Categorías
Ser Pareja

9 cosas que tocan hacer a papá si presencia el parto

La realidad es que eres indispensable durante el nacimiento de tu bebé; en el parto serás esencial para tu pareja. Al estar ahí y participar creativamente harás la gran diferencia.

De hecho, la mujeres cuyas parejas las apoyan en el parto, los tienen más cortos y experimentan menos dolor; también tienen una actitud más positiva frente a la maternidad.

Cosas que tocan hacer a papá durante el parto

  1. Recuérdale que desacelere su respiración, inhalar lenta y largamente por cinco segundos pata luego exhalar durante otros cinco; puede calmarla.
  2. Procura que gima durante las contracciones y descanse entre ellas; gritar no es efectivo para enfrentar el dolor .
  3. Ayúdala a relajarse; obsérvala: cuando sienta mucho dolor apretará la mandíbula y los puños, tensará los hombros y contendrá el aliento; eso no ayuda. Mírala a los ojos y sé directo, esto puede parecer agresivo pero funciona. Dile qué hacer: relaja la mandíbula, abre los puños, relaja los hombros, respira.
  4. Muéstrale tú mismo lo que debe hacer mientras avanza el parto; hazlo tú. Afloja tu cuerpo, gime , respira, relaja los puños…
  5. Ofrécele tragos de agua, pedazos de hielos o compresas frías.
  6. Ofrécele un masaje de espalda, manos, pies o lo que quiera. Pregúntale qué le ayuda más…
  7. Dile que está haciendo un buen trabajo: ¡buen trabajo amor, sí podemos, amor! Estas palabras viniendo de ti la ayudarán mucho más de lo que piensas.
  8. Asegúrate de que vaya al baño una vez cada hora. Si no lo hace con esta frecuencia le hace falta hidratarse.
  9. Procura que se levante y se mueva; al estar de pie la gravedad ayudará a que el niño descienda. Esto debe hacerlo durante las primeras contracciones, y en las avanzadas, entre una y otra.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Papá, ¿sientes miedo al parto?

Categorías
Salud

Cómo cuidar tu herida de la césarea

¿Ya nació tu bebé? ¿Te hicieron cesárea? Te decimos cómo cuidar tu herida de la cesárea.

Dile a tu doctor que tienes estos padecimientos para que te ayude a estabilizar tu cuerpo.

Cómo cuidar tu herida de la cesárea

A diferencia del parto natural, la cesárea podría provocarte ciertas molestias, aquí las más frecuentes:

Después de la anestesia

Depende de cómo tu cuerpo responda, tu recuperación puede ser de pocas horas o de hasta dos días.

Dolor en la zona

Cuando el efecto de la anestesia desaparezca, sentirás el dolor de la herida, pide a tu doctor que te dé analgésicos.

Náuseas y vómito

Dile a tu doctor que tienes estos padecimientos para que te ayude a estabilizar tu cuerpo.

Estreñimiento

Puede que pasen algunos días para que puedas ir bien al baño.

Si tuviste un parto por cesárea, ten en mente que estarás más tiempo internada para que el médico supervise tus signos vitales, orina, flujo vaginal y el estado de la herida.

¿Te hicieron cesárea?

Categorías
Embarazo

Paciencia en la recuperación del posparto

Algunas mujeres se desconcentran al ver su cuerpo después del parto: la pancita ya no está, pero su aspecto no es el mismo de antes. Calma… tu cuerpo necesita algunas semanas para recuperarse del embarazo y el parto

Por: Mayra Martínez

 

Luego del embarazo y de dar a luz, el organismo sufre numerosos cambios hasta volver a recuperarse, para ello necesitas tiempo y un poco de ayuda. “¿Volveré a la normalidad?”, es una pregunta frecuente. No te asustes, pero pueden pasar hasta nueve meses para que tu figura sea de nuevo la misma: ten paciencia. Te aclaramos las dudas más frecuentes para que las tomes en cuenta con filosofía.

 

BAJAR DE PESO

Durante la lactancia las dietas están contraindicadas, pero es importante que lleves un régimen alimenticio equilibrado para que produzcas suficiente leche.

 

LA FIGURA DE “ANTES”

Para regresar a su tamaño y peso habituales, tu cuerpo experimenta una serie de contracciones, llamadas entuertos, en los días posteriores al parto. Se debe a que el útero desciende un centímetro al día, aunque la cadera tarda hasta un año.

CUIDA TUS SENOS

Después del parto tus pechos aumentan notablemente su tamaño y podrías sentir dolor. Para aliviar la sensación aplícate compresas o trapos tibios. Es importante que uses un bra de lactancia que sostenga bien tus senos. Los pechos no recuperan por completo su aspecto anterior al embarazo debido al aumento de volumen experimentado, aunque las duchas (alternando agua fría y caliente) pueden mejorar mucho su apariencia.

VIENTRE HINCHADO

Tras el parto, tu vientre seguirá hinchado por unos días hasta que el útero recupere su tamaño habitual. La pared abdominal, distendida durante el embarazo, permanecerá blanda por algún tiempo, pero poco a poco irá tomando su forma natural. Puedes comenzar a practicar gimnasia suave si tu médico lo indica, y si tu musculatura abdominal era buena antes del embarazo, recuperará su tono en seis semanas.

 

RELACIONES SEXUALES

Las paredes de la vagina están más distendidas por el paso del bebé. Por ello es posible que las sensaciones durante el coito sean diferentes de aquellas previas al embarazo. Además, luego del parto suele aumentar la sequedad vaginal debido a la carencia de estrógenos.

 

 

LA CICATRIZ

La episiotomía no debería dolerte luego de tres semanas. Puedes reanudar las relaciones sexuales pasando la cuarentena siempre y cuando tu doctor lo indique.

Si fue cesárea, durante algún tiempo estará dura y luego se volverá más flexible. Tres meses (o, cuando mucho, ocho) posteriores al parto, la cicatriz habrá quedado reducida a una simple línea delgada.

 

NO LOS USES

El uso de tampones está contraindicado hasta la siguiente menstruación, para evitar el riesgo de infección.

 

TU HERIDA

Si te hicieron cesárea, ten en cuenta que la herida tardará aproximadamente un mes en cerrar por completo, pero los puntos externos cicatrizan en 10 días. La herida de una cesárea no requiere cuidados especiales; es suficiente con bañarte, secarla bien y dejarla un rato al aire. Pero no cargues objetos pesados ni te agaches con frecuencia, ya que si haces fuerza con el abdomen podría abrirse algún punto y ello retrasaría la recuperación.

Mantén la herida de la episiotomía limpia y seca hasta su curación, unos 10 días después. Conviene que no permanezcas de pie demasiado tiempo y que aprendas a sentarte contrayendo los glúteos para disminuir la tensión sobre el perineo.

 

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN DE OCTUBRE DE LA REVISTA PADRES E HIJOS