Categorías
Especiales

Ideas para ser una mamá divertida

A los niños les encanta reír, aventurarse, arriesgarse, explorar… Date permiso de dejar la solemnidad a un lado y disfrutar tu maternidad y la crianza de tu hijo al máximo, te compartimos algunos tips para ser una mamá divertida para tu hijo que te pueden funcionar muy bien.

Para ser una mamá divertida

Juega bromas con él

¿Qué tal si se alían y le juegan una buena broma a papá? Les encantará que seas parte de una travesura con ellos.

Pasa un día completo sin gritar

¡Gran desafío! Ponte a prueba un día y trata de no levantar la voz ni una sola vez, verás que podrás encontrar una forma mucho más bella de poner límites y corregir.

Haz actividades divertidas con ellos

Mirar una película de Disney con palomitas, salir a pasear al perro, jugar un juego de mesa con los abuelos, tomar un helado y ensuciarse, hacer una búsqueda del tesoro. Dales a tus hijos lo que es más valioso: el tiempo, porque ya no lo recuperas.

Cámbiale el nombre a las cosas

En vez de decirle a los niños “vamos, apúrense” cuando estés en ese pleno caos matutino en que parece imposible llegar en hora al colegio y al trabajo, utiliza un recurso diferente: les pido que se conviertan en gacelas, animales súper rápidos. ¡A ver esas gacelas cómo se mueven!

Sonríe

En vez de poner esa cara de “se va la hora y tengo mil cosas que hacer” cuando los niños te cuentan qué sucedió en el colegio, elige sonreír. En definitiva, vinimos a este mundo a ser felices. Pues, la sonrisa es una buena forma de comenzar a serlo.

Incluye a tu hijo en lo que hagas

A veces es muy difícil compartir momentos con los chicos por todo lo que tenemos que hacer. Pero no tienes que dejar de hacer nada para pasar tiempo en familia, trata de incluirlos en lo que puedas. En el supermercado ayudan a llevar el carro, en el coche ponen música para el viaje, ayudan a preparar la cena… ¿qué más se te ocurre?

Usa más la imaginación

Si hay algo admirable en los niños es su poder para imaginar y qué lindo que es pensar en cosas imposibles, ¿no? No solo hace que la vida sea más divertida y menos monótona, sino que lleva a la mente a lugares reconfortantes.

Imagínate que tienes su edad

A veces es bueno olvidar la burbuja de ser adulto, recordar fechas, correr para hacer las cosas, cumplir con las obligaciones… ¡Uf, qué complicado! No solo les hará bien a los niños que pienses que eres una niña más, sino también a ti. ¡Y la diversión fluirá por si misma!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Fomenta en tu hijo el sentido del humor

Categorías
Así Crece

Qué hago para que mi hijo no pegue

Qué hago para que mi hijo no pegue cuando se enoja tanto…

¿En la escuela de tu hijo te citan cada semana para reportar su mal comportamiento? ¿Tu hijo se enoja y su primer instinto es pegar? Sigue leyendo.

¿Qué hacer si tu hijo pega?

Debes entender que es una forma “instintiva” de reaccionar por conseguir su meta.

¿Qué motiva a tu hijo a pegar?

  • Sus emociones
  • Que tiene poca tolerancia a la frustración
  • Su entorno. Si tu hijo vive en un entorno agresivo, será normal para él comportarse así

Los niños desconocen una mejor forma de obtener lo que quieren porque aún están aprendiendo. Es normal que su primera reacción sea la agresión porque es un recurso de supervivencia natural.

Qué hago para que mi hijo no pegue

1. Actúa. Hazle saber a tu hijo que lo que hizo no está bien.

2. Indaga. Pregúntale qué le pasa, si tiene algún problema.

3. No lo juzgues. Escucha a tu hijo sin hacer juicios ni gritar.

4. Menciona consecuencias lógicas. No le digas cosas como “nunca más volverás a jugar don tu primo”.

5. Enséñale a reconocer su emoción. Habla con tu hijo de lo que acaba de ocurrir. Pregúntale: ¿te enojaste con tu amigo?

6. Explícale. Dile que no está mal que se enoje, pero no está bien que lo demuestre pegando o mordiendo.

7. Ayúdalo a ser empático. Dile que a quien golpeó se sintió triste o le dolió mucho, dile que se ponga en su lugar, ¿si a ti te hicieran lo mismo, no te dolería?

8. Ayúdalo a solucionar conflictos. Conforme crezca será capaz de resolverlos sin que estés tú y sin pelear.

9. Enséñale a disculparse. Probablemente al principio se niegue; entonces, tómalo de la mano y llévalo a que lo haga. Para ponerle el ejemplo, las primeras veces tendrás que disculparte tú en su nombre para que él te imite.

10. Recompénsalo. Cuando logre algo sin pelear, felicítalo y dile que lo hizo muy bien.

Pasos para solucionar un problema

1) Tu hijo debe identificar el problema, ¿qué sucedió? ¿Qué desea?

2) Llegar a un acuerdo con la otra persona, ¿qué es lo mejor para ambos? Pueden esperar por turnos.

3) Encontrar una solución.

¿Sabías que el 75% de los niños pelean por juguetes?

¿Tu hijo pega cuando se enoja?

Esto podría servirte…

¿Qué hacer cuando tu hijo te desafía?