Categorías
Salud

Inventan galleta con sabor a vainilla o cacao, ¡contra la anemia!

¿Te imaginas que con solo dar a tu hijo cuatro galletas, sus niveles de hierro crezcan y el riesgo de que padezca anemia se reduzca? 

Un estudiante de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga (UNSCH), en Perú, llamó a su invención Nutri Hierro; él es Julio Garay, un ingeniero agroindustrial, quien preocupado por los niveles de anemia en los niños de su país (donde cuatro de cada diez niños menores de tres años padece anemia) ideó una solución. ¡Y encontró esta galleta con sabor a cacao o a vainilla!

Julio declaró a la Agencia Efe que su sueño es poder reducir la anemia en su país, ya que tal enfermedad está dejando secuelas irreversibles en el desarrollo cognitivo de los niños. También informó que ya está produciendo en cadena las galletas en una pequeña planta de su localidad, llamada Ayacucho.

¿Qué son estas galletas?

  • El ingrediente principal de la galleta es sangre de res, muy rica en hierro y proteínas. Esta sangre transformada en puré conforma el 50% de cada galleta.
  • Otros ingredientes: 30% es quinoa, 10% harina de trigo y 10% cacao o vainilla, que sirve para disfrazar el sabor a sangre.

Sus características nutrimentales:

Cada 100 gramos de galletas tiene 20 miligramos de hierro, cuando en la misma cantidad de lentejas hay 7 miligramos y en la carne de res 3 miligramos. También tienen un 12% de proteínas, lo mismo que en 100 gramos de huevos y muy por encima de la leche (3%).

Tales características hacen que estas galletas eleven los niveles de hemoglobina hasta los valores mínimos aceptables (12 gramos por decilitro de sangre) o incluso por encima; para lograrlo basta con consumir un paquete de cuatro galletas al día, tan solo durante un mes; aunque, para que el tratamiento sea totalmente efectivo, se debe prolongar por lo menos seis meses.

Datos de anemia en México

  • 2 millones de niños en edad preescolar padecen anemia.
  • 6 millones de niños en edad escolar tienen anemia.
  • Las causas de la deficiencia de hierro: baja ingesta de alimentos que facilitan la absorción de hierro, como frutas y vegetales con vitaminas A y C; un alto consumo de alimentos vegetales fuentes de hierro no biodisponible (frijoles y otra leguminosas) que solo se absorben combinándolos con otros alimentos; y un alto consumo de alimentos que interfieren con la absorbión del hierro, como el maíz y el café.
  • Fuente: Instituto Nacional de Salud Pública.