Categorías
Ser Pareja

9 claves para tener una pareja estable a través de los años

Después de mucho tiempo de estar en pareja, la relación se puede volver rutinaria y aburrida, más cuando hay hijos, y comenzar a tambalearse. Sin embargo, hay algunas claves que te permitirán tener una pareja estable a través de los años.

PRIMERA CLAVE

Para poder estar bien con otra persona hay que primero estar bien con nosotros mismos. ¿Cómo puedes estar bien contigo misma?

  • Realiza las actividades que disfrutas
  • Medita
  • Ve a terapia psicológica
  • Haz ejercicio
  • Reserva tiempo para ti

SEGUNDA CLAVE

Trabaja en estas cuatro claves para tener una relación sana y estable: Lealtad, confianza, seguridad y compromiso. Enumera del 1 al 4 según el orden de importancia para ti.

TERCERA CLAVE

Lo importante es siempre recordarte y recordarle a tu pareja, por qué estás con ella. Que no se pierdan esos detalles y esas atenciones que tenían desde el principio de la relación, acordarse del por qué se enamoraron, qué los hizo llegar hasta el punto en el que están ahora y como pueden crecer juntos.

CUARTA CLAVE

Rusbult, Olsen, Davis y Hannon (2004) dicen que existen tres componentes para poder mantener la relación:

  • Un componente conductual, que es visto como intentar cosas con la pareja y ser persistente en la cotidianidad, lo que va incrementando la dependencia entre los dos.
  • Un componente afectivo, que trata sobre el apego en la relación de pareja y el bienestar dentro de ella.
  • Un componente cognoscitivo, establecer metas a futuro en pareja.

QUINTA CLAVE

Hablar de ciertos temas es fundamental para vivir en pareja, nos sacan de dudas, nos dan mucho mayor estabilidad y podemos llegar a conocer mejor a nuestra pareja, tales temas serian: el dinero, los hijos, la intimidad, educación, fidelidad etc. ¿Por qué es importante tocar estos temas al inicio de la relación o ya que se tiene que re-establecer las reglas?

Por que así se evitan peleas, saben dónde están parados en cuanto a su relación, no hay sorpresas y pueden convivir de una forma más tranquila, es decir, les trae estabilidad saber todo lo que necesitan de ciertos temas.

SEXTA CLAVE

Poner a tu pareja como prioridad es fundamental para tener una buena relación y con priorizarse no significa renunciar a cualquier otra actividad o personas cercanas solamente por estar todo el tiempo en pareja.

Lo importante es que nunca se pierda la individualidad, para ser feliz y estar completo en pareja, cada uno tiene que tener su propio tiempo y espacio para hacer las cosas que disfrutan.

SÉPTIMA CLAVE

Existe una regla “5-1”, que habla sobre: “Las parejas felices que permanecen juntas tienen 5 momentos buenos, por 1 momento difícil”.

Dentro de las relaciones de pareja, los individuos pueden pasar por ciertos tipos de crisis normalmente y eso puede llevar a la insatisfacción relacional, no necesariamente por algo que esté sucediendo dentro de la pareja, si no, puede llegar a ser personal.

La aburrición en pareja nos pega de diferentes formas a cada uno, caer en la rutina puede ser muy común y puede estar relacionada a la insatisfacción, por ello, es importante saber diferenciarlo para poder trabajarlo.

Cada pareja tiene su propia percepción dentro de lo que es para cada uno la estabilidad, puede ser que para mi la estabilidad es saber que no me tengo que preocupar si mi pareja sale solo de viaje o si sale al antro, cuando para otras personas, su estabilidad se puede resumir en que no le falte nada económico. Por ello es importante que se platique y se lleguen a saber lo que para cada uno significa estar o ser estable.

OCTAVA CLAVE

Una de las principales claves para la estabilidad y la felicidad dentro de la relación de pareja es el compromiso, el compromiso genera un contexto donde los integrantes de la pareja pone sus expectativas y llegan a un acuerdo para una mejor convivencia y una construcción de pareja. Algo muy importante de estar en pareja es poder crecer juntos.

El compromiso puede ser algo cambiante a lo largo de los años, cada persona tiene su percepción sobre lo que es el compromiso y por ello, también es importante que se platique sobre esto.

NOVENA CLAVE

Considera esto…

  • Realicen actividades en común, cosas que los dos disfruten hacer, así seria un win-win.
  • Un estudio realizado por Arthur Aron (2000) dice que compartir al menos 7 minutos de alguna actividad en pareja aumenta la satisfacción en la relación. Todo mundo podemos hacer ese espacio en nuestra agenda para pasar tiempo en pareja.
  • Atiendan las necesidades del otro, no las dejen fuera. Pregunta qué es lo que necesita de ti, en qué le puedes ayudar a sentirse mejor y sigan para adelante, no se claven en las mismas cosas.
  • Involucra a tu pareja en tu vida, platícale sobre tu día a día y pregúntale sobre el suyo para poder sentirte bien con ella y conectarse.
  • Trata de entender en todo momento a tu pareja, de darte cuenta por qué está actuando como lo hace y qué puedes hacer para ayudarla.
  • Aceptar al otro sin querer cambiarlo, la palabra cambio es muy fuerte, si hay cosas que no te gustan o que te molestan de tu pareja dilas, pero de alguna forma en la que no lo vaya a tomar mal, que no lo sienta como agresión.
  • Usa la palabra “mejorar” en lugar de “cambiar”, por que la palabra cambio genera rechazo.
  • No tratar de siempre tener la razón, hay que escoger las batallas, cuando sabemos que no vale la pena pelear es mejor ceder para que se acabe la discusión. Debes tratar de ver las cosas desde el punto de vista de tu pareja y viceversa.
  • No hacerle la “ley del hielo” eso promueve la violencia en pareja y hay que evitarlo a toda costa. El antónimo del amor es la indiferencia, debemos tener cuidado con eso.
  • Si tienen algún descontento hacia el otro es súper importante que lo expresen y que se comuniquen de manera respetuosa y amable, para evitar que la discusión escale y se haga un problema mucho mayor.
  • Estar agradecido con el otro es un punto que trae estabilidad y hacer mas sana la relación, encuentra algún tiempo para poder decirle a tu pareja lo agradecido que estas con ella y cuanto la quieres.

Por Mtra. Loretta Nieto, psicóloga, terapeuta sexual y de pareja. IG: @twomindstherapist

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

3 preguntas para saber si tu relación de pareja sigue fuerte

Categorías
Salud

¿Qué anticonceptivo te conviene para después del parto?

¿Qué anticonceptivo te conviene para después del parto?

El periodo posparto es un momento delicado en elegir anticonceptivo, pues no todos son viables si estás en etapa de lactancia. Además, no es raro que una mujer que acaba de tener un bebé piense que mientras esté amamantando y no tenga regla, no existe la posibilidad de que quede embarazada, lo cual es un error, y algo muy alejado de la realidad.

¿Qué anticonceptivo te conviene para después del parto?

Si bien las recomendaciones pueden variar dependiendo del caso específico de cada mujer, los ginecólogos sugieren a la mujer abstinencia sexual durante los primeros 40 días posteriores al parto (cuarentena). Transcurrido ese periodo, de no existir contraindicaciones médicas, ése es el momento adecuado en donde puede volver a mantener relaciones sexuales.

La razón de esto es que la actividad de los ovarios puede iniciarse en cualquier momento. Por ejemplo, en las mujeres que optan por la lactancia artificial la ovulación se produce a los 42 días del parto, antes incluso de la primera regla –después de la sexta semana, aproximadamente–. Por ello, la prevención del embarazo debe empezar justo con la primera relación sexual.

Esto puede interesarte…

¿La vida sexual cambia después de tener hijos?

La cuarentena

De ahí que el uso de un método anticonceptivo durante el periodo posparto –llamado puerperio– sea vital si no planean tener otro hijo tan pronto. Aunque hoy en día, la mayoría de los métodos anticonceptivos son muy recomendables por su eficacia, cada mujer debe elegir, junto con su médico, el método más adecuado, así como realizarse las pruebas necesarias cuanto antes.

No es conveniente esperarse hasta la primera consulta posparto, al término de la cuarentena, sobre todo en el caso anteriormente mencionado, que la madre no dé pecho, porque las indicaciones sobre anticoncepción podría llegar demasiado tarde.

Como apunta el doctor Samuel Santoyo, ginecobstetra y Coordinador del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM): “Es conveniente recordar que las madres que van a lactar utilicen un método anticonceptivo solamente de progestina (progesterona), ya sea oral o inyectable, y que no contenga estrógenos”.

Además, sugiere que los métodos tanto inyectables como orales con progestina, no deben utilizarse por tiempo prolongado, y una vez que se suspenda la lactancia, la mujer puede cambiar a un método combinado, con estrógeno y progestina, ya sea oral, inyectable o mecánico.

Cuida mucho a tu bebé…

¡Bebé feliz, adulto sano!

Preservativo o condón

Consiste en una funda de látex que se coloca para recubrir completamente el pene en el momento del coito y que impide el paso de los espermatozoides a la vagina. Tienen un índice de eficacia anticonceptiva de 85%. Debe sujetarse cuando se retira el pene de la vagina, ya que puede derramarse semen. Existe una versión femenina de poliuretano que, sin embargo, es más costosa y difícil de colocar.

VENTAJAS

❖ Ampliamente disponible y económico.

❖ Protege contra infecciones de transmission sexual incluyendo el sida.

❖ Puede usarse en combinación con espermicidas para aumentar la efectividad.

❖ Cuando se utiliza correcta y sistemáticamente, aumenta su eficacia, pero nunca llega a ser tan alta como otros métodos.

DESVENTAJAS

❖ Exige la motivación del hombre y que éste sepa usarlo correctamente ya que su uso mal uso puede interferir en el acto sexual.

❖ Hay que utilizar un preservativo en cada coito.

❖ Aunque es algo raro, existe la posibilidad de irritación y reacciones alérgicas.

Métodos orales

Los anticonceptivos orales son píldoras con hormonas sintéticas similares a las femeninas, que impiden la ovulación, y su índice de eficacia se encuentra entre 99 y 99.7%. Para el periodo posterior al parto es recommendable ingerir anticonceptivos que, de preferencia, sólo contengan progestina; de ahí que cada mujer deba consultar a su médico para conocer cuál es el que más le conviene.

VENTAJAS

❖ Muy efectiva y fácil de usar.

❖ No interfiere con el acto sexual.

❖ Regulariza los ciclos menstruales.

❖ Protege contra el cáncer de ovario y endometrio en un 40%.

❖ Otro beneficio adicional es que protege contra la formación de quistes de ovario en un 78%.

❖ Preserva contra la Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI) en un 50%

❖ Evita un embarazo fuera de la matriz, o éctopico en un 90%

❖ Disminuye la cantidad y los días del sangrado menstrual en un 50%

❖ Alivia síntomas premenstruales y dolor menstrual.

DESVENTAJAS

❖ Se deben tomar a la misma hora, pues por su mecanismo de acción, no existe mucho rango de olvido.

❖ Puede producir efectos secundarios (dolor de cabeza, vómitos, náuseas, tensión

mamaria, aumento de peso), los cuales se presentan los dos primeros ciclos de uso y

desaparecen conforme la mujer se acostumbra a ellos.

❖ Requiere prescripción médica y control periódico, para prevenir ciertos efectos indeseables.

Mira cómo disfrutar más a tu hijo…

¿Cómo hacer que cada día sea el más feliz para ti y tu hijo?

Métodos mecánicos

Los métodos mecánicos son otra excelente opción, siempre y cuando contengan progestina. Uno de ellos es el dispositivo intrauterino (DIU), con cobre y plata, o la famosa T de cobre, aunque actualmente existe otro método definitivo con gran aceptación denominado endoceptivo, que es igual a un DIU pero tiene una cápsula de polidimetil siloxano, similar al plástico, que alberga progestina, la cual es secretada en forma constante dentro del útero.

La diferencia con el dispositivo de cobre y plata es que éste no provoca los molestos efectos secundarios del primero: sangrado durante muchos días –entre siete y ocho– y en abundante cantidad, además del dolor que produce durante la menstruación. El método endoceptivo es funcional por largos periodos: cinco años y con alta eficacia anticonceptiva, por arriba de 90%, siendo una excelente opción, y puede retirarse en cualquier momento que la mujer lo desee.

VENTAJAS DEL DIU

❖ Requiere chequeo anual.

❖ Protección continua y efectiva.

DESVENTAJAS

❖ Puede aumentar o disminuir el sangrado menstrual.

❖ Puede producir dolores menstruales.

❖ De existir alguna infección vaginal, las bacterias existentes pueden ascender a través de los hilos del DIU que quedan en la vagina, alcanzar las trompas y producir inflamación e infección de las mismas

VENTAJAS DEL MÉTODO ENDOCEPTIVO

❖ Su eficacia no depende del cumplimiento de la usuaria.

❖ Libera la hormona donde el cuerpo la necesita.

❖ Es de fácil inserción.

❖ Las mujeres sangran poco tiempo y en escasa cantidad.

❖ No les produce dolor alguno y es uno de los métodos de más largo plazo.

DESVENTAJAS

❖ Es más costoso que otros, aunque ya se está aplicando en las instituciones.

Implante subdérmico

Es un pequeño implante que, a través de una jeringa, se coloca en la parte interior

del brazo, entre el bíceps y el tríceps, su función es liberar progestina, por lo que

también puede ser una buena opción.

VENTAJAS

❖ Posee una eficacia anticonceptiva por arriba de 90%.

❖ Su duración es de hasta tres años, y puede retirarse en cualquier momento.

DESVENTAJAS

❖ La mujer puede dejar de menstruar.

❖ Sangrados intermenstruales.

❖ La aplicación de este tipo de método debe estar en manos de personal capacitado.

Anticonceptivos inyectables

Otra muy buena opción en cuanto a la anticoncepción posparto es la inyección intramuscular que, igual que con los anticonceptivos orales, se recomienda que contengan progestina exclusivamente. Dentro de este rubro hay dos que se recomiendan: uno es de aplicación trimestral: el acetato de medroxiprogesterona, y la otra opción, que se aplica bimensualmente, es el enantato de noretisterona. Dichas opciones son para mujeres que no desean tomar píldoras.

Ventajas

❖ Se coloca una vez al mes o una vez cada tres meses, según el medicamento.

❖ De fácil administración.

❖ De adecuado uso durante la lactancia.

❖ De alta eficacia y seguridad.

❖ No interfiere con el acto sexual.

Desventajas

❖ Sangrado entre reglas o incluso ausencia de la menstruación.

❖ Retraso en el retorno de la fecundidad aunque suspendas su administración.

❖ Efectos secundarios leves como aumento de peso, náuseas o dolores de cabeza.

Usar un método anticonconceptivo al concluir la cuarentena es importante, ya que debes darle a tu cuerpo al menos un año para reponerse y estar listo para tener otro bebé.

¿Qué método anticonceptivo prefieres?

Foto: Getty Images

Mira cómo cuidar tu corazón…

9 tips para cuidar la salud de tu corazón

Categorías
Padres e Hijos

¿Estás enseñando a tu hijo a conectar con sus emociones (o a ignorarlas)?

El mensaje acerca de las emociones que tu hijo está recibiendo de ti importa mucho para que él sepa construir (o no) una buena relación consigo mismo. Descubre la forma como estás enseñando a tu hijo a conectar con su emociones.

La experta en inteligencia emocional, Eli Martinez explica en su libro Crea una vida a tu medida, que los padres tienen los siguientes estilos a la hora de educar las emociones de sus hijos.

Estilos de enseñar a tu hijo a conectar con sus emociones

¿Cuál es el tuyo?

Despreciativo. Los niños aprenden que no está bien sentir, que las emociones son inválidas o inapropiadas: ¡no seas un chillón! ¡eres un berrinchudo feo!

Condenatorio. Lo mismo que el anterior, pero el niño asimila también la idea de que él está mal, que hay algo malo en él por sentir, por lo que empieza a experimentar culpa y vergüenza frente a sus emociones, tanto positivas como negativas. ¡Y las esconde!

No intervencionista. Los padres aceptan a sus hijos de modo incondicional pero no ponen límites a su emociones destructivas; el niño se vuelve ingobernable. Por ello es importante que los padres sepan contener las emociones de sus hijos; siempre busca ayudarlo a reconocer sus emociones hablándole de las tuyas y a expresarlas de manera positiva: si estás enojada diciendo por qué, por ejemplo, sin agresión o violentarte.

Competente. Se genera un clima de comunicación, asertividad y empatía, hay una clara expresión emocional, contención, seguridad y confianza entre papás e hijos. Se crea una intimidad emocional, por lo tanto, el niño aprende que está bien expresar sus emociones, siempre con ecuanimidad y cuidando su propio bienestar emocional.

¡Cuál es tu estilo? Asegúrate de que tu hijo esté aprendiendo una sana expresión de sus emociones, así como a reconocerlas y a aceptarlas aunque sean negativas,
por que son parte de su humanidad.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Alegre, triste, enojado…¡Enséñale a reconocer sus emociones!

Categorías
Ser Pareja

Si fortalecer su relación quieren, ¡váyanse a un retiro en pareja!

Sirve para una revisión, retomar la relación, volverle a poner energía, interés y gusto. Estos son 13 grandes motivos que los harán vivir un retiro de pareja; el primero, es un espacio que les dará un nuevo impulso y para fortalecer su relación de pareja. 

¿Para qué irse a un retiro en pareja?

Si están sintiendo que su relación de pareja está fría, andan distantes, pelean con más frecuencia o, simplemente quieren fortalecerla aún más, un retiro de pareja los puede ayudar mucho. El servicio lo dan grupos de apoyo psicólogico especial para parejas; lo realizan a distintos destinos y puedes pagarlo por plazos. Así que, incluso puede ser un plan para una escapada de fin de semana, sin los niños.

Es preventivo de una situación que podría salirse de las manos y que podría llegar a la psicoterapia. O cuando se vive una etapa de cambios por un proceso natural en la evolución de la relación de pareja: llegó el primer hijo, llegó el segundo, o los chicos están en la adolescencia.

13 grandes motivos

  1. Un retiro de pareja es un alto en el camino para retomar fuerza, alimentarse, descansar, redefinir estrategias y luego, seguir adelante.
  2. Se hace una revisión de la historia de la pareja para saber cómo va: cómo se conocieron, por qué decidieron estar juntos, cómo les ha ido en el camino desde que empezaron, si están satisfechos o no… Se recogen los aprendizajes del pasado vivido. Es un recuento para llegar al presente con todo lo que han aprendido en el camino.
  3. Se analiza el presente que están viviendo: quiénes son ahora, cuál es su actual forma de pensar, sus valores en este momento, qué necesitan ajustar en su comunicación, personalidad y sexualidad –que son los tres grandes ejes del éxito de una relación de pareja–, qué tanto ajustan o desajustan como pareja, actualmente.
  4. Experimentan una convivencia grupal en charlas teóricas (aunque luego hacen ejercicios individuales de reflexión) que los beneficia porque se crea una comunidad de aprendizaje, la cual los ayuda a darse cuenta de que no están solos, que otras parejas están viviendo lo mismo, por lo que pueden compartir vivencias y formas de solución.
  5. Se crea un ambiente de mucha confianza entre las parejas asistentes porque todas están ahí por el mismo objetivo: impulsar su relación. Llegan como desconocidos, pero tras compartir un tema, consejos y experiencias crean incluso profundas amistades.
  6. Las parejas acuden para tener un tiempo para ellas y lo obtienen; se dan la oportunidad de saber cómo le está yendo al otro en lo personal y en el proyecto familiar, si está satisfecho, si cree que van por el mismo rumbo, los mismos objetivos y metas, si se siente cómodo y contento en la relación o si le gusta estar con su compañero.
  7. Las parejas logran retomar su complicidad y amistad; hacen equipo. Tal parece que a veces no se percatan de que su pareja es el socio más importante de su vida y de proyecto en común que es la familia. Algunos matrimonos luchan por tener el poder y por imponer su voluntad; no trabajan el concepto de equipo. Es básico aprender a esforzarse en conjunto, a comunicarse en pareja, en pro de un bien común.
  8. Se plantean un proyecto de vida, un futuro juntos: “qué vamos a hacer de aquí en adelante, durante el tiempo que estemos vivos”. Aprenden a plantearse metas para ellos y su familia: “¿a dónde vamos, hacia dónde vamos a caminar?”.
  9. Se vuelven a enamorar de su idea original de cuando se casaron. Se dan cuenta de que la persona que eligieron sigue ahí y que su sueño aún no está perdido; eso les da mucha vitalidad, los entusiama. Revaloran sus recursos y aprendizajes, sus avances logrados en pareja y en lo individual, lo que cada uno ha hecho para que ese proyecto de pareja siga vigente.
  10. Aprenden técnicas de comunicación parar llegar a acuerdos, negociar, ser empáticos, asertivos, expresar sus emociones y lograr intimidad, que significa conocer lo que está pasando dentro de cada uno; cuando lo saben, hay una conexión más profunda.
  11. Se realiza un perfil de la personalidad de cada uno, con el fin de saber cómo son, empatar personalidades e identificar cuál es la forma más adecuada de tratarse el uno al otro para sacar lo mejor de cada uno.
  12. Se busca la conexión sexual mediante ejercicios de sensibilización con musicoterapia, en los que la pareja da rienda suelta a la expresión de su
    sexualidad a nivel emocional y físico.
  13. Las parejas consiguen reconocer que ellas son el sostén de la sociedad, la base de la familia, por lo cual, necesitan mirarse con respeto y admiración, por todo lo que se esfuerzan en construir un espacio positivo y nutriente para sus hijos y ellos mismos.

Muchas parejas se quedan con la foto de la boda; no se dan cuenta de que al paso del tiempo cada uno cambia, no son los mismos; el tiempo ha transcurrido y cada uno ha aprendido, ganado y perdido experiencias. Por ello, necesitan una reconexión.

Fuente: Leticia Sánchez, maestra en desarrollo humano y psicoterapia familiar sistémica.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

3 preguntas para saber si tu relación de pareja sigue fuerte

 

Categorías
Especiales

12 estrategias que hacen que tu hijo entienda con un «buen regaño»

De un lado de la moneda está el castigo y del otro, el refuerzo positivo. Los niños suelen responder mucho mejor a esta segunda alternativa. Pero necesitas aprender algunas estrategias para que tu hijo entienda. 

La idea es estimular las conductas contrarias a la mala acción, de tal manera que al ser mucho más frecuentes y habituales, neutralicen las incorrectas. Esto aplica sobre todo a cuestiones recurrentes: si tu niño miente de forma regular y dice que se lavó los dientes cuando en realidad no lo ha hecho (o insiste en no levantar los juguetes que usó), la táctica consiste en aplaudirle, reconocerlo y premiarlo cuando sí lo haga; ¡funciona estupendamente!

HAZLO DESDE EL CORAZÓN

  1. Habla con él en un tono firme pero tranquilo, en un momento en el cual ambos estén en calma.
  2. En la charla, necesitas dejar claros los límites que no debe rebasar y las consecuencias de hacerlo. Sé constante al aplicarlos y procura que tanto tú como tu pareja estén de acuerdo.
  3. Las consecuencias no consisten en castigar a tu hijo o en hacerlo sufrir, sino en que remedie su “mala acción”. Debe saber que todo acto implica una consecuencia positiva  o negativa.
  4. Con los más grandecitos, las consecuencias pueden ser previamente negociadas para que se comprometan más y sepan que son tomados en cuenta en la familia.
  5. Hazle saber que no lo regañas por lo que es, sino por lo que hace; no le pongas ningún adjetivo calificativo negativo, evita etiquetarlo (ve a la página 46, encontrás los tips para lograrlo).
  6. Confía en su capacidad para lidiar con las adversidades. Recuérdale que siempre estarás a su lado en las dificultades.
  7. Déjale claro que lo amas incondicionalmente, haga lo que haga, pero que tú eres el adulto responsable de cuidarlo y educarlo.
  8. No pierdas de vista que estás formando a un ser humano que requiere no sólo que le digas lo que no debe hacer, sino cómo hacerlo mejor de forma positiva.
  9. Se vale decir: “Esto no fue correcto, pero no sé cuál será tu consecuencia. La pensaré y te digo en una hora”. Date tiempo para calmarte.
  10. Ten en mente que todo castigo requiere una explicación para que tu niño entienda su error; también debe implicar un esfuerzo, una lección y una reparación del daño.
  11. Nunca lo humilles, amenaces o dañes con palabras o golpes, aún cuando tenga un mal comportamiento.
  12. Mantén la calma, respira, aplica el regaño y termina con un abrazo y un “te amo”.

ESTE ARTÍCULO SALIÓ PUBLICADO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE PADRES E HIJOS EN ABRIL DE 2019, FUE REDACTADO POR JESSICA LÓPEZ CERVANTES.

Categorías
Especiales

Límites para dos, ponle fin a la rivalidad entre hermanos

Tus hijos compiten por todo: quién tiene más papas fritas en su plato, a quién le dieron el mejor regalo, a quién ama más el perro… su rivalidad es desesperante para ti, así que quizá te preguntas «¿toda la vida será así, ¡qué puedo hacer!?

Algo necesitas saber: su rivalidad es por ti. A lo mejor no te habías dado cuenta de que eres parte de la ecuación, pero es así casi siempre: el fin oculto de la rivalidad entre hermanos y de sus peleas es conseguir que des la razón a uno, quieren ser tu favorito.

Por eso, tu respuesta ante este sentimiento es fundamental justo ahora que están creciendo, pues si bien siempre sentirán tal rivalidad (hasta cuando sean adultos, porque es biológica, es decir, pelean por su territorio, que eres tú), si sabes ponerles límites desde ahora, ellos sabrán manejar este sentimiento y sobre todo, aprender de él, sacar lo mejor de él.

¿Cómo encauzar esta rivalidad?

Un ejemplo: Vas al cuarto de tu hijo mayor, ves al menor llorando, y al grandecito abrazando su juguete: «No me deja jugar, siempre quiere mis juguetes», dice el mayor.

¿Cómo reaccionar a la situación para no crecer la rivalidad, sino que aprendan lo que no deben hacer?

Al grande podrías decirle: «Sé que es duro querer jugar solo y que no te dejen; a lo mejor podrías irte en lugar de pegar».

Y al pequeño: «Comprendo tu deseo por jugar con tu hermano, pero si dice que no, debes hacerle caso».

Hay una premisa en cualquier situación de rivalidad: hay suficiente para todos. Si les transmites que hay suficiente para todos (suficiente amor, sobre todo), harás la rivalidad más llevadera. Dales seguridad evitando compararlos o tomando partido por uno u otro, atendiendo a cada uno en sus necesidades, mostrando que los aceptas en sus diferencias.

¿Están peleando?

No puedes desaparecer para que no se peleen, tampoco dividirte ni siquiera puedes ni debes tratarlos por igual, puesto que son diferentes. Pero puedes responder a su rivalidad de forma que su conflicto les sirva para crecer y aprender. ¿Cómo?

  1. Ponte en calma. Porque, de lo contrario, se puede despertar, a su vez, toda tu agresividad. Y si respondes con gran enfado, sólo avivarás el fuego entre ellos.
  2. Separa a los niños. Hace falta cierta distancia, física y emocional, para afrontar la situación.
  3. Siéntate con ellos. Asume una actitud, no de juez, sino de observador, sin tomar partido por ninguno de tus hijos ni intentar encontrar culpables.
  4. Mostrar comprensión hacia ambos y dejar que asuman su responsabilidad: qué hiciste uno y qué hizo el otro hermano. Ayudánlos a encontrar su parte en el conflicto.

¿Qué no funciona?

  • Buscar al culpables. Aunque lo intentes con imparcialidad, es inútil. Si entras en esa dinámica («a ver, quién empezó, qué hiciste tú, y tú cómo respondiste»), sólo conseguirás que intensifiquen sus peleas, ¡con la esperanza de ser elegidos inocentes!
  • Tomar partido. Es como echar leña al fuego y una fuente de injusticias. Porque, además, en el fondo jamás sabrás quién empezó y qué pasó. A lo mejor quien llora es el pequeño, pero quizá inició provocando con un gesto sutil, sabedor de que cuando grita acudes y regañas a su hermano. O al contrario. Tal vez el mayor provocó al menor con serenas y calculadas palabras («no jugaré jamás contigo»), y éste, que aún no sabe controlarse, pegó.
  • No funciona negar o inhibir la agresividad. Nuestra cultura reprime la agresividad, pero negarla o prohibirla sólo la alimenta.

Tips prácticos 

  • Deja que expresen sus sentimientos.
  • Si insisten en reclamar tu atención cada vez que se pelean, debes decirles que dejen de molestarte por tonterías.
  • Concéntrate en la solución y no en los detalles. Evita preguntas del tipo «¿por qué has pellizcado a tu hermano?».
  • Averigua por tu cuenta qué puede estar originando conflictos y establece la solución más conveniente para ambos niños.
  • Ignora los chismes. Lo mejor en esos casos es decirles: «Siento mucho que te lleves tan mal con tu hermano «.
  • Nunca les grites cuando se pelean; ni los castigues.
  • Tampoco le pongas etiquetas al niño de «peleonero», «diablito»…
  • Enséñales el valor de las palabras y que con ellas se pueden expresar los sentimientos y la ternura, pero también, producir mucho daño.
  • En el caso de niños excesivamente agresivos, toma nota de sus manifestaciones violentas para averiguar qué las provocó y encontrar el modo de evitarlas.
  • Enseña a tus hijos a permanecer en calma ante una provocación.
  • Felicítalos cuando cooperan entre ellos, jueguen y se lleven bien.