Categorías
Ser Bebé Ser Mamá

5 mitos sobre la muerte súbita del lactante

5 mitos sobre la muerte súbita del lactante

Con la finalidad de reducir el riesgo de muerte súbita, el Instituto Nacional de Salud Infantil de EUA creó la campaña «Safe to Sleep». Descubre de qué se trata.

5 mitos sobre la muerte súbita del lactante

A la mayoría de los padres de bebés recién nacidos les preocupa el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL); se trata de la muerte de un bebé menor de un año sin causa aparente.

Mira los beneficios de la lactancia…

Lactancia materna con mucho amor

Mito 1: los bebés se contagian de este síndrome  

FALSO: un bebé no puede contagiarse de muerte súbita del lactante. La muerte súbita no la causa una infección, por lo que no se puede contraer ni contagiar.

Mito 2: las cunas causan la muerte súbita

FALSO: las cunas en sí mismas no causan la muerte súbita del bebé. Sin embargo, factores como colchones excesivamente blandos, exceso de cobijas y almohadas, sí pueden provocarla.

¿Te preguntas esto?

¿Mi bebé está creciendo bien?

Mito 3: los bebés que duermen boca arriba pueden ahogarse si regurgitan o vomitan durante el sueño

FALSO: en automático, todos los bebés tosen hacia arriba. Es un acto reflejo, y los estudios al respecto no muestran un aumento en el número de muertes por asfixia en los bebés que duermen boca arriba.

Mito 4: se puede prevenir la muerte súbita del lactante

FALSO: no se conoce ninguna medida de prevención del problema, aunque sí que existen formas eficaces de reducir los riesgos.

Según los expertos, la mejor manera es que el bebé duerma en una cuna, junto a la cama de los padres, boca arriba, y evitar taparlo con sábanas o dejar objetos pequeños a su alrededor que puedan provocarle asfixia.

Mito 5: las vacunas y los medicamentos aumentan el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante

FALSO: de hecho, un estudio publicado a principios de año por investigadores alemanes mostraba que una mayor tasa de vacunación reducía los episodios de muerte súbita del bebé.

Tu recién nacido necesita todo tu cuidado y amor.

¿Cuántas semanas de nacido tiene tu bebé?

Foto: Getty Images

¿Tu bebé se ríe mucho?

La risa de un bebé nos muestra su salud

Categorías
Lactancia

¿Cómo tu cuerpo produce la leche materna?

¿Te preguntas si tu cuerpo producirá la suficiente leche para tu bebé, o ¡si la producirás!? No te angusties tanto con este tema, tu cuerpo es sabio y por supuesto que estará listo para alimentar a tu bebé. Mira cómo tu cuerpo produce la leche materna.

Cómo tu cuerpo produce la leche materna

Pronto serás mamá y tu cuerpo ya se está preparando para producir leche materna desde el embarazo; para que puedas alimentar a tu bebé y darle los nutrimentos que necesitará para sobrevivir fuera del entorno amniótico de tu útero y pancita.

A partir del  nacimiento de tu bebé, la producción de leche materna comenzará con la primera leche llamada calostro, de consistencia espesa y densa.

Esta primera leche contiene los nutrientes y energía que tu bebé necesita durante los primeros tres a siete días. Se produce en pequeñas cantidades, pues el estómago de tu bebé es muy pequeño, aproximadamente del tamaño de una cereza y le caben unos cinco a siete mililitros a la vez.

La leche comienza a cambiar a partir del tercer día hasta convertirse en la leche que se denomina «madura», es la que se ve más líquida y blanca. Para entonces el estómago de tu bebé es del tamaño de un durazno y le cabrán unos 47 a 60 mililitros a la vez.

En tan solo una semana, el estómago de tu bebé se hará muy grande pero sigue siendo chiquitito. De la misma manera con la rapidez con la que se llena, se vacía, y por eso estará alimentándose constantemente ¡día y noche! De tal forma que entre más succione, tú tenderás a producir más leche.

Nunca le hará falta leche materna ni tú dejarás de producirla

Ocurre que durante el embarazo, los alvéolos (las células que producen la leche materna), se están preparando para trabajar. Pero es hasta que el bebé succiona que la hormona prolactina aumenta, junto con la oxitocina, para que los músculos pequeños del seno se contraigan y trasladen la leche por los conductos. Este movimiento de la leche se denomina «reflejo de bajada de la leche».

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Mitos de la lactancia

 

 

 

Categorías
Ser Bebé

10 nombres de origen japonés para niña

Si buscas una linda y original alternativa para el nombre de tu nena, entonces los nombres de origen japonés te encantarán.

La cultura japonesa encierra un gran misticismo y su lenguaje es un reflejo de su comunión con la naturaleza. Por ello, muchos de sus nombres encierran un rico significado, además de que muchos implican más que un solo simbolismo. Así que si buscas el nombre para tu nena, aquí te dejamos algunas opciones.

Nombres de origen japonés para niña

Akira. Tiene algunas variantes, pero de manera general su significado es que será bella y radiante.

Hana. Es uno de los nombres para niña más populares en oriente, y su significado literal es «flor», que será «bella como flor».

Kokoro. Significa «corazón», y en el caso de las pequeñas que llevan este nombre, es que será «una persona amable, cariñosa y tierna».

Mei. Nombre tradicional y muy usado en oriente, es empleado de forma compuesta. Su significado es «belleza».

Mika. Nombre compuesto por Mi, de mei (belleza), más Ka, de kashikoi (listo, excelente), la interpretación de su significado es «belleza y excelencia».

Mitsuki. Es un nombre compuesto: Mi, de ‘mitsu’ (luz), y Tsuki (luna), por lo que su significado es «luz de luna».

Nanami. Nombre compuesto que es considerado poco común. Su significado es «siete mares», y proviene de Nana (siete) y Umi (mar).

Naomi. Su significado es «rectitud y belleza», es un nombre compuesto por Nao (derecho, recto, cierto) y Mi (belleza).

Ren. También es un nombre neutro que comúnmente se aplica a las niñas; encierra gran misticismo, pues significa «flor de loto».

Sora. Si bien puede ser un nombre neutro, es común que a las pequeñas se les asigne. Significa «cielo».

¿Cuál te gusta para tu pequeña?

FOTO GETTYIMAGES

Te invitamos a leer también: 

10 nombres para gemelos que amarás

Categorías
Ser Mamá

Recupera tu figura después del embarazo

Recupera tu figura después del embarazo

Por Miguel Soria y Mayra Martínez

Aquí te decimos como recuperar tu figura después del embarazo.

¿Te sientes triste?

6 cosas que puede hacer papá para ayudar contra la depresión posparto

Recupera tu figura después del embarazo

Los tres primeros meses después de dar a luz son el momento ideal para establecer rutinas de alimentación y actividad física, y perder el sobrepeso ganado durante el embarazo, siempre bajo la supervisión y aprobación de tu médico.

Sí a la lactancia materna
Según la Asociación Americana de Pediatría, cuanto más tiempo se amamante, más peso se pierde.

Buena alimentación
Elige alimentos saludables de todos los grupos, para que tengas todos los nutrientes necesarios.

Evita las grasas
Procura no comer alimentos ricos en grasas y sal.

Haz actividad física
Si tu médico lo indica, empieza con una rutina de ejercicio.

Cuida tu salud para poder darle lo mejor de ti a tu bebé.

¿Cuánto subiste en el embarazo?

Foto: Getty Images

¿Te has sentido así?

12 consejos para evitar la ansiedad

 

Categorías
Ser Mamá

Beneficios del contacto de mamá con su recién nacido

Beneficios del contacto de mamá con su recién nacido

Colocar a tu bebé sobre tu torso desnudo favorece la creación de un vínculo intenso. Es el principio pero puede determinar muchas cosas para tu bebé.

Beneficios del contacto de mamá con su recién nacido

Al poco tiempo del parto, mamá e hijo inician una relación íntima y exclusiva. No importa que seas primeriza, que hayas tenido un parto natural o cesárea… La naturaleza les dotó a ambos los mecanismos necesarios para que puedan empezar a conocerse, entender uno al otro y quererse desde el primer instante.

Nueve meses de espera y, por fin, tu bebé está aquí

 El cambio es tremendo. El recién llegado debe adaptarse a la vida fuera del protector útero materno. Y como mamá tendrás que asumir un nuevo rol y aprender a cuidar de esa personita. Para que ambos se acomoden cuanto antes a la nueva situación, y se establezca una buena relación de apego, lo mejor es que estén piel con piel desde el primer momento.

El contacto después del parto es esencial para establecer el vínculo afectivo.

¿Tienes mascota en casa?

Beneficios de que tu hijo tenga un perro, ¡desde bebé!

Si hay una condición distinta

Si no hay una causa médica que justifique la separación, en muchas ocasiones se coloca al bebé sobre el torso desnudo de mamá tras haber despertado, se le coloca boca abajo, evitando luces directas o ruidos. Después, se tapa a ambos con una manta de algodón dependiendo de la temperatura de la sala, todo ello en un ambiente tranquilo, permitiendo que junto a la mamá esté papá o la persona que ella elija.

En las cesáreas con epidural, si la mujer y el niño están bien, también se procura facilitar ese primer encuentro. En ese momento sólo es necesario identificar correctamente al recién nacido y medir la puntuación del test de Apgar.

Si no se ha cortado el cordón umbilical, aún le llegará oxígeno desde la placenta y realizará poco a poco la primera respiración sin el estrés de ser privado de oxígeno de una forma brusca. El cordón se puede cortar más tarde.

Por otra parte, si la madre es trasladada a otro lugar, debería hacerlo con el bebé sobre su torso desnudo y bien tapados para evitar enfriamientos.

Esto puede ayudarte…

¿Qué hacer cuando tu bebé se priva?

Tip para papá

Muchos papás deciden entrar a la hora del parto y participar de cerca en la llegada del bebé al mundo. El vínculo padre-hijo también es importante y éste es un buen momento para empezar a consolidarlo. ¡Enhorabuena, papá!

Necesidad de protección

El calorcito materno le ayuda a mantener la temperatura corporal adecuada y a estabilizarse, le aporta seguridad y lo relaja. Está comprobado: los recién nacidos que pasan el periodo posterior al parto encima de su mamá lloran menos.

La mirada del recién nacido refuerza el instinto maternal, desde el primer instante surge un gran deseo de proteger y cuidar al nuevo ser. Hay una explicación fisiológica: el contacto físico estrecho mamá-hijo hace que segregues oxitocina, la llamada hormona del apego. Diversos estudios han demostrado que esta sustancia (la misma que provoca las contracciones uterinas) favorece la expulsión de la placenta, estimula la salida de la leche y juega un papel decisivo en la interacción con tu recién nacido.

En estado de alerta tranquila

Estímulos afectivos
Tras el nacimiento, el bebé parece entrar en un estado de alerta tranquila. Es un llamado periodo sensitivo, probablemente provocado por el estrés del parto. En este lapso, que dura cerca de dos horas, el pequeño suele tener los ojos abiertos, está tranquilo, apenas llora y se muestra muy sensible y receptivo a los estímulos afectivos que recibe del entorno: al calor de mamá, a sus caricias, a su voz.

Contacto visual
Si no hay interferencias, el contacto visual mamá-hijo en el posparto inmediato suele ser muy intenso. La nueva mamá mira con ternura a su pequeño y éste le devuelve la mirada. Incluso, es posible que siga con la vista los movimientos de ella e imite sus expresiones faciales. Aún hay más: por increíble que pudiera parecer, a las horas de haber nacido el bebé es capaz de distinguir la cara de su mamá de la de otras personas.

Amor maternal
La mirada del recién nacido provoca en ella fascinación y cariño. A menudo, esa primera mirada se recuerda como el instan te preciso en que nace el amor maternal.

Muchas caricias
Después del intercambio de miradas, la mayoría de las mamás actúa de un modo similar. Cuando contempla a su hijo por vez primera, lo examina siguiendo una secuencia muy, muy parecida: primero acaricia sus manitas; después, sus brazos; luego, toca su espalda y, a continuación, sus piececitos. Al final,abraza todo su cuerpo. Todo un ritual cargado de afectividad.

Mantén el amor de pareja…

Con mamá

Cuando separan a un bebé de mamá tiene un momento de sobresalto y desamparo en el que reacciona de un modo lógico: pidiendo aquello que necesita de la única manera que puede, llorando. Al principio moderadamente, luego con creciente angustia y desesperación. Los bebés no tienen aún sentido del tiempo, y la ausencia de mamá o persona de referencia significa un terror absoluto, no saben que va a volver.

Pasado un momento, el nene va dejando de llorar, no porque se haya calmado o se porte bien, sino por un mecanismo de autorregulación para preservar las constantes vitales, para no morir por perder toda la glucosa y temperatura de su cuerpo. Los pediatras que atienden neonatos temen mucho los efectos de la hipoglucemia sobre el cerebro del niño, y precisamente la separación la provoca, porque llorar consume glucosa y energía.

El cortisol, hormona del estrés que se produce con el miedo, también es muy tóxico para las células cerebrales de un ser aún inmaduro.

Llega un momento en que el bebé llora suavemente y de modo mantenido, pero ya no grita. Es porque ha entrado en una fase (descrita por los científicos) de desesperación, en la que se activan los mecanismos de supervivencia, y a nivel psicológico ya no espera respuesta. Al fin, el bebé deja de llorar y, habitualmente, se duerme por agotamiento y para reducir al mínimo el consumo energético.

Mira los beneficios de la lactancia…

Lactancia materna con mucho amor

Beneficios del contacto materno

Por eso, no es bueno dejar a tu recién nacido llorar. Lejos de ayudarlo, sólo fomenta su inseguridad y miedo. Pero, está demostrado que, entre otras cosas, estar en contacto con mamá tiene estas dos ventajas:

1) Regula mejor la temperatura

El lugar más reconfortante para el bebé es, sin duda, el regazo materno. Cuando el niño está en contacto piel con piel con su madre se siente protegido y no suele llorar, por lo tanto, no pierde su temperatura.

Además, cuando tu bebé tiene exceso de calor, la temperatura del tórax de la madre baja de manera espontánea y, al contrario, sube si el nene estuviera algo frío. En los primeros meses, el cuerpo de mamá es una incubadora perfecta y le facilita al bebé la capacidad de regular el calor o frío.

2) Mejora sus constantes vitales

Si tu bebé está bajo los efectos del estrés; la inmunidad, tan importante para prevenir infecciones en un ser aún inmaduro, se deteriora y bajan las defensas. Los ruidos, las luces potentes, ser despertados para tomarles la temperatura… todo esto aumenta el estrés de los niños.

La mirada del recién nacido suele reforzar el instinto maternal, el deseo de proteger y cuidar al nuevo ser.

¿Cómo te comunicas con tu recién nacido?

Foto: Getty Images

Mira todo lo bueno de la leche materna…

12 beneficios de la leche materna para tu bebé

Categorías
Embarazo

Conoce la herida emocional que puede dejarte una cesárea

Este procedimiento quirúrgico, como cualquier otro, conlleva riesgos tanto para el recién nacido como para la mamá, que pueden crear un ambiente emocional negativo en la mamá. Mira a qué nos referimos con esta herida emocional que puede dejarte la cesárea.

Aunque muchas veces hemos dicho que la llegada de un bebé para muchas mujeres es sinónimo de felicidad, la forma en la que viene al mundo también puede significar mucho para las mujeres, pues no es lo mismo que su bebé nazca por parto natural que por cesárea.

De acuerdo con Patricia Roncallo, psicóloga especializada en maternidad, las reacciones emocionales son muy amplias.

“Mientras algunas mujeres pueden expresar tranquilidad o agradecimiento, para otras puede ser una experiencia enormemente abrumadora y sentir una gran tristeza o incluso presentar síntomas de trastorno de estrés postraumático. Algunas madres pueden sentir desconocimiento hacia el bebé y otras no percibir la intervención como algo significativo, hasta que no se encuentran de nuevo embarazadas o les falta poco para parir”, señala.

Una constante entre las mujeres que fueron sometidas a esta cirugía está la separación que sufrieron de sus pequeños al nacer, lo que a muchas les resultó traumático.

Es a raíz de de esta situación que nació el concepto de cesárea respetada, mediante la cual, mamás, médicos, doulas… proponen que la cesárea debe estar justificada por motivos médicos, se deben compartir las alternativas si es que las hay y entonces las mamás dar su consentimiento para realizarla, y no hacerla por mero procedimiento médico.

“Salvo causa de fuerza mayor, la mujer debe estar consciente, acompañada de la persona que elija, y no se le debe separar de su bebé en ningún momento. Se debe facilitar el comienzo de la lactancia de forma inmediata. Estas premisas hacen que la mujer viva la intervención de una forma menos traumática, favorecen el establecimiento del vínculo con su bebé y hacen que sea mucho más probable el establecimiento de una lactancia exitosa”, comentó la especialista.

Al respecto, Roncallo explica que este procedimiento no sólo implica la pérdida del parto fisiológico, sino que también añade “la vulnerabilidad en que la sumerge el alejamiento de su pareja, la separación temprana de su bebé, no iniciar la lactancia espontáneamente y una recuperación lenta y dolorosa que puede dificultar el cuidado del bebé”.

¿Tu estás a favor o en contra de la cesárea, mamá? ¡Comenta en nuestras redes sociales!

Por Ericka Reyes

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos también a leer esta nota:

Conoce cómo es un parto humanizado

 

 

Categorías
Ser Familia

Tu perro y tu recién nacido, ayúdalos a conocerse y amarse

¿Temes cómo reaccionará tu perro ahora que llegue tu bebé? Que tu animalito de compañía reciba bien a este nuevo miembro de la familia depende desde cómo los presentes por primera vez, hasta cómo, poco a poco, los enseñes a interactuar. Te ayudamos con este paso a paso para que tu perro y tu recién nacido se adapten bien ¡hasta amarse locamente! 

Tu perro y tu recién nacido, después de un tiempo se amarán y no podrás separarlos, ¡jamás!

PRIMER PASO: Educar a la mascota

Es importante que tu mascotita acepte al bebé con naturalidad. Algunos perros, por ejemplo, adoptan el papel dominante en la familia (ellos son los amos, los jefes de la manada) y pueden suponer un peligro para el bebé. Hay que educarlo haciéndole entender que él no es quien manda; aplicando específicas medidas, un perro dominante puede dejar de serlo en unos seis o siete meses (dependerá del animal y del sistema empleado). Te dejamos estas reglas que pueden ayudarte mucho:

  1. Normalmente se recomienda tratarlo como su especie amerita: no debe comer de tu comida y es mejor que tampoco coma en el mismo lugar; menos debes permitirle dormir en tu habitación ni en tu cama.
  2. Acarícialo cuando tú quieras, no cuando él lo pida.
  3. Asígnale un lugar especial para que pueda alejarse y descansar cuando no quiera estar en contacto con los humanos y cuando eso pase, ¡nada de irlo a molestar!

Regla de convivencia 1: Algunos perros adoptan el papel dominante, por eso es importante educarlos para hacerles entender que ellos no mandan.

SEGUNDO PASO: ACOSTUMBRARLO AL BEBÉ

Los animales necesitan acostumbrarse a la presencia del pequeño poco a poco, también deben reconocer que este es su amo, al igual que lo has sido tú. Algunos trucos que te servirán para hecérselo saber son estos:

  1. Antes de que el bebé llegue a casa, prohíbe a tu mascota la entrada a la habitación que él va a ocupar.
  2. Cuando haya nacido pero aún esté en el hospital, da a tu animalito una prenda usada del pequeño para que se vaya acostumbrando a su olor.
  3. Una vez que esté en casa, permítele acercarse al niño, que lo huela, pero sin rozarlo con la boca o la nariz. En ese caso, hay que lavar al pequeño inmediatamente.
  4. Procura no dar muchos mimos a tu pequeño delante de tu mascota, al principio.

Regla de convivencia 2: Tu perrito debe aprender que tú y tu bebé están por encima de él en la línea jerárquica de la manada; ustedes lideran.

TERCER PASO: VIGILARLO PARA ENSEÑARLE Y PREVENIR

Es importante que, al principio, tu compañero no esté solo con el niño para que tú puedas siempre observar su comportamiento y, en su caso, corregirlo. Por ejemplo, habría que prohibirle pasar por debajo del moisés o de la cuna porque podría volcarla, pero tu animalito solo aprenderá si constantemente se lo marcas con voz enérgica, o incluso, le impides el paso.

Regla de convivencia 3: Por el bien del niño (y el de la mascota) procura que no estén juntos a solas, sin tu vigilancia.

CUARTO PASO: ENTRENANDO AL BEBÉ

El momento ideal para empezar a enseñar a tu pequeño cómo convivir con el cachorro es cuando empieza a gatear. Él comenzará a gatear por toda la casa, se acercará a algunos juguetes de tu perro e incluso, puede llegar hasta el comedero. Lo más conveniente siempre será retirar el plato de comida del perro después de cada comida; de esta forma, no habrá ningún peligro que el animal lo defienda del bebé. Sin embargo, también debes comenzar a inculcar en tu niño tres máximas del trato hacia su animalito de compañía:

  1. No se deben tocar los juguetes del perro.
  2. Mucho menos su plato de comida.
  3. Y si está durmiendo, nunca hay que molestarlo.

Regla de convivencia 4: Es tan importante educar al perro para que se comporte bien con los niños como enseñar a estos a comportarse con su mascota.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Beneficios de que tu hijo tenga un perro, ¡desde bebé!

 

Categorías
Ser Familia

¿Edad de los padres afecta en la salud del recién nacido?

¿Edad de los padres afecta en la salud del recién nacido?

Desde hace varias décadas las familias se han preocupado por procrear a cierta edad de la mamá, ya que ésta influye en el desarrollo y salud del bebé, pero poco se sabía sobre la influencia de la edad del padre.

¿Edad de los padres afecta en la salud del recién nacido?

Un estudio de la Universidad de Stanford, California, Estados Unidos, reveló que es cierto que los años que tenga el padre a la hora de la concepción pueden afectar al menor.

El escrito, publicado en la revista British Medical Journal, muestra el análisis hecho a los nacimientos de la última década, donde vincular a los bebés de padres mayores, los cuales presentaron más variedades de riesgos al nacer, entre los que destacan bajo peso y convulsiones.

El estudio

Usando datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS), se compararon más de 40 millones de nacimientos que “mostraron que los bebés con padres de «edad avanzada», que aproximadamente equivale a mayores de 35 años, tenían un mayor riesgo de complicaciones, como bajo peso al nacer, convulsiones y necesidad de asistencia de aire al nacimiento”, destacó Michael Eisenberg, uno de los autores principales.

“Este estudio muestra que tener un bebé sano es un deporte de equipo, y la edad del padre también contribuye a la salud del bebé”, destacó para luego hacer énfasis en que a mayor edad del padre, aumentan las probabilidades 14 por ciento de tener un bebé prematuro.

¿Tu hijo es así?

¿Me debo preocupar por el comportamiento de mi hijo?

+ de 50 años

Por su parte, los hombres de 50 años en adelante, tienen un 28 por cuento más de tener bebé que requiere cuidados intensivos al nacer.

Cabe destacar que Eisenberg pidió no entrar en pánico, pues los riesgos continúan siendo “relativamente bajos”.

Se recomienda llevar un estilo de vida sano y considerar la edad a la hora de concebir.

¿Cuántos años tenías cuando nació tu hijo?

Foto: Getty Images

Mira cómo reforzar la autoestima de tu hijo…

10 frases de psicología positiva para tu hijo

Categorías
Lactancia

¿Qué es la lactancia mixta?

Aunque lo más recomendable para el bebé siempre es la leche materna, se dan situaciones en las que puede ser necesario optar por la lactancia mixta. Te explicamos en qué consiste y cómo practicarla.

Cuando un niño se alimenta tanto de leche materna como de fórmula decimos que la lactancia es mixta. ¿Cuándo implantar la lactancia mixta?

1. Por deseo de la mamá cuando ella decida.

2. Por imposibilidad de la mamá de darle todas las tomas a su bebé.

3. Para suplementar la alimentación del bebé cuando este no gana peso. Esto suele ocurrir en casos muy extremos: prematuros, bebés con alguna patología, etc.

¿Cómo hacer la lactancia mixta?

Existen dos formas de llevar a cabo la lactancia mixta:

1. Alternando tomas. Es decir, una de las tomas será exclusivamente con leche materna y la siguiente solo con biberón. Esta suele ser la forma que utilizan las madres que deben separarse de sus bebés por periodos de tiempo, en el caso por ejemplo de aquellas que se reincorporan al trabajo. Durante la jornada laboral, la persona encargada de cuidar al bebé le ofrecerá el biberón con leche de fórmula y cuando mamá regrese lo pondrá al pecho.

2. Suplementando tomas. En este caso, las tomas son de leche materna y fórmula simultáneamente. Primero se da al niño pecho y a continuación se complementa la toma con biberón. Esto se emplea con bebés que no consiguen sacar suficiente leche, o que no consiguen subir de peso por diferentes motivos (normalmente bajo un diagnóstico médico). No hay que confundir este caso con aquellos en los que parece que la leche está aguada o no se tiene leche. Siempre se tiene leche suficiente para el bebé y siempre es de la mejor calidad. Los problemas de producción láctea suelen estar relacionados con una mala succión y no con problemas de la mamá.

Antes de implementar la lactancia mixta debes saber:

1. Es normal que las primeras tomas sean irregulares y muy frecuentes. Los bebés no atienden a horarios, por eso conviene amamantar a demanda. Habrá ocasiones en las que tu bebé esté mucho tiempo al pecho y otras en las que con poca leche se habrá saciado.

2. Los bebés tienen picos de crecimiento en los que repentinamente necesitan comer más. Basta con ponerlos al pecho con la frecuencia y el tiempo que demanden. La succión indicará al cuerpo que debe fabricarse más leche, y así lo hará. Si se le ofrece un biberón, nunca fabricará más leche.

3. Que acepte un biberón después de una toma al pecho no significa que tenga más hambre o que necesite fórmula.

FOTO GETTY IMAGES

Conoce los beneficios para ti y para tu hijo de la lactancia materna en este video:

Te invitamos a leer también: 

5 problemas en la lactancia y su solución

 

Categorías
Embarazo

Hay contracciones que no anuncian el parto, ¡aprende a reconocerlas!

¿Sabías que durante el embarazo puedes llegar a sentir contracciones que no necesariamente te anuncian que están entrando a labor de parto? ¿Cómo te darás cuenta? Te ayudamos a distinguir aquellas contracciones que te anuncian que estás por empezar la labor de parto y tu bebé está por nacer.

Las contracciones de parto son movimientos contráctiles (contracción y relajación) del útero.

Las que no son de parto:

  • A partir de la segunda mitad del embarazo puedes notar contracciones suaves, no dolorosas y muy poco frecuentes (la pancita se pone dura, como un balón de fútbol). Son las contracciones de Braxton-Hicks: reacciones normales del útero, que está creciendo y se prepara para el parto.
  • En los días previos al parto, las contracciones ayudan a borrar el cuello del útero, por lo que son más intensas y pueden comenzar con ritmo y desaparecer de repente (se llaman contracciones prodrómicas).

Las que sí son de parto

  • Son intensas, dolorosas y regulares, no paran aunque te quedes en reposo.
  • Las percibes cada cinco minutos, durante un periodo de una hora; señal de que ya debes ir al hospital.
  • Son cada vez más molestas y no ceden ni en reposo. En caso de cualquier duda, es mejor que consultes a tu médico.
  • Las contracciones de parto tienen como función dilatar el cuello del útero para que el bebé pueda pasar por el canal vaginal.