Categorías
Así Crece

La ornitofobia es muy común en los niños, ¡descubre cómo atenderla!

La ornitofobia es muy común en los niños, ¡descubre cómo atenderla!

Por Fernando Martínez y Mayra Martínez

La ornitofobia es el miedo irracional, excesivo y anormal que algunas personas sienten hacia las aves.

La ornitofobia es muy común en los niños, ¡descubre cómo atenderla!

Para muchos niños y adultos es muy común experimentarlo, sin embargo, debemos poner mucha atención, ya que como cualquier fobia, puede empeorar si no la tratas.

¿Cuál es el origen del miedo?

Las causas son diversas, pero probablemente se deba a que el niño, joven o adulto, vivió una mala experiencia con alguna ave, principalmente con las de corral.

Otra motivo podría ser la apariencia de estos seres, ya que al estar repletos de plumas, carnosidades y diversos colores, pueden generar cierta ansiedad, sin contar que su comportamiento es de nerviosismo y combinado con el de un humano que tampoco tiene control, ¡puede resultar desastroso!

El temor hacía las aves es tan elevado que genera la principal manifestación de esta psicopatología: la experimentación de elevadas sensaciones de ansiedad siempre que se está en contacto con un ave.

¿Tu hijo le teme a la oscuridad?

Batman le ayudará a tu hijo a perder el miedo a la oscuridad

¿Cómo identificar a alguien que sufre de esta fobia?

Aunque parezca irracional o injustificado el miedo, un niño hará todo lo posible para no tener ningún contacto con un ave, no importa el tamaño, especie, color, si está vivo o no, si es agresivo o no, evitará el contacto al máximo.

Es importante hacer notar que aunque los niños son más propensos a sentir este temor, hay adultos que no han podido superar el miedo y aunque comprenden mejor que no hay peligro si te trata de un ave de corral, prefiere no arriesgarse, por lo que no debemos obligarlos a hacerlo.

Se puede llegar al extremo de no poder consumir alimentos preparados con carne de pollo, pavo, pato o cualquier ave comestible, incluso ver imágenes en televisión, libros o revistas que no se pueden soportar.

¿Hay síntomas físicos?

Por supuesto que sí y surgen principalmente al estar cerca de algún ave:

¿Cómo se puede tratar?

El tratamiento de primera elección para la ornitofobia es la psicoterapia, la cual ha mostrado tasas de eficacia mucho más elevadas que la farmacoterapia en la intervención de este trastorno.

Concretamente, los sujetos con ornitofobia suelen responder adecuadamente al tratamiento cognitivo conductual, que se basa principalmente en la exposición a los elementos fóbicos. El terapeuta diseñará un plan de aproximación progresiva a las aves para que el sujeto vaya aprendiendo a exponerse a ellas, controlar sus respuestas ansiosas y habituarse a los elementos temidos.

La relajación sirve para reducir la ansiedad que genera los estímulos fóbicos y facilitar el proceso de exposición a las aves.

¿Alguien de tu familia le teme a las aves?

Foto: Getty Images

¿Tu hijo le teme a esto?

Los miedos más comunes en los niños