Categorías
Ser Pareja

Así debes de explicarle a tu hijo tu separación de pareja

Así debes de explicarle a tu hijo tu separación de pareja

Por Miguel Soria y Mayra Martínez

Te dejamos algunos consejos para explicarle a tus hijos sobre una separación de pareja.

¿Es tu caso?

¿Y los hombres, qué sienten cuando terminan una relación de pareja?

Así debes de explicarle a tu hijo tu separación de pareja

En general, el divorcio es muy traumático para los hijos, pero si los cónyuges consideran insoportable no separarse, mantenerse juntos supondría un engaño para todos, una farsa familiar y, probablemente, los niños sufrirían mucho más viendo discusiones diarias y una falta de amor o cariño patente, que si el divorcio se consumara.

Está claro que el divorcio puede significar un dolor difícil de superar para los hijos.

Por este motivo, ante todo, hay que evitar meter a los niños dentro del conflicto. Es importante para su estabilidad emocional, que los padres sepan diferenciar entre el rol de pareja y el papel de papá y mamá.

Consejos para hablar de divorcio con tu hijo

  1. Comenta la situación con claridad. Explica a tu hijo que papá y mamá ya no pueden y no desean vivir juntos y, que a partir de ahora, vivirán en distintas casas.
  2. Explícale qué es la separación y sus consecuencias. Habla con tu hijo de la realidad de la separación, teniendo el cuidado de no culpabilizar a nadie.
  3. Consolida lazos de amor y cariño. Asegura repetidamente a tu hijo que ambos los aman igual o más que antes.
  4. Respeta la rutina de tu hijo. Mantén sin cambios la rutina habitual de tu hijo: domicilio, entorno, relaciones con los amigos, colegio, horarios, etc.

Si estás atravesando por una separación, pide ayuda a un experto para manejar de la mejor forma la situación.

¿Te estás separando de tu pareja?

Foto: Getty Images

Mira cómo ayudar a tu hija…

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

 

Categorías
Así Crece

3 claves para evitar que tu hijo repita malas palabras

3 claves para evitar que tu hijo repita malas palabras

Te decimos cómo evitar esta conducta en los pequeños y lo que debes hacer para tratar de influir de manera positiva.

3 claves para evitar que tu hijo repita malas palabras

Entre los 2 y los 5 años los niños son verdaderas esponjitas, ya que están en una etapa de aprendizaje y maduración, entre ello en su lenguaje. El problema es que tarde o temprano escuchamos que repite malas palabras y nos dejan con cara de sorpresa.

Estas sopas le encantarán a tu hijo…

5 sopas que le encantarán a tu familia

Durante la etapa preescolar, los niños están expuestos a un sinfín de palabras en su entorno, y dado que no podemos controlar lo que escucha de los amiguitos, la familia, la tele, lo mejor es seguir estas claves para evitar que repita o siga diciendo malas palabras.

1. No te enojes ni explotes cuando lo escuches decir una mala palabra.
Ten presente que en ocasiones las repiten con el fin de llamar la atención, y si sigues el juego será un hábito difícil de modificar. Mejor siéntate con él un momento, dale confianza y seguridad para hablar contigo y decirle que no debe hacerlo.

2. De ser necesario, puedes comentarle el significado de lo que dijo, con el fin de que comprenda mejor.
Pero cuidado, no siempre ni a todo, pues debes ponerte en una comunicación a su nivel y buscar la mejor manera de que te preste atención.

3. Si consideras que repite malas palabras por demostrar que ya no es pequeño o por enojo, trata de mostrarle ejemplos de buena conducta.
Sin compararlo, es muy importante. Hazle saber los valores que hay en la familia y que esa no es la manera de demostrar sus sentimientos o lo que desea.

Es importante tu reacción frente a este problema y, especialmente, el ejemplo que le estés dando a tu pequeño, pues si esas palabras las empleas tú seguramente las seguirás escuchando en él.

¿Acostumbres decir malas palabras en casa?

Foto: Getty Images

Mira cómo ayudar a tu hijo…

Divertidos juegos para que tu hijo aprenda vocabulario

 

Categorías
Salud

5 enfermedades que los dispositivos móviles provocan a los niños

5 enfermedades que los dispositivos móviles provocan a los niños

Los celulares y otros dispositivos no son juguetes. Al contrario, pueden poner en peligro la salud de tu hijo ocasionándole diversos problemas o enfermedades.

5 enfermedades que los dispositivos móviles provocan a los niños

Es muy común ver a los niños, desde muy pequeños, jugar y entretenerse con celulares y otros dispositivos móviles. Sin embargo, es importante que los papás estemos conscientes de que estos aparatos no son juguetes. Estas son 5 enfermedades y/o problemas que los dispositivos móviles le causan a los niños si no se les brinda el cuidado y atención necesarios:

1.-Diversos tipos de cáncer

Los dispositivos móviles emiten energía de radiofrecuencia, es decir, una especie de radiación, la cual puede absorber la piel y convertirse en células cancerígenas. En la etapa de desarrollo, los niños se encuentran en el proceso de crear anticuerpos y defensas, por lo que se ven más vulnerables ante este tipo de energía.

2.-Problemas visuales

La iluminación de las pantallas podría causar problemas de visión, especialmente a los niños. Este problema se presentará paulatinamente sin que lo notes.

Ten esto en cuenta…

Cómo cuidar tus ojos y los de tu hijo

3.-Insomnio

La luz de los celulares y demás dispositivos provocan que disminuya la liberación de la melatonina, hormona que provoca el sueño. La luz provoca un estado de alerta en la mente, que con el tiempo provoca, además, cambios en el ritmo cardiaco.

4.-Ansiedad

Si se te hace fácil entretener a tu hijo con el celular, ¿qué pasa cuando no se lo prestas? Quizá cuando se lo prohibes, es muy fácil que se desespere y muy difícil entretenerlo con cualquier otra actividad. Esto le puede provocar mucha ansiedad y conflictos.

Estos consejos pueden ayudarte…

12 consejos para evitar la ansiedad

5.-Quemaduras

Es común que en el automóvil, en alguna sala de espera o en cualquier sitio en que los niños permanezcan sentados, coloquen las tablets sobre sus piernas. Éstos aparatos se calientan y les pueden ocasionar quemaduras.

El uso de los dispositivos móviles implica mucha responsabilidad y cuidados sobre la salud.

¿Le das tu celular a tu hijo para que esté quieto?

Foto: Getty Images

¿Tu hijo es un huérfano digital?

Categorías
Así Crece

Qué hago para que mi hijo no pegue

Qué hago para que mi hijo no pegue cuando se enoja tanto…

¿En la escuela de tu hijo te citan cada semana para reportar su mal comportamiento? ¿Tu hijo se enoja y su primer instinto es pegar? Sigue leyendo.

¿Qué hacer si tu hijo pega?

Debes entender que es una forma “instintiva” de reaccionar por conseguir su meta.

¿Qué motiva a tu hijo a pegar?

  • Sus emociones
  • Que tiene poca tolerancia a la frustración
  • Su entorno. Si tu hijo vive en un entorno agresivo, será normal para él comportarse así

Los niños desconocen una mejor forma de obtener lo que quieren porque aún están aprendiendo. Es normal que su primera reacción sea la agresión porque es un recurso de supervivencia natural.

Qué hago para que mi hijo no pegue

1. Actúa. Hazle saber a tu hijo que lo que hizo no está bien.

2. Indaga. Pregúntale qué le pasa, si tiene algún problema.

3. No lo juzgues. Escucha a tu hijo sin hacer juicios ni gritar.

4. Menciona consecuencias lógicas. No le digas cosas como “nunca más volverás a jugar don tu primo”.

5. Enséñale a reconocer su emoción. Habla con tu hijo de lo que acaba de ocurrir. Pregúntale: ¿te enojaste con tu amigo?

6. Explícale. Dile que no está mal que se enoje, pero no está bien que lo demuestre pegando o mordiendo.

7. Ayúdalo a ser empático. Dile que a quien golpeó se sintió triste o le dolió mucho, dile que se ponga en su lugar, ¿si a ti te hicieran lo mismo, no te dolería?

8. Ayúdalo a solucionar conflictos. Conforme crezca será capaz de resolverlos sin que estés tú y sin pelear.

9. Enséñale a disculparse. Probablemente al principio se niegue; entonces, tómalo de la mano y llévalo a que lo haga. Para ponerle el ejemplo, las primeras veces tendrás que disculparte tú en su nombre para que él te imite.

10. Recompénsalo. Cuando logre algo sin pelear, felicítalo y dile que lo hizo muy bien.

Pasos para solucionar un problema

1) Tu hijo debe identificar el problema, ¿qué sucedió? ¿Qué desea?

2) Llegar a un acuerdo con la otra persona, ¿qué es lo mejor para ambos? Pueden esperar por turnos.

3) Encontrar una solución.

¿Sabías que el 75% de los niños pelean por juguetes?

¿Tu hijo pega cuando se enoja?

Esto podría servirte…

¿Qué hacer cuando tu hijo te desafía?