Categorías
Embarazo

Tengo muchos antojos, ¿y ahora qué?

Estás embarazada, todo el tiempo tienes ganas de comer dulces o snacks salados… Si viene a tu mente «tengo muchos antojos, ¿y ahora qué? Sigue leyendo.

¿Qué son los antojos?

No se sabe con certeza por qué durante el embarazo el 90 % de las mujeres experimentan deseos de comer algunos alimentos especiales.

Para saber más

El aspecto nutricional dice que una mujer embarazada requiere un alimento específico porque el bebé requiere algún nutriente. Entonces, los antojos son una manifestación de una deficiencia que el cuerpo debe cubrir. Por ejemplo, si tienes antojo de un alimento dulce, es porque tu cuerpo requiere energía.

Mito: se dice que si no cumples con tus antojos, tu hijo nacerá con una mancha, no lo creas.

El aspecto emocional menciona que es la forma en la que una mujer embarazada expresa sus necesidades afectivas ante su familia y pareja.

La ciencia dice que los antojos se deben a alteraciones fisiológicas que se sufren por el alboroto hormonal. También por eso, puedes estar más sensible del sentido del olfato o en el gusto.

¿Por qué muero por un dulce o un pan?

Los dulces y los carbohidratos son los antojos más populares. La razón es por que el bebé necesita glucosa para crecer y la insulina es la hormona que mejor estimula este crecimiento.

Alimentos salados

Los alimentos salados se relacionan con el aumento en el volumen de sangre, que requiere más sodio para mantener un adecuado balance de fluidos.

Cubos de hielo o bebidas heladas

El hielo funciona como anestésico del vómito, humedece la saliva y permite tragarla con mayor facilidad. También se cree que el gusto por el hielo es un signo de anemia por deficiencia de hierro.

¿Los antojos representan riesgos?

No hay motivo para no darte un antojo, siempre y cuando lo hagas con moderación.

No creas que estar embarazada es tener la libertad de comer todo lo que se antoje porque podrías sufrir de:

Sobrepeso

Deficiencias en la nutrición

Problemas dentales

Diabetes gestacional

¿Son demasiados tus antojos?

Si no puedes controlar tus antojos y sientes que se apoderan de ti…

1) Consulta a tu medico.

2) Trata de distraerte.

3) Haz ejercicio, si tu doctor lo recomienda.

4) Teje algo para tu bebé.

5) Leer artículos y libros interesantes sobre el embarazo y tu bebé.

Trucos para calmar antojos dulces

Si tienes antojo de helado, congela yogur en moldecitos, será un postre dulce y te dará calcio.

Prefiere fruta seca, pan con un poco de mermelada, jugo de fruta o una galleta integral.

Come semillas como nueces, pistaches o cacahuates.

Consume pequeñas porciones de antojos de vez en cuando.

No confundas tus necesidades emocionales con la necesidad de comer.

Antojos exóticos

Si tienes antojos exóticos, como comer tierra húmeda, gis, pegamento… Evítalos al máximo, significa que tienes una deficiencia de ciertos minerales, díselo a tu doctor de inmediato.

Mi pareja también tiene antojos

El papá desde su inconsciente, se compromete tanto contigo en el embarazo que también empieza a presentar antojos.

¿Por qué ya no me gusta algo que me encantaba?

Si antes disfrutabas de ciertos alimentos y ahora, embarazada no los toleras o te dan asco, naúseas, sientes el estómago revuelto o dolor de cabeza es debido a las hormonas que cambian el pH en los sentidos del gusto y el olfato, lo cual provoca que los sabores y olores se perciban de manera diferente. Si detectas olores y sabores que te provocan malestares, evítalos al máximo, cuando nazca tu bebé, todo volverá a la normalidad.

A medida que tu embarazo avance, tus antojos disminuirán después del tercer mes, pero si no pasa, no te preocupes, consiéntete de vez en cuando.

¿Cuál ha sido tu mayor antojo?

Categorías
Embarazo

¿Por qué no debes automedicarte durante el embarazo?

Los riesgos que conlleva la automedicación cuando una mujer está embarazada o en posibilidad de hacerlo son muy grandes, tanto para la madre como para el feto.

De acuerdo con una encuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 86% de las mujeres embarazadas consumen algún medicamento durante los nueves meses de gestación, sin embargo lo que realmente es preocupante es el alto número de casos de automedicación, lo que puede constituir un grave riesgo para la salud.

PEXELS

Los casos de malformaciones congénitas mayores en recién nacidos se estima en 3%, de los cuales un 5% estarían relacionadas con el uso indebido de fármacos, sobre todo en periodos cruciales del embarazo como la primera semana de gestación o el período de formación de los órganos vitales, que ocurre en los dos primeros meses.

La OMS recomienda considerar a toda mujer fértil como “potencialmente embarazada” al momento de recetar medicamentos y evitar, si es posible, la prescripción durante el primer trimestre de gestación, pues cuando existen mayores posibilidades de malformación fetal.

Categorías
Ser Mamá

Se sigue abusando de la cesárea, estudio

Aunque en México se han tomado medidas para reducir el número de cesáreas que se practican para traer a los bebés al mundo, continúa alarmando a la comunidad médica el número de procedimientos que se realizan todos los días.

Según la revista médica The Lancet, uno de cada cinco bebés nace por cesárea, lo que representa el 21%, porcentaje más alto de lo que los médicos consideran conveniente,  que es de 10 a 15 por ciento.

De acuerdo a ellos, el 60% de los países abusan de la cesárea, y es que en muchos países existen diferencias entre los nacimientos entre los habitantes de distintos estratos sociales, dejando el parto natural para aquellos de bajos recursos.

Se sigue abusando de la cesárea, estudio
PEXELS

 

Y es que mientras esta opción, que en realidad debería servir para salvar vidas, todavía no está disponible en países y regiones de bajos ingresos; sin embargo, el procedimiento se usa en exceso en muchos entornos de ingresos medios y altos.

Los autores del estudio llaman a médicos, hospitales, mujeres y familias a solicitar una cesárea cuando sea «médicamente necesario», y prestar mayor atención a la calidad del parto natural en todo el mundo.

La cesárea, explican, es una intervención para salvar vidas de mujeres y recién nacidos cuando se presentan complicaciones, como sangrado, sufrimiento fetal, enfermedad hipertensiva y bebés en posición anormal. La cirugía no está exenta de riesgos para la madre y el niño, y se asocia con complicaciones en futuros nacimientos.