Categorías
Ser Familia

8 tips para aumentar tu fertilidad

Planear un bebé es una decisión que nos llena de mucha ilusión, y hay muchos aspectos que debemos considerar para lograr un embarazo exitoso. Estos tips para futuras mamás pueden ayudarte mucho para aumentar tu fertilidad. Recuerda que la salud, alimentación y estilo de vida son claves para lograrlo:

1.- Pon atención a tu reloj biológico: tu edad es un factor importante para lograr un embarazo. Después de los 35 podrías tener algunas dificultades, sin embargo, no es imposible embarazarse. Recuerda asistir con un especialista para hacerte un perfil hormonal.

2.- Controla tu peso: tanto la obesidad como la delgadez extrema pueden afectar tu fertilidad. Recuerda mantener un peso saludable para cuidar de ti y de tu bebé.

3.- Cuida tu alimentación: consume alimentos con alto contenido en antioxidantes, hierro, ácido fólico, ácidos grasos y Omega 3.

4.- Adiós tabaco, alcohol y cafeína: reduce la ingesta de alcohol y café, y el tabaco sácalo por completo de tu vida.

5.- No más estrés: entre más relajada te encuentres, mayor probabilidad tendrás de un embarazo exitoso.

6.- Visita a tu médico: lleva un control de tu salud, hazte exámenes médicos y cuida tu salud sexual e  ingiere ácido fólico desde antes de concebir.

7.-Controla el uso de medicamentos: estos podrían alterar tu organismo y evitar un embarazo exitoso. Investiga qué medicamentos pueden afectar un embarazo exitoso y sano.

8.-Haz ejercicio: busca actividades de bajo impacto que te hagan sentir saludable.

¡Mucho éxito!

Por Josselin Melara

Categorías
Ser Mamá

¿Te dan ganas de llorar después del sexo?, ¡aquí está la razón!

No hay nada mejor que tener un buen episodio de sexo y placer con tu pareja, sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, pues a muchas mujeres e incluso hombres, les ha sucedido que después del encuentro íntimo sienten muchas ganas de llorar.

En el primer momento podríamos pensar que se debe a un sentimiento de culpa o remordimiento, aunque la realidad es que no tendríamos porque sentirlo.

Otro de los temas es porque las mujeres pueden llegar a sentirse lastimadas emocionalmente por sus parejas, pero la realidad es que es una reacción fisiológica muy normal.

Todo esto sucede porque a la hora de mantener relaciones sexuales, liberamos una gran cantidad de oxitocina (hormona del amor), la cual genera una gran sensibilidad en las personas y por eso se siente esta sensación, además de que también genera miedo y ansiedad.

via GIPHY

 

¡No te preocupes de más y disfruta del momento!

 

 

 

 

 

Categorías
Salud

Sexo y Hepatitis C lo que necesitas saber

Existe la creencia de que la hepatitis C es una enfermedad que se puede transmitir por medio de las relaciones sexuales; sin embargo, investigaciones médicas sugirieron otra realidad

 

TEXTO: Josselin Melara   FOTOS: iStock

Es una enfermedad más común de lo que se piensa. Hoy en día existen entre 400 mil y 600 mil mexicanos que la padecen y más de la mitad no lo sabe, según estimaciones de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática. De no tratarse, podría ocasionar padecimientos más graves, como cirrosis hepática y cáncer de hígado. El doctor Enrique Wolpert Barraza, coordinador de la Coalición para el Estudio de la Hepatitis C en México, declara que este mal representa un verdadero problema de salud pública en el país: “Es la principal causa de cirrosis del hígado, de cáncer primario del hígado y la primera indicación para trasplante de hígado”.

 

La hepatitis C se adquiere de diferentes formas. “El contagio comenzó por medio de transfusiones de sangre o sus derivados, antes de que se conociera el virus”, explica el médico Wolpert. Sin embargo, “esta situación ha disminuido desde 1995, cuando se eliminaron los donadores de sangre que estuvieran infectados”.

 

Lo negativo del tema es que se trata de una condición silenciosa; no tiene síntomas: “Pueden pasar décadas en las que el paciente no se da cuenta cuenta de que tiene la enfermedad porque no presenta ninguna molestia”, comenta el entrevistado.

 

Esta situación ha complicado el tratamiento de la afección en la población, por lo que Fundación Mexicana para la Salud Hepática y la Asociación Mexicana de Hepatología, junto con otras organizaciones, invitan a la población a hacerse la prueba de la hepatitis C si han estado en contacto con los tres principales factores de riesgo:

Aquellos que utilizan drogas endovenosas y han compartido jeringas con otras personas.

Gente que ha sido privada de la libertad en centros de reclusión.

Pacientes que recibieron transfusiones de sangre o sus derivados, o han recibido trasplantes de tejido u órganos antes del año 1995.

Si se han hecho tatuajes o colocado piercings en condiciones poco higiénicas.

 

RELACIONES SEXUALES & HEPATITIS C: ¿SON CAUSA Y EFECTO?

Las probabilidades de que la hepatitis C se transmita por vía sexual son en realidad muy pocas. Con frecuencia, el resultado del análisis es negativo. Sin embargo, sí hay un riesgo latente si una persona convive sexualmente con múltiples parejas. “En monógamos, si alguno de los dos tiene hepatitis C, el riesgo de contagio es muy bajo”. Asimismo, se recomienda que durante el tratamiento de la hepatitis C, la pareja use protección si tendrán intimidad. En el caso de las mujeres embarazadas, el riesgo de contagio hacia el bebé es muy bajo: apenas del 1 %. En caso de tener la hepatitis C, la embarazada puede llevar el tratamiento para eliminar el virus, aunque se recomienda que se realice la prueba lo antes posible de la fecha cercana al parto, puesto que el riesgo de contagio podría incrementarse durante el nacimiento gracias al contacto que mantiene el infante con la sangre materna, ya sea
durante la cesárea o a través del canal del parto.

 

 

DEBES SABER QUE…

La prueba de hepatitis C es muy sencilla y económica, y está disponible en las diferentes instituciones de salud pública en México.

 

Existe un tratamiento que cura por completo la enfermedad: consiste en una pastilla diaria por 12 semanas. Ésta no vuelve a aparecer siempre y cuando el paciente se haya tratado a tiempo y la enfermedad no haya evolucionado a cirrosis hepática

 

Una persona que ha recibido el tratamiento de hepatitis C no vuelve a enfermarse, a menos que el paciente entre en contacto de nuevo con los factores de riesgo (que ya enumeramos).

 

Es posible erradicar la hepatitis C. Sería la primera enfermedad infecciosa en eliminarse de la faz de la Tierra por medio de tratamiento si las personas se hicieran la prueba y se trataran a tiempo.

 

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN DE OCTUBRE DE LA REVISTA PADRES E HIJOS