Categorías
Salud

Tips para fortalecer las defensas de tu bebé

¿Estás notando que tu bebé se enferma muy seguido o más que otros bebés? Además de acudir a revisión con el pediatra, te compartimos estos tips para fortalecer las defensas de tu bebé. 

El sistema inmunológico es el encargado de proteger al cuerpo de gérmenes. Desde el octavo mes de gestación la placenta empieza a transmitirle anticuerpos al bebé que lo protegerán durante sus primeros seis meses de vida.

Para que las defensas maduren correctamente es necesario que tu bebé esté en contacto con los microbios, porque así su organismo aprenderá a rechazarlos. Por ello debes lograr un equilibrio entre una higiene adecuada y cierto contacto con los microbios más comunes.

Ahí radica la conveniencia de dejar a los niños un poco libres para tocar y chupar objetos, gatear o arrastrarse por el suelo o jugar con las mascotas de casa (vacunadas).

Tips para fortalecer las defensas de tu bebé

  • No le des antibióticos sin la orden del pediatra.
  • No fumes delante de tu hijo.
  • Pinta su habitación en colores pastel, con una luz agradable contribuirás a su bienestar y potenciará sus defensas.
  • La leche materna está repleta de sustancias que potencian la inmunidad: extiende la lactancia tanto como puedas.
  • Si le recetan antibióticos, dáselos en las cantidades y tiempo indicados para que no desarrolle resistencia a ellos.
  • Tu hijo debe dormir lo suficiente: entre 16 y 20 horas (recién nacidos); y 14 a 15 horas, de seis a 12 meses.

LLÉNALO DE APAPACHOS, CARICIAS, MASAJES Y BESOS
Muchos estudios vinculan el estrés y la inseguridad emocional con una disminución de las defensas del organismo. Tu misión para reforzar el sistema inmunológico de tu bebé es proporcionarle un entorno estable, transmitirle amor mediante tu atención, voz cálida y contacto físico.

Las vacunas preparan el cuerpo del recién nacido para generar anticuerpos, lo que le protege de ciertas enfermedades infecciosas en extremo peligrosas o al menos minimizan el riesgo de que las contraiga. Asegúrate de que tu hijo cumpla con el esquema de vacunación que fija el sector salud.

Por Mayra Martínez

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Espirulina, una proteína similar a la carne con muchos beneficios para tu hijo

Categorías
Ser Bebé

¿Es conveniente ponerle aretes a tu bebé?

Es una costumbre que las mamás, en especial las mujeres latinas, quieran ponerle aretes a su bebé  justo al nacer y que los lóbulos de sus orejitas sean perforados antes de salir del hospital. Te invitamos a conocer el momento ideal y las precauciones para que tu bebé pueda usar aretes sin riesgo.

Una de las razones principales de esta costumbre es porque se cree que la bebé recién nacida sentirá menos dolor, por tanto, es más fácil de perforar.

Sin embargo, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda esperar a que tenga un cuadro de vacunación más completo, lo cual se da a los dos años de edad.

También, afirma que si la perforación se hace correctamente y posteriormente se realiza un seguimiento cuidadoso, hay pocos riesgos de sufrir alguna infección.

Tips para ponerle los aretes de manera segura

Si tienes planeado perforar los lóbulos de tu bebé recién nacida, toma en cuenta las siguientes precauciones:

1. Asegúrate de que el equipo para realizar la perforación esté esterilizado, hecho a base de materiales quirúrgicos hipoalergénicos, y diseñado especialmente con el propósito de perforar el lóbulo.

2. El equipo incluye los aretes para bebé, que se dejan puestos después de la perforación.

3. Si en el hospital no hacen la perforación del lóbulo a las recién nacidas, pídele a tu pediatra que te recomiende a un especialista para que pueda hacerlo.

4. Cerciórate de que sean aretes de oro de 14 quilates por lo menos. Cualquier otro material, incluso chapa de oro, puede causarle a tu hija una infección o una reacción alérgica.

5. No uses aretes de bebé tipo arracadas, porque puede atorarse en su ropita y causarle algún daño.

6. De preferencia los aretes para bebé deben ser muy pequeños, redondos y pegados a la oreja.

7. La perforación es muy sencilla y rápida, pero a tu bebé le dolerá un poco, ya que se realiza sin anestesia. De cualquier forma pregunta a su pediatra cualquier duda que puede ocasionarle la perforación a tu bebé.

 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Estos los daños para las niñas cuando utilizan zapatillas

 

Categorías
Así Crece

10 frases de psicología positiva para tu hijo

10 frases de psicología positiva para tu hijo

Los niños aprenden lo que ven y si eres capaz de transmitirles una visión positiva de la vida, ellos tendrán una mejor estabilidad emocional.

10 frases de psicología positiva para tu hijo

Como papá o mamá, siempre buscas dar lo mejor a tu hijo, para que se encuentre bien, enfócate en lo que quieres con tu pequeño ¡y logra un cambio!

Apoya a tu hija así…

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

  1. Eres único, especial, diferente e increíble.
  2. Tu buen humor (o la característica más sobresaliente de tu hijo) es tu mayor fortaleza.
  3. Vale la pena luchar por lo que quieres.
  4. Disfruta hoy, no pienses demasiado en el pasado y tampoco exageres pensando en el futuro.
  5. Elige tus batallas.
  6. Todo tiene una solución.
  7. Inténtalo sin miedo.
  8. Si algo no te encanta de ti, atrévete a cambiar, puedes ser más audaz si te lo propones.
  9. Déjalo ir, si algo te hace daño o ese amigo no es como tú creías…
  10. Nunca es tarde para decirle a alguien que lo quieres.

¡Educar en positivo, es posible!

Foto: Getty Images

Mira cómo tener más paciencia…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Los niños aprenden lo que ven y si eres capaz de transmitirles una visión positiva de la vida, ellos tendrán una mejor estabilidad emocional.

 

Categorías
Ser Mamá

Esposos estresan más a las mujeres que los hijos

Según un estudio, los esposos estresan más a las mujeres que los propios hijos; ¿Tu qué opinas? Veamos a qué se puede deber.

La gran cantidad de tareas diarias que comienzan en la casa, siguen en el trabajo y terminan, a última hora del día, en la casa, agobia a muchas madres de familia. Pero un reciente estudio demuestra que lo que realmente las estresa es su marido.

Si es tu caso, te dejamos esta receta especial de té para tranquilizar tus niveles de estrés y poder relajarte. ¡Pruébala!

Reduce el estrés con manzanilla

¿A qué se debe que los esposos estresan más a las mujeres?

La encuesta, elaborada por la Universidad de Padua en Italia, reveló que las mujeres se sienten más estresadas por el comportamiento de sus parejas que por el de sus propios hijos.

En la indagación, tres cuartas partes de las mujeres afirmaron que hacen la mayoría de las tareas del hogar y tienen la mayoría de las responsabilidades de crianza.

Una de cada cinco afirmó que la falta de ayuda y apoyo de sus maridos era la causa de gran parte de su estrés.

Este estudio también analizó a los hombres en sus vidas y descubrió que muchos de ellos confiaban mucho en las capacidades de sus esposas.

Ahora que sabes por qué tu esposo puede llegar a estresarte tanto, te compartimos esta información que te ayudará a ponerle fin. Recuerda que lo mejor es la comunicación, quizá, sea tiempo de sentarse a platicar; mira por qué te lo decimos:

Los 10 errores más comunes que generan peleas de pareja

Por Miguel Soria

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

5 tips para que los niños ayuden en casa

 

Categorías
Ser Mamá

5 consejos para despedirte de tu hijo sin que llore

Si siempre que ya vas a salir de casa para ir a trabajar tu hijo comienza un gran berrinche, estos consejos son para ti. ¡Adiós lágrimas! Mira cómo despedirte de tu hijo sin que llore.

Es muy común que las mamás se sientan culpables cuando tienen que regresar al trabajo y tienen que separarse de sus hijos. Sin embargo, recuerda que ser una mujer profesionista no está peleado con tu papel de mamá, el que vayas a trabajar no significa que estés abandonando a tu hijo y mucho menos que esto provoque un daño emocional gravísimo e irreparable en él.

Al contrario, tienes la oportunidad de enseñar a tus hijos e hijas que eres una mujer que puede ser exitosa en lo laboral y ser la mejor mamá del mundo, ¡al mismo tiempo!

Si tu hijos está llevando mal tu ausencia, la solución no radica en que dejes de trabajar. Habla con él y explícale los motivos por los cuales vas a trabajar; habla con el corazón y verás como él te entenderá.

Cómo decir adiós sin que tu hijo llore

1. Un día antes prepara junto a tu hijo la cena, el lunch, revisa sus tareas, etc. El objetivo es que te hagas presente en su día a día.

2. Siempre sonríe cuando te vayas, evita las caras tristes y de preocupación. No hay por qué hacerlo, vas a trabajar y en la tarde regresarás contenta a casa. ¡Olvídate de la idea del abandono!

3. Cuando te despidas, dale un beso grande y dile que «disfrute su día», «qué la pase genial» en lugar de hacer un «drama» y decirle que los vas a extrañar o que la vida es injusta porque te vas.

4. No prolongues la despedida; entrar y salir sólo empeorará la situación. Si dices adiós, te marchas. Si tu hijo se queda muy mal, justo antes de irte prométele que llamarás en cuando llegues al trabajo (o antes de meterte en el coche) para comprobar que ya está jugando (y lo haces, claro).

5. Usa la tecnología a tu favor; llama para saber como va todo, mándale un mensaje donde le digas cuánto lo quieres, haz un video chistoso de tu trabajo, comparte con ellos tus logros, etc.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

4 técnicas para serenarte y poder ayudar a tu hijo en berrinche

Categorías
Padres e Hijos

5 claves para lograr que tu hijo duerma la siesta

Reforzar el sueño nocturno con una o dos siestas diurnas ayuda a tu hijo a asimilar mejor el aprendizaje y a estar más fresco y de mejor humor por la tarde. ¿Las claves? Te compartimos cómo lograr que tu hijo duerma la siesta. 

A los dos años, todavía es muy conveniente que tu hijo duerma la siesta a lo largo del día.

Se avecina una época de grandes cambios: tu hijo comienza a ir al baño solo, a vestirse sin la ayuda de papá o mamá y, en muchos casos, empieza la guardería. Para enfrentarse a todo esto necesita estar descansado.

1. ¿Cuánto necesita dormir durante la siesta?
Entre los seis meses y el año se consolida el sueño nocturno, y lo habitual es que empiece a dormir de corrido por la noche. A los dos años sigue necesitando entre una y dos siestas diurnas para completar el sueño. A esta edad duerme una media de 12 horas diarias, de las cuales diez suelen ser nocturnas y dos diurnas. A medida que crece, el número de horas se reduce. Así, a los cuatro años duerme diez horas y media.

2. ¿Por qué es tan necesaria la siesta?
La siesta no sólo le ayuda a «recargar las pilas» a mitad del día, también le facilita el aprendizaje. Porque al estar más descansado, asimila mejor los descubrimientos de la tarde. Le ayuda, además, a llegar más relajado a la hora de meterse a la cama por la noche, lo que sin duda hará que disminuyan las clásicas peleas con un pequeño que está de malas porque tiene tanto sueño que no se puede dormir.

3. ¿Cuánto debe durar la siesta?
Si el pequeño toma dos siestas al día cada una podría durar entre 45 y 60 minutos. Y si toma solo una, no deberá prolongarse más de dos horas; no obstante, estos son valores aproximados. Cada pequeño es un mundo y tiene sus propias necesidades. Lo más recomendable es que observes a tu hijo atentamente para conocer y determinar lo que es mejor para él en cada momento.

4. ¿A qué hora dormirla?
Lo mejor es que haga varias siestas y que la primera sea a media mañana, tres o cuatro horas después de que el niño se haya levantado. Para entonces, ya habrá jugado, experimentado y es muy posible que necesite reponer fuerzas para llegar descansado a la hora de la comida.

5. Siempre a la misma hora
Conviene establecer un horario fijo de siesta para que el niño forme el hábito y tenga sueño siempre a la misma hora. No pasa nada si un día no hace la siesta. Los dos años están llenos de cambios, así que tiene flexibilidad para aprender a nuevas cosas. Eso sí, siempre que estas variaciones sea ocasionales, porque si son constantes perderán las rutinas que tanto te ha costado conseguir.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Siestas, ¿qué hacer cuando tu hijo no quiere dormirlas?

Categorías
Así Crece

5 dudas sobre los primeros dientes de tu hijo

Su aparición no provoca fiebre ni diarrea, pero sí cierto malestar, normal y pasajero. Aquí te compartimos algunas de las dudas sobre los primeros dientes, que hemos solucionado para ti.  

Dudas sobre los primeros dientes

1. ¿Se pueden usar pomadas antiinflamatorias?

Sí, pero estas cremas no siempre son eficaces por el exceso de saliva que hay en la boca del bebé. Además, muchas contienen azúcares en sus excipientes. Unas gotas de paracetamol sobre la encía, o un antiinflamatorio, como el ibuprofeno, para bajar la hinchazón, pueden aliviarlo. En cualquier caso, antes de dar al bebé un medicamento hay que preguntar al pediatra.

2. ¿Cuándo hay que consultar al dentista si no han salido los dientes?

Aunque la causa puede ser hereditaria, si en el primer cumpleaños todavía no le ha salido ningún diente, puede existir un retraso que debe evaluar el pediatra. Si el pequeño tuviera una talla o peso por debajo de lo normal o la cabeza demasiado grande, el especialista evaluará si la ausencia de dentición se debe a la existencia de algún síndrome más complejo, como el hipotiroidismo.

3. ¿Es normal que los tenga separados?

Sí, esta separación es más llamativa sobre los 4 años, pero no es definitiva. Los dientes permanentes que saldrán después son más grandes y harán desaparecer estos espacios interdentales.

4. ¿Hay que llevarlo al dentista si se rompe un diente?

Aunque no hay que alarmarse, lo mejor es hacer una visita al dentista para descartar problemas mayores en la boquita del bebé. A veces, si el borde roto ha quedado afilado, el odontólogo optará por suavizarlo o rellenarlo con un empaste. Si el diente se ha movido de su sitio, tiene una manchita rosa o le duele pasados unos días, puede que la fractura haya alcanzado el nervio. En ese caso, el dentista decidirá si conviene extraer el diente al completo o tratar el nervio (pulpotomía).

5. ¿Por qué son importantes los dientes de leche si acabarán cayéndose?

Aunque están destinados a caerse y ser sustituidos por los definitivos, de ellos depende la correcta coordinación de las arcadas superior e inferior en el futuro. Mientras permanecen en la boca, les están guardando el sitio a los permanentes. Por eso, cuando una pieza se cae prematuramente, se pone un aparato que ocupa su espacio. La falta de cuidados puede repercutir negativamente en los que vendrán después.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Papillas para calmar el dolor de los dientes

 

Categorías
Padres e Hijos

Cómo preparar a tu hijo para un examen

¿A tu hijo le cuestan trabajo los exámenes? Se pone nervioso, se le complica memorizar las lecciones, se distrae fácilmente al estudiar… Te decimos cómo preparar a tu hijo para un examen, pues tal vez a ti ya te suene muy lejano todo aquello de las pruebas, tareas y trabajos finales, pero para tu hijo es un constante reto.

Apóyalo no sólo para que salga con buenas notas, sino para que disfrute al máximo su etapa escolar.

Aquí te dejamos unos consejos para que apoyes a tus pequeños en temporadas de exámenes:

1. Alimentación: es fundamental para que tu pequeño mejore su concentración y memoria. Te recomendamos que en temporada de exámenes lo alimentes con frutas secas, como nueces, almendras y arándanos. Y ojo con las frituras y otras golosinas: éstas le roban hierro, por lo que es factible que no las consuma demasiado. Pero tampoco se las quites porque lo sentirá como un castigo.

2. Horarios de estudio: son muy importantes definirlos y lo recomendable es que sean de 1 a 2 horas por día, semanas antes de su examen. Es recomendable planificarlo, ya que le servirá de poco estudiar días antes del examen todo el día, pues es más difícil que su cerebro retenga información, además de que tu pequeño se sentirá muy presionado.

3. No todo son libros: puedes elaborar junto con él un memorama de los temas que va a ver en los exámenes. Es una forma divertida y didáctica de aprender.

4. Ambiente para estudiar: a la hora de repasar, evita que haya sonidos fuertes y distractores, como el de la licuadora o la televisión. También evitar otro tipo de distractores como el celular o la computadora. Además, si vas a estudiar con él, procura hacerlo a su lado, no de frente ni de espaldas a él, y yendo a su ritmo. No lo presiones tratando de que aprenda algo a la primera. Necesitarás armarte de paciencia.

5. Un poco de ejercicio: después de estudiar, salgan a caminar o a jugar a un parque. Su mente descansará y procesará mejor la información. Además, se relajará y no verá el estudio como un castigo.

6. No todo en la vida es un 10: Los niños en ocasiones se presionan pensando que han fallado si no sacan un 10 redondo en sus materias. Si ha salido bien en sus notas, felicítalo; si no ha salido tan bien, pregúntale con confianza y afecto qué es lo que le cuesta aprender.

Como mamá o papá, puedes hacer que la etapa escolar de tu hijo sea fructífera, divertida, productiva y muy agradable.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Factores que afectan el rendimiento escolar de tu hijo

Categorías
Así Crece

9 necesidades emocionales de tu hijo que debes satisfacer para que sea feliz

Para que desarrolle una autoestima sana, tu hijo necesita que lo ayudes a satisfacer estas necesidades emocionales porque así se sentirá valorado, reconocido y amado; sabrá que sus papás lo aceptan tal cual es, que debe aceptarse a sí mismo y asegurarse de que los demás lo respeten.

De acuerdo con la experta en inteligencia emocional Eli Martinez, autora del libro Crea una vida a tu manera, los niños necesitan  tener satisfechas las siguientes necesidades emocionales vitales par desarrollarse de forma sana.

Necesidades emocionales de tu hijo

Necesidad de amor. Le proporciona la seguridad y confianza básica en él mismo y en la vida, así como la conciencia de ser digno de amor por ser lo que es.

Necesidad de presencia. Cuando sus papá lo ignoran, no pasan tiempo con él, no buscan conocerlo como personita con todos sus talentos, virtudes y defectos, es como si no lo vieran y él lo percibe. Esto le crea la idea de que no es digno de que la gente lo tome en cuenta. Por eso es importante que pases tiempo con tu hijo y, sobre todo, aproveches para conectar emocionalmente con él y te sienta presente.

Necesidad de apoyo. El saber que hay alguien allí para él, que le brinda su apoyo y ayuda cuando lo necesita, lo llena de seguridad y confianza para actuar. Muéstrale y déjale saber que te tiene incondicionalmente.

Necesidad de seguridad. No se trata sólo de satisfacer las necesidades fisiológicas como comer o dormir, se refiere a garantizarle el hogar, una familia estable, salud, un ambiente seguro y armónico durante su crecimiento.

Necesidad de validación. Que sienta que está bien ser, sentir y pensar como lo hace; sin experimentar críticas destructivas, maltrato, enjuiciamiento o falta de reconocimiento por sus logros y esfuerzos.

Necesidad de límites. Cuando los niños no tienen límites pueden tener conflictos de impulsividad, o incluso narcisismos cuando adultos. De hecho, el mensaje que recibe el niño ante padres que no saben poner límites es «no me importa lo que hagas”. El mensaje debe ser: «porque me importas yo deseo tu estabilidad y esta es una lección que necesitas aprender».

Necesidad de respeto. Respeto por sus gustos, disgustos, talentos, habilidades, emociones, pensamientos… aunque sea un niño, necesita que le des cabida a su individualidad.

Contacto físico positivo. El contacto humano es indispensable para transmitir el amor; abrazos, caricias, besos, miradas… es parte de la comunicación no verbal y por tanto, una manera decir te amo.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Desarrollar un apego seguro desde bebé crea adultos con vínculos afectivos sanos

Categorías
Belleza

Secretos para mantener tu cabello hermoso durante el embarazo

En el embarazo tu cabello luce más espectacular que nunca; te ayudamos a mantenerlo así. Las vitaminas, una buena alimentación y los tratamientos naturales serán tus aliados.

Cabello hermoso durante el embarazo

ALIMÉNTATE SANO

La alimentación del cabello proviene de la sangre, por eso, comer sano es la clave para tener una cabellera fuerte, sana y abundante. Elige alimentos que contengan vitaminas del grupo B, ya que le dan fuerza, lo hacen más resistente, incrementan su brillo y sedosidad.

Las encuentras en el huevo, lácteos, hígado, vísceras, carne, pollo, cerdo, atún y salmón.

Todas las vitaminas del complejo B (con excepción de la vitamina B12, que sólo se encuentra en productos de origen animal), están también en comestibles de origen vegetal, como leguminosas (frijoles, lentejas, habas, alubias…), en algunos cereales integrales (arroz, trigo, avena…), en el germen de trigo, los vegetales de hoja verde oscura, las setas y nueces.

Puedes obtenerlas también de la espinaca, semillas de girasol, lechuga romana, col de Bruselas, berenjena, almendras, aguacate, arándanos, cerezas, champiñones, apio, berros, pimiento, cacahuate, jitomate, zanahoria, coliflor, papa, melón y guayaba.

12 TIPS PARA NUTRIRLO

  1. Lava tu cabello sólo cinco días a la semana.
  2. Utiliza champús y acondicionadores específicos para tu tipo de cabello.
  3. Lávalo con agua tibia o fría para evitar que el calor lo deshidrate.
  4. Consulta al dermatólogo ante cualquier anomalía, como caída difusa o por zonas, caspa o seborrea e irritación en el cuero cabelludo.
  5. Evita frotar el cabello cuando lo estés secando.
  6. No lo desenredes con cepillo cuando esté mojado, mejor usa un peine de dientes anchos.
  7. Evita el uso de secadora.
  8. No es recomendable el cabello recogido, con trenzas o colas de caballo a diario.
  9. Elige champús con vitamina E, antioxidantes y filtro UV, que protegen el cabello y mantienen tu tono natural más brillante.
  10. Cepíllate en la noche, antes de dormir, para eliminar el polvo, las fibras capilares rotas y sueltas, así como las células muertas.
  11. Utiliza un cepillo de cerdas naturales para estimular el riego sanguíneo en el cuero cabelludo y en las raíces. 
  12. Masajea el cuero cabelludo cada noche o antes de bañarte. Hazlo con unas gotitas de aceite esencial de jojoba o lavanda: estimulará la circulación en el cuero cabelludo.

CUÍDALO SEGÚN TU TIPO DE CABELLO

Es importante que conozcas cómo es tu cuero cabelludo para darle el cuidado que necesita.

  • Seco: es áspero, apagado y frágil. Para volverlo a la vida, lávalo cada tercer día con un champú y acondicionador hidratantes; luego aplica tratamientos ricos en vitamina B y queratina.
  • Normal: se ve brillante y con mucho volumen. Para mantenerlo sano, lávalo diario con un champú suave, rico en vitaminas o proteínas, y aplica acondicionador para desenredarlo.
  • Graso: se ve seboso y apelmazado. Lava cada tercer día con un champú astringente sin sal y agua fría para cerrar los poros del cuero cabelludo, y así disminuir la secreción sebácea.

Y por último…

TINTE ¿SÍ O NO?

Los expertos recomiendan que esperes hasta el cuarto mes de embarazo para teñirte el cabello, después de que tu bebé desarrolle la mayor parte de los órganos vitales. Deberás buscar tintes sin amoniaco y con sustancias naturales: aceite de oliva, jojoba, uva y aguacate, que protegen las fibras capilares y nutren el cuero cabelludo.

Por Mayra Martínez

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

10 tips para no perder cabello después del embarazo