Categorías
Salud

Evita los daños a la salud causados por la mala calidad del aire

La temporada de calor trae consigo una alta posibilidad de incendios forestales y el humo producto de tales incendios, al mezclarse con el ozono, crea una mezcla de gases y partículas finas que pueden dañar la salud al punto de necesitar hospitalización. Te decimos qué acciones tomar para prevenir los daños del humo por incendios y la mala calidad del aire. 

¿Cómo cuidar de ti y tu familia?

  1. Usa gafas cuando andes por la calle.
  2. Aplica gotas de lágrimas para disminuir el efecto de sequedad.
  3. Usen tapabocas para evitar respirar partículas tóxicas liberadas por la quema de material.
  4. Tomen mucha agua para evitar la sequedad de garganta.
  5. Si viven cerca de la zona donde ha ocurrido algún incendio, coloca telas húmedas en las ventanas para evitar la entrada de partículas.
  6. Mantén las puertas y ventanas de tu casa o departamento cerradas.
  7. Eviten realizar actividad física al aire libre.
  8. Si identificas cenizas en el patio, terraza o balcón, evita que tus hijos jueguen en el suelo. También evita que tus animales de compañía coman en estas zonas.
  9. Al momento de limpiar las cenizas, usa tapabocas y moja el suelo antes de barrer, para evitar que las partículas se desprendan y las inhales.

¿Cómo afecta a la salud el humo por incendios?

Los gases y partículas son inhalados profundamente y llegan a los pulmones. Por lo que además de causar irritación en los ojos, afecta la respiración y podría agravar otras condiciones de enfermedades crónicas, tales como el asma y las enfermedades cardíacas.

El humo de incendios forestales contiene monóxido de carbono, un gas incoloro, inodoro y tóxico. Por eso, no lo detectamos. Pero si en tu ciudad o estado se están viviendo casos de incendios forestales es necesario tomar estas medidas de prevención, aunque el incendio no esté cerca de tu hogar.

Es así porque los contaminantes que emanan del humo de los incendios forestales se esparcen por la localidad debido al viento y  provocan un aumento de las concentraciones de ozono. Así que no se trata solo de la toxicidad del humo, sino de su efecto sobre la calidad del aire.

La Dra. Alexandra Larsen de la Universidad Estatal de Carolina del Norte en los Estados Unidos, ha analizado a largo plazo los efectos que el humo de los incendios forestales tiene sobre la calidad del aire: “los días en que los incendios están activos representan un número desproporcionado de días con niveles elevados de índice de calidad del aire, lo que indica que los aumentos moderados de la contaminación atmosférica regional debidos a grandes incendios y el transporte de humo a larga distancia pueden llevar la calidad del aire a niveles insalubres”.

Ha encontrado que «a medida que la cantidad de incendios aumenta y la superficie quemada es más importante, se torna más preocupante porque la exposición a partículas y gases asociados con el humo de incendios forestales que ingresa a las ciudades puede llevar a las personas a ser hospitalizadas con problemas respiratorios y hasta cardíacos».

¿Quiénes corren mayor riesgo?

  • Quienes padecen enfermedades cardíacas y pulmonares, tales como insuficiencia cardíaca congestiva, angina, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfisema o asma, o aquellos que han padecido anteriormente de un ataque cardíaco.
  • Los adultos mayores y los niños, cuyos pulmones y vías respiratorias aún están en desarrollo y también inhalan más aire por kilo de peso corporal que un adulto; lo mismo ocurre en las mujeres embarazadas.
  • Los fumadores, porque ya tienen una función pulmonar deprimida o una enfermedad pulmonar e inhalar humo puede agravar esta condición.
  • Las personas con infecciones respiratorias como resfríos o gripe.
  • Las personas con diabetes o que hayan padecido un derrame cerebral.

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Belleza

13 tips para prevenir las várices

Con la llegada del calor y la primavera viene la época de sacar las faldas y vestidos, sigue estos 13 tips para prevenir las várices y lucir unas piernas bonitas.

¿Qué son?

Son venas que se hinchan en la zona de las piernas, debido a una acumulación de sangre que no es normal.

¿Qué las causa?

Durante el embarazo, diferentes hormonas aumentan el volumen de la sangre que circula en el cuerpo e incrementan la presión intravenosa. Durante la gestación realizas menos actividad física y tu bebé presiona la pelvis, lo que dificulta el regreso de la sangre desde las piernas a tu corazón.

Señales para detectar várices

• Sientes ardor, comezón, hormigueo, dolor o piernas muy cansadas

• Tienes los tobillos y piernas hinchadas

• Se eleva tu temperatura corporal, en especial en las venas

• Percibes pequeñas venas rojizas o azules (como ramificaciones) en las piernas

• Observas cambios en la coloración de tu piel

• Te dan fuertes calambres nocturnos

Várices y embarazo

Durante el embarazo hay mayor riesgo de que aparezcan o aumenten las várices porque los vasos sanguíneos de las piernas se sobrecargan por el peso creciente del bebé.

Sigue estos 13 tips para prevenir las várices y también para aliviar un poco las molestias:

  1. Cuando tengas que permanecer mucho tiempo sentada procura mantener siempre las piernas un poco elevadas o de vez en cuando realiza movimientos rotatorios con los pies en un sentido y al otro.
  2. Consulta a tu médico para ver si puedes practicar ejercicios para favorecer la circulación, como el pedaleo de bicicleta acostada boca arriba y caminar.
  3. Báñate con agua tibia para tonificar los vasos sanguíneos, deja que el chorro de agua caiga sobre tus piernas.
  4. No subas demasiado de peso en el embarazo para no sobrecargar todavía más tus piernas. Consume alimentos ricos en fibra y evita las grasas.
  5. Practica regularmente algún ejercicio físico suave: caminar, nadar, pilates, yoga… Siempre y cuando tu médico te lo recomiende, te ayudará a que la sangre circule mejor.
  6. Si ya tienes várices o pasas mucho tiempo de pie, podrías utilizar medias de compresión. Tu médico puede recetártelas. Aliviarán mucho la pesadez y también ayudarán a que no empeoren las varices. Evita los calcetines apretados y procura que no se marque el elástico en tu piel.
  7. Para favorecer la eliminación de líquidos (en el embarazo se retienen más por los cambios hormonales), es aconsejable beber bastante agua; de todos modos, consulta a tu médico.
  8. No uses ropa entallada: prefiere la ancha y cómoda, tanto interior como exterior.
  9. Date masajes suaves en los tobillos (del tobillo al muslo) con alguna crema especial para piernas cansadas.
  10. Evita las posturas que dificultan la circulación, como cruzar las piernas. Consulta a tu médico para ver si puedes sentarte unos minutos por las tardes y elevar un poco los pies sobre una pared o banco.
  11. Usa calzado cómodo y deja los tacones o zapatos apretados.
  12. Consulta con tu médico si puedes dormir con las piernas más altas que la postura de tu cabeza y por cuánto tiempo lo recomienda.
  13. Evita bañarte con agua muy caliente, depilarte con cera caliente y exponerte al sol por periodos prolongados.

Si las tratas a tiempo, puedes prevenir las várices con un buen tratamiento, aunque si tienes factor hereditario, es probable que se presenten en alguna etapa de tu vida.

¿Te han salido várices? Recomiéndanos un tip.

Categorías
Salud

Enojarte podría provocarte un infarto o derrame cerebral

Si eres de las personas que se enojan mucho o muy seguido, cuidado, tu salud se puede ver afectada gravemente. Podrías tener un ataque al corazón (infarto) a las siguientes dos horas de experimentar un coraje, además, se incrementa la posibilidad de que sufras un derrame cerebral.

El estrés aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial, lo que restringe el flujo sanguíneo, la próxima vez que sientas mucho coraje, trata se respirar, intenta hacer al menos cinco respiraciones por minuto para reducir la presión arterial.

El estrés incrementa tus probabilidades de sufrir un derrame cerebral ya que genera respuestas inflamatorias en el torrente sanguíneo, lo cual reduce el flujo de sangre hacia el cerebro.

¿Qué  puedes hacer para evitar un derrame cerebral o infarto?

* Mantener la calma.

* Ir al gimnasio, con media hora de ejercicio se puede reducir la ansiedad.

* Meditar para disminuir la presión arterial.

* Cuidar de tu jardín al menos 20 minutos al día, ayuda a reducir la presión arterial, lo que disminuye en un 30 por ciento el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

* Caminar al aire libre.

* Pintar sobre un lienzo, hoja ¡o hasta en una servilleta!

* Armar un rompecabezas.

* Resolver sopas de letras, laberintos o crucigramas.

* Respirar profundo al menos seis veces seguidas.

* Guardar la calma y tratar de encontrar una mejor solución.

* Sonreír más. Un estudio de la Universidad de Michigan, EUA. reveló que las personas que sonríen más pueden reducir su riesgo de sufrir un derrame cerebral ya que al sonreír el cerebro produce cortisol, una hormona que evita la inflamación de las arterias.

¿Sabías que el 1/3 de la población adulta mundial tiene la presión arterial alta según la OMS?

Dato alarmante: 77% de las personas que sufren un derrame cerebral tienen la presión arterial alta.

Te interesa: 5 alimentos que estimulan el cerebro y te harán más inteligente