Categorías
Ser Familia

Lo que debes saber de la custodia compartida

Los niños tienen el derecho de convivir con ambos padres, ello beneficia en gran parte a su desarrollo. Por eso, la custodia compartida adquiere cada vez más relevancia ante casos de divorcio o separación. Esto es lo que debes saber de ella. 

En México, entre los años 2000 y 2015, el número de divorcios aumentó 136.4 %. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha precisado que en el país hay 1,381,509 personas que viven solas y, de estas, 94.4 % son exunidas o solteras, mientras que solo 5 % declararon estar casadas o en unión libre.

Además, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 9.6 % de las mujeres de 15 y más años con hijos nacidos vivos son solteras. En las adolescentes de 15 a 19 años este porcentaje es de 22.8 %.

Estos datos hablan sin duda de la realidad que vive la infancia en nuestro país: el divorcio, o separación de las parejas, es una de las principales causas de trastornos en menores.

Un estudio publicado por la UNICEF señala que “las consecuencias pueden ir de moderadas a graves, de transitorias a permanentes y que dependen de los siguientes aspectos:

1. Grado del conflicto previo, especialmente que se involucre o no a los hijos.

2. Ejercicio o no de la crianza conjunta de los hijos.

3. Los efectos del deterioro económico y del estilo de vida.

En este sentido, César Martín, abogado, afirma que “la custodia compartida es la situación ideal para los hijos en el caso de divorcio de los papás”. Sin embargo, agrega: “Cuando no hay una ley que regule algo tiene que ser la jurisprudencia la que lo haga; es decir, sentencias reiteradas del Tribunal Superior que complementan esas lagunas y en las que se basan los juzgados”.

En México, por ejemplo, la custodia compartida no figura como tal en el Código Civil Federal, pero deja abierta su posibilidad:

Artículo 416. En caso de separación de quienes ejercen la patria potestad, ambos deberán continuar con el cumplimiento de sus deberes y podrán convenir los términos de su ejercicio, particularmente en lo relativo a la guarda y custodia de los menores.

Artículo 417. Los que ejercen la patria potestad, aun cuando no tengan la custodia, tienen el derecho de convivencia con sus descendientes, salvo que exista peligro para estos. No podrán impedirse, sin justa causa, las relaciones personales entre el menor y sus parientes.

Lo más importante en la custodia compartida: Que tu hijo se sienta amado y seguro

Procura por igual el fomento de la seguridad y cuida los factores emocionales, para que el cambio de papá-casa no sea causa de preocupación. Así, las idas y venidas pasarán a un segundo plano si como padres dan prioridad a la estabilidad de su hijo, que depende más de las relaciones significativas que de la comodidad a nivel físico o ambiental.

Este sistema puede ser el ideal si en cada domicilio las normas y los hábitos son similares.

7 puntos que debes saber de la custodia compartida

1. Tiene como finalidad que ambos papás continúen con la crianza de sus hijos, pues “la ruptura conyugal no significa el fin de la relación paterno-filial; esto es, el hijo no se divorcia de uno de los progenitores”, afirma Pérez Gándara.

2. Mediante ella ambos papás tienen la custodia legal y física de sus hijos; esto significa que comparten los derechos y responsabilidades en la educación, formación, manutención y toda actividad relacionada con la crianza de los niños, de tal manera que gozan, por resolución judicial, de igualdad en todas las decisiones y acciones relativas a los menores, en igualdad de condiciones.

3.  Para que haya custodia compartida debe existir patria potestad, la cual tienen los papás por ley; es decir, ellos son los responsables de cuidar, proteger, alimentar, educar, procurar, representar legalmente y administrar los bienes de sus hijos menores de 18 años. Y solo la pierden cuando no cumplen con sus deberes o cuando su conducta pone en peligro el bienestar del hijo, pero únicamente por sentencia judicial, lo cual también terminaría con la custodia compartida.

4.  Los hermanos no pueden separarse y quedar en casas distintas; además, se busca evitar, en lo posible, sustraer a los hijos de su entorno social (amistades, escuela, nivel económico…), por lo que conviene que no haya cambio de domicilio de los papás.

5.  Los hijos con más de 12 años o que ya tienen la capacidad y madurez para expresar su decisión, pueden elegir con cuál de los padres vivir. El juez es quien determina, recurriendo a expertos de la conducta, si el niño está en condiciones de tomar la elección o incluso, si esta pudiera ser producto de la manipulación de alguno de los progenitores para destruir su vínculo con el otro (la llamada alienación parental).

6.  Los papás son quienes deben proponer la custodia compartida de sus hijos ante el juez de lo familiar, quien podrá hacer las consultas que considere pertinentes a los familiares cercanos de ambos padres, solicitar la opinión de los profesionales o expertos necesarios y hasta entrevistar a los hijos para determinar qué sería lo más benéfico para ellos.

7.  El juez es quien determina a cada uno de los papás la contribución para los alimentos de los hijos, considerando su particular capacidad económica. Este plan estaría sometido a evaluaciones periódicas.

¿Qué hace que realmente funcione la custodia compartida?  

  1. Ambos papás deben involucrarse por igual en las actividades y la crianza de sus hijos, compartiendo en igualdad de condiciones las responsabilidades y los derechos.
  2. Ambos padres deben tener claro que el divorcio no quita a ninguno su derecho de convivencia con los hijos.
  3.  Los progenitores deben mantener siempre el respeto entre ellos y hacia cada uno de los hijos.
  4. Los papás necesitan tener la suficiente inteligencia emocional para llegar a acuerdos y arreglar conflictos con el fin de facilitar la estructura de horarios, condiciones, frecuencia y todos aquellos detalles que permitan construir un buen convenio de custodia compartida.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Así debes de explicarle a tu hijo tu separación de pareja

Categorías
Ser Mamá

Esposos estresan más a las mujeres que los hijos

Según un estudio, los esposos estresan más a las mujeres que los propios hijos; ¿Tu qué opinas? Veamos a qué se puede deber.

La gran cantidad de tareas diarias que comienzan en la casa, siguen en el trabajo y terminan, a última hora del día, en la casa, agobia a muchas madres de familia. Pero un reciente estudio demuestra que lo que realmente las estresa es su marido.

Si es tu caso, te dejamos esta receta especial de té para tranquilizar tus niveles de estrés y poder relajarte. ¡Pruébala!

Reduce el estrés con manzanilla

¿A qué se debe que los esposos estresan más a las mujeres?

La encuesta, elaborada por la Universidad de Padua en Italia, reveló que las mujeres se sienten más estresadas por el comportamiento de sus parejas que por el de sus propios hijos.

En la indagación, tres cuartas partes de las mujeres afirmaron que hacen la mayoría de las tareas del hogar y tienen la mayoría de las responsabilidades de crianza.

Una de cada cinco afirmó que la falta de ayuda y apoyo de sus maridos era la causa de gran parte de su estrés.

Este estudio también analizó a los hombres en sus vidas y descubrió que muchos de ellos confiaban mucho en las capacidades de sus esposas.

Ahora que sabes por qué tu esposo puede llegar a estresarte tanto, te compartimos esta información que te ayudará a ponerle fin. Recuerda que lo mejor es la comunicación, quizá, sea tiempo de sentarse a platicar; mira por qué te lo decimos:

Los 10 errores más comunes que generan peleas de pareja

Por Miguel Soria

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

5 tips para que los niños ayuden en casa

 

Categorías
Padres e Hijos

3 formas de controlar el enojo

Es muy normal que tras un día de mucho trabajo, tránsito y el montón de obligaciones te sientas rebasada y reacciones con enojo a la primera que te hagan: te dejamos estas efectivas formas de controlar el enojo.

Tu hijo tira la leche y tú, te enojas; no quiere ponerse la pijama y tú le gritas “no te lo vuelvo a repetir”; vaya, que cuando sientes enojo no te agrada siquiera que haga ruido en la casa. ¿Qué hacer?

Te interesa: Alimentos que te hacen feliz

Exprésalo

Cuando estás enojada lo primero que te ocurre es una reacción instintiva hacia la agresión muchas veces contra el primero que te irrite o haga algo que no te gusta (aunque sea tu hijo). Por supuesto, esto no es lo ideal porque entre el enojo puedes herir a tu hijo con palabras o golpes. Necesitas poner en palabras tu emoción: «estoy enojada porque… (ya quería llegar a casa a descansar y hubo muchísimo tránsito, por ejemplo).

Suprímelo

Esto ocurre cuando dejas de enfocarte en el enojo y optas por orientar tu atención en actividades que desfoguen tu energía: jugar con tu hijo, el gym, tener sexo…es  convertirlo en algo constructivo; calro que no se trata de “tragarlo” porque de hacerlo, en cualquier momento puedes explotar por complaeto o de poco a poco con actitudes pasivo- agresivas del tipoenjuiciamiento o control del otro: “ya te dije cariño que lo estás haciendo mal y ahora debes repetir la palabra 100 veces”.

Déjalo ir

Es lo más difícil de lograr, para ello necesitas empezar a reconocer tus reacciones físicas del enojo para, poco a poco, irlas controlando cuando aparezcan con tu respiración calmada y profunda. Por otro lado, lo mejor es hacer conscientes tus pensamientos negativos del momento para no alimentarlos: “estoy harta de que nadie me ayuda, de tener tanta responsabilidad…». Busca callar tales pensamiento ocupando tu mente con ideas que te sumen paz: “voy a abrazar a mi hijo, jugaré un rato con el perro, esta vez voy a respirar, yo puedo…”.

Cuando tu hijo esté en pleno berrinche, tengas una pelea de pareja, mucho trabajo, estés frente a cualquier situación que te despierte el enojo, recuerda estas técnicas y hazlas. En verdad te funcionarán, solo es cuestión de practicarlas.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Pensamientos positivos que te ayudan a ser mejor mamá

Categorías
Ser Pareja

¿Tienes una pareja explosiva? 4 frases para no hacer más grande la pelea con él

¿Al discutir suele encenderse más la chispa con cada palabra que dicen? La psicóloga clínica Natalia Gurdián afirma en su blog que estas frases ayudan a expresar tu queja sobre el comportamiento de tu pareja explosiva pero sin agrandar el problema.

Frases para no hacer más grande la pelea con tu pareja explosiva

1. En mi corazón sé que eres un(a) buen(a) hombre/mujer. Ahora escúchame, por favor.

2. Realmente pienso que eres una persona (generoso/a, amorosa/o, genial…), pero creo que has aprendido a actuar así cuando te enojas. ¿Podemos cambiarlo por favor?

3. Yo sé que cuando explotas no estás tratando de herirme, ¿verdad? Creo que tienes buenas intenciones, pero al parecer simplemente reaccionas.

4. Necesito que me escuches, tu actitud explosiva me asusta. No puedo hablar, me congelo y yo sé que es justo lo que tú no quieres.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

10 acciones que NO debes hacer cuando tu pareja te aplica «La Ley de Hielo»