Categorías
Padres e Hijos

Cómo preparar a tu hijo para un examen

¿A tu hijo le cuestan trabajo los exámenes? Se pone nervioso, se le complica memorizar las lecciones, se distrae fácilmente al estudiar… Te decimos cómo preparar a tu hijo para un examen, pues tal vez a ti ya te suene muy lejano todo aquello de las pruebas, tareas y trabajos finales, pero para tu hijo es un constante reto.

Apóyalo no sólo para que salga con buenas notas, sino para que disfrute al máximo su etapa escolar.

Aquí te dejamos unos consejos para que apoyes a tus pequeños en temporadas de exámenes:

1. Alimentación: es fundamental para que tu pequeño mejore su concentración y memoria. Te recomendamos que en temporada de exámenes lo alimentes con frutas secas, como nueces, almendras y arándanos. Y ojo con las frituras y otras golosinas: éstas le roban hierro, por lo que es factible que no las consuma demasiado. Pero tampoco se las quites porque lo sentirá como un castigo.

2. Horarios de estudio: son muy importantes definirlos y lo recomendable es que sean de 1 a 2 horas por día, semanas antes de su examen. Es recomendable planificarlo, ya que le servirá de poco estudiar días antes del examen todo el día, pues es más difícil que su cerebro retenga información, además de que tu pequeño se sentirá muy presionado.

3. No todo son libros: puedes elaborar junto con él un memorama de los temas que va a ver en los exámenes. Es una forma divertida y didáctica de aprender.

4. Ambiente para estudiar: a la hora de repasar, evita que haya sonidos fuertes y distractores, como el de la licuadora o la televisión. También evitar otro tipo de distractores como el celular o la computadora. Además, si vas a estudiar con él, procura hacerlo a su lado, no de frente ni de espaldas a él, y yendo a su ritmo. No lo presiones tratando de que aprenda algo a la primera. Necesitarás armarte de paciencia.

5. Un poco de ejercicio: después de estudiar, salgan a caminar o a jugar a un parque. Su mente descansará y procesará mejor la información. Además, se relajará y no verá el estudio como un castigo.

6. No todo en la vida es un 10: Los niños en ocasiones se presionan pensando que han fallado si no sacan un 10 redondo en sus materias. Si ha salido bien en sus notas, felicítalo; si no ha salido tan bien, pregúntale con confianza y afecto qué es lo que le cuesta aprender.

Como mamá o papá, puedes hacer que la etapa escolar de tu hijo sea fructífera, divertida, productiva y muy agradable.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Factores que afectan el rendimiento escolar de tu hijo

Categorías
Así Crece

Las excusas más divertidas que inventan los niños para no ir a la escuela

Las excusas más divertidas que inventan los niños para no ir a la escuela

¡Su ingenio es realmente divertido! Los niños nunca dejan de sorprendernos con sus ocurrencias y algunas de ellas seguramente también las usaste tú cuando eras pequeño.

Las excusas más divertidas que inventan los niños para no ir a la escuela

Te dejamos un recuento de las más divertidas que compartieron varios papás.

«Intenté despertar a mi hija de 3 años para ir al colegio y me contestó: papá, no te das cuenta de que soy una persona nocturna, debo dormir durante el día».

«Mi hijo me dijo que no podía ir a la escuela porque no quedaban más naranjas para su lunch».

«Un futuro superhéroe dijo: necesito faltar a la escuela para combatir el crimen y derribar a los chicos malos».

«Mi hija me dijo que su maestra de preescolar le daba chocolates en clase, pensó que así no la dejaría ir a la escuela».

Mira como ayudar a tu hijo…

Cómo lograr que tu hijo tenga mejores calificaciones

«Mi hijo me dijo que ir a la escuela le quitaba tiempo para pasar tiempo con su familia, que era lo más importante en su vida»

«Ante todo su integridad personal: no creo que pueda ir a la escuela hoy porque necesito tomarme un momento para mí».

«No puedo ir a la escuela porque el sol brilla demasiado». 

«Mi mejor amiga faltó por estar enferma, seguro hoy regresa y me contagia».

«Mi amigo no irá hoy, mejor no voy, no tendré con quien jugar».

Los niños intentan de alguna forma sacar alguna excusa para no ir a la escuela, detecta cuál es el problema de fondo y ayúdalo a superarlo.

¿Alguna vez tu hijo te ha dicho algo así?

Foto: Getty Images

¿Tu hijo va a la escuela por primera vez?

Consejos para preparar a tu hijo para ir a la escuela por primera vez

Categorías
Así Crece

¿Tu hijo golpea a sus compañeros de la escuela? Aplica estos trucos

Hasta que aprenda a hablar, es muy probable que tengas un hijo que golpea a otros niños, que recurra a la fuerza para expresar su disgusto. ¿Cómo debes reaccionar? Necesitas intervenir para tratar de controlar las agresiones de tu hijo y ayudarlo a expresar sus emociones.

Sobre todo en los más pequeños, quienes a causa de que aún no son capaces de expresarse con palabras, recurren a los golpes como la única y eficaz vía para manifestar su enfado y sus frustraciones, también para hacer valer sus derechos: cuando otros les arrebatan sus juguetes o destruyen sus construcciones, intentan defenderse como pueden: unos lo hacen pegando y otros, escupiendo, mordiendo, arañando o jalando del pelo.

¿Qué hacer para evitar que tu hijo  golpee a sus compañeros de la escuela u otros niños?

Enseñarle reacciones pacíficas

Si los padres dicen a su hijo que no debe pegar y, al mismo tiempo, lo golpean en la mano por haber roto algo o tomado lo que no debía, el pequeño está recibiendo dos mensajes contradictorios que no hacen sino confundirlo. Los niños aprenden por imitación y necesitan tener un modelo que les enseñe a relacionarse con los demás de una forma socialmente aceptable. Lo que los padres deben transmitir a los hijos es que los conflictos siempre pueden solucionarse de una forma pacífica, mediante el uso de la palabra, y que no hay lugar para las agresiones.

Que diga No

En cuanto el niño empieza a balbucear los primeros vocablos, se le puede enseñar a decir “no” para impedir, por ejemplo, que otros tomen sus juguetes, también, para evitar ser agredido. Esto lo ayuda a expresar su inconformidad sin tener que pasar a la acción, por tanto, es una correcta alternativa a los golpes. Más adelante, se puede ir completando su vocabulario con expresiones como “es mío”, “¡vete!”, “dámelo”, “no quiero” o “¡déjame!” para hacerse respetar.

Desaprobar su conducta

Cuando un niño le pega a otro, basta con que los padres le hagan saber, de forma rápida y clara, que no aprueban sus agresiones. Lo que nunca deben hacer es decirle cosas como “eres muy malo” o “ya no te queremos”. Primero, porque el pequeño necesita tener la seguridad de que el amor de sus padres es incondicional (“te quiero, pero no me gusta que pegues”) y, en segundo lugar, porque si se siente avergonzado, es probable que aumente su enojo y no quiera colaborar.

Dejarlo convivir con otros niños

Su comportamiento tampoco debe ser motivo para prohibirle jugar con otros niños. En realidad, lo esperable en un niño tan pequeño es que todavía no esté preparado para jugar en grupo ni sepa aún compartir sus cosas con los demás. Sería un error pretender lo contrario. Sin embargo, a pesar de ello, el niño necesita la presencia de sus semejantes, ya que solo si tiene la posibilidad de estar en compañía de otros niños, puede aprender también a comportarse en grupo y a respetar a los demás.

Que resuelva solo sus peleas

Conviene conceder a los pequeños la oportunidad de que intenten solucionar a solas sus disputas, pero bajo la mirada atenta de un adulto que pueda actuar de inmediato si fuera preciso. El niño está aprendiendo a ser independiente y a separarse de mamá, debe asimismo aprender a elaborar una rivalidad que es natural en el ser humano. Cuando dos niños se enfrascan en una pelea, siempre que su integridad física no corra peligro, es preferible contar hasta diez antes de intervenir.

Cambiar lo que está haciendo

Una manera realmente efectiva de “frenar” a un niño pegalón sin tener que separarlo del grupo es animarlo a cambiar de actividad. De esta forma, es muy probable que olvide enseguida el motivo de la pelea y se concentre entusiasmado y feliz en el nuevo juego. ¡Y asunto arreglado!

Brindarle un entorno de comprensión

Es, sin lugar a dudas, el mejor antídoto contra la agresividad infantil. Esto nada tiene que ver con permitir que los pequeños puedan hacer todo lo que se les antoje. Una educación excesivamente complaciente y permisiva resulta tan inapropiada y perjudicial para ellos como un ambiente demasiado rígido y autoritario que frustra constantemente todas sus expectativas.

Dejarlo expresar sus sentimientos

Es negativo transmitir a los niños mensajes como “no llores”, “los niños berrinchudos son feos”, “no seas encimoso”; lo mejor es dejarlos expresar libremente sus sentimientos, sobre todo durante el juego: si están alegres, abrazan, acarician y dan besitos a sus muñecos, está bien. Abrazarlos, darles mimos, acariciarlos y besarlos, está bien. Es una forma de enseñarlos a ser amorosos en lugar de agresivos.

Si tu hijo tiene esta conducta, lo mejor es saber si es propenso a convertirse en un niño bully o ya los es: 

 

¿Cómo saber si mi hijo hace bullying?

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Niños violentos con sus padres, ¿por qué ocurre?

 

 

Categorías
Especiales

10 mitos sobre los piojos

10 mitos sobre los piojos

Desmitificamos algunos de los mitos entorno a la pediculosis.

Mira qué debes incluir en tu alimentación…

Que durante tu embarazo no te falte vitamina D

10 mitos sobre los piojos

Según los científicos, los piojos son más resistentes que antes, y aguantan temperaturas de 50ºC a -30ºC. Esta enfermedad no distingue sexo o edad, y es altamente epidémica en la edad escolar y en la adolescencia.

La pediculosis es un problema que afecta a 3 de 10 menores en edad escolar y al 27% de sus padres.

Mito 1: saltan de cabeza en cabeza

Realidad: los piojos no saltan ni vuelan. Solo caminan, y lo hacen con mucha velocidad. Pueden pasar de una cabeza a otra con mucha facilidad, a través del contacto o de alguna prenda.

Mito 2: los piojos provocan enfermedades

Realidad: los piojos no son una enfermedad ni representan riesgos a la salud pública. Causan comezón por una erupción, pero hay muy pocos riesgos serios de salud.

Mito 3: Los piojos mueren cuando abandonan el cuero cabelludo

¡Falso! Los piojos pueden vivir hasta 24 horas sin contacto con el cabello o el cuerpo cabelludo. Así que pueden propagarse a través de cojines, almohadas, sillones, etc

Mito 4: los piojos se producen por tener el cabello sucio y el pelo largo

¡Falso! Los piojos no se contagian por falta de higiene. Les gusta tanto el pelo sucio como el limpio. Contagiarse de piojos no depende del largo del pelo ni de la frecuencia del cepillado o el lavado. Si bien es cierto que anidan más en las niñas, porque suelen tener más contacto físico entre ellas.

Mito 5: Los animales pueden contagiarnos

¡Falso! Los piojos de los animales no son transmitidos a las personas.

Mira cómo ayudar a tu hijo este ciclo escolar…

Ayuda a tu hijo a estudiar mejor

Mito 6: Los piojos producen comezón porque muerden el cuero cabelludo

¡Falso! El motivo del picor que causan los piojos no es debido a sus mordeduras, sino a la saliva que inyectan ellos para alimentarse.

Mito 7: Todos los productos contra los piojos erradican el problema de inmediato

¡Falso! Ciertos productos no matan al piojo ni a las liendres. En efecto, el continuo uso de productos antipiojos ha derivado en que el piojo genere defensas para protegerse y es resistente a muchos de ellos.

Mito 8: Eliminados una vez, erradicados para siempre

Realidad: las liendres eclosionan después de entre 7 y 10 días. Si el tratamiento antipiojos usado no elimina los huevos, las probabilidades de infectarse de nuevo son muy altas.

Mito 9: Los piojos se detectan rápidamente

¡Falso! El sistema inmune tarda de 4 a 6 semanas en desarrollar sensibilidad a la saliva del piojo. En ese tiempo, un piojo hembra puede poner de 6 a 10 liendres por día. Por lo tanto, cuando empezamos con picores, muchas generaciones de piojos ya estarán viviendo en la cabeza.

Mito 10: Las liendres también se contagian

¡Falso! Las liendres no se contagian. Solo los piojos.

Se puede tener piojos a cualquier edad, pero los niños en edad escolar, tienen más riesgo de contagio. 

¿Tu hijo ha tenido piojos?

Foto: Getty Images

Estos consejos pueden servirte…

Cómo tener un cabello sano

 

 

Categorías
Especiales

5 alimentos que debes evitar en el lunch de tu hijo

Aunque el lunch representa sólo el 10% de las calorías que los niños consumen en un día, su función es la de proveer energía a media mañana para que tu hijo siga  aprendiendo. Prepáralo lo más nutritivo posible y evita aquello que no lo nutra. Te compartimos esta lista de alimentos que debes evitar en el lunch de tu hijo. 

Lo que debes evitar en el lunch de tu hijo 

Si lo ves por el tema energético o de calorías estos ejemplos de alimentos son los que NO debes darle a tu hijo.

1. Tacos de canasta. No son un buen lunch porque contienen poca carne (proteína) y mucha grasa. Dos piezas quivalen a 250kcal.

2. Hamburguesas. Tampoco son un buen lunch porque son pesadas para los intestinos por el exceso de grasa (queso, carne, pan) por lo que al niño le costará volverse a concentrar en clases debido a la lenta digestión que tendrá durante las siguientes horas. 1/3 de pieza chica representa 520kcal.

3. Dona de chocolate. Contienen mucha azúcar y a las 2 horas, el niño necesitará comer nuevamente. Una pieza equivale a 300kcal.

4. Sopes fritos. La etapa del kínder y guardería es la de formación de hábitos en alimentación, por lo que acostumbrarlos a comidas demasiado fritas ocasiona obesidad en la vida adulta. Niños que comen alimentos con mucha grasa, difícilmente aceptarán ensaladas o frutas por sus sabores insípidos. Una pieza chica representa 350kcal.

5. Leche con chocolate. Esta bebida es una bomba de azúcar con la cual desatarás su ansiedad desde pequeño. Evita los alimentos procesados o las lechitas comerciales. Mejor dale leche de almendras con cacao y espinacas. Acostúmbralos a sabores naturales desde temprana edad. Un vaso es igual a 370kcal.

¡Ojo!

Todas las comidas son importantes.

Las calorías que tu hijo consuma al día deben guardar cierta proporción dependiendo del tiempo de comida (desayuno, comida, cena y colaciones). Es decir, un niño que necesita consumir 1,000 kcal al día (esto representará el 100% de Kcal de su dieta) debrá distribuir sus calorías de la siguiente manera:

  • El desayuno representa el 25% del total de calorías al día, es decir 250 kcal.
  • La colación 1 representa el 10% del total de calorías al día, es decir el 100kcal.
  • La comida representa el 35% del total de calorías al día, es decir 350kcal.
  • Colación 2 representa tan sólo 10% del total de calorías al día, es decir 100kcal.
  • Mientras que la cena, únicamente representa el 20% del total de calorías al día, es decir 200kcal.

Por Marybel Yáñez, nutrióloga en Sí Nutre

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a preparar estas divertidas ideas de desayunos para tu hijo:

5 desayunos divertidos para tu hijo

Categorías
Especiales

Obligaciones y responsabilidades que tienen las escuelas

Obligaciones y responsabilidades que tienen las escuelas

Conoce cuáles obligaciones y responsabilidades de las escuelas y que forman parte de los derechos de los niños a la educación.

Es importante que tu hijo desayune…

5 desayunos divertidos para tu hijo

Obligaciones y responsabilidades que tienen las escuelas?

El éxito en la escuela comienza involucrando a los papás en el proceso de aprendizaje.Y la meta de la familia y la escuela es trabajar juntos para desarrollar las habilidades del todo niño para obtener un aprendizaje que durará por toda su vida. En ese sentido, las instituciones educativas deben ofrecerles los siguientes derechos y responsabilidades.

  1. Para ofrecer un servicio con validez oficial, es importante que la escuela o colegio cuente con autorización de la instancia pertinente, por ejemplo de la Secretaría de Educación Pública. Además de contar dicho registro, debe hacerlo público.
  2. Debe informar oportunamente respecto las cuotas de inscripción (si es el caso), cualquier cambio que se realice en ellas, colegiaturas, cobros por cualquier tipo de exámenes, descuentos, planes de becas o financiamiento, así como los respectivos recargos extemporáneos.
  3.  Toda institución educativa debe contener un plan de estudios avalado, programas oficiales y personal capacitado (docente, administrativo y operativo) para brindar un servicio de calidad, eficiencia y equidad.
  4. Todo niño y/o joven tiene derecho a recibir una educación de calidad y libre de discriminación sin importar su género, raza o etnia, discapacidad o nacionalidad , por lo cual es vital que la institución cuente con un lineamiento basado en los derechos humanos y de los niños, además de que lo haga valer para promover la equidad y respeto.
  5. Para la inscripción o matriculación, las instituciones deben solicitar los documentos de identificación y de salud de los pequeños para abrir el expediente correspondiente, que será confidencial.
  6. Los padres y las madres tienen derecho a recibir información sobre su hijo y su rendimiento académico, así como las respectivas calificaciones en periodos establecidos.
  7. Los padres tienen derecho a examinar las acciones disciplinarias que se tomen contra sus hijos. Y en caso de cualquier inconformidad, a expresarla según el canal designado para ello.
  8. La institución debe garantizar el derecho a servicios especiales en la escuela a niños con alguna discapacidad física o del aprendizaje.
  9. Los alumnos tienen el derecho a equivocarse y así aprender de los errores para ir progresando. Además de ser apoyados académica y personalmente, especialmente por sus tutores.

Recuerda, una institución educativa tiene responsabilidades y obligaciones para con los padres y niños, pero la educación es una labor en conjunto en la que se requiere de la participación activa de todos. ¡Haz valer tus derechos y los de tus hijos!

¿A qué grado escolar irá tu hijo?

Foto: Getty Images

Mira estos tips…

Ayuda a tu hijo a estudiar mejor

 

 

 

Categorías
Padres e Hijos

¿Sí o no a las tareas en vacaciones?

Llegó el periodo más largo de vacaciones para los niños: es momento de hacer una pausa, dejar la mochila atrás y dedicarse a otro tipo de actividades para iniciar con mucho ánimo el nuevo periodo escolar. Pero… ¿te preguntas si tu hijo debería ponerse a hacer tareas en vacaciones?

¿Poner (o no poner) a estudiar en vacaciones a tu hijo?

Hay papás que se sienten muy preocupados acerca de si los niños deben contar con actividades que no los hagan perder el hilo de sus estudios y puedan incorporarse sin problemas a su nuevo grado. Otros piensan que este es un momento para relajarse y dejar que los niños disfruten completamente las vacaciones. ¿Pero qué es lo correcto?

La especialista Nuria García Alonso, psicóloga infantojuvenil, recomienda que no debe tratarse de una cosa, ni de otra, sino de saber mantener una rutina en que los niños puedan tener deberes y al mismo tiempo relajarse y divertirse.

Los niños pueden seguir aprendiendo durante las vacaciones, siempre y cuando se les ofrezcan diversas alternativas, enfocadas en su aprendizaje y esparcimiento. No se trata se sentarlos y que retomen sus lecciones, sino de que conozcan otras formas de estudio y potencien sus capacidades.

Recomendaciones para no perder el hilo durante el verano:

  1. Horarios y rutinas: las vacaciones no significan levantarse a la misma hora que antes, ¡pero tampoco deben permanecer en la cama hasta que ellos quieran! Establece un horario de vacaciones para levantarse e ir a la cama. Si se despertaban a las 7, por ejemplo, despiértalos ahora a las 8 o 9, y evita que se vayan muy tarde a dormir.
  2. Cursos de verano: esta es una excelente opción para que los niños exploren diversas actividades recreativas, con las cuales aprenderán muchísimo. Un curso de verano los ayudará, además, a seguir teniendo una rutina de horario.
  3. Museos: una de las mejores alternativas para que puedan pasear, aprender y descubrir. Seguro tu ciudad cuenta con varios museos, muchos de ellos, gratuitos, para que tus hijos vivan miles de experiencias.
  4. Labores hogareñas: las vacaciones y los deberes de casa no están peleados. Es importante que ayuden en casa con pequeñas tareas durante este periodo.
  5. Plantear un proyecto de vacaciones: platica con tus hijos qué les gustaría hacer para estas vacaciones en su casa: puede ser remodelar su cuarto, o crear un pequeño jardín.
  6. Lectura diaria: es muy importante que tus hijos no suspendan este valioso hábito, que los ayudará a retomar sus estudios. Te recomendamos que lean, por lo menos, media hora diaria.
  7. Ejercicio: una excelente forma de no perder condición y tener más energía para el próximo ciclo escolar. Puede ser paseando a la mascota, yendo a jugar al parque o inscribirse en alguna disciplina.

Recuerda que tener actividades en casa es importante para que los niños no caigan en el sedentarismo, y pasen tiempo valioso frente a la televisión o en dispositivos móviles. Las vacaciones son para aprovecharlas al máximo.

por Josselin Melara

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Ideas para disfrutar las vacaciones en casa con tu hijo

Categorías
Salud

Tips para cuidar la alimentación de tu hijo en este regreso a clases

Volvemos a la rutina y es un muy buen momento para comenzar nuevos hábitos con opciones saludables; te damos estos tips para cuidar la alimentación de tu hijo en este regreso a clases. 

Como papás, una de nuestras prioridades es cuidar la nutrición del niño desde la primera infancia, pues esto juega un papel fundamental en su predisposición a desarrollar enfermedades cuando crezcan. Vigilar su alimentación mientras están en casa puede resultar sencillo, pero cuando es época de volver a la escuela la situación se complica un poco.

Si este tema del lunch te preocupa… ¡relax!; aprender cómo brindar a tu hijo la mejor alimentación es más fácil de lo que crees. La Dra. Maya Adams, profesora de Stanford, desarrolló un curso ideal para este tipo de casos llamado «Cocina y Nutrición para los más chicos»en Coursera,  donde aprenderemos cuál es la dieta ideal para los niños y cómo preparar platillos sencillos y deliciosos.

A continuación, te compartimos algunos de sus tips para que logremos que el lunch sea su momento preferido del día:

El secreto está en cuidar las porciones.

No tienes que negarle a tu hijo un dulce o botana, como Maya Adams dice: «si practicas la moderación ningún alimento está prohibido, solamente necesitas crear un buen equilibrio entre carbohidratos, proteínas y grasas.

Aprende a elegir los mejores productos.

Lo mejor es que aprendas a leer las etiquetas, ya que esto te ayudará a identificar más rápido los productos saludables. Además, recuerda que entre menos alimentos con etiquetas consumas es mejor, porque esto significa que estás dando a tu familia productos frescos.

Recuerda que la familia es un equipo.

Ellos son tus mejores aliados para preparar un lunch rápido y saludable, para lograrlo incluye a tu pequeño en la preparación de sus comidas con cosas sencillas como armar un sándwich o lavar la fruta. Lo más importante es que siempre promuevas un espacio divertido y relajado alrededor de los alimentos, por lo que, aunque estés contra el tiempo, permítete disfrutar del momento en un ambiente entretenido y de unión.

La clave está en la planeación.

A veces puede resultar complicado porque con los niños lo que hoy les gustaba mañana ya no, y viceversa, pero un poco de organización nunca viene mal. Trata de enseñarle a tus hijos que hay un orden para la semana, dándoles siempre un espacio para disfrutar de algún antojo durante el día o el fin de semana.

La comida es más que sólo comida.

No es secreto que en ocasiones ellos solamente quieren comer rápido para ir a jugar, por lo que debes esforzate en inculcar a tu hijo que comer es un momento para cuidar de su cuerpo, ayudarlo a crecer y adquirir la energía que necesita para continuar con sus momentos favoritos del día.

Por Berenice Villatoro

Categorías
Nutrición

Lunches especiales y nutritivos para el Regreso a Clases

Recetas rápidas y divertidas para que tus hijos las disfruten en el recreo este regreso a clases.

LUNCH DE CONEJITO

1 PORCIÓN • TIEMPO DE PREPARACIÓN: 10 MINUTOS

INGREDIENTES:

• 2 rebanadas de pan blanco

• 1 cucharada de mayonesa

• 1 cucharadita de mostaza
• 2 rebanadas de jamón de pavo

• 2 aceitunas negras

• 2 rebanadas de queso cheddar
• 35 g de gomitas

• Zanahorias baby

• Brócoli cocido

PREPARACIÓN:

1. Forma el sándwich con el pan, la mayonesa, la mostaza, el jamón y el queso. Córtalo con el molde.
2. Monta los ojos del conejito con aceitunas y decora las orejas con el queso cheddar.
3. Sirve una guarnición de zanahorias y brócoli.

4. Acompaña todo con jugo o agua simple.

 

VARITAS MÁGICAS DE QUESO

1 PORCIÓN • TIEMPO DE PREPARACIÓN: 10 MINUTOS

INGREDIENTES:

• 50 g de queso manchego o gouda en rebanadas gruesas

• 6 palitos de pan

• 50 g de semillas surtidas
• 3 rebanadas de melón
• 1/4 de taza de uvas

• 60 g del cereal de tu preferencia

PREPARACIÓN:

1. Corta el queso en forma de círculos y estrellas, insértalos en los palitos de pan y reserva.

2. Corta el melón en cubos o en bolitas con una cuchara y ponlos con las uvas.

3. Sirve el cereal y las semillas por separado en el mismo recipiente.
4. Complementa este lunch con tu bebida de preferencia (jugo o agua).

 

JICALETAS CON BROCHETAS

1 PORCIÓN • TIEMPO DE PREPARACIÓN: 15 MINUTOS

INGREDIENTES:
• 1/2 jícama grande

• 3 salchichas
• 30 g de queso
• 1 cucharada de aceite
• 3 cucharadas de chile en polvo sin picante
• 3 cucharadas de salsa cátsup

• 2 limones

PREPARACIÓN:

1. Corta la jícama en rebanadas ligeramente gruesas, insértales palitos de paleta y reserva.

2. Corta las salchichas y ásalas con el aceite. Rebana el queso en cubos y altérnalo con las salchichas en las brochetas.

3. Coloca la cátsup, el chile y los limones partidos en pequeños recipientes. Sirve.

 

GUSANITOS DE APIO

1 PORCIÓN • TIEMPO DE PREPARACIÓN: 10 MINUTOS

INGREDIENTES:
• 6 tallos de apio
• 20 g de queso crema

• 1 taza de uvas rojas y verdes

• 6 zanahorias baby

• 1 taza de palomitas preparadas, naturales o caramelizadas

• 2 huevos

PREPARACIÓN:

1. Calienta una olla pequeña con agua y los huevos por 15 minutos.
2. Mientras tanto, unta cada tallo de apio con queso crema.
3. Corta la zanahoria en rebanadas (puedes hacerlo con molde para darle forma).
4. Inserta en el centro de los apios las uvas, alternando en color, y las zanahorias.
5. Corta por la mitad los huevos cocidos y coloca en la lonchera junto con las palomitas.

Por Odeth Figueroa

Categorías
Padres e Hijos

¡Adiós vacaciones! Prepara a tu hijo para un regreso a clases feliz

Terminaron las vacaciones… ¿Ya están listos para regresar a clases? Los expertos recomiendan preparar a los niños para que el regreso a clases no se les haga pesado. Te decimos cómo. 

Algunas de las emociones que los niños experimentan en estos días previos a volver a clases son: nerviosismo, ansiedad, miedo, entusiasmo y estrés. La maestra Gabriela Cajiga Ramírez, psicomotricista y especialista en terapia infantil, te comparte algunos consejos con los que puedes colaborar para que tu hijo afronten el ¡terminaron las vacaciones, mami! y tenga un back to school muy natural.

Muéstrate contenta de regresar a tu trabajo y de que él regrese a su escuela

El aprendizaje se da a partir de momentos satisfactorios y estos se deben propiciar con ejemplos y no sólo con palabras. Si tu hijo pequeño observa tu seguridad y que tienes la mejor actitud para regresar al trabajo después de las vacaciones, también repetirá ese comportamiento.

Como mamá o papá debes hacer el esfuerzo de presentar las bondades de enfrentar estos nuevos retos y enseñarles qué haces cuando terminan los días de descanso y tienes que regresar a la oficina. Asimismo, es importante que los apoyes en cuanto a sus dudas y miedos, y les demuestres que se encuentran en un entorno seguro en el que no es malo mostrar sus emociones.

Dale tranquilidad y ánimos

Es fundamental que ejerzas tu rol de sostén familiar. Es probable que los niños digan frases como «no quiero regresar, quiero seguir contigo, no quiero ir a estudiar, quiero seguir de vacaciones…». Debes romper esas barreras y entusiasmarlo: probarles días antes la ropa o el uniforme nuevo que usarán en el colegio o levantarte un día temprano (a la hora necesaria para llegar a clases) hacer la ruta con ellos hasta su escuela, desayunar cerca y hacer un momento agradable transmitiéndoles que todo está en orden.

Alístalos con una rutina antes de la rutina.

A muchos niños les genera rechazo comenzar el colegio de nuevo porque entienden que  ya no podrán jugar en la noche o despertarse tarde. Establece una rutina con horarios antes de regresar a la escuela para que tus hijos se acostumbren: despertar pronto, tomar el desayuno, tener algunas tareas en casa o repaso de asignaturas, establecer horas de juego y distracción así como para ir a la cama. De esta forma sabrán qué esperar en una nueva etapa escolar.

Es importante que como padre o madre de familia brindes todo tu amor y apoyo a tus hijos para que afronten de manera positiva y feliz el regreso a clases, pero debes ser constante, guiarlo en todo momento y fomentarle hábitos de vida saludables.

Por Berenice Gómez

Te interesa: 14 desayunos para niños perfectos para comenzar un día divertido y saludable