Categorías
Belleza

¿Cómo cuidar la piel de mis axilas?

Con estos 7 pasos tendrás la piel de tus axilas bellas y saludables. Normalmente nos enfocamos en el cuidado de la piel de la cara y otras partes del cuerpo que comúnmente se exponen al sol. Sin embargo, es importante poner atención en aquellas zonas que no exponemos tanto, tal y como las axilas.

La piel de las axilas requiere de un cuidado muy especial, debido a que es un área muy sensible que suele irritarse fácilmente y que también puede mancharse. Para ello, te damos 7 pasos con los cuales la piel de tus axilas lucirá bella y saludable:

  1. Exfolia: utiliza un exfoliante corporal, el cual eliminará las células muertas de la piel. Este puede ser comercial o uno casero, hecho con un poco de azúcar, miel y limón mezclados. Aplícalo haciendo círculos suaves y enjuaga bien. Haz esto 1 vez por semana.
  2. Crema corporal: al igual que el resto de tu piel, tus axilas también necesitan de humectación. Procura utilizar una crema libre de lociones y/o alcohol, pues pueden mancharse. Lo ideal es una crema neutra.
  3. Protector solar: sí, aunque no estén expuestas directamente al sol, las axilas también necesitan protegerse. No olvides aplicar un poco después de la crema neutra.
  4. Bebe agua: la humectación por dentro es tan importante como la de afuera. El agua elimina toxinas que manchan la piel, incluyendo la de las axilas.
  5. Quita el vello: sabemos que los rastrillos son los que suelen irritar la piel de la zona axilar. Sin embargo, dejar el vello puede ser perjudicial, debido a que evitan la evaporación del sudor y, por tanto, es más fácil que huelan mal. Lo mejor es los afeitemos o depilemos regularmente.
  6. Desodorante: la mejor opción es utilizar uno que contenga omega 6, el cual previene que las axilas se oscurezcan.
  7. Playeras sin mangas: no mantengas ocultas tus axilas, también es una zona que necesita respirar. Utiliza de vez en cuando playeras sin mangas.

Josselin Melara

Categorías
Salud

¿Cómo limpiar a tu bebé para prevenir la dermatitis de pañal?

Para prevenir este malestar a tu bebé, lo primero es saber qué pasa debajo del pañal que causa la llamada dermatitis del pañal, es decir, la irritación en sus pompitas. 

El solo contacto con el agua tiene un efecto de hiperhidratación que trastorna la barrera de protección de la piel y altera su función. Además, la orina tiene amoniaco, que es muy irritante y se forma por la acción de enzimas presentes en las heces. Estas enzimas se activan en un medio ácido, como es la orina. O sea, heces y orina se ayudan mutuamente.

Además, si cubres la zona con un pañal que, por muy suave y absorbente que sea, debilita la piel por el roce…, ¡pobres nalguitas! Con un pañal hermético no es tu bebé el que permanece seco, es el colchón.

¿Cuáles son las dermatitis más comunes?

Son dos. Una es el llamado eritema del pañal: la piel se irrita por la acción de la orina, poniéndose roja y arrugada en todas las zonas que están en contacto con el pañal, mientras que los pliegues quedan normales (si se miran las nalgas de frente, se ve una uve doble roja). Desaparece en cuatro o cinco días con los cuidados apropiados.

Entonces, ¿qué puedes hacer para prevenir la dermatitis de pañal?

Antes de empezar, hay que lavarse las manos . Si no estamos en casa, al menos debemos frotárnoslas bien con una toallita húmeda. En cada cambio de pañal debes que proceder así:

  • Retirar las heces, si las hay, con una toallita o con el propio pañal.
  • Pasar la esponja o la toallita por el abdomen y los muslos, prestando especial atención a los pliegues.
  • A continuación, limpiar los genitales, siempre de delante hacia atrás.
  • Secar la zona con una toalla suave; no hay que restregar, sino dar leves toquecitos. Para secar las nalgas no es necesario dar la vuelta al bebé, podemos levantarlas sujetándolo por los tobillos.
  • Dejarlo retozar unos minutos con las nalguitas al aire.
  • Aplicar una crema hidratante en toda la zona, sin olvidar los pliegues.
  • Colocar el nuevo pañal.

¿Puedes utilizar toallitas o esponja, indistintamente?

Sí, ambas opciones valen. La segunda es más económica, aunque también más incómoda porque requiere preparar y tener a la mano un recipiente con agua y jabón. Además, la esponja se debe mantener muy limpia y cambiarla al menos una vez al mes. En cuanto a las toallitas jabonosas, son higiénicas y muy prácticas, especialmente útiles para limpiar al bebé fuera de casa. El único inconveniente es que, pese a que cada vez son mejor toleradas (son hipoalergénicas), si el niño tiene una piel sensible o atópica, los excipientes de algunas marcas pueden irritar su piel.

¿Qué hay que cuidar en los niños varones?

No se sabe bien por qué, pero los bebés varones acostumbran lanzar su chorrito de pipí al quitarles el pañal, con lo cual la orina se esparce por todas partes. Por eso, hay que limpiar bien la pancita y después continuar hacia las nalgas. Salvo que el pediatra indique lo contrario, los padres no deben intentar retraerle el prepucio durante el aseo.

¿Y en las niñas?

En ellas se debe procurar que los gérmenes que las heces dejan en el ano no tengan contacto con la vulva y la vagina. Por eso, hay que empezar el aseo por el pubis, sin frotar, y seguir hasta las nalgas y los muslos (y nunca al revés). Al ponerle la crema, es más importante cubrir bien toda la zona que preocuparse por si entra un poquito en la vagina.

¿Cada cuánto debemos cambiarlo?

No hay una regla fija. En las primeras semanas el bebé puede utilizar hasta diez o doce pañales por día. Por supuesto, cada vez que esté mojado o haya defecado, hay que lavarle y ponerle un pañal limpio. Como norma general, conviene hacerlo antes de acostarlo por la noche y cuando se despierte por la mañana.

En lo demás hay que tener en cuenta las costumbres del bebé: es mejor cambiarlo después de comer, porque suelen orinar o defecar tras la toma; pero si nuestro pequeño es de los que se queda dormido tomando el pecho o el biberón, entonces será mejor cambiarlo antes. Durante la noche es importante no perturbar su sueño; lo cambiarás sólo si es preciso: si ha hecho popó o está muy mojado.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Alivia la dermatitis del pañal

Categorías
Salud

¿Cómo prevenir que tu hijo padezca alergia al sol?

Se produce cuando la piel expuesta al sol reacciona anormalmente. La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica define la alergia solar como una reacción inmunológica, causada por la sensibilidad a la luz solar, fenómeno conocido como fotosensibilidad. ¿Qué puedes hacer para prevenir que tu hijo desarrolle alergia al sol? 

La mayoría de las veces esta respuesta del sistema inmunológico no está producida directamente por el sol, sino que el sol sería el detonante. Es decir, se requiere que la persona alérgica tenga una predisposición de base, que puede ser una enfermedad o estar bajo tratamiento con algún fármaco o crema que reaccione al ser expuesta a una fuente de luz.

Por tanto, si tu hijo tiene esta predisposición, es más probable que padezca de alergia al sol. Por eso es importante prevenir y que procures protegerlo de la luz solar.

Síntomas de la alergia al sol

Las reacciones de la alergia al sol son muy variadas; pueden presentarse erupciones similares a la urticaria hasta la aparición de eritemas parecidos a las quemaduras. Se producen especialmente en las zonas de la piel más expuestas al sol, y generalmente ceden al retirarse de la luz durante varios minutos.

Si la alergia al sol no es muy grave, puede mejorar si expones a tu bebé a pequeñas dosis de luz solar, siempre evitando las horas de más calor y empleando protección como sombrillas, gorros y bloqueador solar. Si las reacciones son más graves hay que evitar los lugares con mayor exposición solar como la playa.

¿Cómo prevenir la alergia al sol?

  • Evita exponer a tu hijo al sol entre las 10 a.m. y las 4 p.m.
  • Evita la exposición repentina a mucha luz solar, sobre todo en primavera o el verano, que la luz del sol es más brillante e intensa.
  • Asegúrate de proteger a tu hijo con una gorra o sombrero de ala ancha.
  • Evítale las telas delgadas o de tejido suelto; los rayos UV puedan pasar a través de ellas.
  • Usa un protector solar.
  • Si identificas que una determinada sustancia provoca la reacción de su piel, como un medicamento o crema, evítala de inmediato.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Razones por las que familia debe usar protector solar todos los días

Categorías
Salud

Consejos para que la carita de tus hijos no se irrite con el maquillaje infantil

¿A tu hij@ le encanta pintarse la carita de mariposa o de superhéroe en las fiestas? Revisa estos consejos para que disfrute al máximo su maquillaje infantil sin efectos dañinos en su carita. 

En niños con piel sensible (atópicos), sobre todo, los maquillajes infantiles pueden irritar y producir alergias cutáneas, por ello, es necesario tomar estas precauciones:

  • Utiliza productos seguros, comprados en farmacia o con sello de calidad, ya que estos pueden causar menos reacciones alérgicas.
  • Evita usar productos muy grasos o maquillajes excesivos, así como su empleo prolongado o constante.
  • Revisa que tu hij@ no «presente signos iniciales de irritación cutánea, como rojeces, eccema, inflamación o picor y, en caso de presentarlos, retira el maquillaje de su cara.
  • Haz un prueba previa del producto para asegurarte de que no tenga reacción la piel de tu hij@.
  • Para retirar el maquillaje, hazlo con cuidado con jabón neutro, agua micelar o leche desmaquillante sin alérgenos.
  • Asegúrate de que los accesorios usados para aplicar el maquillaje estén limpios y prefiere que no hayan sido usados en otros niños.

FOTO GETTY IMAGES