Categorías
Así Crece

10 frases de psicología positiva para tu hijo

10 frases de psicología positiva para tu hijo

Los niños aprenden lo que ven y si eres capaz de transmitirles una visión positiva de la vida, ellos tendrán una mejor estabilidad emocional.

10 frases de psicología positiva para tu hijo

Como papá o mamá, siempre buscas dar lo mejor a tu hijo, para que se encuentre bien, enfócate en lo que quieres con tu pequeño ¡y logra un cambio!

Apoya a tu hija así…

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

  1. Eres único, especial, diferente e increíble.
  2. Tu buen humor (o la característica más sobresaliente de tu hijo) es tu mayor fortaleza.
  3. Vale la pena luchar por lo que quieres.
  4. Disfruta hoy, no pienses demasiado en el pasado y tampoco exageres pensando en el futuro.
  5. Elige tus batallas.
  6. Todo tiene una solución.
  7. Inténtalo sin miedo.
  8. Si algo no te encanta de ti, atrévete a cambiar, puedes ser más audaz si te lo propones.
  9. Déjalo ir, si algo te hace daño o ese amigo no es como tú creías…
  10. Nunca es tarde para decirle a alguien que lo quieres.

¡Educar en positivo, es posible!

Foto: Getty Images

Mira cómo tener más paciencia…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Los niños aprenden lo que ven y si eres capaz de transmitirles una visión positiva de la vida, ellos tendrán una mejor estabilidad emocional.

 

Categorías
Así Crece

¿Qué hago con mi adolescente rebelde?

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? Seguro es una pregunta que te has hecho una y mil veces…

¿Cuántos años de diferencia le llevas a tu hijo? Toma en cuenta que la diferencia generacional es importante y una de las causas que genera más conflictos entre adolescentes y papás.

¿Por qué se ha vuelto tan rebelde?

Hace apenas un par de años podías platicar con tu hijo con total libertad, veían películas juntos, te acompañaba al súper, te ayudaba a hacer labores del hogar sin rezongar, era dulce y amoroso contigo, pero, ¿qué pasó? La respuesta es muy simple: ahora necesita autoafirmarse. Tu hijo quiere demostrar que puede elegir qué hacer y qué no, que se respete su opinión.

La rebeldía de tu hijo es señal de que ha empezado a ser independiente.

Cuando tu hijo te reta, crea una especie de juego en el cual lo único que quiere es medir hasta dónde puede llegar. Ojo, por más que te rete, en el fondo, necesita tu ayuda y que lo orientes a tomar la mejor decisión.

La adolescencia es una etapa en la que papás e hijos pelean mucho, ¿te pasa?

¿Qué piensa un adolescente?

  • Que ya no es un niño 
  • Cree que ya es grande
  • Piensa que puede mandarse solo
  • Que no necesita el consejo de nadie

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? ¿Qué necesita mi adolescente de mí?

En la adolescencia, la comunicación entre papás e hijos es limitada, ¿la razón? Nadie quiere ceder. Entonces, ¿qué hago con mi adolescente rebelde?

Primero, debes entender que si tu hijo se comporta como un rebelde insoportable es porque está atravesando por un mar de emociones y NO sabe qué hacer con ellas ni cómo comunicarlas.

Segundo, tu hijo lo que desea es ser independiente, ¿recuerdas como te sentías tú? ¿Por todo lo que pasaste en la adolescencia? Los jóvenes se vuelven “rebeldes” porque quieren ir en contra de las personas que son la autoridad. Tu adolescente necesita de ti…

Comprensión

Validación de sus sentimientos

NO quiere sermones, ni consejos, necesita que lo escuches

Se empático para que te permita entrar a su vida

Comunicarte con tu hijo, va más allá de las palabras, abrázalo, sonríe, hazle su platillo favorito, dile una palabra cálida, un te amo le hará sentir tu apoyo y amor

Busca formas creativas de comunicarte con tu hijo, quizá por medio de frases de su película favorita, juega videojuegos con él, haz algo que a él le guste

No insistas en que tienes la razón o la última palabra

No generes más frustración en tu hijo

Por más que te enfurezca, no le digas groserías y mucho menos, lo golpees

Evita ponerte al tú por tú, lo único que ganarás es que tu hijo siga haciendo o haga más actividades que a ti no te gustan

No llegues a la confrontación, ambos saldrán lastimados

Ármate de paciencia

Antes de gritarle a tu hijo, cierra los ojos y cuenta hasta 10, 15, la cantidad que sea necesaria

Tu hijo debe entender que necesita de una negociación en donde podrá exponer sus opiniones y deseos

No impongas actividades con autoritarismo, explícale el por qué de las cosas

Tu hijo no debe tenerte miedo, debe sentir por ti respeto y amor

Debes entender que tu hijo necesita espacio

Pon límites sin ser asfixiante

No le castigues las cosas que más «le duelen» como su celular, mejor haz que realice otras actividades como ayudar a lavar los platos o hacerse cargo de la mascota, una vez que acabe esas actividades, podrá usar el celular

Nunca permitas que te falte al respeto, dile que te lastima cada vez que hace esa acción y que entre la familia siempre debe haber respeto

No dejes que caiga en adicciones. Debes estar muy pendiente de las actividades que hace tu hijo, si percibes algo sospechoso, que cambia de actitud, que no come, que siempre trae ropa de manga larga o cuello alto, siempre viste de cierta forma o empieza a ocultarte cosas, ¡pon atención es un foco rojo!

Realiza actividades en familia tomando en cuenta lo que más le gusta a tu hijo

Propónle a tu hijo que sugiera las actividades del fin de semana

Conoce a sus amigos, debes estar muy pendiente de las personas más cercanas de tu hijo, de ser posible, conoce a los papás, hermanos de estos chicos…

Deja que tu hijo invite a sus amigos a tu casa y convive con ellos, te darás una idea de cómo son y en qué pasos puede andar metido tu hijo

No seas un papá o mamá posesivo, debes tener en mente que tu hijo no te pertenece

¿Qué hago si mi hijo todo el tiempo está pegado al celular o a la computadora?

Cada día te preguntas, ¿ahora qué hago con mi adolescente rebelde? Quizá recuerdes con nostalgia que “antes” jugabas más, hacías actividades al aire libre, tenías  horarios específicos para ver la televisión, te ponías a leer, a colorear, a armar un rompecabezas… Sí, eso fue “antes”, lo primero que debes hacer para vivir la adolescencia de tu hijo más feliz, es aceptar que el tiempo ha cambiado, que tu hijo hace cosas propias de su generación y del tiempo en el que le tocó vivir. Piensa que tú pusiste en sus manos ese dispositivo electrónico, y también debes ponerle ciertos límites, quizá de horarios, que para dormir debe dejar el celular en tu cuarto, que de vez en cuando revisarás sus conversaciones para ver que todo esté en orden, no es que no confíes en él, pero debe entender que hasta que sea mayor de edad, tú estás a cargo de su seguridad.

No sufras la adolescencia de tu hijo, es una etapa en donde necesita mucho de tu amor y comprensión.

¿Cuántos años tiene tu hijo?

Échale un ojo…

Ayuda a tu hijo adolescente con las redes sociales

 

Categorías
Padres e Hijos

¿Qué duele más a un niño: el abandono de papá, o mamá?

Suponemos que el abandono de una madre sucede menos y el dolor de un hijo al perderla sería mayor con relación a la ausencia del padre, sin embargo, cualquiera de los dos vínculos y/o pérdidas pueden ser igualmente dolorosas. Por ello, frente al abandono de papá, o de mamá, lo importante es saber orientar al niño para transitar bien por esta pérdida. 

Una de las circunstancias que más tememos los seres humanos es la pérdida del amor de alguien,  puede ser equiparado con el miedo a la muerte y para los niños tiene que ver con la pérdida del amor de quien los cuida, es decir, sin ese amor no habría cuidados ni alimentos, eso significaría la muerte, de ahí la importancia y significado que los niños dan a sus padres; existen, sobreviven, se reconocen y comprueban su existencia gracias a ellos, sus cuidadores principales.

En este sentido, perder cualquiera de los dos vínculos puede ser igualmente doloroso para un niño. Un buen padre puede desarrollar un gran vínculo con sus hijos, al igual que una madre podría abandonarlos. La pérdida del ser querido genera dolor, no importa si fue el padre o la madre, la diferencia en cómo se enfrenta ese dolor, dependerá de cómo lo maneje la persona que quedó al cuidado del niño.

Cómo ayudar a un niño frente al abandono de papá, o mamá

  • Primero que nada, necesitas entender que está pasando por un momento doloroso, negar el dolor sólo empeora las cosas, distorsiona la realidad y, por lo tanto, la oportunidad para afrontar el problema.
  • El dolor es una reacción a la pérdida, el duelo es cómo se procesa ese dolor.
  • Negar lo que está pasando no sirve, impide llegar al duelo, solamente genera aislamiento y soledad.
  • Al aceptar el dolor, podrás entender el de tu hijo, habla con él, permítele que exprese lo que siente, compártele que a ti también te está doliendo; hablar de ello da la oportunidad de acercarse, compartir, empatizar y por lo tanto crecer. Ya perdieron un padre o madre, que no sientan que te pierden también.
  • No le digas mentiras ni inventes fantasías, no generes falsas esperanzas, la realidad, aunque sea dolorosa, le ayuda a enfrentar los problemas, no le digas “pronto volverá” “se fue de viaje”,
  • Por último, ¡BUSCA AYUDA! La terapia es la mejor manera de comprender lo que está pasando y poder ayudar a tu hijo, el abandono es un suceso muy doloroso para toda la familia y necesita ser tratado de manera profesional.

Por Psic. Iskra Salcido Valle, psicoterapéuta. Presidenta de la asociación de Egresados de psicología de la Universidad Iberoamericana. iskrasalcidovalle@hotmail.com

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Cómo aceptar la pérdida de un ser querido

 

Categorías
Padres e Hijos

5 demostraciones de amor hacia tu hijo

5 demostraciones de amor hacia tu hijo

En dar y recibir amor, los papás son los primeros maestros. ¿Están listos para hacer un buen papel?

Estos consejos te ayudarán a conectarte con tu hijo…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

5 demostraciones de amor hacia tu hijo

Pocos papás saben expresar su sentir más allá de unas cuantas maneras típicas: comprando regalos costosos, pagando colegiaturas excesivas o vistiendo con ropa de «marca». Pero no es solo falta de imaginación, también se adolece de una educación que muestre a los papás los caminos adecuados para liberar el amor maternal de una forma saludable y enriquecedora. Aquí te dejamos algunas ideas.

1. Escúchalo

Suspende lo que estás haciendo y presta atención a lo que te platica tu pequeño. Además de hacerlo sentir atendido le permitirás entrenar sus habilidades de comunicación, las cuales impulsarán sus relaciones en el futuro.

2. Léele 

Son muchos los beneficios para los niños cuyos padres leen con ellos: adquieren mayor vocabulario, desarrollan más su imaginación y comentan uno de los hábitos determinantes para un buen desempeño escolar: el de la lectura. Pero todas esas ventajas con pocas en comparación con la cercanía emocional que se producirá entre ustedes cada vez que lean.

3. Acompáñalo 

Evita faltar a los eventos escolares o deportivos en los que tenga alguna participación; ninguna presencia le dará más confianza que la tuya para hacer su mejor papel.

4. Acéptalo 

No caigas en la tentación de exigirle a tu pequeño virtudes que observas en otros. Si lo comparas o reprendes por no lucir, actuar, pensar o sentir como los demás, estarás negándole su derecho a ser diferente, y lo harás sentirse inadecuado, inseguro e infeliz. Al contrario, ¡ayúdalo a descubriré sus cualidades y habilidades y a que estas florezcan!

5. Cumple

Las promesas que no se cumplen lastiman el corazón y acaban con la confianza. En cambio, las que sí se materializan construyen optimismo y respeto. Si un día ofreces algo que no puedes dar en determinado plazo, renegocia este acuerdo de modo que tu hijo sepa qué pasó y cuándo puede contar con lo prometido. Si tienes una nueva oportunidad para cumplir tu palabra, le estarás dando un ejemplo de honestidad,respeto y consideración ante los demás.

Tu eres el ejemplo de amor más grande para tu hijo, procura que sea positivo.

¿De qué forma le demuestras tu amor a tu hijo?

Foto: Getty Images

Mira cómo ayudar a tu hija a tener más confianza…

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

Categorías
Padres e Hijos

3 falsas creencias en la crianza de los hijos

¿Alguna vez te has descubierto con el pensamiento de que tienes un niño malo porque es desobediente, berrinchudo, chantajista, grosero? La especialista Teresa García, psicoterapeuta en su libro No hay niño malo nos invita a reflexionar en este tema, pues nos cuenta que la mayoría de las personas se dejan llevar por falsas creencias en la crianza de los hijos acerca de cómo debe ser un niño y de cómo debe ser educado.

Creencias en la crianza de los hijos

Claro que amo a mi hijo, le doy todo. Los patrones más frecuentes entre los padres para hacer sentir a su hijo querido es decirle te quiero, abrazarlo y besarlo o, regalarle cosas, pero no son las mejores formas.

La verdad: Ellos se sienten queridos cuando están contigo, escuchas su plática o historias, compartes sus juegos, sobre todo, cuando conectas con lo que sienten: “Veo que estás preocupado, asustado, ¿quieres platicarme?”. El amor se siente y los pequeños son totalmente sensoriales; ellos tienen sus emociones a flor de piel, justamente por ello muchas veces reaccionan tan intensamente.

Lo que necesitan de sus padres es que estén con ellos durante su emoción: cuando están enojados, tristes, alegres; ellos no entienden su sentir, solo lo sienten, por lo que requieren de un adulto que les diga qué es eso que están viviendo.

Tu papel es… nombrar la emoción: “oye, sé que estás enojado, está bien, tienes todo el derecho a sentirte así”.

Se portan mal para llamar la atención, manipular o hacernos enojar. Creemos que cuando un niño hace un berrinche o comete una falta de respeto es porque quiere imponernos su voluntad y solemos reaccionar con un regaño, gritos o un castigo; o simplemente lo ignoramos “hasta que se cansa”. Tras esta conducta hay una carencia.

La verdad: Los niños reaccionan con las emociones desbordadas porque no las saben manejar, por lo tanto, su reacción es un impulso. Ellos necesitan de sus padres empatía, por ello es esencial que estos se pregunten qué le está pasando realmente al niño; en el instante, lo que importa es identificar lo que él está sintiendo, después será posible hablar de su reacción y de lo que esta hizo sentir a los demás.

Tu papel es… redirigir su conducta impulsiva, no sus emociones: “entiendo que estás enojado, pero no puedes aventar los objetos, mejor vamos a rugir como leones, o tengamos una guerra de almohadazos”.

Si no lo castigo, me va a tomar la medida. La idea de controlar la conducta de los hijos para cuidarlos bien y hacerlos chicos de bien conduce a sobrevalorar la obediencia, cuando lo importante es formar personitas seguras de sí mismas. Entonces, se trata de ayudarlos a desarrollar conexiones neuronales que les vayan permitiendo tomar mejores decisiones, lo cual significa que se les debe permitir practicar.

La verdad: Un niño que controla a su padres habla de unos papás inconsistentes; quizá, caen continuamente en darle lo que pide de mala forma para que se calme, lo cual le enseña que puede hacer lo que quiera.

Tu papel es… enseñarle que siempre habrá consecuencias y límites, a través de la negociación y dejándolo tomar decisiones controladas por ti. Por ejemplo, no vas a negociar si el niño se lava o no los dientes, pero sí con cuál de los cepillos se los lava. Ante las opciones, ellos perciben que pueden decidir, esto los hace responsables de sí mismos.

Tere García argumenta que la educación de los pequeños debería partir de su comprensión, así como de un constante trabajo de autoanálisis por parte de los padres para determinar los mejores modos de criar a su hijo, pues cada niño tiene un modo muy particular de ser. En este sentido, cada padre debe conocer a fondo a su hijo con el fin de poder acompañarlo en su crecimiento.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

9 errores comunes de crianza

Categorías
Ser Familia

9 errores comunes de crianza

9 errores comunes de crianza

Ser papá y mamá no es fácil, pero con estos consejos, disfruta más de tu maternidad y paternidad para vivir en una familia feliz, llena de respeto y mucho amor.

9 errores comunes de crianza

1. Consentir en exceso

Si le resuelves todo, sólo le quitas la oportunidad de aprender por sí mismo, puedes volverlo intolerante y probablemente se deprima en la adolescencia, ya que el mundo real no le dará todo lo que pide.

2. Dar un mal ejemplo

No es válido pedirle a tu hijo autocontrol, si vas en el tráfico gritándole a los demás o peleándote por el paso. Sé congruente y más consciente de tus acciones, en especial, las que realizas enfrente de él.

3. Creer que es un niño perfecto

Asumirlo generará que él crea que todas sus acciones y actitudes son buenas y que merece todo, puedes hacerlo arrogante e irresponsable. Es mejor que sepa que todos tenemos errores y defectos.

4. Querer ser su mejor amigo

Si le permites todo por ser “buena onda”, puedes llevarlo a un comportamiento no deseado cuando crezca. Piensa en que tú eres la mamá o papá y debes enseñarle a ser responsable.

5. Desautorizarte

Si uno le pone ciertos límites o castigos al niño y el otro no los respeta, se aprovechará de estas discrepancias y crecerá haciendo lo que quiera. Tengan una buena comunicación como pareja al momento de educar.

Mira cómo impulsar la autoestima de tu hija…

5 frases que debes decirle a tu hija todos los días

6. Sobreprotección

Deja a tu hijo ser niño; equivocarse, jugar, caerse, lastimarse, levantarse y curarse. Enséñale que toda causa tiene un efecto para que esté consciente de sus acciones, si no, será dependiente e inseguro.

7. Castigar

Si le aplicas un castigo y se lo levantas (no permites que lo cumpla), generarás que el niño note cierta incongruencia en la autoridad y entonces no entienda que ciertas cosas que hace son incorrectas.

8. Elogiarlo por todo

Es normal sentirte orgulloso, pero creer que cualquier cosa que hace es extraordinaria y que ningún otro niño lo hace, no es muy bueno, sólo harás que cuando cometa un error, se vaya al otro extremo, ¡pensará que es el peor!

9. Compararlo

Si le dices “debes portarte mejor, así como… ” o “deberías de aprender de tu hermano”, el niño se percibe como “malo”. Estas frases impactan negativamente en él; lo hacen sentir no querido, además, generan celos y envidia.

Tú eres el ejemplo de tu hijo, ¿cómo quieres que sea en un futuro?

¿Has incurrido en alguna de estas situaciones?

TEXTO: Arturo Rosas, psicólogo clínico de NEUROingenia

Foto: Getty Images

Mira cómo ser una mamá «mala»

12 tips para ser la mamá más mala del mundo

Categorías
Padres e Hijos

5 emociones que papá tiene después del nacimiento de su bebé

Papá también está pasando por un cambio en su vida personal que lo lleva a vivir emociones profundas; tener un hijo es toda una experiencia de vida, por esto, suele experimentar muchas emociones, bonitas y encontradas, tras el nacimiento de su bebé.

Ahora, papá no solo se sabe responsable de un ser pequeño y vulnerable, también, el amor que le tiene a su pareja le hace sentir preocupación por el bienestar de ella y la necesidad de proteger a su familia y descendencia. Por esto…

Tras el nacimiento de su bebé, suele sentirse…

Paternal

Quizá ahora solo quiera quedarse con su familia, es normal. Los hombres disminuyen sus niveles de testosterona en esta etapa, por lo que son menos agresivos y más sensibles. Quieres estar seguro de que ellos están bien y quieres protegerlos. Sí, tienes mucho trabajo, pero sin duda tu cabeza puede estar sólo en que tu bebé esté sano y bien. Si te es posible, no dudes en pedir la licencia paternal en tu trabajo.

Admiración

No deja de sorprenderte lo que el cuerpo femenino es capaz de hacer. Si presenciaste el parto de tu bebé, con mayor razón sentirás una gran admiración hacia tu pareja, lo cual es maravilloso porque eso profundiza su vínculo emocional y los fortalece como pareja frente a su nuevo papel como papás.

Celos

Llegará un momento es que extrañes a tu  pareja y ella sienta que en este momento sólo tiene tiempo para atender al bebé; o puede ser incluso que sientas celos de la cercanía emocional que ella tiene con su bebé. Como sea, debes comprenderte y ser paciente contigo mismo; no eres malo por ello.

Sin embargo, es necesario que te acerques a tu pareja y le cuentes tu sentir, que no lo guardes porque se podría convertir en resentimiento. Si en este momento no quieres molestar a tu pareja,  hazlo con algún amigo que haya pasado ya por el nacimiento de su bebé.

Excluido

La mayoría de los padres se sienten fuera del vínculo mamá-hijo; esta relación es muy natural, recuerda que ella lo llevó dentro de su pancita nueve meses y el bebé prácticamente ya la conoce. Además, para el bebé ella es su mayor fuente de sobrevivencia pues ella es quien lo alimenta.

A ti te está reconociendo. Y justo por esto ahora más que siempre necesitas vincularte con tu bebé y lejos de tomar una actitud indiferente a causa de este sentimiento de exclusión, acércate  tanto a tu pareja como a tu bebé. Involúcrate. Si tu pareja no te involucra, pídeselo. Explícale tus razones y lo importante que es para el bebé que los tenga a ambos.

Azoro

Muchos aspectos cambian en tu vida al convertirte en papá. Empezando porque desde ahora serás responsable del bienestar de una personita completamente desvalida; tendrás noches de desvelo y tu dinero ya no será solo para tus gustos. Pero será en los pequeños y asombroso detalles de la vida cotidiana los que te dejarán con el ojo cuadrado frente a tu paternidad: como cuando tu bebé salpique pipí en tu playera, o vomite sobre tu hombro o te ofrezca el bocado de comida que no le gustó y sacó directo de su boca. Sin duda tu vida de ahora en adelante estará llena de sorpresa. ¡Y maravillosas¡

Fuente: Voy a ser papá. Armin A. Brott

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Por qué todo niño necesita pasar tiempo a solas con papá «sin mamá»?

Categorías
Ser Bebé

Circuncisión, conoce los pros y contras

Tuviste niño y te han dicho que la circuncisión es lo que procede, pero ¿tienes algunas dudas acerca de si es bueno realizarla o no? Te invitamos a conocer bien a bien los pros y contras de hacer este procedimiento a tu bebé.

¿Qué es la circuncisión?

Los niños varones nacen con un pliegue de piel, llamado prepucio, que cubre la cabeza (glande) del pene. Durante la circuncisión, se extrae el prepucio para dejar expuesta la cabeza del pene, con el fin de una mejor higiene, sobre todo.

Pros de la circuncisión

  • Algunos estudios han determinado que la circuncisión reduce la posibilidad de que los hombres contraigan el virus del VIH, u otras enfermedades de transmisión sexual.
  • También reduce la posibilidad de contraer infecciones en el tracto urinario o cáncer de pene.
  • Previene la fimosis, una enfermedad en la que la piel del prepucio no se retracta. Esta enfermedad afecta entre 1 y 2% de los hombres no circuncidados y se puede curar con la circuncisión tardía, pero tal procedimiento es más doloroso. Aunque también puede aflojarse el prepucio con estiramientos suaves que sólo el médico te debe indicar cómo hacer.
  • Un pene circuncidado es mucho más fácil de limpiar tanto para los padres como para el niño.
  • La circuncisión no afecta el placer sexual, de hecho, sólo se ha encontrado en estudios que los hombres circuncidados tardan en eyacular más que los no circuncidados, algo que podría ayudar al placer de su pareja.

Contras de la circuncisión

  • La circuncisión sí es dolorosa y el corte de la circuncisión tarda en cerrar tres días, los cuales requerirán cuidados especiales y molestias para tu bebé.
  • Pueden ocurrir complicaciones; existe la probabilidad de 1 a 500 de sangrado, lesiones en el pene, o infecciones locales, pero riesgos de muerte no se presenta en este caso.
  • Existe la idea de que al remover el prepucio, el placer sexual disminuye, pues éste le ayuda a tener mayor sensibilidad. Hombres no circuncidados han revelado mayor placer durante el acto sexual, pero también dolor durante el coito si no tienen una adecuada lubricación.

Los organismos médicos no tienen una postura unánime al respecto de la circuncisión. La Asociación Americana de Urología y la Academia Americana de Pediatría comparten la opinión de los riesgos y beneficios, argumentando que la decisión de circuncidar o no a un bebé varón está en los padres del niño.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

4 problemas genitales que padecen los niños varones

Categorías
Ser Pareja

9 cosas que tocan hacer a papá si presencia el parto

La realidad es que eres indispensable durante el nacimiento de tu bebé; en el parto serás esencial para tu pareja. Al estar ahí y participar creativamente harás la gran diferencia.

De hecho, la mujeres cuyas parejas las apoyan en el parto, los tienen más cortos y experimentan menos dolor; también tienen una actitud más positiva frente a la maternidad.

Cosas que tocan hacer a papá durante el parto

  1. Recuérdale que desacelere su respiración, inhalar lenta y largamente por cinco segundos pata luego exhalar durante otros cinco; puede calmarla.
  2. Procura que gima durante las contracciones y descanse entre ellas; gritar no es efectivo para enfrentar el dolor .
  3. Ayúdala a relajarse; obsérvala: cuando sienta mucho dolor apretará la mandíbula y los puños, tensará los hombros y contendrá el aliento; eso no ayuda. Mírala a los ojos y sé directo, esto puede parecer agresivo pero funciona. Dile qué hacer: relaja la mandíbula, abre los puños, relaja los hombros, respira.
  4. Muéstrale tú mismo lo que debe hacer mientras avanza el parto; hazlo tú. Afloja tu cuerpo, gime , respira, relaja los puños…
  5. Ofrécele tragos de agua, pedazos de hielos o compresas frías.
  6. Ofrécele un masaje de espalda, manos, pies o lo que quiera. Pregúntale qué le ayuda más…
  7. Dile que está haciendo un buen trabajo: ¡buen trabajo amor, sí podemos, amor! Estas palabras viniendo de ti la ayudarán mucho más de lo que piensas.
  8. Asegúrate de que vaya al baño una vez cada hora. Si no lo hace con esta frecuencia le hace falta hidratarse.
  9. Procura que se levante y se mueva; al estar de pie la gravedad ayudará a que el niño descienda. Esto debe hacerlo durante las primeras contracciones, y en las avanzadas, entre una y otra.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Papá, ¿sientes miedo al parto?

Categorías
Ser Mamá

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

Tú puedes conciliar tu maternidad y tu trabajo; solo necesitas organizar tus actividades y tu tiempo. Te compartimos estos tips.

Cuida los horarios de sueño de tu hijo…

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

Tomar la decisión de ser mamá o profesionista no debe ser excluyente, debido a que ambas actividades pueden combinarse a la perfección, sólo es cuestión de que lleves una correcta organización de tus actividades, señaló la psicóloga Luz María Huerta, de la Clínica de Asistencia a Pacientes de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM).

Tips para organizar tu maternidad y tu trabajo

  1. Lleva una agenda con todas tus actividades.
  2. Date un espacio para disfrutarte a ti misma. Lee un libro, ve una película, arréglate para verte bonita, haz ejercicio, entre otras.
  3. No descuides la relación de pareja. Lleva una buena comunicación y divídanse las labores del hogar.
  4. Ve a tus amigas. Los terapeutas indican que pasar tiempo con las personas que nos hacen sentir bien, ayuda a elevar el buen humor.
  5. Dedica horarios específicos para tu profesión, tus hijos y las labores domésticas. Evita combinarlas.

Luz María Huerta señala que las únicas desventajas a las que se enfrenta una mamá profesionista son el estrés, la ansiedad y el desgaste energético, por la cantidad de cosas que se deben hacer para desempeñar correctamente las actividades en el trabajo y con la familia.

Beneficios de que mamá trabaje

No obstante, existen muchos beneficios que se obtienen al ser una mamá profesionista, la especialista cita las siguientes:

  • Existen grandes satisfacciones a nivel personal y laboral
  • Otorgas una mejor educación a tus hijos
  • Ayudas a cubrir las necesidades básicas y más de tus hijos
  • Obtienes grandes reconocimientos a nivel personal y profesional
  • Mejoras tu autoestima y la de tus hijos

La psicóloga Luz María Huerta recomienda que tengas un plan y organización en tus actividades, y evites sentimientos como frustración, depresión, ansiedad e incluso insatisfacción en la vida.

Si decides ser una mamá profesionista tendrás muchas alegrías y te sentirás muy orgullosa de todo lo que haces. 

¿Eres mamá y trabajas?

Foto: Getty Images

¿Te sientes agotada?

5 cosas que te están impidiendo disfrutar el ser mamá