Categorías
Así Crece

9 necesidades emocionales de tu hijo que debes satisfacer para que sea feliz

Para que desarrolle una autoestima sana, tu hijo necesita que lo ayudes a satisfacer estas necesidades emocionales porque así se sentirá valorado, reconocido y amado; sabrá que sus papás lo aceptan tal cual es, que debe aceptarse a sí mismo y asegurarse de que los demás lo respeten.

De acuerdo con la experta en inteligencia emocional Eli Martinez, autora del libro Crea una vida a tu manera, los niños necesitan  tener satisfechas las siguientes necesidades emocionales vitales par desarrollarse de forma sana.

Necesidades emocionales de tu hijo

Necesidad de amor. Le proporciona la seguridad y confianza básica en él mismo y en la vida, así como la conciencia de ser digno de amor por ser lo que es.

Necesidad de presencia. Cuando sus papá lo ignoran, no pasan tiempo con él, no buscan conocerlo como personita con todos sus talentos, virtudes y defectos, es como si no lo vieran y él lo percibe. Esto le crea la idea de que no es digno de que la gente lo tome en cuenta. Por eso es importante que pases tiempo con tu hijo y, sobre todo, aproveches para conectar emocionalmente con él y te sienta presente.

Necesidad de apoyo. El saber que hay alguien allí para él, que le brinda su apoyo y ayuda cuando lo necesita, lo llena de seguridad y confianza para actuar. Muéstrale y déjale saber que te tiene incondicionalmente.

Necesidad de seguridad. No se trata sólo de satisfacer las necesidades fisiológicas como comer o dormir, se refiere a garantizarle el hogar, una familia estable, salud, un ambiente seguro y armónico durante su crecimiento.

Necesidad de validación. Que sienta que está bien ser, sentir y pensar como lo hace; sin experimentar críticas destructivas, maltrato, enjuiciamiento o falta de reconocimiento por sus logros y esfuerzos.

Necesidad de límites. Cuando los niños no tienen límites pueden tener conflictos de impulsividad, o incluso narcisismos cuando adultos. De hecho, el mensaje que recibe el niño ante padres que no saben poner límites es «no me importa lo que hagas”. El mensaje debe ser: «porque me importas yo deseo tu estabilidad y esta es una lección que necesitas aprender».

Necesidad de respeto. Respeto por sus gustos, disgustos, talentos, habilidades, emociones, pensamientos… aunque sea un niño, necesita que le des cabida a su individualidad.

Contacto físico positivo. El contacto humano es indispensable para transmitir el amor; abrazos, caricias, besos, miradas… es parte de la comunicación no verbal y por tanto, una manera decir te amo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Desarrollar un apego seguro desde bebé crea adultos con vínculos afectivos sanos

Categorías
Ser Bebé

Juegos para fomentar el gateo en tu bebé

Hay condiciones que favorecen el gateo, pero normalmente basta con cubrir una: ¡libertad de movimiento! Dásela a tu bebé con estos juegos para fomentar el gateo. 

Gatear es positivo para el desarrollo de un bebé porque es una etapa normal en su crecimiento. Estimula en tu hijo esta actividad con algunos juegos.

LA RANITA

A partir del mes ya puedes probar poner boca abajo al niño (nunca después de comer). Reposar sobre su barriga lo obliga a estirar el cuello al intentar levantar la cabeza. Al principio protestará porque no le gusta estar así (no ve nada), de modo que basta con dejarlo unos segundos. Ve aumentando el tiempo poco a poco.

VIBORITA

Ofrécele diferentes objetos atractivos (musicales) para que intente alcanzarlos, girar sobre su ombligo (en círculo) o arrastrarse un poco. Cuando sostiene su peso sobre las manos fomenta una gran estabilidad en los hombros y va ganando fuerza.

CARRETILLA

Para potenciar la fuerza en sus bracitos colócalo boca abajo y, con sus manos apoyadas en el suelo, sujétalo por la cadera. Bájalo poco a poco hasta sostenerlo por los pies. Mantenlo un rato en esta postura, sin forzar su cadera, y cuando lo veas seguro, balancéalo hacia delante y hacia atrás.

VOLANDO EN LA ALMOHADA

Coloca al pequeño boca abajo sobre un cojín, con una mano por debajo de sus piernas y otra debajo de sus axilas. Balancéalo sobre la almohada hacia adelante y hacia atrás.

5 PROS DEL GATEO

• Ayuda a coordinar ambos hemisferios cerebrales.

• Desarrolla una mejor visión.

• Fortalece músculos que luego le ayudarán a caminar.

• Estimula el tacto.

• Toma autonomía.

¿Si no gatea?

Le será más difícil aprender a caminar y podría sufrir más caídas, ya que le faltó ir ganando confianza. Aunque si tu bebé no lo hace, no te agobies: no quiere decir que tenga algún problema neurológico.

ENEMIGO DEL GATEO

Si sientas a tu bebé muy pronto, podría empezar a desplazarse sentado y no aprender a gatear. Además, le impides fortalecer sus músculos fundamentales para la hora de caminar; deja que él lo haga solo (algo que ocurre hacia los ocho meses de vida).

Por Jessica López

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Beneficios del gateo en los bebés

Categorías
Salud

¿Qué es el reflejo del Moro? Descubre si tu bebé lo tiene

El reflejo del Moro hace que los bebés se sobresalten a la hora de dormir. ¿Quieres saber más? 

Para evitar que el bebé se sobresalte cuando duerme es necesario acunarlo y darle todo tu amor.

¿Qué es el reflejo del Moro?

Cuando el bebé nace, deja de sentir los límites del vientre materno y esto le produce una desagradable sensación de inseguridad, de «caída», por ello cuando duerme se sobresalta y brinca.

Además, le molestan la luz y los sonidos a los que todavía no está acostumbrado y el cambio de temperatura entre el organismo materno (36 ºC) y el exterior (unos 24 ºC) lo hace sentirse muy vulnerable y desprotegido.

Poco a poco se sentirá mejor

A todo ello hay que sumarle las maniobras del médico, el contacto de su piel con la ropa, el traslado de una sala a otra, la sensación de hambre, que no conoce… Con este cúmulo de sensaciones nuevas es normal que el bebé se sobresalte con frecuencia.

Por ello, los primeros meses de vida del bebé, necesitas cuidarlo con especial delicadeza. Esto no significa sobreprotegerlo, solo tomar ciertas precauciones:

1. Cuando lo dejes en su cuna o sillita hazlo con movimientos suaves. Si lo haces muy deprisa, tendrá sensación de vacío y se asustará mucho.

2. Dale de comer cuando lo pida, para que no se ponga ansioso. A partir de los 3 o 4 meses poco a poco establece un horario de tomas, pero de momento es él quien manda.

3. No lo pases rápidamente de un cuarto oscuro a otro que tenga mucha luz.

4. Evita los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire.

5. No pongas la tele con volumen muy alto cuando él esté cerca.

6. Vístelo con ropa de tejidos naturales, como el algodón, que lo protegen de rozaduras y le permiten sentirse cómodo.

7. Acuéstalo en un moisés o en una cuna pequeña, en lugar de hacerlo en un espacio muy grande. Al ser un espacio más reducido, se sentirá más seguro.

8. Evita que las personas que lo visitan lo despierte para ver el color de sus ojos ni permitas que se lo pasen de unos a otros.

El reflejo del Moro

El sobresalto que lo bebés tienen a la hora de dormir, se denomina reflejo del Moro, que es cuando los bebés tienen la sensación de «caer» y abren los brazos y piernas para no caerse. Es un acto reflejo para «agarrarse» de ti.

Por ello, es necesario que hasta que tu hijo controle su cuerpo le des las seguridad que necesita en tus brazos, tu calor y refugio le brindarán la seguridad que necesita.

También le gusta mucho que lo arrulles suavemente, porque el vaivén le recuerda su vida intrauterina, cuando era acunado constantemente por tus movimientos, y además le ayuda a desarrollar el sentido del equilibrio, que aún está muy inmaduro. Si le acurrucas contra tu hombro izquierdo, mejor, porque sentir los latidos de tu corazón, que le resultan familiares, le brindan calma y seguridad.

Por todo ello, carga a tu hijo todo el tiempo que desees. La piel es el órgano más importante en la transmisión y en la recepción de las emociones y si el pequeño nota que tú estás a gusto, feliz y tranquila, no tardará en sentirse como tú: relajado, feliz y ajeno a los sustos.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Beneficios de arrullar a tu bebé

 

Categorías
Ser Bebé

La verdad sobre las canciones de cuna

Las canciones de cuna no son algo nuevo: existen desde hace milenios y provienen de diferentes culturas. Son muy populares porque no hay nada mejor para dormir y tranquilizar a los bebés, incluso en el vientre materno.

¿Por qué a los bebés les gustan tanto las canciones de cuna?

Los bebés comienzan a desarrollar sus sentidos desde el útero, tanto los fìsicos como los del sistema límbico (es decir, el que controla las emociones). Un bebé es capaz de escuchar y reconocer las voces de sus padres desde la semana 20 de embarazo, y también puede identificar sonidos musicales o ambientales, los cuales lo relajan.

Ahora, imagina si combinas ambas cosas: una melodiosa canción de cuna cantada por la voz de sus padres, no sólo significa relajación, además reflejan amor y protección para el pequeño.

Las canciones de cuna no sólo sirven para tranquilizar a los bebés, también son un reconocimiento y fortalecimiento del vínculo entre él y sus padres. Si un pequeño de pronto siente miedo, les duele algo o se sienten extraños en un entorno, una canción de cuna cantada por sus padres los hace recuperar la calma y sentirse seguros.

Los efectos de las canciones de cuna, también llamadas nanas, se deben a su ritmo tranquilo, suave y monótono, muy parecido al sonido del flujo sanguíneo y los latidos del corazón de mamá. Según estudios, la frecuencia cardiaca y la respiración de los bebés disminuyen mientras escuchan canciones de cuna, lo que les ayuda a conciliar el sueño.

Una canción de cuna debe ser casi un susurro si los bebés tienen menos de 6 meses, debido a que sus tímpanos son muy sensibles. Si necesitas que duerma, ve bajando poco a poco la voz hasta que sólo haya silencio. Así lo acostumbrarás poco a poco a dormir sin la necesidad de un arrullo.

También para ti será un placer ver cómo duerme después de cantarle muy bajito. Disfruta mucho este momento.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Beneficios de arrullar suavemente al bebé

Categorías
Así Crece

El lenguaje secreto de los gemelos

Descubre qué hace única la forma en que los gemelos se expresan entre ellos, un lenguaje sólo de dos.

La llegada de gemelos es un gran acontecimiento y, desde el inicio, a todo mundo le sorprende sus características y facultades; son siempre un motivo de alegría y admiración, pues comparten aspectos que pocos hermanos tienen oportunidad.

Una de las cosas más admiradas en ellos es que parecen tener un lenguaje secreto, una forma muy intuitiva, innata y creativa para comunicarse aun sin palabras. Y en muchos casos es cierto, lo cual sucede en su mayoría durante los primeros tres años en el periodo en que van adquiriendo el lenguaje.

ista para recibir a los gemelos
¿Lista para recibir a los gemelos?
¿Lista para recibir a los gemelos?
¿Lista para recibir a los gemelos?

Pareciera algo místico y único su lenguaje, lo cierto es que se desarrolla sólo por gemelos en la primera infancia y es hablado solo por ellos. Se denomina idioglosia o criptofasia gemelar y se produce en un 40% de los casos, así que no todos los gemelos lo emplean.

Si bien es una manifestación del vínculo y la complicidad entre los hermanos, desde el punto de vista lingüístico, este lenguaje puede explicarse debido a una falta de adquisición de la lengua, pues no reciben los mismos estímulos del ambiente como lo haría un niño que no es gemelo.

En realidad no es algo para preocuparse, pues con el paso de los años adquieren el mismo nivel de lenguaje que el resto, pero en caso de ser necesario, también pueden acudir juntos a alguna terapia para desarrollarlo.

Lo cierto es que la complicidad, el lenguaje no verbal y verbal, hacen únicos a los gemelos, pues lo que sí desarrollan es un vínculo único que perdura toda su vida.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Límites para dos, ponle fin a la rivalidad entre hermanos

Categorías
Ser Bebé Ser Familia

8 consejos para dormir con un recién nacido

8 consejos para dormir con un recién nacido

Independientemente de las ventajas o inconvenientes que pueda tener el colecho, si vas a dormir con tu bebé debes tomar en cuenta lo siguiente.

8 consejos para dormir con un recién nacido

En torno al colecho se han realizado un montón de estudios con rigor científico y en todos hay datos a favor y en contra.

Cuando es una decisión libre de los papás, tiene pocas consecuencias en el apego y la seguridad del niño. Pero si el niño tiene problemas para dormir o se despierta mucho, entonces sí puede tener consecuencias negativas en el desarrollo del pequeño.

Ten esto en cuenta…

5 alimentos prohibidos para bebés de un año

En cualquier caso, si has decidido dormir con tu peque debes adoptar algunas medidas de seguridad:

  1. Los padres nunca deben tomar bebidas o fármacos que favorezcan un sueño profundo.
  2. No deben dormir con el pequeño si uno de los dos padece sonambulismo, epilepsia o trastornos similares.
  3. Tampoco conviene que fumen, pues el tabaquismo en los padres aumenta el riesgo de muerte súbita en los bebés
  4. La cama debe ser amplia para poder albergar a tres personas y hay que evitar tapar al niño en exceso con edredones o prendas que den mucho calor.
  5. Es preferible que el bebé duerma a un lado, junto a mamá y no entre ambos padres.
  6. Usa un colchón duro, pues a veces, los colchones con el tiempo suelen curvarse por el centro y el bebé podría asfixiarse.
  7. Para prevenir caídas, es bueno colocar una barrera en el lado donde duerme el niño. Cuando empiece a gatear, incluso conviene proteger el otro lado y proteger el suelo con cojines.
  8. Hay que vigilar que no queden huecos entre el colchón y la pared donde el bebé pudiera quedar atrapado.

Toma esto en cuenta…

Lactancia materna con mucho amor

Recuerda que nunca debes dejar a tu bebé solo en una cama de adulto, aunque esté profundamente dormido, porque se podría despertar y caerse.

¿Tu bebé tiene problemas de sueño?

Foto: Getty Images

¿Te haces esta pregunta?

¿Mi bebé está creciendo bien?

Categorías
Ser Bebé

La risa de un bebé nos muestra su salud

La risa de un bebé nos muestra su salud

Por Miguel Soria y Mayra Martínez

Sabemos que te encanta ver reír a tu bebé y es preciso que sepas que su sonrisa demuestra su buena salud.

La risa de un bebé nos muestra su salud

Una de las cosas más gratificantes para los papás es la risa de un bebé. Es por ello que un nuevo estudio muestra que los bebés se ríen mientras exhalan e inhalan.

La investigación comandada por Disa Sauter, fue presentada para la reunión de la Acoustical Society of América bajo el título ¿Cómo ríen los bebés?

Quizá te lo preguntes más de una vez a la semana…

¿Mi bebé está creciendo bien?

Los resultados

En conclusión, los resultados mostraron que los bebés más pequeños muy a menudo se reían tanto durante la inhalación como al exhalar.

«Los humanos adultos a veces se ríen al inhalar, pero la proporción es marcadamente diferente de la de los bebés. Nuestros resultados sugieren que este es un cambio gradual, comentó la investigadora».

Esto podría interesarte…

Recupera tu figura después del embarazo

Identificación de enfermedades

Si sabemos que los bebés que tienen un buen desarrollo se ríen, podría ser interesante estudiar a los bebés que lo hacen poco ya que podrían estar en riesgo y ser un parteaguas de signos muy tempranos de desarrollo atípico de verbalizar sus emociones.

Un bebé que ríe es signo de un buen desarrollo.

¿Tu bebé se ríe constantemente?

Foto: Getty Images

No le des esto a tu bebé…

5 alimentos prohibidos para bebés de un año

Categorías
Ser Bebé

¿Qué hacer cuando tu bebé se priva?

Algunos bebés, cuando lloran dejan de respirar durante unos segundos; incluso llegan a perder la conciencia durante unos instantes. Como es lógico, te puede llegar a asustar, pero esos espasmos de sollozo no tienen consecuencias para la salud. ¿Qué hacer?

¿Por qué tu bebé se priva?

No está de más averiguar qué situaciones provocan los espasmos de sollozo, porque tenerlas identificadas permitirá en algunas ocasiones adelantarse a ellas. Para eso conviene analizar qué las motivó: ¿el niño se ha dado un golpe? ¿Se ha asustado? ¿No le han dado un juguete o un objeto que quería? ¿Le han llevado la contraria en algo?

Este episodio ocurre generalmente cuando el bebé o niño está enojado, frustrado y, en ocasiones, como respuesta al dolor. Los médicos conocen este cuadro con el nombre de Espasmo del sollozo.

¿Qué ocurre en este espasmo del sollozo?

Inicia con un llanto, que va aumentando junto con una respiración rápida hasta que el bebé deja de respirar. Lo que suele asustar es cuando el bebé se pone morado de los labios o se desmaya. Este episodio dura menos de un minuto, por eso no hay riesgo de que en esta ausencia de respiración haya daño cerebral.

¿Cómo reaccionar si tu bebé se priva?

  • Sobre todo, con sentido común.
  • Mantén la calma e intenta calmar a tu hijo en cuanto notes que su llanto aumenta. 
  • No se trata de conceder a tu hijo todos los caprichos ni de sobreprotegerlo por temor a que se prive, sino solo mantener la calma.
  • Tampoco es necesario soplarle en la cara, echarle agua o levantarlo en alto, como se recomendaba hace unos años, lo que más le ayuda será ver que los padres se mantienen tranquilos.
  • No cedas después de cada cuadro a lo que tu hijo deseaba, porque aprenderá que esta reacción le dará lo que quiera, siempre.
  • Si notas que dura más de un minuto, llévalo a su pediatra para una revisión médica.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

4 técnicas para serenarte y poder ayudar a tu hijo en berrinche

 

Categorías
Ser Bebé

10 cosas extraordinarias de tu bebé que no sabías

Tu bebé además de ser hermoso tiene algunas características extraordinarias que tal vez no sabías. Conócelas aquí.

Cosas extraordinarias de tu bebé

1. ¿Sabías que tu hijo comparte su fecha de cumpleaños con otros 9 millones de personas en el mundo?

2. Los bebés lloran sin lágrimas los primeros día de vida y hasta las seis primeras semanas después de su nacimiento, ya que aún tienen cerrados sus conductos lagrimales.

3. Los bebés son los únicos seres humanos que sonríen intencionadamente a sus padres cuando nacen, aunque hay también ecografías que han podido captar imágenes de bebés sonriendo desde el vientre materno.

Consiéntelo desde este momento con estos consejos:

14 consejos para consentir a tu bebé in utero

4. Tu hijo reconocerá tu voz desde que nace, pero tardará al menos unos 15 días en reconocer la voz de papaá.

5. La cabecita de un bebé recién nacido es la cuarta parte de su peso total. Es por ello, que cuando los cargas parece que la cabecita les cuelga.

6. Puede perder una parte importante del cabello debido al roce con las sábanas, que después le volverá a crecer y si su cráneo presenta alguna deformación, después de haber atravesado el canal del parto, posiblemente se normalizará en unos pocos días.

7. El cerebro de un recién nacido supone el 10% del total del peso de su cuerpo, mientras que en los adultos supone el 2%.

8. Hasta los seis o siete meses de edad, su organismo no pierde su sistema de adaptación al medio acuático y nace con la habilidad de nadar conteniendo la respiración, una capacidad que utiliza también para alimentarse del pecho de su mamá, pues pueden respirar y tragar a la vez.

9. No te extrañes si tu bebé nace con los ojos azules, a pesar de que no haya nadie en la familia que los tenga así. Esto es debido a la falta de pigmentación, que más tarde se desarrollará después del nacimiento.

10. Sus rodillas no tienen rótulas porque éstas se desarrollan entre los seis meses y el año de vida.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Hasta el año de edad, esto vivirás al dormir a tu bebé

 

 

 

 

 

Categorías
Ser Bebé

¿Qué necesita tu bebé para gatear?

En las condiciones adecuadas, la mayoría de los niños gatean. Basta con cubrir el mínimo: libertad de movimiento. Te contamos acerca de qué necesita tu bebé para gatear. 

Existe la creencia generalizada de que el gateo puede darse o no, y de que las condiciones necesarias para que se dé son una especie de misterio que no depende de los papás. Es un error. Las condiciones sí dependen de ti. Los estudios demuestran que la mayoría de los bebeés pueden gatear en las condiciones adecuadas. Pero, ¿cuáles son estas condiciones?

¿Qué necesita tu bebé para gatear?

Desde luego, no estar recostado en una cama, sino lo que todos los seres vivos necesitan para moverse: un medio dónde hacerlo y un motivo. El motivo es intrínseco, es decir, un bebé sano, sin duda, deseará moverse.

Te compartimos estos tips para facilitar que tu hijo comience a gatear: 

1. Hasta los tres meses: cuando no esté en tus brazos, tu bebé debe pasar la mayor parte del tiempo acostado boca arriba, en una superficie dura. Los primeros meses se puede en la cuna.

2. A partir de los tres meses: empezará a necesitar más espacio para moverse y darse la vuelta; quizá durante un corto periodo de tiempo, uno o dos meses, sirva un corralito. Después necesitará más espacio, ya que empezará a voltearse con agilidad de un lado a otro. También girará sobre su ombligo y más tarde, si le das mayor espacio, a arrastrarse para alcanzar objetos.

3. Uno de los errores más comunes es incentivar al bebé para que gatee cuando piensas que ha llegado el momento. Para entonces se han perdido miles de oportunidades de entrenar los músculos necesarios. No gatea porque haya cumplido X meses, sino porque lleva meses entrenándose secretamente para ello, acostado sobre su espalda y sobre su vientre, dando vueltas y haciendo piruetas.

4. Pon en práctica algunos juegos de estimulación del movimiento con tu bebé. te compartimos algunos en esta nota que los divertirán mucho.

5 Ejercicios para estimular el gateo de tu bebé

¿Sabías que algunos niños no se arrastran, gatean directamente; o al revés?

Algunos prácticamente no gatean porque se arrastran y llegan a todas partes así. Es igual de válido siempre que utilice los dos hemisferios, es decir, que coordine derecha e izquierda.

Tips para adecuar el espacio donde comenzará a gatear:

  • No vale cualquier suelo. No sirve uno frío por motivos obvios, pero tampoco una mantita que se arruga conforme tu bebé se mueve. Lo mejor son los suelos cálidos, como el parqué.
  • Puedes recubrir su habitación con una alfombra pesada y amplia o con piezas de puzzle de goma dura.

Beneficios de que tu hijo gatee

Los bebés suelen empezar a gatear entre el noveno y el décimo mes, aunque algunos se lanzan a andar sin haber gateado nunca. Cuando tu hijo comience a gatear, busca alargar esta etapa, porque le fomentarás estos beneficios en su desarrollo:

  • Fortalece los músculos y las articulaciones de brazos, piernas, cuello y espalda.
  • Mejora su capacidad de coordinación y equilibrio.
  • Le ayuda a comprender la distancia y el espacio.
  • Satisface su curiosidad y ganas de aprender.
  • Aumenta su autonomía porque comienza a tomar sus primeras decisiones: «¿voy por la pelota o con mi mami?».

Descubre más beneficios del gateo en esta nota:

Beneficios del gateo en los bebés

FOTO GETTY IMAGES