Categorías
Así Crece

Tan pequeña y tan coqueta… ¿las dejamos?

Las niñas pequeñas quieren ponerse ropa sexy, maquillaje y llevar tacones… ¿las dejamos?

Entre los cuatro y seis años, las niñas son unas coquetas empedernidas. Han tomado conciencia de la distinción entre que ambos sexos y están en un intenso proceso de identificación de sí mismas. Muchos  padres ven cómo sus hijas pretenden vestirse como chicas mayores con, además, una evidente carga de sex appeal.

¿Hasta qué punto es normal? ¿Qué factores contribuyen a este fenómeno? ¿Dónde está el límite de lo conveniente?  En su coquetería, como padres deben ver simplemente el nacimiento de su identidad femenina; son una simpática caricatura de aquello que se llama “el eterno femenino”.

¿QUÉ PUEDEN HACER LOS PAPÁS?

Ante este panorama, es preciso no olvidar su papel de guía y ejemplo en la vida de sus hijas. Educarlas con valores para que aprendan a dar utilidad a algunas conductas y comportamientos les ayuden a convivir de mejor manera y a  sentirse bien en el ambiente donde se encuentren.

LOS LÍMITES DE DEJARLA SER

Es bueno permitir y estimular a las niñas a tomar algunas decisiones, respetar y tener en cuenta sus gustos, tanto en el tema del vestir como en otros para su desarrollo socioemocional. Lo mejor es no tratarlas como muñecas, sino como individuos con criterios propios: les ayuda a desarrollar su sentimiento de autonomía. Eso no quiere decir que hagan todo lo que les venga en gana, sino que son los papás quienes en definitiva tienen siempre la última palabra, aunque se pueda negociar y llegar a acuerdos. Te ofrecemos algunos trucos…

  • Seleccionar cada día dos o tres conjuntos de ropa y dejarla elegir alguno.
  • Que tú decidas la prenda principal (pantalón o falda) y ella la prenda que la complementa. Al ofrecerle alternativas, la pequeña siente que ella también decide. Eso sí, cuidado con el chantaje (“si me dejas ponerme esto…”). Sean precavidos para no caer en la trampa, y si el atuendo resulta inapropiado, dile que sólo se vista así en casa para jugar.

Hay que enseñarles a las niñas que más allá del atractivo físico, ellas valen por su inteligencia, generosidad, bondad, perseverancia…

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

7 formas para criar niños y niñas independientes y seguros