Categorías
Belleza

¿Cómo cuidar la piel de mis axilas?

Con estos 7 pasos tendrás la piel de tus axilas bellas y saludables. Normalmente nos enfocamos en el cuidado de la piel de la cara y otras partes del cuerpo que comúnmente se exponen al sol. Sin embargo, es importante poner atención en aquellas zonas que no exponemos tanto, tal y como las axilas.

La piel de las axilas requiere de un cuidado muy especial, debido a que es un área muy sensible que suele irritarse fácilmente y que también puede mancharse. Para ello, te damos 7 pasos con los cuales la piel de tus axilas lucirá bella y saludable:

  1. Exfolia: utiliza un exfoliante corporal, el cual eliminará las células muertas de la piel. Este puede ser comercial o uno casero, hecho con un poco de azúcar, miel y limón mezclados. Aplícalo haciendo círculos suaves y enjuaga bien. Haz esto 1 vez por semana.
  2. Crema corporal: al igual que el resto de tu piel, tus axilas también necesitan de humectación. Procura utilizar una crema libre de lociones y/o alcohol, pues pueden mancharse. Lo ideal es una crema neutra.
  3. Protector solar: sí, aunque no estén expuestas directamente al sol, las axilas también necesitan protegerse. No olvides aplicar un poco después de la crema neutra.
  4. Bebe agua: la humectación por dentro es tan importante como la de afuera. El agua elimina toxinas que manchan la piel, incluyendo la de las axilas.
  5. Quita el vello: sabemos que los rastrillos son los que suelen irritar la piel de la zona axilar. Sin embargo, dejar el vello puede ser perjudicial, debido a que evitan la evaporación del sudor y, por tanto, es más fácil que huelan mal. Lo mejor es los afeitemos o depilemos regularmente.
  6. Desodorante: la mejor opción es utilizar uno que contenga omega 6, el cual previene que las axilas se oscurezcan.
  7. Playeras sin mangas: no mantengas ocultas tus axilas, también es una zona que necesita respirar. Utiliza de vez en cuando playeras sin mangas.

Josselin Melara

Categorías
Belleza

20 actitudes que te aseguran «la juventud eterna»

El dicho de que la juventud se lleva en el corazón es cierto y, lo mejor: ¡se refleja en el cuerpo. Cultivar el buen ánimo, seguir hábitos saludables de vida, lograr tus sueños y metas te hacen sentir satisfecha con tu vida y contigo misma; sin estrés, preocupaciones, ansiedad, angustia. Esto se refleja en tu apariencia. Así que te compartimos estas actitudes que te aseguran la juventud eterna, en mente, alma ¡y cuerpo!

La juventud eterna

  1. Abraza todos los días a las persona que quieres, familia, amigos, a tu hijo, incluso a tu animal de compañía.
  2. Sonríe todos los días a cada persona que te encuentres.
  3. mantén tu ánimo elevado; escucha música y muévete al ritmo, aunque estés sentada frente a tu computadora. ¡Sí se puede!
  4. Sé solidaria; ayuda a un animal de la calle: si lo ves lastimados, llévalo a veterinario.
  5. Visita un asilo u horfanato, te ayudará a valorar lo positivo de tu vida.
  6. No te autoexijas en extremo; sé compasiva y generosa contigo misma.
  7. Dedícale tiempo de plática a tus amigos aunque tengas mucho trabajo.
  8. Pon atención en los detalles de tu día a día; podrías perderte un cielo estrellado o una luna brillante.
  9. Date tu comida favorita o disfruta de un delicioso postre; ¿te gusta el pan? ¿por qué no uno a la semana? ¡Sí!
  10. Permítete ver películas que te inspiren, relajen, entretengan, conmuevan… no tienen que ser siempre profundas y analíticas.
  11. Juega; diviértete cada día con cada cosa que hagas en tu trabajo, tu casa, con tu pareja, con tu hijo; la madurez y la responsabilidad no desplaza el disfrute de la vida.
  12. Aprende cosas nuevas, adquiere habilidades desconocidas, conocimientos que te llamen la atención.
  13. Arriésgate; toma retos, emociónate con ellos, emprende nuevos proyectos, sal de tus propias limitaciones.
  14. Escucha a las personas; escuchar es no enjuiciar ni querer controlar o desear que los demás hagan lo que tú crees es lo correcto. Significa poner atención en sus necesidades para ayudarlos.
  15. Sé servicial, no es malo ni te denigra, es cuidar a las personas buscando serles de ayuda en algo que necesiten.
  16. Di gracias, por lo favores que te hagan, por ayudarte en algo, por invitarte, por amarte, por celebrarte…
  17. Comparte tu abundancia, sea de dinero, de amor, de tiempo; aunque no lo creas o no lo veas, tienes mucho qué compartir de ti misma a los demás.
  18. Quéjate menos y haz más; hay muchas cosas malas en el mundo, también cosas hermosas, enfócate en todo lo que sí puedes hacer para mejorar el mundo, a ti misma y a tu familia y hazlo.
  19. Apoya una causa social; comprométete con ella. Sea lo que quieras ser parte de un proyecto que ayude a la humanidad, a tu comunidad, en tu colonia te hará sentir feliz y satisfecha.
  20. Trabaja el desapego; todo cambia, va y viene; aferrarse a lo que hoy tienes causa ansiedad, angustia, estrés. Acepta que hoy es tu momento ideal tal como es, pero que mañana podría ser otro y que igual será perfecto. Aplícalo en tus relaciones personal, en tus cosas materiales, en tu trabajo, contigo misma, porque tú también cambias conforme avanza el tiempo.

Y lo más importante, permítete disfrutar lo más hermoso que tienes: el ser mamá. 

FOTO FETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

12 consejos para ser feliz todo el año