Categorías
Padres e Hijos

¿Por qué todos los papás caen rendidos ante la primera risa de su bebé?

La primera risa de su bebé es todo un acontecimiento para los papás; el día que su bebé  su primera risa de verdad, dedicada a ellos en exclusiva, mirándolos fijamente a los ojos, es ¡un acontecimiento emocional desbordante!

Después, llegan los gorjeos y las carcajadas contagiosas. Con los años, podemos olvidarnos de si pasó o no la varicela o cuántos años tenía cuando se le cayó su primer diente, pero lo que nunca olvidan los padres es la emoción que sintieron al recibir, por sorpresa y a bocajarro, la primera sonrisa de su pequeño…

Así lo cuenta Araceli, madre de Sonia, de dos meses y medio: «Estábamos pasando una noche de perros: una sucesión de llantos, tomas, cambios de pañal… Cuando terminé de darle el pecho por cuarta vez, Sonia se me quedó mirando fijamente a los ojos y me sonrió por primera vez. Casi le pregunto: “¿De verdad que es a mí?”.

Era como si mi pequeña me estuviera diciendo: “Tranquila, mami, no lo haces tan mal. En ese momento se me olvidaron el sueño, el cansancio y todas las angustias, es la mejor palmadita en la espalda que he recibido en toda mi vida».

O Mari, que recuerda cómo Alonso la conquistó totalmente con la sonrisa más bonita del mundo: «Él estaba sentado en su hamaquita y yo estaba planchando enfrente. Le grité: “¡Guapo!”, y él me respondió con la expresión más pura, dulce y alegre que he visto nunca. Para estas cosas no hace falta cámara de fotos. Esa imagen la llevaré siempre en el corazón».

El instinto de los padres pocas veces falla y hacen bien en darle a ese momento una gran importancia. La sonrisa de un niño no solo nos llena de gozo, es mucho más que eso. Es un fascinante mecanismo de supervivencia, la herramienta que utilizan para establecer sus primeras relaciones y, por supuesto, la única forma de decirnos «me siento bien» cuando todavía no tienen las palabras.

Tan importante es para ellos sonreír, que ya están preparados para hacerlo antes de nacer… muy divertido en la tele. Es todo un misterio. De hecho, pueden morirse de risa con cosas que hace unas semanas les hubieran hecho llorar a lágrima tendida.

Empieza ahora una etapa dulce para los padres. El bebé está hambriento de experiencias. Cada vez tu pequeñín se ríe más y de más cosas diferentes, pues con la edad su curiosidad es insaciable. Ahora tanto papá como mamá se convierten en sus compañeros de juegos predilectos.

Si hasta los 5 meses aproximadamente el bebé regalaba sonrisas prácticamente a todo el que se pusiera en su ángulo de visión (conocidos y desconocidos), ahora se vuelve mucho más selectivo. No es que huya de los desconocidos, pero sí se vuelve más cauteloso y tiene en cuenta la expresión facial y el tono de voz de su nuevo amigo antes de ser simpático con él y acercarse.

A esta edad también experimentan la «excitación anticipada»: «Cuando observan que un adulto va a cogerles en brazos, darles de comer o cambiarles los pañales o la ropa, manifiestan un aumento de la actividad, respiración acelerada, vocalizaciones o una expresión facial de absoluta felicidad» (Diario del primer año de mi bebé de Christine Harris. Ed. Oniro).

Hacia los 6 meses tu bebé ya puede emitir diferentes tipos de sonrisa. Por ejemplo, la sonrisa abierta cuando se divierte jugando, la que depende de las expresiones de los demás (a esta edad ya reconocen los gestos ajenos y tienden a imitarlos y a responder, por ejemplo, con una sonrisa ante una voz alegre), o la sonrisa de satisfacción por haber conseguido un logro sin ayuda.

También le gusta jugar: ¿dónde está el nene?, por ejemplo, le apasiona. Quizá no la primera vez, pero sí la quinta. Y es que detrás del juego de desaparecer (detrás de una puerta, una servilleta…) y después aparecer por sorpresa hay mucho más. Si te fijas, la primera vez que mamá o papá desaparece el niño se queda con la expresión congelada o se ríe, pero no mucho. Es solo después de que hayas repetido el juego cuando el pequeño se reirá a carcajadas porque sabe que mamá o papá siempre aparece al final.

No se puede decir que los bebés menores a 1 año desarrollen el sentido del humor. Si los nenes detectan que su comportamiento nos hace reír, lo repetirán hasta la saciedad, pero eso no quiere decir que te estén haciendo una broma. Pero sí puedes sentar las bases para que tu hijo desarrolle la capacidad de reírse de sí mismo o de desdramatizar una situación desagradable.

Por ejemplo, cuando Ana se cae, mira a su papá para decidir si tiene que llorar o no. Papá hace como que tropieza y se cae también al suelo y terminan los dos muertos de risa. Sea quien sea el showman de la familia, lo que está claro es que reírse juntos, es la mejor manera de crear una familia. La risa es terapéutica, placentera y, además, es un ejercicio sano (se ponen en funcionamiento más de 400 músculos del cuerpo). ¿Alguna razón más para sonreírle a la vida?

Categorías
Ser Bebé

La risa de un bebé nos muestra su salud

La risa de un bebé nos muestra su salud

Por Miguel Soria y Mayra Martínez

Sabemos que te encanta ver reír a tu bebé y es preciso que sepas que su sonrisa demuestra su buena salud.

La risa de un bebé nos muestra su salud

Una de las cosas más gratificantes para los papás es la risa de un bebé. Es por ello que un nuevo estudio muestra que los bebés se ríen mientras exhalan e inhalan.

La investigación comandada por Disa Sauter, fue presentada para la reunión de la Acoustical Society of América bajo el título ¿Cómo ríen los bebés?

Quizá te lo preguntes más de una vez a la semana…

¿Mi bebé está creciendo bien?

Los resultados

En conclusión, los resultados mostraron que los bebés más pequeños muy a menudo se reían tanto durante la inhalación como al exhalar.

«Los humanos adultos a veces se ríen al inhalar, pero la proporción es marcadamente diferente de la de los bebés. Nuestros resultados sugieren que este es un cambio gradual, comentó la investigadora».

Esto podría interesarte…

Recupera tu figura después del embarazo

Identificación de enfermedades

Si sabemos que los bebés que tienen un buen desarrollo se ríen, podría ser interesante estudiar a los bebés que lo hacen poco ya que podrían estar en riesgo y ser un parteaguas de signos muy tempranos de desarrollo atípico de verbalizar sus emociones.

Un bebé que ríe es signo de un buen desarrollo.

¿Tu bebé se ríe constantemente?

Foto: Getty Images

No le des esto a tu bebé…

5 alimentos prohibidos para bebés de un año

Categorías
Especiales

Fomenta en tu hijo el sentido del humor

Reír y provocar risa es uno de los mejores inventos para socializar y lidiar con situaciones difíciles. El sentido del humor te ayuda a no tomarte las situaciones de vida tan a pecho y tener una actitud positiva para dar solución a los conflictos que se te presenten. Por eso, es importante fomentar en tu hijo el sentido del humor. 

Fomenta en tu hijo el sentido del humor

Un niño con sentido del humor es capaz de hacer amistades duraderas, ser querido por sus iguales y extender esa «buena onda» a sus relaciones adultas para administrar con mayor éxito las frustraciones, evitar los conflictos y, en definitiva, sufrir menos y disfrutar más. Además, el sentido del humor está relacionado con la inteligencia, la autoestima, la creatividad y la resolución de problemas.

Al principio…

En los primeros meses la risa de los bebés se estimula con juegos físicos (cosquillas, etc.,) pero muy pronto, a los seis o siete meses, cuando los bebés empiezan a entender un poco el mundo que les rodea, les encanta ver lo conocido dado la vuelta, es decir, comienzan a disfrutar de la esencia misma del humor.

Cuando los pequeños se dan cuenta de algo «chistoso» es una señal clara de que están desarrollando habilidades intelectuales importantes. Por eso es buena idea celebrar sus risas.

Guapo como papá, gracioso como mamá

Los papás y mamás que se ríen fácil y frecuentemente con sus hijos entienden que el humor es una herramienta sin igual a la hora de relacionarse con sus pequeños, y muy útil también para imponer disciplina evitando el conflicto.Además, la complicidad que crean las risas y los buenos momentos es una especie de lenguaje íntimo.

¿El sentido del humor se aprende o hereda?

Algunos niños parecen haber nacido con un carácter chispeante y positivo y otros en cambio parecen serios desde chiquitines, sin embargo los expertos en psicología infantil afirman que el humor puede ser enseñado y aprendido. En esto se parece a un músculo que debe ser trabajado regularmente. Y no se trata de apuntar al peque a un curso de monólogos para bebés? el truco: ser su mejor modelo. Esto no quiere decir añadir a la ya difícil tarea de ser padres la obligación de ser graciosos. Es mucho más sencillo y liberador: permitirnos hacer el ridículo (sí, eso que nos pide el cuerpo a veces y nuestro mundo adulto nos coarta).

Sin prisa (pero con risa)

Lo bueno de la paternidad es que tenemos años para desarrollar nuestro propio sentido del humor mientras nuestro público crece: podemos empezar con un material sencillo de humor físico cuando son bebés, para luego pasar a cantar ?Que llueva, que llueva? con una ridícula voz de pato, continuar con una escena en la que nos ponemos un zapato en la cabeza y un sombrero en el pie.

La casa familiar no tiene que convertirse en un programa de comedia pero conviene recordar que ser padres no tiene que ser grave ?con tanto consejo sobre cómo cuidar al bebé- y que hay mucho espacio para el juego y la diversión.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Juegos para estimular la risa de tu bebé

 

 

Categorías
Especiales

Juegos para estimular la risa de tu bebé

La risa de tu bebé es, en realidad, una alegría compartida. Tú, la mamá, eres su principal fuente de felicidad. Y viceversa. Lo dicen todos los padres: la risa de un hijo es el sonido más maravilloso que se puede escuchar. Te presentamos cuatro juegos que te harán pasar grandes momentos y estimular la risa de tu bebé. 

Juegos para estimular la risa de tu bebé

1. La selva:

A gatas en el suelo, enfrente del niño, cantas «Soy un elefante que camina despacio hacia adelante». Camina hacia él con pasos lentos y torpes. «Soy un cangrejo y de lado y rápido me alejo» y te alejas con pasos rápidos de lado. «Soy avestruz, me voy corriendo para que no me alcances» y lo provocas para que vaya detrás de ti (a gatas o corriendo).

2. Cosquillas:

necesitas plumas, brochas de maquillaje, algodón, telas suaves y algunos popotes. Dale alguna de estas cosas para que te imite y le vas haciendo cosquillas con cada una de ellas en la carita, cuello, manos, pancita, espalda y pies. Con el popote sopla suavemente en las manos, cuello o brazos (evita la cara porque resulta un poco molesto).

3. Globos vibrantes:

infla un globo pequeño y coloca una parte en la cara u oreja del niño y la opuesta en tu boca. Vocaliza o habla despacio (vocales, onomatopeyas de animales y objetos, palabras de dos sílabas) y así tu bebé percibirá las vibraciones. Se sorprenderá, le hará reír y querrá repetir o, incluso, hacerlo él.

4. El barco:

coloca a tu nene boca abajo sobre una pelota grande de playa, Pilates o un cojín de igual tamaño, de manera que no toque el suelo, sujétalo bien y balancéalo hacia un lado y hacia otro, hacia atrás y hacia adelante mientras cantas: «Vamos para un lado, vamos para el otro, este barco se mueve mucho; corre, corre, papi ¡que te alcanzo!». Te pones delante de rodillas y corres cuando el niño vaya al frente para atraparte.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Divertidos juegos para que tu hijo aprenda vocabulario

 

Categorías
TV para tus hijos

Condorito celebra 70 años y está de regreso

Condorito celebra 70 años y está de regreso

En 2019, Condorito celebra su 70 aniversario con una serie animada que recrea sus aventuras cuando era niño.

Pronto podrás ver con tu familia Condorito Jr., una serie de cortometrajes de un minuto de duración con divertidas aventuras del popular personaje.

También los fans podrán disfrutar de Condorito Jr. en formato de cómics digitales todas las semanas.

¿Han visto esta serie?

Pablo, la primera serie de TV creada por niños con autismo

Condorito celebra 70 años y está de regreso

Condorito Jr. es un viaje a las historias y aventuras de Condorito de cuando tenía 10 años, en donde comparte su vida con personajes de la versión original, como don Chuma, Huevoduro, Pepe Cortisona y muchos más.

¿Quién es Condorito?

Es el protagonista de una  historieta de origen chileno.

Fue publicado por primera vez el 6 de agosto de 1949 y fue creado por el dibujante René Ríos Boettiger, Pepo.

Es la historieta más popular en Chile y sus personajes son también populares en Latinoamérica.

¿Cuánta televisión ve tu hijo?

No cabe duda que la televisión forma parte importante de la vida de muchas familias; sin embargo, los expertos recomiendan que no hay que abusar de las horas de televisión, sobre todo en el caso de los niños, ya que fomenta el sedentarismo.

Por ello, los especialistas recomiendan que los niños menores de dos años no vean la televisión, y que los mayores a esta edad no lo hagan por más de dos horas diarias.

La televisión puede ser un instrumento educativo muy útil para los niños. A continuación te damos algunas recomendaciones para usar la televisión de forma más responsable.

Tips para que tu hijo vea televisión

  1. Evita tener la televisión prendida todo el tiempo.
  2. Enciéndela cuando vayan a ver su programa favorito y al finalizar este, apágala.

  3. No la uses como recurso de evasión o entretenimiento.
  4. No dejen de hacer otras actividades por ver la televisión.
  5. Ayuda a tus hijos a encontrar diversas formas de divertirse, recuérdales que hay más cosas que hacer que ver la tele.
  6. Evita ver programas violentos.

  7. Acostumbra a los niños a pedir permiso para prender la tele.

Condorito es un ícono Latinoamericano.

¿Leías a Condorito? ¿Qué piensas del personaje?

Foto: cortesía Cartoon Network

Esto puede interesarte…

30 ideas para lograr el equilibrio en el trabajo y familia

Categorías
Padres e Hijos

10 reglas de oro para jugar con tu hijo

10 reglas de oro para jugar con tu hijo

Por Berenice Villatoro y Mayra Martínez

Descubre la importancia del juego para el buen desarrollo de tu bebé.

El juego es la actividad primordial en la vida de tu hijo, pues no juega solo para divertirse, sino también para aprender. Además, muchos médicos lo consideran como termómetro de la salud: un niño que juega está sano física, mental y emocionalmente. A través del juego, los chicos aprenden a relacionarse con el mundo, desarrollan su imaginación, imitan a otros niños y a sus papás. También ponen en marcha muchos factores como el lenguaje, desarrollo mental, movimiento, capacidad social, etc.

Mira cómo conectarte con tu bebé in útero

Despierta su inteligencia desde tu vientre, ¡con música!

10 reglas de oro para jugar con tu hijo

  1. Conéctate con tu pequeño a través de la mirada y las caricias.
  2. Revisa si está en el momento adecuado para jugar, primero debe haber comido, dormido bien y, si es el caso, tener limpio su pañal.
  3. Busca un área iluminada y en la que ambos se sientan cómodos.
  4. Apaga los aparatos que pueda robar tu atención. Recuerda que toda tu atención debe estar enfocada en tu hijo y la hora del juego.
  5. Pon música tranquila o alegre que los haga bailar.
  6. Usen ropa cómoda para jugar en el piso.
  7. Conviértete otra vez en niña y echa a volar tu imaginación.
  8. Busca sacarle una carcajada a tu hijo; lo guardará en su memoria como una gran experiencia compartida.
  9. Tomen turnos, pues esto le enseña a respetar a los demás.
  10. Procura el factor sorpresa y estimular su lenguaje.

Jugar con tu hijo te da la oportunidad de conocer cómo y qué piensa, escúchalo con atención.

¿Cuál es el juego favorito de tu hijo?

Foto: Getty Images

Mira cómo ayudar a tu hijo a usar su imaginación

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

Categorías
Padres e Hijos

20 frases típicas de mamá

20 frases típicas de mamá, ¿cuántas de ellas has dicho?

¿Has caído en la cuenta de que, sin querer, repites las mismas frases que tu mamá te decía? A veces, resulta inevitable «seguir ese patrón», pero las circunstancias y el día a día con tu hijo te hace soltar alguno de estos enunciados, ¿te ha pasado?

20 frases típicas de mamá

Mira qué puedes hacer para encontrar un equilibrio en tu vida

Cómo aprender a meditar y sus beneficios