Categorías
Salud

Mitos acerca de cómo hidratar a los bebés (que pueden arriesgar su salud)

En los bebés, el 70% de su cuerpo es agua, es por eso que una deshidratación puede poner en riesgo su vida. Aquí te develamos algunos mitos acerca de cómo hidratar a los bebés.

La hidratación es «el proceso mediante el cual se reemplazan los líquidos que el cuerpo ha perdido por el sudor, la respiración y la eliminación de deshechos del organismo», señala la nutrióloga García. Al mantener bien hidratado a tu bebé le aseguras su buen estado de salud.

Y es que la infancia es una etapa fundamental para el desarrollo intelectual y físico; y el agua constituye más del 60% del organismo, por lo que forma parte fundamental de varios procesos: mantiene la eficiencia de los impulsos eléctricos, regula la temperatura
corporal, elimina sustancias tóxicas del cuerpo y favorece el aprovechamiento de
nutrimentos.

LOS MITOS QUE RONDAN LA HIDRATACIÓN

Además de la leche materna, durante sus primeros meses de vida, el nene necesita agua o tés para estar bien hidratado.

Al contrario, «es importante saber que para un bebé la leche tanto materna como la de fórmula son la fuente más importante y única de hidratación, así como de alimentación. Es decir, un bebé no necesita agua ni té». Por eso se recomienda que las mamás que lactan también tengan una correcta hidratación.

Previo al primer año de edad no se pueden dar otros líquidos. 

Darle a tu bebé pequeñas cantidades de agua simple de los seis a los 12 meses favorece el hábito de consumirla. Lo apropiado «antes de los diez meses, es que el bebé tome el agua en mamila para evitar que ingiera tragos muy grandes. Posteriormente se puede hacer el cambio paulatino de la mamila a un vasito entrenador. Lo ideal es dársela entre las comidas, para evitar que se llene de líquido y ya no quiera consumir otros alimentos que le proporcionarán nutrimentos importantes».

La hidratación sólo se logra con agua.

«De los seis a 12 meses la introducción de alimentos diferentes a la leche también forma parte del aporte de líquidos; las verduras y frutas son ricas en agua que, al incrementar la ingesta de nutrimentos, entre ellos el agua, contribuyen a cubrir la demanda». Pero la leche en esta etapa sigue siendo la principal fuente de hidratación y se complementa con los líquidos que contienen los alimentos que empieza a consumir.

Los niños requieren menos hidratación cuando hace frío.

Esto es totalmente falso, ya que el nivel de agua en el cuerpo se debe mantener siempre. En la época invernal es muy común que como mamás tapemos mucho a los pequeños, sin embargo, esto hace que puedan perder agua por medio de la sudoración. Es importante mantenerlos hidratados en frío y calor.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

9 beneficios del agua que tu hijo necesita para su desarrollo cognitivo

Categorías
Ser Bebé

¿Cómo saber si tu bebé tiene calor o frío?

Entre las lluvias, los días calurosos, o bochornosos, te decimos cómo puedes saber si tu bebé tiene frío o calor de manera práctica y segura.

Una de las preguntas más frecuentes que escuchamos por parte de los papás, sobre todo cuando son primerizos, es cómo saber si su bebé tiene calor o frío. Quizá el sentidos común nos haga pensar que si nosotros tenemos frío, ellos también; lo mismo para el calor. Sin embargo, debemos comprender que no es la manera correcta.

La temperatura de los bebés no es la misma que la nuestra, en gran medida porque aún no pueden regularla y porque su circulación sanguínea apenas se va desarrollando. Por ello, no es bueno que hagas la comparación. Para determinar la temperatura de tu bebé, más allá de usar un termómetro para saber si tiene frío o calor, lo normal es hacerlo a través del tacto.

La mejor manera de averiguar si necesita más abrigo es tocándole las piernas, los brazos o el cuello. La pérdida de color en las mejillas también puede indicar que el bebé está pasando frío. Aún así, debes tener en cuenta que, debido a su circulación, prácticamente todos los bebés tienen fríos los pies y manos.

Para saber si tu bebé tiene más calor de lo habitual, puedes sentir su pancita y frente, además de que posiblemente sude un poco de su cabeza y esté de mal humor. De se así, lo recomendable es llevarlo a una habitación fresca, quitarle la ropa, darle aire con un abanico y hacerle tomar mucho líquido. Si su temperatura no cambia, usa el termómetro y, de ser necesario, acude con su médico.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer: 

¿Cómo prevenir que tu hijo padezca alergia al sol?

Categorías
Salud

¿Cómo prevenir que tu hijo padezca alergia al sol?

Se produce cuando la piel expuesta al sol reacciona anormalmente. La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica define la alergia solar como una reacción inmunológica, causada por la sensibilidad a la luz solar, fenómeno conocido como fotosensibilidad. ¿Qué puedes hacer para prevenir que tu hijo desarrolle alergia al sol? 

La mayoría de las veces esta respuesta del sistema inmunológico no está producida directamente por el sol, sino que el sol sería el detonante. Es decir, se requiere que la persona alérgica tenga una predisposición de base, que puede ser una enfermedad o estar bajo tratamiento con algún fármaco o crema que reaccione al ser expuesta a una fuente de luz.

Por tanto, si tu hijo tiene esta predisposición, es más probable que padezca de alergia al sol. Por eso es importante prevenir y que procures protegerlo de la luz solar.

Síntomas de la alergia al sol

Las reacciones de la alergia al sol son muy variadas; pueden presentarse erupciones similares a la urticaria hasta la aparición de eritemas parecidos a las quemaduras. Se producen especialmente en las zonas de la piel más expuestas al sol, y generalmente ceden al retirarse de la luz durante varios minutos.

Si la alergia al sol no es muy grave, puede mejorar si expones a tu bebé a pequeñas dosis de luz solar, siempre evitando las horas de más calor y empleando protección como sombrillas, gorros y bloqueador solar. Si las reacciones son más graves hay que evitar los lugares con mayor exposición solar como la playa.

¿Cómo prevenir la alergia al sol?

  • Evita exponer a tu hijo al sol entre las 10 a.m. y las 4 p.m.
  • Evita la exposición repentina a mucha luz solar, sobre todo en primavera o el verano, que la luz del sol es más brillante e intensa.
  • Asegúrate de proteger a tu hijo con una gorra o sombrero de ala ancha.
  • Evítale las telas delgadas o de tejido suelto; los rayos UV puedan pasar a través de ellas.
  • Usa un protector solar.
  • Si identificas que una determinada sustancia provoca la reacción de su piel, como un medicamento o crema, evítala de inmediato.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Razones por las que familia debe usar protector solar todos los días

Categorías
Salud

10 tips para ayudar a tu hijo a aliviar el asma

10 tips para ayudar a tu hijo a aliviar el asma y evitarte sustos.

El asma es una dificultad respiratoria causada por la inflamación y la obstrucción de los bronquio, entonces el aire no puede entrar. El asma es la enfermedad crónica más frecuente entre los niños, afecta al 10% de la población infantil a nivel mundial.

Síntomas

En las crisis de asma se agudizan los síntomas, se presenta:
  • Asfixia
  • Agitación
  • Cara roja
  • Dificultad para emitir sonidos

10 tips para ayudar a tu hijo a aliviar el asma

  1. Evita que tu hijo esté en contacto con lo que la desencadena.
  2. Elimina cosas irritantes dentro de tu hogar (pelo de algún animal, pólen, ácaros, mohos…). Un hogar limpio es el mejor regalo para tu hijo asmático.
  3. Reduce el número de objetos para facilitar la limpieza de tu casa.
  4. Ten menos cuadros, adornos y objetos decorativos.
  5. Evita que tu hijo tenga peluches en su cama.
  6. Si tienes libros, películas y discos, lo ideal es mantenerlos en vitrinas cerradas.
  7. Prefiere los sillones y sofás de piel.
  8. En primavera no abran las ventanas entre las seis y las diez de la mañana y en la última hora de la tarde que es cuando más polen está suelto en el aire.
  9. Si tu hijo tiene alergia al polen del ciprés, de enero a febrero será crítico; si es sensible al polen de las flores gramíneas, marzo-abril serán los peores meses; en general, el resto de las floraciones tienen lugar en primavera, hacia el mes de mayo.
  10. Ventilen todos los días cada una de las recámaras de la casa, mantengan las ventanas abiertas, al menos durante 20 minutos.

Di adiós al cigarro

El tabaquismo es la principal causa de enfermedades respiratorias en niños pequeños si conviven con adultos fumadores. Asegúrate de que ningún miembro de tu familia fume cerca de tu hijo.

El tabaquismo durante el embarazo ocasiona cuatro veces más riesgo de provocar enfermedades respiratorias en tu hijo como asma bronquial, además de parto prematuro y bajo peso al nacer. Lo ideal es que si planeas embarazarte dejes el cigarro unos meses antes de concebir.

¡La leche materna es lo ideal!

La leche materna previene el desarrollo el asma porque la lactancia materna ayuda a tu bebé a aportarle los nutrientes y defensas necesarias para evitar este padecimiento. al fortalecer el sistema inmunológico.

Cuando hay crisis, el médico indicará darle un broncodilatador para abrir los bronquios y un antiinflamatorio para reducir la inflamación bronquial que se administran vía un inhalador.

¿Tu  hijo padece asma?

Con estos tips combate la alergia estacional.