Categorías
Así Crece

5 dudas sobre los primeros dientes de tu hijo

Su aparición no provoca fiebre ni diarrea, pero sí cierto malestar, normal y pasajero. Aquí te compartimos algunas de las dudas sobre los primeros dientes, que hemos solucionado para ti.  

Dudas sobre los primeros dientes

1. ¿Se pueden usar pomadas antiinflamatorias?

Sí, pero estas cremas no siempre son eficaces por el exceso de saliva que hay en la boca del bebé. Además, muchas contienen azúcares en sus excipientes. Unas gotas de paracetamol sobre la encía, o un antiinflamatorio, como el ibuprofeno, para bajar la hinchazón, pueden aliviarlo. En cualquier caso, antes de dar al bebé un medicamento hay que preguntar al pediatra.

2. ¿Cuándo hay que consultar al dentista si no han salido los dientes?

Aunque la causa puede ser hereditaria, si en el primer cumpleaños todavía no le ha salido ningún diente, puede existir un retraso que debe evaluar el pediatra. Si el pequeño tuviera una talla o peso por debajo de lo normal o la cabeza demasiado grande, el especialista evaluará si la ausencia de dentición se debe a la existencia de algún síndrome más complejo, como el hipotiroidismo.

3. ¿Es normal que los tenga separados?

Sí, esta separación es más llamativa sobre los 4 años, pero no es definitiva. Los dientes permanentes que saldrán después son más grandes y harán desaparecer estos espacios interdentales.

4. ¿Hay que llevarlo al dentista si se rompe un diente?

Aunque no hay que alarmarse, lo mejor es hacer una visita al dentista para descartar problemas mayores en la boquita del bebé. A veces, si el borde roto ha quedado afilado, el odontólogo optará por suavizarlo o rellenarlo con un empaste. Si el diente se ha movido de su sitio, tiene una manchita rosa o le duele pasados unos días, puede que la fractura haya alcanzado el nervio. En ese caso, el dentista decidirá si conviene extraer el diente al completo o tratar el nervio (pulpotomía).

5. ¿Por qué son importantes los dientes de leche si acabarán cayéndose?

Aunque están destinados a caerse y ser sustituidos por los definitivos, de ellos depende la correcta coordinación de las arcadas superior e inferior en el futuro. Mientras permanecen en la boca, les están guardando el sitio a los permanentes. Por eso, cuando una pieza se cae prematuramente, se pone un aparato que ocupa su espacio. La falta de cuidados puede repercutir negativamente en los que vendrán después.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Papillas para calmar el dolor de los dientes

 

Categorías
Ser Bebé

¿Por qué mi bebé saliva mucho?

¿Por qué mi bebé saliva mucho?

Es normal que los bebés saliven en exceso a partir de que comiencen a salirle los dientes. ¡No te alarmes! Aquí te decimos qué hacer.

¿Por qué mi bebé saliva mucho?

No hay una fecha concreta en la que los pequeños dejan de salivar. En general, suelen hacerlo cuando aprenden a tragar saliva, alrededor del año de edad, y cuando termina la etapa de la dentición, entre los 18 meses y  los dos años. Así que no te preocupes si tu hijo de un año sigue salivando como cuando era un bebé.

¿Qué puedo hacer?

  1. Lo que sí puedes hacer, si el niño babea mucho y moja su ropita, es colocarle un babero. Es importante que su ropa no esté húmeda para que no se resfríe.
  2. También puedes darle algunas mordederas frías (sacadas del refrigerador) para calmar el dolor de la dentición.
  3. Trata de limpiar el exceso de saliva para que no se rocen sus mejillas o le salga alguna alergia.

¿Tu bebé podría tener alergia a algún alimento?

5 claves sobre las alergias alimentarias

Heridas o ampollas

A veces la cantidad de saliva es mínima y un mes más tarde vuelve a aumentar, y eso puede deberse a que al niño le está saliendo un nuevo diente o tiene alguna herida en la boca.

Si notas que tu bebé tiene un incremento en la producción de saliva puede haber algún tipo de infección (de encías, de boca o de garganta). En este caso, llévalo al pediatra.

¿Tu bebé saliva mucho?

Foto: Getty Images

¿Le pasa a tu hijo?

A mi hijo le da miedo ir al doctor