Categorías
Ser Familia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

A continuación diversas formas de evitar peleas entre hijos competitivos.

Estos consejos pueden ayudarte a que tus hijos sean más resilientes emocionalmente. La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

¿Tus hijos hacen berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Ten en mente esto y llévalo a la práctica…

Somos únicos

Recuerda que todos tenemos el mismo valor todo el tiempo. No hay nada que tus hijos puedan hacer para lograr o ganar más valor ni perderlo. El valor humano es inmutable y cada persona es un alma humana única e irremplazable que tiene valor y estima infinitos.

Celebra sus esfuerzos

Por lo tanto, cuando tu hijo regrese a casa con una mala calificación, celebra sus esfuerzos, pero recuérdale que como persona sigue teniendo el mismo valor que su hermano que sacó buenas notas en su examen de matemáticas, y que lo intentó con todas sus fuerzas e hizo todo lo posible.

Dales seguridad

Cuando realmente mostramos a los niños que celebramos sus esfuerzos, no solo sus logros, entienden que su valor no está ligado a la apariencia, el desempeño o la propiedad, y por ende se sentirán más seguros de sí mismos.

Fortalece su autoestima

Para que esto realmente funcione y mejore su autoestima, tiene que ser algo de lo que se habla a diario, que no importa lo que haga, todavía tiene el mismo valor intrínseco que todos los demás. Puede que no obtenga las recompensas que reciben aquellos que trabajan más duro, lo cual es una lección importante, pero su valor como alma humana no cambia.

Cierra los ojos y ten paciencia, mira cómo…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Celebran victorias y pérdidas

Enseña a tus hijos a celebrar sus victorias y sus pérdidas. Esto puede parecer contradictorio, pero cuando ponemos el mismo valor en las victorias y las pérdidas, y vemos que ambas son partes importantes en nuestro desarrollo y crecimiento, enseñamos la capacidad de recuperación emocional. Hacemos esto al destacar las fluctuaciones de la vida y cada uno de los roles para esta, que en cada circunstancia y situación, tanto buena como mala, están aquí para servirnos y ayudarnos a crecer.

Pon un buen ejemplo

Podemos mostrar a los niños con el ejemplo que pueden sentirse seguros en cualquier circunstancia y que podemos y recuperarnos de los fracasos.

Es importante que tus hijos observen cómo muestras resiliencia emocional con los altibajos de la vida, en lugar de entrar en pánico o desanimarse. Para lograr esto, es posible que deba ajustar su perspectiva para ver la vida como su aula perfecta en lugar de una prueba que determine su valor.

Disfruta de la vida

Con su nivel actual de resistencia emocional, puede mostrar a tus hijos una imagen realista de la vida, el aprendizaje y el crecimiento, o puede pintar un cuadro de miedo sobre el futuro y la vida misma. Cuando representamos la fortaleza, sabiduría y precisión del modelo sobre las lecciones de vida para nuestros hijos, mostrándoles que cada momento de la vida nos permite crecer y está aquí para darnos forma de alguna manera, les estamos enseñando a ver el universo como su lugar y no en contra de ellos.

La relación que se viva en tu casa, depende de tus reacciones, trata de guardar la calma.

Foto: Getty Images

Mira cómo relajarse en familia…

7 razones para escaparte a la playa con tu familia

Categorías
Embarazo

Beneficios de la leche durante el embarazo

Es una de las principales fuentes de calcio, que junto con la vitamina D y la lactosa, favorece una absorción más completa. Y el calcio es clave durante el embarazo y el periodo de lactancia porque el bebé en desarrollo necesita de él para formar huesos y dientes, así como también para el desarrollo de su corazón, nervios y músculos. Te platicamos de todos los beneficios de la leche para ti y tu bebé. 

La leche durante el embarazo

El consumo adecuado de calcio por parte de la mujer embarazada puede reducir el riesgo de hipertensión arterial e incluso de preeclampsia, complicación médica del embarazo que se asocia a la hipertensión inducida durante la gestación y está vinculada a elevados niveles de proteína en la orina.

Para obtener todo el calcio que se necesita durante el embarazo, se debe beber tres vasos de leche descremada de 8 onzas (24 onzas, o casi 3/4 de litro) todos los días, o comer una buena variedad de otros alimentos ricos en calcio, como yogur, queso, verduras de hojas verde oscuro (col, espinacas), almendras y jugo de naranja enriquecido con calcio.

Se puede beber leche descremada o semidescremada durante el embarazo. No es necesario que se beba leche entera porque contiene grandes porciones de grasa saturada, la cual no es buena ni para el corazón ni para la salud en general de las embarazadas. Para reducir las grasas saturadas en la alimentación de las futuras mamás, lo mejor es que se opte por la leche semidescremada (con 1 por ciento de grasa) o totalmente descremada.

Lo más recomendable es que las grasas que coman las mamás sean grasas saludables, como las que contienen los pescados (los que sean seguros de comer durante el embarazo) y algunos vegetales como el aguacate. Otras fuentes de grasas sanas son los aceites de oliva, linaza, nueces, frutos secos, las mantequillas de frutos secos como el cacahuate, almendra y avellana.

La leche de soya también es una buena alternativa con bajo contenido de grasa, y se puede usar en lugar de la leche de vaca. Sólo hay que percatarse de elegir marcas que la fortifiquen agregándole calcio.

Revisa qué son las leches vegetales y cuál es la mejor para una adecuada nutrición.

Lo que aporta la leche a tu nutrición:

  • Es una de las principales fuentes de calcio, que junto con la vitamina D y la lactosa, favorece una absorción más completa. Solamente es deficitaria en hierro.
  • La grasa de la leche tiene importantes proporciones de ácidos grasos de cadena corta y media que facilitan su digestibilidad.
  • La composición grasa de la leche está representada sobre todo por triglicéridos, fosfolípidos y lípidos insaponificables, entre los que destacan el colesterol, pigmentos (sobre todo carotenoides), antioxidantes (tocoferoles) y vitaminas A, D y E.
  • Las proteínas lácteas son de alto valor biológico, ya que presentan todos los aminoácidos esenciales para cubrir las necesidades de una persona.
  • El principal hidrato de carbono en su composición es la lactosa (formada por glucosa y galactosa), lo que la convierte en un alimento a evitar en caso de intolerancia a la lactosa.

Por Rodrigo González

FOTO FETTY IMAGES

Te invitamos a preparar esta receta rica en calcio:

Smoothie de fresa para huesos fuertes