Categorías
Ser Mamá

Esposos estresan más a las mujeres que los hijos

Según un estudio, los esposos estresan más a las mujeres que los propios hijos; ¿Tu qué opinas? Veamos a qué se puede deber.

La gran cantidad de tareas diarias que comienzan en la casa, siguen en el trabajo y terminan, a última hora del día, en la casa, agobia a muchas madres de familia. Pero un reciente estudio demuestra que lo que realmente las estresa es su marido.

Si es tu caso, te dejamos esta receta especial de té para tranquilizar tus niveles de estrés y poder relajarte. ¡Pruébala!

Reduce el estrés con manzanilla

¿A qué se debe que los esposos estresan más a las mujeres?

La encuesta, elaborada por la Universidad de Padua en Italia, reveló que las mujeres se sienten más estresadas por el comportamiento de sus parejas que por el de sus propios hijos.

En la indagación, tres cuartas partes de las mujeres afirmaron que hacen la mayoría de las tareas del hogar y tienen la mayoría de las responsabilidades de crianza.

Una de cada cinco afirmó que la falta de ayuda y apoyo de sus maridos era la causa de gran parte de su estrés.

Este estudio también analizó a los hombres en sus vidas y descubrió que muchos de ellos confiaban mucho en las capacidades de sus esposas.

Ahora que sabes por qué tu esposo puede llegar a estresarte tanto, te compartimos esta información que te ayudará a ponerle fin. Recuerda que lo mejor es la comunicación, quizá, sea tiempo de sentarse a platicar; mira por qué te lo decimos:

Los 10 errores más comunes que generan peleas de pareja

Por Miguel Soria

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

5 tips para que los niños ayuden en casa

 

Categorías
Salud

No te imaginas los beneficios de masajear tus pies antes de dormir

Los buenos hábitos son duros de conseguir, pero este que te vamos a contar vale mucho la pena: masajear tus pies todas las noches antes de dormir. ¿Por qué? Descúbrelo. 

Tus pies tienen al menos 15 mil terminaciones nerviosas que se conectan con el resto de tu cuerpo. Si las estimulas correctamente, experimentarás muchos beneficios en tu salud.

Beneficios de masajear tus pies

  • Ayuda a eliminar el estrés y facilita la relajación física y mental.
  • Previene los dolores de cabeza y migrañas.
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Potencia el sistema inmunológico.
  • Equilibra y restituye los niveles de energía.
  • Ayuda a la eliminación de toxinas.
  • Tiene efectos de terapia preventiva.
  • Alivia los dolores
  • Estimula la creatividad, eleva el nivel de vitalidad y mejora el humor.

A esta técnica de estimular las terminaciones nerviosas en los pies se le conoce como reflexología, la cual justamente ubica puntos clave en tus pies que se conectan con las demás partes de tu cuerpo; al hacer esto puedes combatir ciertos padecimientos y favoreces a tu circulación sanguínea.

Algunos médicos especialistas recomiendan el uso de la reflexología para tratar ciertos males como el dolor de articulaciones, indigestión, migrañas, combate el estrés o evita el acné.

Además, tratar bien a tus pies disminuirá el riesgo de tener calambres y te inyectará de energía. ¿Qué te parece, lo harás todas noches?

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

5 beneficios de mantener tus piernas arriba

 

Categorías
Así Crece

5 tips para calmar a tu hijo tras una pesadilla

5 tips para calmar a tu hijo tras una pesadilla

Los niños son los candidatos perfectos para tener pesadillas; de hecho, un tercio de ellos las padecen.

¿Qué son las pesadillas?

Saber a qué se deben y cómo erradicarlas es la única forma de conseguir que su descanso sea más reparador.

Éstas se producen en la fase activa del sueño (REM), que se caracteriza por el rápido movimiento de los ojos (Rapid Eye Movement). En general, son sueños no gratos que pueden ocasionar que tu nene se despierte llorando a media noche. ¡No te alarmes!

¿Te has sentido triste?

7 remedios contra la tristeza

¿Por qué se tienen pesadillas?

Tu hijo vive tantas experiencias en el día, que a veces requiere parte de la noche para asimilarlas, por ello tienen pesadillas.

5 tips para calmar a tu hijo tras una pesadilla

  1. Ve a su cuarto, abrázalo y dile palabras de consuelo como «ya pasó, ya pasó», que le ayuden a romper el vínculo entre lo real y lo irreal.
  2. Ofrécele agua. Beber algún líquido tranquiliza a tu hijo.
  3. Quédate con él hasta que deje de llorar y le vuelva a dar sueño.
  4. Cuando salgas de su cuarto, deja la luz del encendida. Esta lo hará sentirse más «acompañado».
  5. Ponle cerca a su muñeco de peluche favorito y dile que él lo acompañará.

Dale a tu hijo esto antes de dormir…

4 recetas para preparar chocolate caliente

¿Qué hacer al siguiente día?

Al día siguiente puedes preguntarle qué le pasó por la noche. De esta manera revive la pesadilla desde el control y la seguridad que le produce estar despierto y contigo.

Anímalo a dibujarla y después, pídele que cambie el dibujo para convertirlo en algo agradable. También puedes pedirle que te la cuente y que la asocie con una palabra que la aleje de él, como «vete para siempre».

Esto podría ayudar a tu hijo…

4 técnicas de relajación para niños y sus beneficios

Tenlo en mente

Las pesadillas suelen desaparecer en unos 15 días. Pero si tu peque continúa teniéndolas, a pesar de haber practicado los consejos anteriores, es importante que lo lleves con especialistas. Él te ayudará a encontrar la causa de sus malos sueños, de esta manera podrás solucionar el problema y lograr que tu hijo duerma bien.

Ubica la causa del problema para ayudar a tu hijo a descansar mejor.

¿Tu hijo tiene pesadillas constantes?

Foto: Getty Images

Ten esto en cuenta…

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

Categorías
Así Crece

5 juegos para relajar a tu hijo

5 juegos para relajar a tu hijo

Estos juegos ayudarán a tu hijo a relajarse y le enseñarán que el silencio también puede ser divertido.

Mira la importancia de dormir bien…

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

5 juegos para relajar a tu hijo

1. El cuento del caracol 

En todos los caracoles, por pequeños que sean, se puede escuchar el mar.Pero a cada persona le cuenta una historia diferente. Por eso en este juego el peque deberá narrar lo que el ruido de las olas le susurra al oído.

2. ¿Qué sentimiento es?

El juego consiste en transmitir un mensaje con gestos y movimientos, pero sin palabras. Los demás deben adivinarlo haciendo preguntas que solo pueden ser respondidas con un «sí» o un «no».

3. El tren

Acostado en el suelo con la cabeza (mejor dicho, la oreja) sobre la pancita del otro, hay que estar calladitos para oír cómo suenan los amigos por dentro. Luego, cada niño se lo explica a los demás.

¿Es el caso de tu hijo?

Mi hijo tiene miedo de ir a dormir, ¿qué hago?

4. Con los brazos hacia arriba

Unos niños son gigantes y, de puntitas, estiran los brazos lo más posible hacia el techo. Otros son enanitos, se ponen en cuclillas y se encogen todo lo que pueden. Después se intercambian los papeles.

5. Acuna al osito

Este juego es muy relajante (si no les da un ataque de risa). Acostados en el suelo, con los ojos cerrados y quietos como estatuas, tendrán que acunar al osito de peluche que está sobre su pancita, sólo con los movimientos de la respiración. Para ello tendrán que inspirar muy profundamente y soltar el aire con fuerza.
 

Relajar a tu hijo antes de dormir, lo ayudará a descansar mejor.

¿A tu hijo le cuesta trabajo irse a dormir?

Foto: Getty Images

 ¿Tu bebé acaba de nacer?

8 consejos para dormir con un recién nacido

Categorías
Nutrición

Cómo cuidar tu salud en vacaciones

Cómo cuidar tu salud en vacaciones

¿Saldrás de paseo con tu familia? Con estas recomendaciones, evita que el descanso se convierta en un pretexto para llenarte de excesos.

Cómo cuidar tu salud en vacaciones

Verduras y frutas aliadas
¿Tienes antojos dulces o salados? Busca botanas que sean naturales hechas con frutas o verduras de la estación.

Con moderación
Las frituras y alimentos grasosos debes consumirlos con moderación, ya que si no realizas una actividad física para compensar la energía que te aportan, se convertirán en grasa que no necesita tu cuerpo.

Colaciones saludables
Por si acaso, lleva en tu bolsa bocadillos saludables que puedas disfrutar si te da hambre, por ejemplo: barras de granola, fruta, semillas, fruta seca…

Mira cómo cuidar a tu bebé bajo el sol…

10 cuidados básicos del bebé en verano

Restaurantes saludables
Si te es posible elijan restaurantes que presenten opciones de comida saludable o elige del menú el platillo más rico y saludable que se te antoje.

Evita lo más que puedas
Los alimentos empanizados, capeados y fritos, prefiere los horneados o asados.

Muchos vegetales
Cada vez que puedas, incluye en el desayuno, comida y cena abundantes ensaladas de fruta o vegetales, como aderezo pide aceite de oliva o limón.

Sin alcohol
Si estás embarazada o en lactancia, evita a toda costa la ingesta de alcohol ya que podría afectar el buen desarrollo de tu bebé. Ten en cuenta que las bebidas alcohólicas tienen una gran cantidad de calorías y no aportan nutrientes.

Pocas bebidas azucaradas y postres
De vez en cuando date un antojo dulce, pero no comas un postre en cada comida, que sea algo especial para que puedas disfrutarlo más.

Prepara estas paletas en casa…

Cómo hacer paletas de hielo de sandía

Prefiere agua simple
Si tienes sed, lo mejor para tu cuerpo es que tomes mucha agua simple o infusiones frutales naturales con poca o nada de azúcar.

Planea actividades
Trata de realizar alguna actividad física durante tus días de descanso. Si estás embarazada, sigue las recomendaciones de tu doctor, si no, no exageres. Trata de mantener un equilibrio.

Cuida tus porciones
Si vas a centrar tus vacaciones alrededor de las comidas, infórmate antes sobre los platillos típicos, quizá incluyan muchas grasas, pregunta en el restaurante si tienen una versión más ligera o cuida tus porciones.

¡Disfruta de tus vacaciones sin sacrificar tu salud!

¿A dónde fuiste de paseo?

Foto: Getty Images

¿No van a salir de paseo? Mira estas ideas…

Ideas para disfrutar las vacaciones en casa con tu hijo

Categorías
Belleza

13 formas de consentirte antes de dormir

13 formas de consentirte antes de dormir que te relajarán.

Sin duda apapacharte antes de dormir te llenará de tranquilidad, calma y descansarás mejor, sigue estos consejos, date unos minutos para ti todos los días.

Te interesa: Los mejores alimentos para dormir

Reserva al menos 15 minutos al día nada más para ti. Aprovecha ese tiempo para relajarte, respirar a profundidad y concentrarte en el momento presente. Olvida los problemas y aprecia lo que tienes. Toma esos minutos para pensar positivamente. Aprende algunas técnicas de relajación, acude a aromaterapia, masajes, yoga, tai chi o meditación.

13 formas de consentirte antes de dormir que te relajarán.

  1. Aprovecha unos minutos al día para consentirte y darte tranquilidad, acuéstate y da gracias por todas las cosas positivas que viviste en el día.
  2. Enciende velas aromáticas.
  3. Ponte una mascarilla para nutrir tu cabello.
  4. Date o pide que te den un masaje en los pies con aceites o una rica crema.
  5. Alegra tu casa con flores, estudios científicos demostraron que las flores tienen beneficios positivos en el estado de ánimo.
  6. Coloca un arreglo floral lleno de flores en tonos rojos o anaranjados para hacer que tu energía fluya.
  7. Para tener dulces sueños, elige un ramo de rosas palo de rosa o durazno en tu habitación.
  8. Cepilla tu cabello.
  9. Colorea un libro con ilustraciones lindas.
  10. Date un masaje facial.
  11. Aplícate una mascarilla.
  12. Con la punta de los dedos relaja tus músculos faciales: date un masaje circular en ambos lados de la nariz. Desliza los dedos hacia abajo, luego hacia los pómulos y hasta las orejas. Termina con un masaje hacia la frente, y en las sienes.
  13. Escribe un diario.

Mantén estos hábitos para mantenerte sana física y mentalmente.

¿Qué haces para relajarte?

¿Acabas de tener un bebé?

4 tips para relajarte en cuarentena

Categorías
Embarazo

5 cursos que te ayudarán a prepararte para recibir a tu bebé

Hay algunos cursos que a ti y a tu pareja les convendría tomar para vivir este momento del mejor modo: informados, conscientes de lo que ocurrirá y preparados con algunas técnicas para recibir a tu bebé que les facilitarán el proceso.

Asegúrense de tomarlos con profesionistas y en centros bien establecidos y avalados por alguna asociación o institución.

Curso prenatal.

Permite a los padres estar más informados sobre los procesos fisiológicos del cuerpo durante el embarazo y parto, incluso reducir el miedo que puede generarles el nacimiento de su bebé. Además, los especialistas les aclaran las miles de dudas que seguramente tienen y les enseñan técnicas para sobrellevar más tranquilos el momento del parto.

Yoga para embarazadas.

Ideal para que mamá trabaje la conciencia corporal y el respeto a sus emociones para sentirse más conectada consigo misma y con su bebé. Mientras no haya contraindicación médica, se puede iniciar a partir del tercer mes de gestación (semana 14).

Acomodando al bebé.

Este taller consiste en la enseñanza de técnicas de posicionamiento del bebé para evitar cesáreas innecesarias. Desde el inicio del embarazo, estas técnicas y posturas ayudan a que mamá identifique sola en qué posición está su bebé, asimismo, mejoran la flexibilidad de los tejidos, lo cual prepara el cuerpo para el trabajo de parto.

Técnicas de porteo.

Es una de las experiencias más placenteras que existen para ambos padres. Les enseñan cuáles son las reglas de seguridad y los diferentes tipos de porteo para que encuentren el que les conviene. Conocen más del fular, rebozo o mascada flexible, rígido, o de la bandolera, del mei tai, etcétera.

Lactancia.

A pesar de ser algo muy natural, hay veces que la lactancia puede complicarse en un inicio y vale mucho conocer desde ahora todo lo que tiene que ver con ella. Una doula te podrá ayudar mucho en este tema, enseñándote las técnicas correctas para dar el pecho.

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Embarazo

¿Por qué tengo mala memoria en el embarazo?

Si antes de embarazarte no se te pasaba ningún detalle y tu memoria funcionaba a la perfección, y ahora te preguntas: ¿por qué tengo mala memoria en el embarazo? Sigue leyendo.

¿Por qué tengo mala memoria en el embarazo?

No te agobies, tu falta de buena memoria se debe a las hormonas.

No tener buena memoria es normal en el embarazo. Lo que dicen algunos estudios médicos es que el cerebro de una mujer embarazada se reduce en tamaño durante el último trimestre de gestación debido a los cambios hormonales. También podrías experimentar una cierta dificultad para adquirir nuevos conocimientos.

La mejor noticia: todo vuelve a la normalidad después de dar a luz a tu bebé.

Una de las afecciones comunes del embarazo es la falta de memoria y el aumento del grado de distracción. ¿Te ha pasado que por nada del mundo encuentras las llaves (¡y las tienes frente a ti o en la mano!)? ¿Que te acaban de decir o pedir algo y ya lo olvidaste? ¿Que en el trabajo u hogar haces las cosas más lento?

También pueden afectar tu memoria…

Falta de descanso

Estar preocupada

Consejos para fortalecer tu memoria

En el embarazo tu prioridad es que tú y tu bebé estén bien, también por eso, tus pensamientos están en otra parte, estás pensando en si se movió, en lo que te falta por comprar, en los preparativos del baby shower o de la gender reveal party, en cómo decorar su habitación, en cómo será el parto… todas estas situaciones ocupan tu mente y minimizan cualquier otra cosa.

Relájate y toma todo con calma.

Reduce tus tensiones al máximo.

Escribe una lista de pendientes con prioridad de importancia.

Pide ayuda.

Descansa más, de ser posible, toma siestas.

Duerme al menos ochos horas seguidas.

Consume más alimentos ricos en Vitamina B12, la encuentras en: carnes rojas, pescado, pollo, huevo, leche, queso y yogur.

Ten una dieta rica en Vitamina B1, la encuentras en:  germen de trigo, arroz, aguacate, aceitunas, cereza, guayaba, papaya, cacahuates, almendras, nueces, calabaza, cebolla, col, espinaca, lechuga, tomate y zanahoria.

El ácido fólico mejora la atención y concentración.

Si ya nació tu bebé y sigues con problemas de memoria, presentas ansiedad, muchas ganas de llorar… podrías tener depresión posparto, no te agobies, también es una situación pasajera, busca ayuda.

¿Te ha pasado que estás «olvidadiza»?