Categorías
Ser Familia

Más de 700 niños migrantes quedarán huérfanos en Estados Unidos

La escena de padres reencontrándose con sus hijos esta semana, en la frontera de Estados Unidos con México, se ha hecho muy normal después de la denuncia de separaciones de familias y encierros en jaulas.

De acuerdo al gobierno de Donald Trump, mil 800 niños migrantes se han reunido con sus familias tras cumplirse el plazo establecido por un juez de San Diego, California, que dictaminó que para el 26 de julio tenía que haberse concluido este proceso.

Según el expediente del tribunal, mil 442 niños que están de vuelta con sus padres bajo custodia de los servicios migratorios del país y 378 que fueron puestos en libertad en «circunstancias adecuadas”.

GETTY

 

Sin embargo, 711 niños no regresarán con sus padres,  ni en Estados Unidos ni en su país natal, pues su progenitores “no son elegibles para la reunificación» por diversos motivos, uno de ellos que 431 progenitores ya no están en el país.

Estos menores serán puestos a disposición de los servicios infantiles, quienes buscarán una casa de acogida mientras esperan ser adoptados por familias residentes.

Defensores de derechos humanos y de migrantes, afirman que esta situación es una consecuencia de la presión ejercida sobre los migrantes para ser deportados sin ser acreedores a un proceso penal pues, en la mayoría de los casos, se les pidió firmar todos los documentos (incluyendo la “renuncia a la reunificación”) sin entender lo que estaban haciendo, ya sea por falta de asesoría o porque no entendían el idioma.