Categorías
Ser Familia

Lo que debes saber de la custodia compartida

Los niños tienen el derecho de convivir con ambos padres, ello beneficia en gran parte a su desarrollo. Por eso, la custodia compartida adquiere cada vez más relevancia ante casos de divorcio o separación. Esto es lo que debes saber de ella. 

En México, entre los años 2000 y 2015, el número de divorcios aumentó 136.4 %. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha precisado que en el país hay 1,381,509 personas que viven solas y, de estas, 94.4 % son exunidas o solteras, mientras que solo 5 % declararon estar casadas o en unión libre.

Además, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 9.6 % de las mujeres de 15 y más años con hijos nacidos vivos son solteras. En las adolescentes de 15 a 19 años este porcentaje es de 22.8 %.

Estos datos hablan sin duda de la realidad que vive la infancia en nuestro país: el divorcio, o separación de las parejas, es una de las principales causas de trastornos en menores.

Un estudio publicado por la UNICEF señala que “las consecuencias pueden ir de moderadas a graves, de transitorias a permanentes y que dependen de los siguientes aspectos:

1. Grado del conflicto previo, especialmente que se involucre o no a los hijos.

2. Ejercicio o no de la crianza conjunta de los hijos.

3. Los efectos del deterioro económico y del estilo de vida.

En este sentido, César Martín, abogado, afirma que “la custodia compartida es la situación ideal para los hijos en el caso de divorcio de los papás”. Sin embargo, agrega: “Cuando no hay una ley que regule algo tiene que ser la jurisprudencia la que lo haga; es decir, sentencias reiteradas del Tribunal Superior que complementan esas lagunas y en las que se basan los juzgados”.

En México, por ejemplo, la custodia compartida no figura como tal en el Código Civil Federal, pero deja abierta su posibilidad:

Artículo 416. En caso de separación de quienes ejercen la patria potestad, ambos deberán continuar con el cumplimiento de sus deberes y podrán convenir los términos de su ejercicio, particularmente en lo relativo a la guarda y custodia de los menores.

Artículo 417. Los que ejercen la patria potestad, aun cuando no tengan la custodia, tienen el derecho de convivencia con sus descendientes, salvo que exista peligro para estos. No podrán impedirse, sin justa causa, las relaciones personales entre el menor y sus parientes.

Lo más importante en la custodia compartida: Que tu hijo se sienta amado y seguro

Procura por igual el fomento de la seguridad y cuida los factores emocionales, para que el cambio de papá-casa no sea causa de preocupación. Así, las idas y venidas pasarán a un segundo plano si como padres dan prioridad a la estabilidad de su hijo, que depende más de las relaciones significativas que de la comodidad a nivel físico o ambiental.

Este sistema puede ser el ideal si en cada domicilio las normas y los hábitos son similares.

7 puntos que debes saber de la custodia compartida

1. Tiene como finalidad que ambos papás continúen con la crianza de sus hijos, pues “la ruptura conyugal no significa el fin de la relación paterno-filial; esto es, el hijo no se divorcia de uno de los progenitores”, afirma Pérez Gándara.

2. Mediante ella ambos papás tienen la custodia legal y física de sus hijos; esto significa que comparten los derechos y responsabilidades en la educación, formación, manutención y toda actividad relacionada con la crianza de los niños, de tal manera que gozan, por resolución judicial, de igualdad en todas las decisiones y acciones relativas a los menores, en igualdad de condiciones.

3.  Para que haya custodia compartida debe existir patria potestad, la cual tienen los papás por ley; es decir, ellos son los responsables de cuidar, proteger, alimentar, educar, procurar, representar legalmente y administrar los bienes de sus hijos menores de 18 años. Y solo la pierden cuando no cumplen con sus deberes o cuando su conducta pone en peligro el bienestar del hijo, pero únicamente por sentencia judicial, lo cual también terminaría con la custodia compartida.

4.  Los hermanos no pueden separarse y quedar en casas distintas; además, se busca evitar, en lo posible, sustraer a los hijos de su entorno social (amistades, escuela, nivel económico…), por lo que conviene que no haya cambio de domicilio de los papás.

5.  Los hijos con más de 12 años o que ya tienen la capacidad y madurez para expresar su decisión, pueden elegir con cuál de los padres vivir. El juez es quien determina, recurriendo a expertos de la conducta, si el niño está en condiciones de tomar la elección o incluso, si esta pudiera ser producto de la manipulación de alguno de los progenitores para destruir su vínculo con el otro (la llamada alienación parental).

6.  Los papás son quienes deben proponer la custodia compartida de sus hijos ante el juez de lo familiar, quien podrá hacer las consultas que considere pertinentes a los familiares cercanos de ambos padres, solicitar la opinión de los profesionales o expertos necesarios y hasta entrevistar a los hijos para determinar qué sería lo más benéfico para ellos.

7.  El juez es quien determina a cada uno de los papás la contribución para los alimentos de los hijos, considerando su particular capacidad económica. Este plan estaría sometido a evaluaciones periódicas.

¿Qué hace que realmente funcione la custodia compartida?  

  1. Ambos papás deben involucrarse por igual en las actividades y la crianza de sus hijos, compartiendo en igualdad de condiciones las responsabilidades y los derechos.
  2. Ambos padres deben tener claro que el divorcio no quita a ninguno su derecho de convivencia con los hijos.
  3.  Los progenitores deben mantener siempre el respeto entre ellos y hacia cada uno de los hijos.
  4. Los papás necesitan tener la suficiente inteligencia emocional para llegar a acuerdos y arreglar conflictos con el fin de facilitar la estructura de horarios, condiciones, frecuencia y todos aquellos detalles que permitan construir un buen convenio de custodia compartida.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Así debes de explicarle a tu hijo tu separación de pareja

Categorías
Ser Mamá

Esposos estresan más a las mujeres que los hijos

Según un estudio, los esposos estresan más a las mujeres que los propios hijos; ¿Tu qué opinas? Veamos a qué se puede deber.

La gran cantidad de tareas diarias que comienzan en la casa, siguen en el trabajo y terminan, a última hora del día, en la casa, agobia a muchas madres de familia. Pero un reciente estudio demuestra que lo que realmente las estresa es su marido.

Si es tu caso, te dejamos esta receta especial de té para tranquilizar tus niveles de estrés y poder relajarte. ¡Pruébala!

Reduce el estrés con manzanilla

¿A qué se debe que los esposos estresan más a las mujeres?

La encuesta, elaborada por la Universidad de Padua en Italia, reveló que las mujeres se sienten más estresadas por el comportamiento de sus parejas que por el de sus propios hijos.

En la indagación, tres cuartas partes de las mujeres afirmaron que hacen la mayoría de las tareas del hogar y tienen la mayoría de las responsabilidades de crianza.

Una de cada cinco afirmó que la falta de ayuda y apoyo de sus maridos era la causa de gran parte de su estrés.

Este estudio también analizó a los hombres en sus vidas y descubrió que muchos de ellos confiaban mucho en las capacidades de sus esposas.

Ahora que sabes por qué tu esposo puede llegar a estresarte tanto, te compartimos esta información que te ayudará a ponerle fin. Recuerda que lo mejor es la comunicación, quizá, sea tiempo de sentarse a platicar; mira por qué te lo decimos:

Los 10 errores más comunes que generan peleas de pareja

Por Miguel Soria

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

5 tips para que los niños ayuden en casa

 

Categorías
Ser Pareja

Esposos abnegados gozan de mejor salud

Los hombres con esposas regañonas tienen mejor salud, según la Universidad Estatal de Michigan. ¿Qué opinas? ¿Será verdad que los esposos abnegados gozan de mejor salud?

Según un estudio realizado por la Universidad Estatal de Michigan de los Estados Unidos, se llegó a la conclusión de que los hombres que viven con esposas de carácter fuerte, o regañonas, por así decirlo, viven más y con mejor salud que los que no cuentan con este tipo de parejas.

El estudio reveló que las esposas controladoras garantizan un mejor estilo de vida para sus parejas ya que están más al pendiente de la salud de sus esposos, especialmente si están enfermos o tienen malos hábitos alimenticios o de higiene.

La investigación que llevó a cabo la Universidad Estatal de Michigan duró al rededor de 5 años. En las pruebas fueron estudiadas mil 228 personas casadas donde había mujeres con carácter fuerte y, por supuesto, hombres que se quejaban del trato de sus esposas, ya sea por su posesión controladora, sus regaños o su rígido temperamento.

Además, también se descubrió que no solo los esposos de estas mujeres viven más y mejor. Sino también ellas lo hacen, ya que procuran llevar un sano régimen alimenticio así como un estado de salud impecable.

Por Rodrigo González

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

3 formas de controlar el enojo

Categorías
Así Crece

Enseña a tu hija desde ahora a detectar a los patanes ¡y a ponerles un alto!

Darle una sana autoestima es parte de esta lección. Se trata de enseñar a tu hija a que proteja su amor propio y hasta integridad, a que elija vincularse con personas que la respeten simplemente por su condición de ser humano. Por eso importa darle los recursos para que sepa alejarse y ponerle un alto a los patanes. 

Un patán se define como una persona tosca, grosera o vulgar; carente de tacto en su comportamiento. Una persona así es proclive a lastimar los sentimientos de aquellos con quienes interactúa y, en el peor de los casos, puede llegar a ejercer violencia, en cualquiera de sus modalidades: física, psicológica, económica.

Tales características son relativamente fáciles de detectar en hombres adultos, pero sabemos que la personalidad se va gestando desde la más tierna infancia y, aunque en los niños en general solemos ver cualidades de generosidad, ternura y empatía, existen focos rojos que podemos enseñar a nuestras hijas a detectar.

Focos rojos

  1. Un niño que tiende a usar un lenguaje soez, que habla con groserías o ideas ofensivas, por alguna razón no está aprendiendo a distinguir que existen sólo algunas situaciones y personas con quienes puede resultar adecuado usar “malas palabras”.
  2. Los golpes no deben tolerarse ni como juego, pues se tolera y favorece el uso de la violencia.
  3. La burla constante hacia otros evidencia la falta de conciencia de que absolutamente todos merecemos respeto y consideración.
  4. La falta de solidaridad y el egocentrismo, que manifiestan que el niño no puede tomar en cuenta ni responder a las necesidades de otros, sólo las suyas.
  5. La agresividad en general. Nada justifica ni mucho menos compensa que un hombre recurra a la agresión o hasta la violencia, en lugar del diálogo para solucionar las situaciones problemáticas.

Si nos fijamos, la constante de los anteriores focos rojos es la carencia de respeto a la dignidad humana. ¿Qué más puedes hacer al educar a tu hija?

  • Todos los días muéstrale que hombres y mujeres tenemos los mismos derechos y valor como personas. Ningún género es mejor o peor.
  • No es una princesa, sino una mujer tan digna, fuerte y valiosa como un varón.
  • Permítele expresar sus opiniones, aunque difieran de las tuyas. Y a hacerlo dialogando, con con berrinches o a punta de gritos.
  • Enséñale a respetar siempre a los demás, hombres y mujeres, niños y ancianos, tal como ella quisiera ser respetada.

Lo más importante: ponle el ejemplo.

Por Patricia Angélica Osuna Navarro, psicoanalista miembro de la Asociación Mexicana para la Práctica, Investigación y Enseñanza del Psicoanálisis, A.C. (AMPIEP): www.ampiep.org Tel. (55) 5157-0409

Te invitamos a leer estos consejos para trabajar la autoestima de tu niña.

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Ser Pareja

Jueves: el día en que tus hormonas te predisponen para estar en pareja

Aunque no lo creas, la ciencia ha descubierto que hay un día en que las parejas tienen mejor conexión durante la intimidad, porque tus hormonas te predisponen para estar en pareja; y este es el jueves.

Puede que no lo percibas y hasta te parezca que todos los días son iguales, pero para tu organismo no es así.

Según una investigación de la London School of Economics and Political Science, de Reino Unido, el día jueves es cuando las hormonas, tanto de hombres como de mujeres, están mejor sincronizadas, después de haber tenido ya una semana agitada.

Tus hormonas te predisponen para estar en pareja

Incluso se comenta que lo ideal para tener un encuentro romántico es el miércoles en la noche, y que este dure hasta la mañana del jueves, que es cuando la testosterona (hormona masculina) ha alcanzado su máximo potencial, y los niveles de estrógeno (hormona femenina) se multiplican por cinco.

¿A qué se debe esto?

El cuerpo se relaja debido a que el tan esperado fin de semana por fin se encuentra cerca, y entre más relajado se encuentre el organismo, es más fácil alcanzar una experiencia sexual placentera.

Así es: ¡el fin de semana se acerca, y tu cuerpo lo sabe!

Por ello, no lo olvides: organízate con tu pareja y aparten este especial día de la semana para estar juntos. De hecho, mira cómo, además de esto, dormir en pareja desnudos los ayuda a afianzar más su lazo afectivo:

¿Ya lo hacen? ¡Felicidades, están nutriendo su relación con todo su cuidado, cariño y amor! Aquí más consejos para seguir trabajando en su relación de pareja, aún cuando son padres. Algo muy importante para ser felices y hacer feliz a a su hijo. 

Por Josselin Melara

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

5 formas de disfrutar del sexo durante el embarazo sin llegar al coito

 

Categorías
Ser Pareja

9 claves para tener una pareja estable a través de los años

Después de mucho tiempo de estar en pareja, la relación se puede volver rutinaria y aburrida, más cuando hay hijos, y comenzar a tambalearse. Sin embargo, hay algunas claves que te permitirán tener una pareja estable a través de los años.

PRIMERA CLAVE

Para poder estar bien con otra persona hay que primero estar bien con nosotros mismos. ¿Cómo puedes estar bien contigo misma?

  • Realiza las actividades que disfrutas
  • Medita
  • Ve a terapia psicológica
  • Haz ejercicio
  • Reserva tiempo para ti

SEGUNDA CLAVE

Trabaja en estas cuatro claves para tener una relación sana y estable: Lealtad, confianza, seguridad y compromiso. Enumera del 1 al 4 según el orden de importancia para ti.

TERCERA CLAVE

Lo importante es siempre recordarte y recordarle a tu pareja, por qué estás con ella. Que no se pierdan esos detalles y esas atenciones que tenían desde el principio de la relación, acordarse del por qué se enamoraron, qué los hizo llegar hasta el punto en el que están ahora y como pueden crecer juntos.

CUARTA CLAVE

Rusbult, Olsen, Davis y Hannon (2004) dicen que existen tres componentes para poder mantener la relación:

  • Un componente conductual, que es visto como intentar cosas con la pareja y ser persistente en la cotidianidad, lo que va incrementando la dependencia entre los dos.
  • Un componente afectivo, que trata sobre el apego en la relación de pareja y el bienestar dentro de ella.
  • Un componente cognoscitivo, establecer metas a futuro en pareja.

QUINTA CLAVE

Hablar de ciertos temas es fundamental para vivir en pareja, nos sacan de dudas, nos dan mucho mayor estabilidad y podemos llegar a conocer mejor a nuestra pareja, tales temas serian: el dinero, los hijos, la intimidad, educación, fidelidad etc. ¿Por qué es importante tocar estos temas al inicio de la relación o ya que se tiene que re-establecer las reglas?

Por que así se evitan peleas, saben dónde están parados en cuanto a su relación, no hay sorpresas y pueden convivir de una forma más tranquila, es decir, les trae estabilidad saber todo lo que necesitan de ciertos temas.

SEXTA CLAVE

Poner a tu pareja como prioridad es fundamental para tener una buena relación y con priorizarse no significa renunciar a cualquier otra actividad o personas cercanas solamente por estar todo el tiempo en pareja.

Lo importante es que nunca se pierda la individualidad, para ser feliz y estar completo en pareja, cada uno tiene que tener su propio tiempo y espacio para hacer las cosas que disfrutan.

SÉPTIMA CLAVE

Existe una regla “5-1”, que habla sobre: “Las parejas felices que permanecen juntas tienen 5 momentos buenos, por 1 momento difícil”.

Dentro de las relaciones de pareja, los individuos pueden pasar por ciertos tipos de crisis normalmente y eso puede llevar a la insatisfacción relacional, no necesariamente por algo que esté sucediendo dentro de la pareja, si no, puede llegar a ser personal.

La aburrición en pareja nos pega de diferentes formas a cada uno, caer en la rutina puede ser muy común y puede estar relacionada a la insatisfacción, por ello, es importante saber diferenciarlo para poder trabajarlo.

Cada pareja tiene su propia percepción dentro de lo que es para cada uno la estabilidad, puede ser que para mi la estabilidad es saber que no me tengo que preocupar si mi pareja sale solo de viaje o si sale al antro, cuando para otras personas, su estabilidad se puede resumir en que no le falte nada económico. Por ello es importante que se platique y se lleguen a saber lo que para cada uno significa estar o ser estable.

OCTAVA CLAVE

Una de las principales claves para la estabilidad y la felicidad dentro de la relación de pareja es el compromiso, el compromiso genera un contexto donde los integrantes de la pareja pone sus expectativas y llegan a un acuerdo para una mejor convivencia y una construcción de pareja. Algo muy importante de estar en pareja es poder crecer juntos.

El compromiso puede ser algo cambiante a lo largo de los años, cada persona tiene su percepción sobre lo que es el compromiso y por ello, también es importante que se platique sobre esto.

NOVENA CLAVE

Considera esto…

  • Realicen actividades en común, cosas que los dos disfruten hacer, así seria un win-win.
  • Un estudio realizado por Arthur Aron (2000) dice que compartir al menos 7 minutos de alguna actividad en pareja aumenta la satisfacción en la relación. Todo mundo podemos hacer ese espacio en nuestra agenda para pasar tiempo en pareja.
  • Atiendan las necesidades del otro, no las dejen fuera. Pregunta qué es lo que necesita de ti, en qué le puedes ayudar a sentirse mejor y sigan para adelante, no se claven en las mismas cosas.
  • Involucra a tu pareja en tu vida, platícale sobre tu día a día y pregúntale sobre el suyo para poder sentirte bien con ella y conectarse.
  • Trata de entender en todo momento a tu pareja, de darte cuenta por qué está actuando como lo hace y qué puedes hacer para ayudarla.
  • Aceptar al otro sin querer cambiarlo, la palabra cambio es muy fuerte, si hay cosas que no te gustan o que te molestan de tu pareja dilas, pero de alguna forma en la que no lo vaya a tomar mal, que no lo sienta como agresión.
  • Usa la palabra “mejorar” en lugar de “cambiar”, por que la palabra cambio genera rechazo.
  • No tratar de siempre tener la razón, hay que escoger las batallas, cuando sabemos que no vale la pena pelear es mejor ceder para que se acabe la discusión. Debes tratar de ver las cosas desde el punto de vista de tu pareja y viceversa.
  • No hacerle la “ley del hielo” eso promueve la violencia en pareja y hay que evitarlo a toda costa. El antónimo del amor es la indiferencia, debemos tener cuidado con eso.
  • Si tienen algún descontento hacia el otro es súper importante que lo expresen y que se comuniquen de manera respetuosa y amable, para evitar que la discusión escale y se haga un problema mucho mayor.
  • Estar agradecido con el otro es un punto que trae estabilidad y hacer mas sana la relación, encuentra algún tiempo para poder decirle a tu pareja lo agradecido que estas con ella y cuanto la quieres.

Por Mtra. Loretta Nieto, psicóloga, terapeuta sexual y de pareja. IG: @twomindstherapist

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

3 preguntas para saber si tu relación de pareja sigue fuerte

Categorías
Ser Pareja

Nunca compartas esto con tu pareja, ¡ni por error!

La confianza entre las parejas es un elemento que no puede faltar para que todo resulte bien hasta que dure la relación, sin embargo, hay algunos detalles que es mejor no compartas con tu pareja, ya que la mayoría de los hombres suele sentirse atormentados con cierto tipo de información.

¿Qué es mejor no compartir con tu pareja?

Detalles sobre tus relaciones pasadas

El peor error que las mujeres cometen es hablar a detalle sobre sus relaciones pasadas. Y es que todos tenemos pasados, tenemos personas que quisimos y que nos quisieron, pero la realidad es que es tema del pasado y recordarlos podría provocar celos y un sentimiento de competencia de tu actual pareja por ser mejor que tu ex ante tus ojos.

Lo que todavía sientes por tu ex

Si consideras que todavía tienes sentimientos importantes hacia tu ex, compártelo con tu pareja, no se merece estar en segundo plano, de hecho, convendría en tal caso que primero superaras esa relación para poder estar emocionalmente disponible para un nuevo amor.

Pero, si de repente extrañas a tu ex, no compartas tal información. Los sentimientos complicados hacia las exparejas son completamente normales, pero muy personales.

Tu atracción hacia otros hombres

Es normal que de repente sientas atracción por algún hombre que te resulte interesante, al final del día eres humana, pero a menos de que sientas algo más allá y seas correspondida, háblalo con tu pareja, si no podrías incomodarlo al decirle cada cinco minutos que te gustó otro caballero.

Defectos mínimos de tu pareja

Todas las personas en el mundo tenemos defectos, es por eso que no tenemos derecho a juzgar a nuestra pareja y menos porque se trata de alguien con quien compartimos todo en la vida; el hacérselos notar a cada momento podría generar falta de seguridad y baja autoestima.

Historial de tu vida sexual

Algunas personas no tienen ningún problema en compartir este tipo de cosas. Pero otros no quieren conocer el historial sexual del otro. Aunque sí deberías compartirle los detalles de tu salud sexual, los pequeños momentos sexys podrían causar problemas. Tu pareja no quiere escuchar sobre todas tus aventuras sexuales, especialmente si fueron muy buenas.

¿Qué le puedo confiar a mi pareja? 

Pasatiempos favoritos, quienes son tus mejores amigos, deseos sexuales, miedos, gustos personales e información con la que te puede complementar y ayudar.

Por Fernando Martínez

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Cómo dañan las mentiras a una relación de pareja?

Categorías
Ser Mamá

¡Tus hijos podrían parecerse a tu exnovio!, dice la ciencia

Si lo último que deseas es tener algo que ver con ese exnovio con el que terminaste mal, podría ser que tu peor pesadilla se convierta en realidad y lo tengas presente ¡en tus hijos!

Esta historia de terror tiene que ver con la telegonía, teoría bautizada por el biólogo alemán August Weissman en el siglo XIX. De acuerdo con este científico, cuando los espermatozoides logran llegar al útero pueden impregnar óvulos inmaduros, que luego son absorbidos por el organismo de la mujer.

Este código genético absorbido puede perdurar y, por tanto, en el embarazo logrado ser registrado en la carga genética del bebé, pues la madre ya lo tenía. Y así es como tu hijo puede llegar a tener rasgos físicos de tu expareja.

La esencia de la teoría es incluso mucho más antigua, pues el filósofo Aristóteles había planteado que la herencia de una persona podría estar influenciada por las parejas previas con las que la mamá tuvo relaciones sexuales.

En 1820 se comprobó en Inglaterra que dos crías de caballos árabes contaban con características de una antigua pareja de la yegua de la que habían nacido: una quagga, subespecie de la cebra común que hoy está extinta.

Todavía no es momento de temer al extremo, pues hasta ahora la teoría sólo se ha comprobado en animales, particularmente en moscas.

¿Qué opinas de esta información, mamá? ¿Tu hijo te ha recordado a tu expareja, alguna vez?

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

De tal palo tal astilla, ¿qué hereda genéticamente papá a sus hijos?

 

Categorías
Salud

¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

La depresión va más allá de sentir una extrema tristeza, es un problema que va en constante aumento, principalmente entre jóvenes que tienen problemas en sus hogares y/o escuelas, o  adultos que tienen complicaciones en sus vidas cotidianas. ¿Cómo puedes ayudar a una persona con depresión?

Los individuos más propensos a sufrir de depresión son aquellos que tienen herencia familiar de la enfermedad, problemas con factores bioquímicos, situaciones de estrés, problemas de personalidad como baja autoestima, rechazo, miedo y discriminación por sus preferencias sexuales, muerte de un familiar muy cercano, por padecer alguna enfermedad terminal, traumas en la infancia y un sinfín de causas.

Los síntomas más recurrentes son:

  • Sentirse triste o vacío.
  • No tener aspiraciones en la vida.
  • Pérdida de interés en sus actividades favoritas.
  • Aumento o pérdida del apetito.
  • No poder dormir o dormir en exceso.
  • Sentirse mucho cansancio.
  • Sentirse sin esperanzas, irritable, ansioso, con miedo o culpable.
  • Dolores de cabeza, calambres o problemas con el aparato digestivo.
  • Pensar frecuentemente en temas relacionados con la muerte o tendencias suicidas, cuando una persona «bromea» con quitarse la vida, ¡hay un enorme riesgo!

¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

  • Invítalo a salir, aunque parezca mínimo, ir al parque, cine, teatro, plaza, fiesta o un bar, ¡le va a levantar el estado de ánimo de una manera increíble!
  • Dile que lo quieres apoyar: ¿cómo te ayudo?, ¡es la pregunta correcta!
  • Pregúntale cada día o cuando sea posible cómo se siente, esto reavivará sus ganas de hacer algo nuevo.
  • Sugiere que las cosas pueden mejorar, siempre hay una nueva oportunidad para redirigir el camino.
  • Siempre dile que lo quieres, que sientes un gran afecto, que quieres que siga mejorando en su vida y que te preocupa o alegra todo lo que le suceda.
  • Si sabes de algún sueño, meta o anhelo que tenga pendiente de cumplir, motívalo a que lo haga sin miedo a nada.
  • ¡Un pequeño presente lo hará demasiado feliz!
  • Hagan planes a futuro como un viaje, tomar un taller de arte, una fiesta, una visita a otro amigo, ¡sabrá que debe estar más vivo que nunca!

¡LO QUE NO DEBES DECIRLE NUNCA!

  • ¡Sal de la cama ya!
  • Tú necesitas ayuda
  • ¿Cuánto tiempo vas a seguir así?
  • Me molesta que seas muy pesimista
  • Tu vida es maravillosa, ¡no tienes razones para sufrir así!
  • Ya no me gusta hacer nada contigo, siempre derrumbas el plan
  • Tal vez no estaba en tu destino hacerlo

Por Fernando Martínez

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

6 cosas que puede hacer papá para ayudar contra la depresión posparto

 

 

 

 

 

 

 

Categorías
Ser Pareja

¿Y los hombres, qué sienten cuando terminan una relación de pareja?

Creemos que los hombres son insensibles frente a una ruptura amorosa. Lo ciertos es que si bien reaccionan distinto porque su cerebro opera distinto del de la mujeres, a nivel emocional, justamente esta manera de operar les dificulta procesar sus emociones y vivir el duelo. Esto es lo que dicen los estudios.

Los hombres cuando terminan una relación de pareja

Es normal pensar que cuando los hombres terminan una relación de pareja no sienten dolor. Pero lo cierto es que también sufren, incluso hay casos en los que caen en depresión.

¿Qué hacer cuándo se sufre depresión o para ayudar a alguien con depresión?

Según señala un estudio realizado por la Universidad Binghamton de Nueva York, los hombres tienen una sensación de liberación cuando rompen una relación. Por eso, las mujeres solemos creer que «son insensibles».

Es común que salgan con sus amigos, comiencen a conquistar chicas, pronto retomen actividades de soltero. Sin embargo, estas reacciones son solo una manera de «maquillar» sus sentimientos de dolor; de «tapar sus emociones».

Con las mujeres sucede lo contrario: ellas reflejan su tristeza inmediatamente y la depresión no se hace esperar. Pero en cuanto superan el trago amargo, retoman sus actividades sociales: salen y se divierten nuevamente.

La investigación que te mencionamos, señaló que los hombres tienden a vivir su duelo de manera retardada y por tanto les toma más tiempo en superarlo. Porque, primero negaron su realidad, además de que culturalmente y socialmente est{a mal visto que 2el hombre se tire a la tristeza y por una mujer».

Lo mejor siempre ante una pérdida es darse un periodo para vivir el duelo, armonizar las emociones y retomar fuerza para estar sano y, en su momento, si se desea, volver a crear una relación de pareja más sana, consciente y sabia.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cuándo iniciar una nueva relación de pareja después del divorcio?