Categorías
Ser Familia

Lo que debes saber de la custodia compartida

Los niños tienen el derecho de convivir con ambos padres, ello beneficia en gran parte a su desarrollo. Por eso, la custodia compartida adquiere cada vez más relevancia ante casos de divorcio o separación. Esto es lo que debes saber de ella. 

En México, entre los años 2000 y 2015, el número de divorcios aumentó 136.4 %. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha precisado que en el país hay 1,381,509 personas que viven solas y, de estas, 94.4 % son exunidas o solteras, mientras que solo 5 % declararon estar casadas o en unión libre.

Además, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 9.6 % de las mujeres de 15 y más años con hijos nacidos vivos son solteras. En las adolescentes de 15 a 19 años este porcentaje es de 22.8 %.

Estos datos hablan sin duda de la realidad que vive la infancia en nuestro país: el divorcio, o separación de las parejas, es una de las principales causas de trastornos en menores.

Un estudio publicado por la UNICEF señala que “las consecuencias pueden ir de moderadas a graves, de transitorias a permanentes y que dependen de los siguientes aspectos:

1. Grado del conflicto previo, especialmente que se involucre o no a los hijos.

2. Ejercicio o no de la crianza conjunta de los hijos.

3. Los efectos del deterioro económico y del estilo de vida.

En este sentido, César Martín, abogado, afirma que “la custodia compartida es la situación ideal para los hijos en el caso de divorcio de los papás”. Sin embargo, agrega: “Cuando no hay una ley que regule algo tiene que ser la jurisprudencia la que lo haga; es decir, sentencias reiteradas del Tribunal Superior que complementan esas lagunas y en las que se basan los juzgados”.

En México, por ejemplo, la custodia compartida no figura como tal en el Código Civil Federal, pero deja abierta su posibilidad:

Artículo 416. En caso de separación de quienes ejercen la patria potestad, ambos deberán continuar con el cumplimiento de sus deberes y podrán convenir los términos de su ejercicio, particularmente en lo relativo a la guarda y custodia de los menores.

Artículo 417. Los que ejercen la patria potestad, aun cuando no tengan la custodia, tienen el derecho de convivencia con sus descendientes, salvo que exista peligro para estos. No podrán impedirse, sin justa causa, las relaciones personales entre el menor y sus parientes.

Lo más importante en la custodia compartida: Que tu hijo se sienta amado y seguro

Procura por igual el fomento de la seguridad y cuida los factores emocionales, para que el cambio de papá-casa no sea causa de preocupación. Así, las idas y venidas pasarán a un segundo plano si como padres dan prioridad a la estabilidad de su hijo, que depende más de las relaciones significativas que de la comodidad a nivel físico o ambiental.

Este sistema puede ser el ideal si en cada domicilio las normas y los hábitos son similares.

7 puntos que debes saber de la custodia compartida

1. Tiene como finalidad que ambos papás continúen con la crianza de sus hijos, pues “la ruptura conyugal no significa el fin de la relación paterno-filial; esto es, el hijo no se divorcia de uno de los progenitores”, afirma Pérez Gándara.

2. Mediante ella ambos papás tienen la custodia legal y física de sus hijos; esto significa que comparten los derechos y responsabilidades en la educación, formación, manutención y toda actividad relacionada con la crianza de los niños, de tal manera que gozan, por resolución judicial, de igualdad en todas las decisiones y acciones relativas a los menores, en igualdad de condiciones.

3.  Para que haya custodia compartida debe existir patria potestad, la cual tienen los papás por ley; es decir, ellos son los responsables de cuidar, proteger, alimentar, educar, procurar, representar legalmente y administrar los bienes de sus hijos menores de 18 años. Y solo la pierden cuando no cumplen con sus deberes o cuando su conducta pone en peligro el bienestar del hijo, pero únicamente por sentencia judicial, lo cual también terminaría con la custodia compartida.

4.  Los hermanos no pueden separarse y quedar en casas distintas; además, se busca evitar, en lo posible, sustraer a los hijos de su entorno social (amistades, escuela, nivel económico…), por lo que conviene que no haya cambio de domicilio de los papás.

5.  Los hijos con más de 12 años o que ya tienen la capacidad y madurez para expresar su decisión, pueden elegir con cuál de los padres vivir. El juez es quien determina, recurriendo a expertos de la conducta, si el niño está en condiciones de tomar la elección o incluso, si esta pudiera ser producto de la manipulación de alguno de los progenitores para destruir su vínculo con el otro (la llamada alienación parental).

6.  Los papás son quienes deben proponer la custodia compartida de sus hijos ante el juez de lo familiar, quien podrá hacer las consultas que considere pertinentes a los familiares cercanos de ambos padres, solicitar la opinión de los profesionales o expertos necesarios y hasta entrevistar a los hijos para determinar qué sería lo más benéfico para ellos.

7.  El juez es quien determina a cada uno de los papás la contribución para los alimentos de los hijos, considerando su particular capacidad económica. Este plan estaría sometido a evaluaciones periódicas.

¿Qué hace que realmente funcione la custodia compartida?  

  1. Ambos papás deben involucrarse por igual en las actividades y la crianza de sus hijos, compartiendo en igualdad de condiciones las responsabilidades y los derechos.
  2. Ambos padres deben tener claro que el divorcio no quita a ninguno su derecho de convivencia con los hijos.
  3.  Los progenitores deben mantener siempre el respeto entre ellos y hacia cada uno de los hijos.
  4. Los papás necesitan tener la suficiente inteligencia emocional para llegar a acuerdos y arreglar conflictos con el fin de facilitar la estructura de horarios, condiciones, frecuencia y todos aquellos detalles que permitan construir un buen convenio de custodia compartida.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Así debes de explicarle a tu hijo tu separación de pareja

Categorías
Ser Mamá

¡Tus hijos podrían parecerse a tu exnovio!, dice la ciencia

Si lo último que deseas es tener algo que ver con ese exnovio con el que terminaste mal, podría ser que tu peor pesadilla se convierta en realidad y lo tengas presente ¡en tus hijos!

Esta historia de terror tiene que ver con la telegonía, teoría bautizada por el biólogo alemán August Weissman en el siglo XIX. De acuerdo con este científico, cuando los espermatozoides logran llegar al útero pueden impregnar óvulos inmaduros, que luego son absorbidos por el organismo de la mujer.

Este código genético absorbido puede perdurar y, por tanto, en el embarazo logrado ser registrado en la carga genética del bebé, pues la madre ya lo tenía. Y así es como tu hijo puede llegar a tener rasgos físicos de tu expareja.

La esencia de la teoría es incluso mucho más antigua, pues el filósofo Aristóteles había planteado que la herencia de una persona podría estar influenciada por las parejas previas con las que la mamá tuvo relaciones sexuales.

En 1820 se comprobó en Inglaterra que dos crías de caballos árabes contaban con características de una antigua pareja de la yegua de la que habían nacido: una quagga, subespecie de la cebra común que hoy está extinta.

Todavía no es momento de temer al extremo, pues hasta ahora la teoría sólo se ha comprobado en animales, particularmente en moscas.

¿Qué opinas de esta información, mamá? ¿Tu hijo te ha recordado a tu expareja, alguna vez?

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

De tal palo tal astilla, ¿qué hereda genéticamente papá a sus hijos?

 

Categorías
Ser Pareja

¿Y los hombres, qué sienten cuando terminan una relación de pareja?

Creemos que los hombres son insensibles frente a una ruptura amorosa. Lo ciertos es que si bien reaccionan distinto porque su cerebro opera distinto del de la mujeres, a nivel emocional, justamente esta manera de operar les dificulta procesar sus emociones y vivir el duelo. Esto es lo que dicen los estudios.

Los hombres cuando terminan una relación de pareja

Es normal pensar que cuando los hombres terminan una relación de pareja no sienten dolor. Pero lo cierto es que también sufren, incluso hay casos en los que caen en depresión.

¿Qué hacer cuándo se sufre depresión o para ayudar a alguien con depresión?

Según señala un estudio realizado por la Universidad Binghamton de Nueva York, los hombres tienen una sensación de liberación cuando rompen una relación. Por eso, las mujeres solemos creer que «son insensibles».

Es común que salgan con sus amigos, comiencen a conquistar chicas, pronto retomen actividades de soltero. Sin embargo, estas reacciones son solo una manera de «maquillar» sus sentimientos de dolor; de «tapar sus emociones».

Con las mujeres sucede lo contrario: ellas reflejan su tristeza inmediatamente y la depresión no se hace esperar. Pero en cuanto superan el trago amargo, retoman sus actividades sociales: salen y se divierten nuevamente.

La investigación que te mencionamos, señaló que los hombres tienden a vivir su duelo de manera retardada y por tanto les toma más tiempo en superarlo. Porque, primero negaron su realidad, además de que culturalmente y socialmente est{a mal visto que 2el hombre se tire a la tristeza y por una mujer».

Lo mejor siempre ante una pérdida es darse un periodo para vivir el duelo, armonizar las emociones y retomar fuerza para estar sano y, en su momento, si se desea, volver a crear una relación de pareja más sana, consciente y sabia.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cuándo iniciar una nueva relación de pareja después del divorcio?

 

Categorías
Ser Pareja

¿Se separaron? 5 reflexiones que te ayudarán a superar tu relación

Dice el psicólogo Walter Rizo que más vale una buena separación que un mal  matrimonio. Aunque para llegar a tal conclusión hace falta un trabajo individual muy fuerte, para que puedas superar tu relación e iniciar la siguiente etapa sana; libre de rencor, consciente de tu decisión y convencida de que es lo mejor tanto para cada uno de ustedes, como para tu hijo.

Más vale una buena separación que un mal  matrimonio

En este trabajo de reflexión, existen algunos factores involucrados que te invitamos a analizar para reconocer en qué falló cada uno, comprenderse, perdonarte a ti misma y a tu ex; también para evaluar qué necesitas para esta transición.

1. La historia de cada uno marca una influencia fuerte e inconsciente en su separación; alberga motivaciones silenciosas que los llevaron a actuar y sentir de determinada forma: alguno o ambos provienen de padres divorciados, de niños se sintieron abandonados, vivieron infidelidad, celos, relaciones tóxicas…

2. Sus rasgos de personalidad funcionan como una virtud, también como un obstáculo. Quizá ahora se den cuenta de que su intolerancia o ira los ha llevado a la crisis en varias ocasiones.

3. Las razones de los conflictos. Nadie tiene la culpa total, no fue una relación de uno solo; necesitan encontrar la mayor objetividad posible para no cargar culpas ni a sí mismos ni al otro.

4. Su historia como pareja. Así como vivieron tiempos caóticos, tuvieron varios felices; unos y otros ahora pesan en su emocionalidad, pero reconocerlos les permite valorar el esfuerzo que ambos hicieron para que la pareja y sus proyectos se concretaran y funcionaran.

5. Factores externos. No es igual cuando se tiene el apoyo familiar que si no, tampoco si están en un empleo estable que cuando hace mucho se dejó de trabajar. Algunas situaciones los harán sentir fuertes, otras bastante vulnerables y temerosos. El consejo es identificarlas para darles una solución.

Hacer estas cinco reflexiones te ayudará a poner en claro en qué fallaste tú pero también en qué falló tu expareja y asignarle a él su responsabilidad sin sentirte la mala del cuento. Además, saber tus errores te permitirá corregirlo, crecer y quizá, si así lo deseas, más delante formar una nueva relación de pareja, o en su defecto, enriquecer tu sabiduría para guiar a tu hijo hacia su bienestar emocional. Estamos contigo. 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

¿Cómo sobrellevar el divorcio con tus hijos?

 

Categorías
Ser Pareja

Si fortalecer su relación quieren, ¡váyanse a un retiro en pareja!

Sirve para una revisión, retomar la relación, volverle a poner energía, interés y gusto. Estos son 13 grandes motivos que los harán vivir un retiro de pareja; el primero, es un espacio que les dará un nuevo impulso y para fortalecer su relación de pareja. 

¿Para qué irse a un retiro en pareja?

Si están sintiendo que su relación de pareja está fría, andan distantes, pelean con más frecuencia o, simplemente quieren fortalecerla aún más, un retiro de pareja los puede ayudar mucho. El servicio lo dan grupos de apoyo psicólogico especial para parejas; lo realizan a distintos destinos y puedes pagarlo por plazos. Así que, incluso puede ser un plan para una escapada de fin de semana, sin los niños.

Es preventivo de una situación que podría salirse de las manos y que podría llegar a la psicoterapia. O cuando se vive una etapa de cambios por un proceso natural en la evolución de la relación de pareja: llegó el primer hijo, llegó el segundo, o los chicos están en la adolescencia.

13 grandes motivos

  1. Un retiro de pareja es un alto en el camino para retomar fuerza, alimentarse, descansar, redefinir estrategias y luego, seguir adelante.
  2. Se hace una revisión de la historia de la pareja para saber cómo va: cómo se conocieron, por qué decidieron estar juntos, cómo les ha ido en el camino desde que empezaron, si están satisfechos o no… Se recogen los aprendizajes del pasado vivido. Es un recuento para llegar al presente con todo lo que han aprendido en el camino.
  3. Se analiza el presente que están viviendo: quiénes son ahora, cuál es su actual forma de pensar, sus valores en este momento, qué necesitan ajustar en su comunicación, personalidad y sexualidad –que son los tres grandes ejes del éxito de una relación de pareja–, qué tanto ajustan o desajustan como pareja, actualmente.
  4. Experimentan una convivencia grupal en charlas teóricas (aunque luego hacen ejercicios individuales de reflexión) que los beneficia porque se crea una comunidad de aprendizaje, la cual los ayuda a darse cuenta de que no están solos, que otras parejas están viviendo lo mismo, por lo que pueden compartir vivencias y formas de solución.
  5. Se crea un ambiente de mucha confianza entre las parejas asistentes porque todas están ahí por el mismo objetivo: impulsar su relación. Llegan como desconocidos, pero tras compartir un tema, consejos y experiencias crean incluso profundas amistades.
  6. Las parejas acuden para tener un tiempo para ellas y lo obtienen; se dan la oportunidad de saber cómo le está yendo al otro en lo personal y en el proyecto familiar, si está satisfecho, si cree que van por el mismo rumbo, los mismos objetivos y metas, si se siente cómodo y contento en la relación o si le gusta estar con su compañero.
  7. Las parejas logran retomar su complicidad y amistad; hacen equipo. Tal parece que a veces no se percatan de que su pareja es el socio más importante de su vida y de proyecto en común que es la familia. Algunos matrimonos luchan por tener el poder y por imponer su voluntad; no trabajan el concepto de equipo. Es básico aprender a esforzarse en conjunto, a comunicarse en pareja, en pro de un bien común.
  8. Se plantean un proyecto de vida, un futuro juntos: “qué vamos a hacer de aquí en adelante, durante el tiempo que estemos vivos”. Aprenden a plantearse metas para ellos y su familia: “¿a dónde vamos, hacia dónde vamos a caminar?”.
  9. Se vuelven a enamorar de su idea original de cuando se casaron. Se dan cuenta de que la persona que eligieron sigue ahí y que su sueño aún no está perdido; eso les da mucha vitalidad, los entusiama. Revaloran sus recursos y aprendizajes, sus avances logrados en pareja y en lo individual, lo que cada uno ha hecho para que ese proyecto de pareja siga vigente.
  10. Aprenden técnicas de comunicación parar llegar a acuerdos, negociar, ser empáticos, asertivos, expresar sus emociones y lograr intimidad, que significa conocer lo que está pasando dentro de cada uno; cuando lo saben, hay una conexión más profunda.
  11. Se realiza un perfil de la personalidad de cada uno, con el fin de saber cómo son, empatar personalidades e identificar cuál es la forma más adecuada de tratarse el uno al otro para sacar lo mejor de cada uno.
  12. Se busca la conexión sexual mediante ejercicios de sensibilización con musicoterapia, en los que la pareja da rienda suelta a la expresión de su
    sexualidad a nivel emocional y físico.
  13. Las parejas consiguen reconocer que ellas son el sostén de la sociedad, la base de la familia, por lo cual, necesitan mirarse con respeto y admiración, por todo lo que se esfuerzan en construir un espacio positivo y nutriente para sus hijos y ellos mismos.

Muchas parejas se quedan con la foto de la boda; no se dan cuenta de que al paso del tiempo cada uno cambia, no son los mismos; el tiempo ha transcurrido y cada uno ha aprendido, ganado y perdido experiencias. Por ello, necesitan una reconexión.

Fuente: Leticia Sánchez, maestra en desarrollo humano y psicoterapia familiar sistémica.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

3 preguntas para saber si tu relación de pareja sigue fuerte

 

Categorías
Especiales

Ventajas para tu hijo de ser una mamá sin pareja

La maternidad en soltería es cada vez más frecuente y la forma de vivirla ha cambiado. aunque sus retos no son menores, ahora se vive como un privilegio. De hecho, tienes mucho que aportar al desarrollo emocional de tu hijo. Mira las ventajas de ser una mamá sin pareja.

Los tiempos están cambiando y aunque ahora hay muchas más opciones que la tradicional para organizarnos en familia, tener un bebé sin el apoyo de un compañero, continúa siendo el gran reto que enfrentan un considerable número de mujeres en todo el mundo.

Desde las que planearon acudir a una clínica para una inseminación artificial, hasta quienes experimentaron un abandono que no imaginaban o decidieron separarse de su pareja. La gama de causas por las que se ejerce la maternidad en solitario es muy variada, y aunque a veces esto se ve como un estigma, también hay quien lo considera un privilegio.

¿Por qué no?

A fin de cuentas, los desafíos y las satisfacciones que proporcionan los hijos son los mismos bajo cualquier circunstancia, y desde ciertos enfoques, cuando se maneja adecuadamente la ausencia del papá, hasta puede llegar a ser un área de oportunidad para sumarle a la experiencia y hacer de ella algo especial.

No olvidemos que aunque la sociedad la haya llenado de títulos, creencias, prejuicios y «deber ser», que a veces no nos permiten apreciar a la maternidad en su justa medida, pues es algo trascendental y profundo. Revisar su verdadero significado es obligatorio para quien quiera vivir y disfrutar intensamente la experiencia, independientemente de la circunstancia en la que se haga.

Informarse mediante libros o revistas, escuchar los consejos de los expertos y aprender de las madres que lo lograron (y son extremadamente felices), es una manera de generar nuevas formas de pensar, de sentir y de hacer. ¿Eres mamá sin pareja? No importa, mejor aligera la carga emocional, libérate de fantasmas y ¡a disfrutar a plenitud!

Ventajas para tu hijo de ser una mamá sin pareja

Mamás fuertes y decididas-hijos con alta autoestima y empoderados

La forma de referirse a una madre sin pareja es «mamá soltera» y aunque esto describe un estado civil, suele tener connotaciones negativas relacionadas con la compasión o el desdén. Debido a los estereotipos, cuando pensamos en una madre soltera, casi sin darnos cuenta, hacemos una asociación con el abandono, con la imposibilidad de conseguir pareja o con una personalidad incapaz de tomar las riendas de su vida; pero muchas veces, es al contrario.

Con la cantidad de información sobre contracepción o las legislaciones que permiten la interrupción legal del embarazo, nos enfrentamos a nuevas generaciones de mujeres que desde la responsabilidad, la fortaleza y el deseo, deciden tener solas a sus hijos. Así como hay mujeres que no tienen la vocación de ser madres, hay quienes la tienen profundamente arraigada y buscan y toman la oportunidad, cuando se presenta.

Por ello, es fundamental para su autoestima y la de sus hijos, que no permita la desvalorización de su estado, porque lo que ellas viven, simplemente es una circunstancia distinta y de esto su hijo tiene la gran oportunidad de aprender de su madre el empoderamiento con que ella va tomando su propia vida.

Mamá no tradicional- hijo proactivo, líder e independiente

Al ser un modelo que se sale de lo establecido, es normal que surjan los cuestionamientos, las dudas y los temores. Si detectas que hay algo de esto es importante acudir a terapia. También hay que hacerlo si te das cuenta de que tu vida gira en torno a ese hijo y no hay motivaciones fuera de la maternidad.

¿Cómo embona ese hijo en el sistema familiar? ¿Qué le voy a decir de su papá? ¿De qué manera va a influir en la toma de decisiones importantes en cuanto al trabajo, pareja o más hijos? ¿Cómo puedo proporcionarle una figura paterna?

Con el paso del tiempo, éstas y otras cuestiones irán aflorando y hay que estar con las antenas bien puestas para generar soluciones creativas, inéditas y justo a la medida de nuestra familia especial. Esto te dará la fortaleza para confrontar cualquier obstáculo social por ser mamá soltera, pero también, para demostrar a tu hijo que uno mismo va construyendo su propia vida.

Mamá resiliente y constructiva- hijo seguro de sí mismo y positivo ante la vida

La española Mireya Posada, quien fuera abandonada por su pareja cuando supo de su embarazo, escribió un libro y da charlas motivacionales al respecto. Ella afirma que «las mamás sin pareja deben dejar ir los sentimientos adversos y pensar que al final del día, ellas se quedaron con la mejor parte: ¡sus angelitos!».

 Y agrega que tener una pareja no garantiza que una madre tenga menos trabajo, mejor compañía o más solvencia. «Hay mujeres perfectamente casadas que viven falta de respeto, desamor y estancamiento». En cambio, una madre soltera plena, orgullosa y sin complejos, tiene la autonomía y la motivación necesarias para transformar su circunstancia en una energía formidable que le permita darle la vuelta a las historias de sufrimiento, para, de la mano de sus hijos, escribir su propia gran historia de éxito como mamá solita.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

¿Existe la familia perfecta?