que ello resulte un problema.

¿Le dolerá?

En realidad, mucho se dice sobre la dentición de los bebés, pero lo cierto es que cada pequeño es un mundo. Algunos están más molestos y otros ni se enteran. En todo caso, lo que sí provoca es: aumento de la saliva, necesidad de morder, encías inflamadas y, en ocasiones, irritabilidad, problemas de sueño y rechazo al alimento.

Y lo que no produce son enfermedades, fiebre o dolor (aunque es una creencia muy extendida durante generaciones). Sí está más irritable y llora más, lo que le puede estar ocurriendo al bebé de siete meses es que esté atravesando un proceso infeccioso (catarro, faringitis) que sí puede provocar fiebre alta.

Y, al subir la temperatura corporal, el metabolismo se acelera causando que el diente que estaba a punto de aparecer salga más deprisa.

¿Cómo aliviar sus molestias?

Los trozos de fruta y las mordederas alivian las encías inflamadas. Dan la posibilidad al niño de llevarse a la boca algo duro para frotar sus doloridas encías. Además, cumplen la función de limar «poco a poco» la piel, dejando salir antes el diente. Y si el mordedor está fresco, mejor: así se insensibilizan sus encías y se reducen las molestias.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

5 dudas sobre los primeros dientes de tu hijo

Categorías
Salud

Tips para calmar a tu hijo el día de la vacuna

¿Tu bebé suele ponerse muy estresado el día de la vacuna? Las vacunas pueden poner sensible a tu bebé y eso te angustia, sigue estos tips para calmar a tu hijo el día de la vacuna. 

Es normal que cuando lleves a tu hijo a vacunar estés inquieta, la idea de que lo van a inyectar puede ponerte muy nerviosa. Pero debes tener en cuenta que es por su salud.

Para hacer más sencillo este proceso y tu hijo se sienta más tranquilo, te damos las siguientes recomendaciones.

Para calmar a tu hijo el día de la vacuna

1. Cuando vayas a la consulta, lleva un biberón con agua fresca, un chupón de repuesto y su juguete favorito. Trata de estar lo más tranquila que puedas, ya que si tu bebé nota que estás nerviosa, le transmitirás este sentimiento.

2. Vístelo con telas de algodón, evita las prendas sintéticas, ya que estas pueden irritar su piel. Ponle un pañalero de tirantes que no sea necesario quitar para descubrirle el brazo. Procura que la pretina del pantalón sea elástica para que no le apriete. Calcula su toma y dásela una hora antes de la cita, así no tendrá hambre y reduces el riesgo de que vomite.

3. Después de la vacuna, aunque tu bebé no deje llorar debes mantener la calma. Sujeta el algodón que te den, sin masajear, viste a tu hijo y espera 20 minutos cerca del centro de salud para asegurarte de que no tiene ninguna reacción alérgica.

4. No olvides ofrecerle una buena dosis de besos y apapachos.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Vacunas ¿sí o no?

Categorías
Salud Ser Bebé

¿Tu bebé tiene gases? Mira estos consejos

¿Tu bebé tiene gases? Mira estos consejos

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

¿Existen remedios caseros para los gases? ¿Cuáles son las causas y cómo aliviar este trastorno?

¿Tu bebé tiene gases? Mira estos consejos

Es muy común para las nuevas mamás y para las que ya lo han sido en más de una ocasión, notar que sus bebitos tengan flatulencias, aire en la panza, o presencia excesiva de gases.

Para describir los trastornos causados por los que, generalmente, se denomina «aire en la panza», los médicos utilizan diferentes términos como: aerofagia, meteorismo y flatulencia.

¿Qué es la aerofagia?

Tiene lugar cuando el niño come o bebe muy deprisa, o bien cuando está muy angustiado y no puede eliminar el aire que aspiró.

¿Qué es el meteorismo?

El término meteorismo se utiliza para indicar la presencia excesiva de gas en el intestino que causa dolor. Puede deberse al aire tragado, es decir, a la aerofagia, o bien a la fermentación de los alimentos que se ingirieron.

¿Qué es la flatulencia?

Se produce cuando el organismo intenta liberarse del aire acumulado, debido a la aerofagia o al meteorismo. Se produce de dos modos: el aire se puede eliminar a través de la boca, con el eructo, o bien a través del ano, con la expulsión, a veces ruidosa, de gases malolientes.

Dale estas papillas a tu bebé…

4 ricas papillas de zanahoria para tu bebé

Los síntomas

El síntoma principal de estos trastornos es el abdomen hinchado y el dolor que, en algunos casos, puede resultar muy intenso. Contrariamente a lo que se suele pensar, no es la cantidad de aire lo que causa dolor, sino más bien la sensibilidad del intestino que, en algunos bebés, es más acentuada que en otros.

En la mayor parte de los casos, el gas se forma en la zona del intestino grueso, después de la acción de las bacterias que normalmente están ahí presentes. Cuando se ingiere el alimento, además, durante la digestión, los aminoácidos y las proteínas, al dividirse forman hidrógeno, anhídrido carbónico y metano.

Algunas veces, además, la flatulencia deriva de la intolerancia a ciertos alimentos, como la leche. Reduciendo la cantidad de leche, o eliminándola de la alimentación del niño, siempre bajo las indicaciones del pediatra, la situación mejorará.

¿Ya le van a salir los dientes? Mira…

Papillas para calmar el dolor de los dientes

¿Qué puedes hacer?

La emisión de gas suele ser una situación embarazosa pero, desde el punto de vista médico, no es preocupante.Una vez que se sabe la causa, se debe actuar en función de cada caso:

  • Enseñar al niño a comer lentamente
  • Eliminar los alimentos que producen gases
  • Beber agua después de las comidas
  • Darle el biberón especial anticólicos.

Sin embargo, es conveniente dirigirse al pediatra cuando el pequeño tiene gases a menudo y no se identifica la causa y/o cuando pierde peso.

¿Tu bebé tiene muchos gases?

Foto: Getty Images

Te interesa leer…

¿Le doy chupón a mi bebé?

Categorías
Ser Bebé

¿Mi bebé está creciendo bien?

¿Mi bebé está creciendo bien?

Es una preocupación que tienen los papás primerizos, pero no hay que obsesionarse. Aquí te decimos cómo es el desarrollo de los pequeños, aunque debes tomar en cuenta que cada niño es diferente.

¿Mi bebé está creciendo bien?

En general, los miedos proceden de la sensación que tienes de la capacidad de distinguir o no cuando realmente pasa algo malo con tu hijo. Las preocupaciones más grandes para los papás son saber si…

Esto podría ayudar a tu hijo…

Beneficios de la natación en bebés

Obsesionados con el percentil

¿Por qué no hay que preocuparse?
Un niño alegre y activo raramente padece alguna enfermedad seria o está mal alimentado (la malnutrición siempre afecta al carácter y a la actividad). El que a los padres les parezca más o menos delgado es otra cosa.

Hay que tener en cuenta que los niños no ganan peso de igual manera: engordan más en los primeros meses y lo hacen mucho menos a partir de los 5-6 meses.

Si, además, el pediatra descarta cualquier posible patología, lo mejor es no estar pendiente de si es más o menos delgado que otros de su edad. En estas situaciones suele ser útil indagar cómo era alguno de los padres o familiares cercanos a esa edad.

¿Y si el pediatra me oculta algo?
Con mayor o menor tacto, de forma más o menos explícita, todos los pediatras informan a los padres del estado de salud de sus hijos y, si llega el caso, les hacen saber cuándo algo no va bien, remitiéndoles al especialista oportuno.

Para evitar esta ansiedad, frecuente en muchos padres primerizos, es muy importante ser concreto en las preguntas que haces.

Lo ideal es llevar la consulta bien preparada y escribir en un papel todas las dudas que hayan surgido desde la última visita, cualquier síntoma del niño que te inquiete.

¿Crees que tu hijo está bajo de peso?

Foto: Getty Images

Incluye estos alimentos en las comidas de tu hijo…

Deficiencia de hierro afecta el desarrollo cognitivo de tu bebé

Categorías
Así Crece

A mi hijo le da miedo ir al doctor

A mi hijo le da miedo ir al doctor

En algunos niños es común que les de miedo visitar al médico.

A mi hijo le da miedo ir al doctor

Tu hijo ya es consciente de qué es el cuerpo y sus funciones: sabe que bajo la piel hay huesos, músculos, venas… y que el cuerpo funciona como una «máquina» a la que hay que cuidar (alimentar, lavar, proteger del frío y el calor) para que no se dañe.

¿Tu hijo no puede dormir?

Mi hijo tiene miedo de ir a dormir, ¿qué hago?

Visitas al pediatra

Las visitas al pediatra se vuelven cada vez más esporádicas. Recuerda que hace un par de años, entre revisiones, vacunas y toda la colección de virus típicos de la edad, pasabas largos ratos en consulta. Ahora, el tipo de problemas médicos cambia. A partir de los cuatro años las infecciones virales disminuyen en frecuencia (aunque no se libran de las gripes y los catarros), las afecciones respiratorias mejoran (porque madura el sistema respiratorio e inmunológico) y empiezas a tener las primeras consultas por golpes o alergias.

Quizá tu hijo ahora se enfrente a un panorama impactante (¡el rojo asusta!) que pasa a formar parte del día a día en el colegio y, por tanto, a engrosar la lista de temores de los pequeños más impresionables.

¿Puede ser el caso de tu hijo?

Los miedos más comunes en los niños

 

Tips para calmar la angustia

  1. Y es que la falta de costumbre y la aparatosidad de ciertos accidentes hace que a su edad la idea de ir al hospital o simplemente hacerse daño o sangrar sea vivida con ansiedad y temor. Por eso, además de quitarle el miedo al asunto en la medida de lo posible, es importante enseñar a tu pequeño a respirar en situaciones de angustia (tomando mucho aire de una vez y soltándolo muy despacio, como si soplaras una velita que no se apaga) y a «distraer su pensamiento» (es decir, a retirar la atención del dolor o la herida sangrante y pensar y hablar de cosas que nada tengan que ver con ello) mientras llega la atención médica.
  2. Dile que lleve a la consulta a su peluche o juguete favorito para que lo acompañe.
  3. Jueguen al doctor y con sus diferentes juguetes «vayan a consulta», «cúrenlo» para que vea que es para bien.

Habla con tu hijo sobre los beneficios de ir al doctor y cómo lo ayuda a estar sano para poder jugar, bailar…

¿Tu hijo le tiene miedo a las inyecciones?

Foto: Getty Images

Cuida la salud de tu hijo…

Tips para mejorar la alimentación de tu hijo y prevenir la obesidad

 

Categorías
Nutrición

Efectos del chocolate en los niños

Efectos del chocolate en los niños

El chocolate es uno de los alimentos y postres favoritos de los niños, por eso te decimos qué efectos tiene sobre ellos.

Efectos del chocolate en los niños

Entre los efectos del consumo del chocolate en niños se sabe que puede llegar a provocar cierta adicción, que es el causante de problemas metabólicos y factor que contribuye al sobrepeso u obesidad infantil, además de alterarlos demasiado cuando comen un poco más de lo debido. Y como si fuera poco, causante de caries.

Consumo responsable

Al respecto, los especialistas otorgan mucha razón a esos efectos del chocolate en niños pequeños; sin embargo, también indican que no se debe como tal a las propiedades del este delicioso alimento, sino a la forma en que se permite a los pequeños consumirlo.

Debido a su contenido en cafeína, puede causar ansiedad, nerviosismo e hiperactividad si se consume en exceso; también puede provocar problemas para dormir y la necesidad de orinar más frecuentemente al ser diurético.

El consumo de chocolate recomendable para los niños debe hacerse a media mañana o en la merienda, ya que se trata de un alimento muy energético y calórico, que no conviene mezclar o añadir a una comida principal. La cantidad indicada para niños saludables de 1 a 5 años es de 50 gramos al día como máximo.

Este platillo le encantará a tu hijo…

Hot cakes de avena con plátano, ¡le encantarán a tu familia!

El chocolate es nutritivo

  1. El chocolate puede ser un alimento muy nutritivo y benéfico, ya que el cacao con que se elabora, aporta excelentes nutrientes como el magnesio, el zinc, el cobre y el selenio. También contiene fósforo, hierro, manganeso, potasio y vitaminas B2 y B3, así como una gran capacidad antioxidante por sus flavonoides.
  2. Por otra parte, si bien comer chocolate los pone felices gracias a la sensación de satisfacción que genera (por una sustancia llamada feniletilamina que se libera en el cuerpo), también podría llegar a alterar a los niños.
  3. Recuerda, si no estás segura de dar chocolate a tu hijo o si comer le hace experimentar intolerancia o síntomas de alergia o intoxicación, como inflamación de los labios, dolor abdominal, diarrea o vómitos, consulta de inmediato con el pediatra.

 

La clave es cuándo, cómo y cuánto chocolate darle a tu hijo para sus efectos, como brindarle la energía que necesitanpara todas sus actividades, sean benéficos y no negativos.

¿A tu hijo le gusta el chocolate?

Foto: Getty Images

Prepara estas ricas sopas…

5 sopas que le encantarán a tu familia

Categorías
Así Crece

5 claves sobre las alergias alimentarias

5 claves sobre las alergias alimentarias

Tu hijo puede tener una alergia alimentaria, identifícala y trátala a tiempo, aquí te decimos cómo.

5 claves sobre las alergias alimentarias

Un alimento no siempre cae bien a todos, hay quienes al comerlo presentan malestares. En algunos casos, solamente puede ser resultado de una intolerancia, pero en otros podría tratarse de una alergia. Lo importante es no confundirlas.

¿Qué es una alergia?

La Academia Americana de Alergia e Inmunología define a una alergia como un grupo de síntomas que aparecen de manera local en el aparato gastrointestinal o en órganos distantes.

¿Tu hijo tiene asma?

10 tips para ayudar a tu hijo a aliviar el asma

Los niños son blanco fácil

Los niños de 0 a 5 años son blanco fácil de las alergias debido a que la inmadurez inmunológica y la gastrointestinal es la principal causa de que se desencadenen alergias a ciertos alimentos. Sin embargo, el especialista afirma que también influyen factores como: que un niño sea prematuro, que no reciba lactancia materna, que se inicie tempranamente la ablactación (antes de los 6 meses) y el hecho de tener antecedentes alérgicos familiares.

Mira cómo cuidar a tu bebé…

10 cuidados básicos del bebé en verano

Síntomas

Varían mucho de una persona a otra, dependen de factores como la edad, tipo de alimento y de alergia. En un niño pueden presentarse reacciones como estas:

  • Dermatitis atópica o por contacto
  • Urticaria
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Gastroenteritis
  • Esofagitis
  • Rinitis
  • Asma
  • Broncoespasmo (dificultad para respirar)
  • Secreción nasal
  • Mareos

Tratamiento

De acuerdo con los especialistas, la mejor forma de tratar las alergias es evitando los alimentos que las desencadenan. También se recomienda estimular el sistema inmune para poder inducir la tolerancia a esos alimentos. En este tipo de alergias no están indicadas las vacunas (inmunoterapia), tampoco se aconseja la automedicación (con antihistamínicos o esteroides).

Si detectas que tu hijo es alérgico a algún alimento, consúltalo con el pediatra y evita que lo consuma.

¿Tu hijo es alérgico a algún alimento?

Foto: Getty Images

Estas papillas le encantarán a tu hijo…

4 ricas papillas de zanahoria para tu bebé

Categorías
Salud

¿Qué hago si mi niño tiene fiebre?

¿Qué hago si mi niño tiene fiebre?

La fiebre es común en los niños, sin embargo, debe atenderse de inmediato para evitar futuras complicaciones. Checa nuestras recomendaciones.

La fiebre es un aliado del sistema inmunológico del niño, no hay que alarmarse, pero hay que tratarla cuando sea preciso y consultar al pediatra cuanto antes para comprobar el estado general de salud de tu pequeño.

Fiebre, síntomas de alarma

  • Está demasiado somnoliento, no quiere que lo saques de la cuna ni tampoco que lo cargues. 
  • Está ausente y no presta atención.
  • Respira con dificultad y se le hunden las costillas.
  • Rechaza líquidos y no tiene apetito.
  • Tiene manchas rojizas en la piel.
  • Indica de algún modo que le duele la cabeza o las articulaciones.

 

¿Qué hago si mi niño tiene fiebre?

  1. Mientras el niño tiene fiebre, primero quítale un poco de ropa para que esté más fresco, ofrécele líquidos y alimentos templados.
  2. Déjalo en un lugar cómodo para que se sienta tranquilo, evita tomarlo en brazos con frecuencia ya que esto lo puede poner irritable.
  3. Si el médico no indica lo contrario, no le des ningún medicamento. 
  4. Si la fiebre excede los 38ºC, a las medidas anteriores puedes añadir un baño con agua tibia, también puedes mojarle la nuca, el pecho, las muñecas y las ingles con una esponja  y darle un fármaco para bajar la fiebre (antitérmico).
  5. No automediques al niño lo mejor es seguir al pie de la letra las recomendaciones del pediatra.
  6. Mientras esté con fiebre ofrécele agua fresca y suero con frecuencia (además de jugos, caldos, leche, etc.), ya que uno de los riesgos de la temperatura corporal alta es la deshidratación.
  7. En el caso de niños con antecedentes de convulsiones o de trastornos neurológicos, el tratamiento medicamentoso de la fiebre debe ser previo a los 38 ºC, a fin de prevenir la aparición de estas sacudidas que tanto preocupan a los padres.

De preferencia no automediques a tu hijo y sigue los consejos del pediatra.

¿A tu bebé le ha dado fiebre elevada?

Foto: Getty Images

¿Saldrás de vacaciones en familia?

10 cuidados básicos del bebé en verano