Categorías
Embarazo

Cómo ayudar a mamá contra los malestares matutinos del embarazo

Entre 50 y 90% de las mujeres embarazadas experimentan malestares matutinos del embarazo, como náuseas; en la mayoría de ellas se presentan al pasar entre cuatro y seis semanas desde la concepción y desaparecen entre la semana catorce y quince.

Te presentamos varias cosas que puedes hacer para ayudar a tu pareja con estos malestares matutinos del embarazo:

  1. Procura que beba bastantes líquidos, ponle una botella con agua cerca de la cama. Evítale el café, que inicie su mañana con un jugo de fruta poco ácida, de manzana o uva.
  2. Cuida lo olores o cosas que pueden hacerla sentir mareada, mantenlos lejos de ella, como los alimentos grasosos o muy condimentados.
  3. Procura que haga varias comidas pequeñas a lo largo del día, cada dos o tres horas. Una baja cantidad de azúcar en la sangre puede empeorar el asco. El arroz o el yogur tienen menos probabilidad de causarle ascos.
  4. Salgan a caminar, el ejercicio puede reducir las náuseas.
  5. Asegúrate que tome sus vitaminas prenatales, si su médico las ha indicado.
  6. Pon algunos pretzels, galletas saladas, pasteles de arroz cerca de la cama, ella necesitará algo para empezar y terminar el día, y estos alimentos poco calóricos son ideales.
  7. Ayúdala a probar métodos alternativos: las pulseras o bandas de acupresión, comer o beber jengibre, suplementos de vitamina B6. Claro, primero consulta al médico.
  8. Ella necesita mucho descanso, ayúdala a tenerlo encargándote de más tareas en casa.

Fuente: Armin A. Brott, Voy a ser papá. Ed. Aguilar

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Salud

¿Sufres de estreñimiento? Ayuda a tu intestino a normalizarse

Cuando el intestino no tiene la suficiente fuerza para procesar los alimentos que consumes, puede ocasionarte estreñimiento, caracterizado por la dificultad para ir al baño, heces duras, gases o dolor al defecar. ¿Te ocurre?

Para regular el tránsito intestinal existen distintos remedios, como estos que te presentamos:

Laxantes

Aceleran el avance de las heces por el intestino. Puede tratarse de una planta medicinal como el arraclán, la casia o la malva. Con una cura de 1 o 2 semanas es suficiente para obtener resultados. La dosis es de 15 a 50 gotas con un poco de agua, 3 veces al día antes de las comidas.

Suero en polvo

Se vende en tiendas ecológicas. La dosis es de una cucharada sopera de polvo disuelta en 1 dl o 2 de agua. Consume de 2 a 4 vasos al día antes de las comidas, durante 1 semana.

Linaza y Psilio

Cuando estas fibras entran en contacto con el agua aumentan 5 y 10 veces, respectivamente, su volumen inicial. Forman un gel blando que estimula el avance de las heces. En el caso de la linaza: de 1 a 3 cucharadas soperas al día, mezclada con la comida o la bebida, seguida de un vaso con agua. Con el psilio, de 2 a 3 cucharadas al día de polvo mezclado con agua y enseguida un vaso con agua.

Frutas laxantes

Para estimular el vigor del tránsito intestinal, elige comer al día entre:

  • ciruelas pasas, 2 o 3
  • higos secos, 3 o 4

Fuente: Desintoxico mi hígado, de Christopher Vasey. Ed. terapias Verdes.

 ¡Ojo! Son remedios dirigidos a adultos, no a niños, ni a mujeres embarazadas. Aún así, siempre consulta a tu médico tu estado de salud. Y estos remedios no sustituyen una buena alimentación ni son una dieta para bajar de peso. 

Te interesa: Jugos para limpiar el hígado e intestinos

Categorías
Salud

Alimentos para fortalecer el sistema inmune

En esta época de frío hay un riesgo mayor a padecer distintas enfermedades que pueden afectar a toda la familia, pero más a los niños pequeños; por ello, es importante fortalecer el sistema inmune.

La alimentación es una clave para cuidar de nuestro bienestar y fortalecer el sistema inmune. Aquí te damos una lista de los alimentos básicos para que protejas a tu familia durante esta temporada:

Agua: purifica y elimina toxinas del organismo que pueden atraer bacterias y virus. Procura tomar 8 vasos de agua diarios.

Ajo: tiene propiedades curativas y preventivas, pues evita que los virus ingresen al organismo. Inclúyelo en tus guisados. También puedes tomarlo con un poco de té por las mañanas.

Brócoli: proporciona vitamina E y C, que incrementan las defensas contra diversas enfermedades. Inclúyelo en tus sopas y guisados.

Frutas cítricas: su vitamina C fortalece el sistema inmunológico, desintoxican el organismo y protegen el sistema digestivo. No olvides hacerte un jugo o coctél con estas frutas.

Huevo: rica fuente de proteínas y grasos omega-3, que fortalecen las células del sistema inmunológico. ¡Prepáralo como más te guste!

Miel: sus antioxidantes ayudan a combatir las bacterias causantes del dolor de garganta, infecciones de oído y tos. Tómala con un poco de té o servida en unos ricos hot cakes.

Yogurt: proporciona bacterias buenas para el equilibrio del sistema digestivo. Sírvelo con avena o frutas.

Zanahorias: aportan vitamina A, que ayudan a mantener saludables las membranas mucosas, barrera frente a las infecciones. ¡En jugo es ideal!

Por Josselin Melara

Categorías
Salud

Remedios antigripa

El invierno es sinónimo de resfriados; con estas medidas podrás prevenirlos y ayudar a tu hijo a aliviarlos

Por Armando Ayala Asesoría Pediatra Nuria Mendoza

¿PUEDEN EVITARSE?

Estos virus afectan a los niños pequeños que en sus primeros años de escolarización pueden pasar hasta cinco o seis procesos virales en los meses más fríos, mientras que un adulto sufrirá tan sólo uno o dos. Es normal y no debes pensar que tu hijo tiene algún problema grave de salud: lo que ocurre es que sus defensas todavía están en desarrollo, no saben cómo vencer a los gérmenes y deben aprender a hacerlo durante los primeros años de vida a base de enfrentarse a las infecciones. De esta forma crean anticuerpos que en el futuro les ayudarán a combatir los padecimientos.

 

TRATAMIENTO

• Los virus no tienen un tratamiento específico, en realidad se curan solos. El catarro suele durar pocos días y la gripa, siete (la tos es más resistente, puede durar hasta dos semanas más).

• Si el niño está cansado, la tos empeora o tiene vómito, el pediatra recomendará un jarabe apropiado a su edad.

• El paracetamol e ibuprofeno bajan la fiebre y atenúan el dolor de cabeza, espalda o piernas. Si la temperatura no baja con fomentos de agua tibia en la frente o un baño de agua tibia, conviene utilizar supositorios.

• Lavados nasales: las gotas o sprays de suero fisiológico hidratan las mucosas.

 

13 CONSEJOS PARA AYUDARLO A SALIR DE LA ENFERMEDAD

  1. No lo obligues a comer, mejor ofrécele con frecuencia pequeñas cantidades de sus alimentos favoritos. Así su estómago no se llena demasiado y no existe el riesgo de que vomite.
  2. Prepara comidas con textura suave, que no le cueste tragar, como purés.
  3. Haz un caldo o sopa casera que, además, le aportan un extra de líquido que hidrata su cuerpo.
  4. Alimentos ricos en vitamina C, sin abusar, pues en grandes cantidades pueden ocasionar diarrea.
  5. Dale a beber agua a menudo.
  6. Eleva la cabecera de la cama o la cuna; con la cabeza más alta que el resto del cuerpo toserá menos y dormirá mejor.
  7. Acostumbra a tu hijo a taparse la boca cuando tosa o estornude, pues los virus se transmiten a través de las gotas de saliva que se quedan en el aire.
  8. Evita el contacto con otros niños o adultos contagiados.
  9. Si tu pequeño está enfermito, mejor no lo lleves a la escuela.
  10. Lávate las manos después de tocar las secreciones (limpiarle la nariz, lagañas…) para evitar que se propague la infección.
  11. Evita que comparta juguetes o cubiertos y lávalos bien.
  12. Es aconsejable vacunar a los niños que corren un mayor riesgo de enfermarse (asmáticos y diabéticos) para protegerlos de posibles complicaciones. Pregunta a tu médico el caso.
  13. Paciencia, ánimo y buen humor. Cuando el resfriado afecta a varios miembros de la familia o ver que tu bebé tose y tose, la situación puede resultar estresante. El consuelo es que las molestias duran pocos días y se resuelven prácticamente solas.
Remedios antigripa
iStock

¿CUÁNDO IR AL PEDIATRA?

• Cuando la fiebre es de 38 oC.
• El bebé es menor de tres meses.
• Al niño le duele el oído o se toca molesto; si es un bebé, puede tener otitis.
• Tiene moco espeso durante más de una semana.
• Presenta dolor de cabeza localizado en puntos concretos, como la frente o bajo los ojos: puede deberse a una sinusitis.
• Su respiración es silbante o presenta dificultad para respirar.

 

LA REALIDAD

Aunque sigan al pie de la letra los consejos de prevención, háganse a la idea de que los niños se acatarran con frecuencia durante los primeros años de vida. El consuelo es que les sirve para fortalecer su sistema inmunológico y podrán defenderse mejor en un futuro próximo.

 

DIFERENCIA ENTRE CATARRO Y GRIPA

»  Se contagian fácilmente por causas estacionales.
»  Son más habituales en los meses fríos.
»  Su origen es vírico, pero provocado por diversos virus.
»  Tu hijo puede sufrir un proceso gripal por temporada, pero puede tener varios catarros en poco tiempo.