Categorías
Nutrición

4 ingredientes que realmente hacen un sándwich saludable

¿Por qué el sándwich es perfecto para un lunch escolar? La alimentación es uno de los temas que más preocupan a los padres, por eso nos hemos dado a la tarea de investigar cuáles son los alimentos que sí o sí debe tener el sándwich de tu hijo para hacerlo verdaderamente saludable y aprovechar que es el clàsico de la lunchera de todos los niños. ¡Toma nota!

Pan de granos enteros

Comparados con los granos refinados (como el arroz blanco y el trigo que se usa para hacer el pan blanco), los granos enteros contienen más antioxidantes, como la vitamina E y el selenio. Además, aportan más minerales como potasio, magnesio y zinc, así como una mayor cantidad de fibra. Consumir granos integrales reduce el riesgo de padecer males como cáncer (ciertos tipos), diabetes y presión alta, tan comunes ya desde la infancia.

Hojas verdes

A pesar de que no tienen el pigmento amarillo-naranja, característico de otros vegetales, también son ricas en betacaroteno. El consumo frecuente de hojas verdes impide que se deteriore la retina. Contienen ácido fólico y vitamina B, que ayudan a controlar enfermedades del corazón, y minerales que son capaces de revertir la presión alta. Además, sus potentes antioxidantes combaten y reparan los daños causados por los radicales libres.

Vegetales amarillos y naranjas 

Los vegetales de estos colores contienen betacaroteno, un elemento que el cuerpo convierte en vitamina A. El betacaroteno es un antioxidante que defiende al cuerpo de las moléculas de oxígeno que dañan la estructura de las células; es decir, a los niños los protege de las enfermedades (y a los adultos del envejecimiento prematuro). Además, los vegetales amarillos y anaranjados son excelente fuente de fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos.

Pescados

Desde luego con la autorización del pediatra, los mariscos son una inmejorable fuente de proteína para tu niño, ya que además contienen bajos niveles de grasa saturada y son muy buena fuente de ácidos grasos Omega-3, un tipo de grasa muy importante porque disminuye el riesgo de desarrollar problemas cardiacos y porque controla los niveles de triglicéridos.

Fotos Getty Images

Categorías
Nutrición

5 alimentos para un cuerpo sano

5 alimentos para un cuerpo sano es lo que necesitas para tener más energía y que todos tus sistemas trabajen bien.

5 alimentos para un cuerpo sano

Mira los beneficios que te aportan estos 5 alimentos y ayuda a tu cuerpo a funcionar mejor, inclúyelos en tu dieta diaria y en la de tu hijo.

  1. El yogur y los productos lácteos bajos en grasa, son altos en calcio y fósforo, los cuales te ayudan a tener dientes blancos y fuertes.
  2. Las fresas y frambuesas tienen vitamina C para mantener encías sanas.
  3. El salmón tienen ácidos grasos omega 3, son grasas saludables que ayudan a suavizar la piel y protegerla del acné.
  4. La carne de res es rica en hierro, un mineral que da suavidad y brillo a tu cabello.
  5. El tofu y las espinacas, son fuente importante de hierro.

Evita estos alimentos y cuida a tu cuerpo

El consumo en exceso de azúcar puede producir grasa en la piel y causar acné.

Si te ves y sientes hinchada, reduce el consumo de snacks salados.

Los alimentos que le das a tu cuerpo pueden mejorar
tu apariencia física y hacerte sentir bien.

¿Qué alimentos consumes más?

Te interesa: 16 recetas de espinacas que te harán amarlas

Categorías
Salud

Beneficios de dormir la siesta

Los beneficios de dormir la siesta son varios, el principal es gozar de una vida más sana.

Por Josselin Melara

Dormir la siesta es necesario para una vida sana ya que el sueño saludable es uno de los aspectos más importantes para que tu cuerpo funcione mejor.

¿Por qué es necesario dormir la siesta?

El sueño es necesario e importante para todos, sin excepción. Mientras dormimos, nuestro cuerpo, además de descansar, cumple con otras funciones vitales para que al día siguiente nos sintamos súper bien.

Un buen sueño mejora la calidad de vida, el dormir sanamente mejora la relación que tenemos con nuestra familia. Es muy importante que todos durmamos lo suficiente en el hogar.

Los beneficios de las siestas son…

  1. Incrementan la creatividad y ayudan a resolver problemas de forma más óptima.
  2. Evitan problemas de sobrepeso. El insomnio hace que las células grasas liberen menos peptina, la hormona supresora del apetito, y más grelina, hormona del apetito.
  3. Dormir la siesta te ayuda a estar más saludable a nivel físico, mental y emocional, especialmente si tomas durante el día.
  4. El no dormir aumenta la presión arterial y las probabilidades de sufrir una enfermedad del corazón.
  5. Si duermes bien, es menos posible que tengas problemas de depresión y ansiedad.

Recuerda: dormir la siesta (con una duración de al menos 20 minutos) durante el día te puede hacer sentir mucho mejor. Regálate esos minutos, ¡te sentirás de maravilla!

¿Tú y tu hijo duermen la siesta?

 

 

 

Categorías
Nutrición

Come gelatina y fortalece tus huesos

¡Come gelatina y fortalece tus huesos! La gelatina es un postre saludable, práctico, fácil de preparar, que además, ayuda al cuerpo a mantenerse sano. 

La gelatina no contiene grasa ni colesterol y como posee pocas calorías, la gelatina ayuda a mantener el peso.

Beneficios de comer gelatina

Come gelatina, al menos una al día y así ayudarás a reparar el desgaste natural de tus huesos y articulaciones.

Contiene aminoácidos que fortalecen los músculos, huesos y cartílagos.

Contribuye al crecimiento de uñas y cabello.

Si tienes antojo de algo dulce, comer una gelatina te aliviará la sensación.

Ayuda al buen funcionamiento del aparato digestivo ya que se digiere fácilmente.

Mantiene hidratado al cuerpo.

Come gelatina y repara tejidos musculares.

Fortalece el sistema inmunológico.

Tiene colágeno, el cual ayuda a regenerar tu piel, pelo y uñas.

Acelera el metabolismo y ayuda a mantener un peso saludable.

Comer una gelatina al día ayuda a prevenir lesiones musculares y evita el avance de la osteoporosis.

 

¿Cuál es tu sabor de gelatina favorito?

Categorías
Salud

Equilibra tus emociones y vive feliz según la medicina tradicional tibetana

Equilibra tus emociones y vive feliz según la medicina tradicional tibetana. ¿Cómo? Sólo te sugiere realizar ciertos cambios de hábitos y de esta forma todas las funciones de tu cuerpo (metabolismo, temperatura, respiración, circulación…) trabajarán bien.

La medicina tradicional tibetana

La medicina tradicional tibetana es una de las más antiguas y se utiliza para curar enfermedades físicas y mentales. Dice que la energía que está a nuestro alrededor influye en nosotros, por eso, cuando hay excesos, te enfermas, te sientes nerviosa y con ansiedad.

Cambios de hábitos

De acuerdo con la filosofía del Tíbet, para que una mujer se desarrolle plenamente, debe seguir estas indicaciones:

* Practicar yoga

* Meditar

* Tomar té verde durante el día (Ojo, si estás embarazada o en etapa de lactancia, evítalo, puede tener reacciones contraproducentes para tu bebé).

* En ayunas toma té de jengibre con limón para estimular tu metabolismo. (Ojo, si estás embarazada, toma una cantidad mínima de jengibre).

* Evitar los alimentos chatarra

* Comer pocos carbohidratos

* Bajarle al consumo de alimentos azucarados

* Cocinar en casa de forma saludable

* Comer muchas frutas y verduras

* Mantener una actitud positiva

* Fluir en las situaciones de adversidad

* Vivir en armonía con la naturaleza

La medicina tradicional tibetana menciona que para que tu cuerpo esté sano físicamente, tu mente debe estar en paz.

¿Has aplicado alguno de estos consejos en tu vida diaria?

 

Categorías
Padres e Hijos

15 consejos para una vida más saludable

Si sientes que le hace falta algo a tu vida, sigue estos 15 consejos para una vida más saludable.

  1. Piensa positivo. Ver la vida del lado positivo ayuda a tomar decisiones más acertadas. Las personas optimistas tienen 55% menos probabilidades de enfermarse.
  2. Desayuna siempre. El desayuno es el alimento más importante del día, ya que es con lo que empezarás tus actividades. Incluye una porción de cada grupo alimentario según el plato del buen comer.
  3. Comer una manzana al día alargará tu vida. Las manzanas aportan fibra, pocas calorías, mejoran el aliento y previenen la formación de colesterol.
  4. Prefiere botanas saludables. No mueras de hambre entre comidas, come un plato de fruta, jícama o pepino, una barra de cereal, cacahuates naturales, nueces o pistaches, te aportarán nutrientes.
  5. Lee. Ayuda a mejorar la ortografía, aumenta la creatividad e imaginación.
  6. Haz deporte. Ejercitarte 30 minutos tres veces a la semana te ayudará a tener más energía, ayudará a que tu corazón funcione mejor, le bajarás al estrés, sentirás tu cuerpo más saludable y te verásmuy bien.
  7. Evita futuras enfermedades haciéndote estudios a tiempo. Si te realizas exámenes de rutina periódicamente, ayudarás a tu cuerpo a estar más sano. Estos son los estudios que debes realizarte: * Examen general de orina, * Niveles de glucosa, colesterol y presión arterial, * Papanicolau, * Mastografía (después de los 40 años)
  8. No te saltes comidas. Brincarte la comida o la cena te hará subir de peso, lo recomendable es hacer cinco comidas al día (incluyendo colaciones).
  9. Toma agua. Hidrátate con agua natural, se recomienda tomar dos litros de agua al día.
  10. Ve al dentista. Hazte una revisión de tus dientes cada seis meses, es importante a cualquier edad. Evita enfermedades de las encías, mal aliento o pérdida de dientes si después de comer te cepillas los dientes, usas hilo y enjuague bucal.
  11. Adiós al cigarro. Fumar puede desencadenar en varias enfermedades, además tienes mal aliento, tus dientes se hacen amarillos y tu ropa se impregna del olor.
  12. Duerme bien. Tu cuerpo debe descansar por lo menos siete para que se regenere y cure tus dolores físicos.
  13. Alcanza metas. Cada que inicies un nuevo día piensa en lo que quieres lograr. Cumplir tus propósitos, mejorarán tu autoestima.
  14. Para alcanzar el éxito necesitas combinar tres aspectos: orden, disciplina, limpieza. 
  15. Armoniza tu casa. Pon en marcha estas acciones:

1) Cuida tu hogar. Haz  una lista de todos los espacios que tienes en tu casa (alacena, clóset, cajonera…) Y saca todo lo que no hayas usado en los últimos seis meses.

2) Organiza. Remueve la energía redecorando. Cambia muebles de lugar, quita cosas del suelo y quita todo lo que ensucie tu vista o espacio.

3) Ordena. Ten cada cosa en un lugar, así la encontrarás más rápido cuando la necesites.

4) Limpia. Ten higiene en electrodomésticos, utensilios de cocina y espacios de convivencia familiar.

5) Ten una lista de pendientes. Quizá se acaba el champú y se olvida comprarlo hasta que lo necesitas volver a usar, para evitar este tipo de frustraciones, será mejor que tengas una lista a la mano de las cosas que necesitas para tu hogar. Así también de arreglos como llamarle al plomero, electricista…

La fórmula secreta para disfrutar de una vida sana es lograr el equilibrio en cuerpo y mente.

¿Qué tip te funciona a ti para armonizar tu vida?

Categorías
Salud

¿Eres desordenada? Tranquila, según la ciencia eres más saludable

Si eres de las que no encuentras un solo calcetín entre tu ropa y desde pequeña te han dicho que no hay persona más desordenada que tú… tranquila; de acuerdo con un estudio de la Universidad de Minnesota, las mujeres con estas características poseen una mejor salud física y mental.

Los especialistas encargados de la investigación determinaron que las mujeres que no se preocupan por el orden, tienden a reducir el estrés; esto se traduce en una reducción de la presión arterial, colesterol y menores efectos negativos en el corazón.

PEXELS

Otro de los beneficios de las ‘desordenadas’ es la disminución de las molestias gastrointestinales. A menor estrés los intestinos trabajan de manera correcta, lo que evita el estreñimiento y otros trastornos.

Al no ser observadoras del orden, las mujeres reducen la aparición de arrugas y señales de envejecimiento, señaló una de las conclusiones del estudio realizado den Estados Unidos.

Los ambientes desordenados promueven la inspiración y la generación de ideas innovadoras, pues el desorden incita al cerebro a desarrollar el hemisferio que se ocupa de los pensamientos creativos.

Por supuesto que no es malo ser muy ordenada, sólo debes concentrarte en no estresarte en el esfuerzo de tener todo luciendo perfectamente. Piensa que es mucho más importante que conserves un cuerpo y una mente saludable.

 

 

Categorías
Embarazo

¿Conoces cuál es tu peso límite en el embarazo? Saberlo te ayuda a evitar la diabetes gestacional

Se cree que la diabetes gestacional sucede por la cantidad que se consume de azúcar, pero esto no es así: “Se presenta básicamente por los cambios hormonales tan fuertes en el embarazo; además se conjugan otros factores de intolerancia a los azúcares y el aumento de peso”, afirma Vanessa Ubaldo, nutrióloga y educadora en diabetes.

Estos cambios provocan que las células del cuerpo usen la insulina (hormona que ayuda a que las células utilicen la glucosa como energía) de forma menos efectiva, lo cual hace que los niveles de azúcar en sangre se eleven. A esta afección se le conoce como resistencia a la insulina.

Por ello, es muy importante que lleves un control adecuado de tu peso, de tu condición antes y durante el embarazo. Los expertos afirman que el peso por sí solo dice muy poco sobre la salud de la mamá. Según la doctora María Goya, lo ideal sería que te realizaras una consulta preconcepcional antes de buscar el embarazo; el ginecólogo evaluará si necesitas perder peso antes de la gestación y, si no es posible, al menos te enseñará cómo debes comer antes y durante el primer trimestre, siguiendo una dieta sana, no restrictiva; también te recomendará acompañarla con ejercicio.

En sí, tu médico te aconsejará cuántos kilos más o menos puedes aumentar en la gestación, pero hay algunas consideraciones que pueden servirte.

Tu límite en peso

La ingesta calórica media para las mujeres se sitúa en torno a las dos mil calorías. Según los expertos, durante el embarazo la necesidad de calorías diarias aumenta aproximadamente hasta las 2,200 en los seis primeros meses y se incrementa a 2,300 durante el tercer trimestre.

Estas calorías de más son el “combustible” que el cuerpo gestante necesita para realizar todos los procesos que se están llevando a cabo en su interior. Del número total de calorías (2,200—2,300), casi la mitad te servirán de depósito de grasas y proteínas, en especial durante la primera etapa de la gestación. Sin embargo, en el último trimestre es tu futuro bebé quien requiere más energía: nada más para su propio desarrollo, reclama durante este periodo de 100 a 150 calorías para cada día.

El peso ideal de la futura mamá

Los especialistas lo tienen claro: éste es el cálculo de acuerdo con el índice de masa corporal, el estilo de vida antes de embarazarte y los antecedentes familiares. El índice de masa corporal (IMC) en mayores de 20 años se calcula dividiendo el peso entre la altura en metros al cuadrado. Así, por ejemplo, el IMC de una mujer que pesa 70 kilos y mide 1.73 metros de altura, es de 23.7 (70 dividido por 2.99). Se considera que una persona tiene un peso adecuado cuando su IMC está entre 18.5 y 25.

Partiendo de este dato, el ginecólogo calculará cuántos kilos puede engordar la futura mamá a lo largo de toda la gestación:

• Con un peso normal puedes engordar entre 12 y 16 kilos. Si sigues una dieta sana y realizas ejercicio físico puedes continuar con tu mismo estilo de vida.

• Si estás extremadamente delgada (con un IMC por debajo de 18) puedes aumentar entre 12 y 18 kilogramos.

• Si tienes sobrepeso (IMC entre 25 y 29.9) sólo deberías subir entre 7 y 12 kilos.

• Si tu IMC es superior a 30, la ganancia de peso se restringe a 7 kilos, pues se considera que ya tienes suficientes reservas de tejido adiposo.

 

Categorías
Salud

¡Quiere dulces! 6 formas de darle azúcar a tu hijo sin poner en riesgo su salud

Todos los niños adoran las golosinas, lo dulce, todo lo que lleve azúcar, pero con estas recomendaciones de los expertos, elige tener hábitos alimenticios saludables para prevenir enfermedades como el sobrepeso y la diabetes a tu hijo.

Vanessa Ubaldo, nutrióloga y educadora en diabetes, vocera de la Federación Mexicana de Diabetes A.C. asegura que los hábitos higiénicos dietéticos se forman en los niños hasta los siete años, por lo que es sumamente importante que los niños aprendan a cuidar su propia alimentación.

No podemos olvidar que ellos están en pleno crecimiento y desarrollo. Por eso necesitan una alimentación balanceada y variada que les aporte la suficiente cantidad de proteínas, carbohidratos, grasas… Además de que esto los habituará a cuidar su salud y prevenir enfermedades, como la diabetes, que hace mucho dejó de ser exclusiva de los adultos. Vanessa Ubaldo, recomienda que los niños:

• Obtengan el azúcar de fuentes como frutas y cereales: arroz, tortilla, pasta o pan integral, y leguminosas (frijoles, habas, chícharos…) porque tienen fibra, vitaminas y minerales.

• Eviten cereales que contienen azúcar; es mejor que consuman avena o amaranto natural.

• Limiten el consumo de dulces a uno de vez en cuando; por ejemplo: una paleta, un caramelo macizo, un chocolate pequeño, un yogur, un lactobacilo con azúcar o un jugo pequeño; solo una de esas opciones. De preferencia, que los consuman en el transcurso del día y no en ayunas ni antes de dormir o después de cenar, ya que el azúcar es comida para el cerebro, por lo que no van a poder dormir porque su cerebro se va a activar de nuevo.

• Consuman nada más porciones pequeñas y de manera ocasional de postres como gelatinas, helados, natillas y arroz con leche. Es mejor sustituirlos con una fruta que les guste.

• Tomen bebidas elaboradas en casa de fruta natural y sin azúcar añadida: es mejor que un jugo industrializado o refresco, pero lo ideal es que se acostumbren a tomar agua natural.

• En lugar de beber leche con chocolate en polvo o de barra, sobre todo si son altas en azúcar, es mejor que le añadan cocoa en polvo y la endulcen con un sustituto de azúcar. Los niños, sobre todo los que tienen sobrepeso u obesidad, pueden consumir sustitutos de azúcar pero de la mano de hábitos de alimentación saludables y actividades físicas.

 

 

 

Categorías
Salud

Lo que debes ver en la etiqueta de los productos para saber si es sano o no

Aunque los mexicanos no estamos acostumbrados a leer las etiquetas de los alimentos, también es cierto que las mismas no son las más claras a diferencias de otros países, donde se puede identificar qué tan sano es o no un productos debido a los colores que presentan.

Si a ti también te preocupa la información nutricional de lo que estás llevando a casa, pero no sabes cómo identificar lo mejor para tu familia te recomendamos poner atención en estos cinco puntos:

1. PORCENTAJE DE AZÚCAR

Si la cantidad de azúcares es sospechosamente elevada para el tipo de producto, es casi seguro que contiene azúcares añadidos. La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir no más de 50 gramos de azúcar al día, por lo que debemos sumar la que contiene el producto a los azúcares que consumiremos en otros, incluyendo las frutas.

2. GRASAS SATURADAS

Los expertos recomiendan evitar aquellos productos que contengan aceite de palma, uno de los más nocivos para la salud cardiovascular. Si la fracción saturada es alta, deberemos sospechar de que hay aceite de palma, a no ser, por supuesto que estemos frente a productos clásicamente grasos como leche, quesos, mantequilla, entre otros.

Lo que debes ver en la etiqueta de los productos para saber si es sano o no
PEXELS

3. CANTIDAD DE SAL

La OMS recomienda un consumo máximo de 4,5 a 6 gramos al día. Para evitar complejidades, procura aquellos productos bajos en sal, pues al igual que el azúcar no es el único del que la obtendremos a lo largo del día.

4. FIBRA VEGETAL

La fibra vegetal, eliminada de varios productos que deberían contenerla como pizzas congeladas, arroz y pan, debe contener un porcentaje elevado en lo que llevamos a casa, preferiblemente entre el 3 y 10 por ciento en cada porción.

5. POTEÍNA

Poseedora de la calorías de calidad, debemos fijarnos que el porcentaje sea elevado en productos de origen animal, pues al ser más costosa los fabricantes tratan de no usarla; sin embargo, en cuanto más contenga, más sano es dicho alimento.