Categorías
Ser Mamá

¿Mamá a los 40 años?, ¡Todo lo que necesitas saber antes de concebir!

Hoy en día convertirse en mamá es una decisión que cada mujer tiene derecho a tomar de manera individual o en pareja, ya que al traer un nuevo bebé al mundo, surgen un gran número de responsabilidades y cuidados.

Se sabe que la edad adecuada para que una mujer quede embarazada es entre los 25 y 35 años, pues su organismo se encuentra funcionando de manera correcta y existen menos probabilidades de que se presenten complicaciones.

Después de los 35 años, hay mayores riesgos en el embarazo y durante el parto, pues aumentan las probabilidades de complicaciones durante la gestación, riesgo de aborto y anomalías cromosómicas en el bebé.

A partir de los 40 años, la gestación genera una sobrecarga mayor en órganos como el páncreas y el hígado, aumentando la posibilidad de sufrir enfermedades que afectan en el embarazo como la diabetes gestacional o la hipertensión.

Pero no todo es malo, porque probablemente hay mujeres que no tuvieron la oportunidad de embarazarse durante la edad promedio, y esto no les cierra la posibilidad de convertirse en mamás un poco más tarde.

Hay que tomar en cuenta que muchas mujeres mayores de 40 años tienen muy buena salud, gracias a su correcta alimentación, realizar ejercicio constante y llevar a cabo chequeos médicos continuos, por lo que los riesgos del embarazo disminuyen, su organismo se encuentra en buenas condiciones, lo cual puede ser valorado también por el médico especialista.

Una vez que la futura mamá tenga luz verde para embarazarse, bastará con seguir al pie de la letra todas las indicaciones del médico, como acudir a citas mensuales o cada que lo considere necesario.

Por otra parte, debes estar muy tranquila durante los nueves meses de gestación, ya que ayuda a que el organismo y el bebé no se alteren, complementar con una correcta alimentación, claro, ¡sin dejar de lado tus antojos!, pues son parte fundamental de estar embarazada y realizar ejercicios que el especialista te puede sugerir.

Probablemente te causa un poco de miedo que cuando tu hijo tenga 10 años, tu estarás cumpliendo los 50, situación que te traerá muchas interrogantes y es totalmente normal, lo que puedes hacer es acercarte a mujeres conocidas con el mismo tema, para que te compartan como lograron solucionar esos miedos.

¡También puedes acudir con el psicólogo para que te asesore y no te atormentes por algo tan maravilloso como ser madre!

Categorías
Embarazo

4 temores comunes en el embarazo

Aunque el embarazo sea muy deseado y transcurra con normalidad, es inevitable sentir miedo de que algo no salga bien, tanto para el bebé como para ti: la mayoría de las mujeres lo han experimentado. Aquí te damos algunos consejos para que no te preocupes de más

ES NORMAL SENTIR MIEDO…

Por todas las cosas que no se pueden controlar en el embarazo; ¿te sucede? Explora en tu interior para saber la razón de esta emoción.

 

A PERDERLO

 

Cuando el embarazo está en los primeros meses es casi inevitable el temor a perder tu bebé. La sensación es que esa vida, tan deseada y frágil, pende de un hilo por lo menos durante los tres primeros meses. Es, a veces, aterrador: en las mujeres que han sufrido abortos espontáneos el temor es más grande.

AL PARTO

 

Cuando se acerca el parto aparece el temor al dolor y a otros riesgos, como a padecer presión arterial alta.

 

¿SERÉ BUENA MAMÁ?

 

En todo el periodo de embarazo se tiene la misma duda: ¿seré una buena mamá? Si es el primer bebé, es lógico preguntártelo porque es algo que desconoces y te causa duda. Y si es el segundo, podrías cuestionarte si serás capaz de amarlo tanto como al primero.

UN BUEN DESARROLLO

 

Conforme el bebé crece y sientes las primeras patadas, el miedo frecuente es pensar en que tu pequeño se desarrolle bien. Que se mueva todos los días es lo que todas las mamás piden, y como no se puede ver, a menos que sea con ultrasonido, sentirlo te tranquiliza un poco para saber que está bien y a salvo.

 

 

LO QUE PIENSAN LAS MAMÁS

 

En algún punto del embarazo es inevitable que se te presenten algunas dudas y temores; aquí lo que otras mamás han pensado:

– “Hasta que nazca y vea que está sano, voy a quedar- me tranquila”.

– “Si mi bebé está quieto por un tiempo, enseguida como un trocito de chocolate y me quedo con las manos en la panza esperando sentirlo”.

– “¿Me dolerá mucho el parto?”.

– “¿Seré buena mamá?”.

 

TIPS PARA AFRONTAR LOS MIEDOS

 

– Piensa que hay muchas razones para que el miedo no te agobie y puedas tener un embarazo tranquilo.

– Cualquier situación puede ser detectada rápidamente.

– Hay tratamientos para que todo salga bien en la mayoría de los casos: confía en tu médico.

– Infórmate bien con expertos sobre cada etapa del embarazo.

– Cada vez que tengas consulta con el ginecólogo, pregúntale todo lo que se te ocurra.

– Habla con amigas, así te sentirás menos sola.

– Platica con tu pareja sobre tus temores para que pueda ejercer la paternidad compartida.

– Mientras más temor tengas, generarás más ansiedad, lo cual altera a tu cuerpo y tú misma podrías desencadenar alguna complicación con tu salud.

– Come bien para que no te falte ningún nutriente.

– Consiéntete, ve al cine o come algún postre de vez en cuando: te ayudará a pensar en otra cosa.

– Practica ejercicio, siempre con el consentimiento de tu doctor.