Categorías
Embarazo

¡No permitas que el insomnio afecte tu embarazo!

¡No permitas que el insomnio afecte tu embarazo!

Por Fernando Martínez y Mayra Martínez

La falta de sueño o insomnio en el embarazo es uno de los trastornos más frecuentes de las mujeres que están próximas a convertirse en mamás, afortunadamente si se modifican algunos hábitos se puede eliminar.

Te interesa: Insomnio provoca sobrepeso, conoce el estudio

¡No permitas que el insomnio afecte tu embarazo!

Si estás esperando a tu bebé y no consigues conciliar el sueño, no te preocupes, es algo normal, sus causas se deben a razones fisiológicas como psicológicas.

Por lo que se refiere a las causas fisiológicas, la presencia del bebé es cada vez más pesada y perceptible, los continuos movimientos y las posibles molestias propias del embarazo pueden dificultar el sueño de la embarazada.

A esto se le añaden los cambios hormonales propios del embarazo, que interfieren considerablemente en el ritmo sueño vigilia natural, la ansiedad relacionada con el parto y con la inminente maternidad, pues son muchos los miedos e inseguridades que preocupan a la futura de madre.

Date tiempo para ti…

13 formas de consentirte antes de dormir

Por lo mismo durante el embarazo, son demasiados los factores que pueden interferir en el sueño, provocando el insomnio pero a veces, basta con seguir unas reglas simples para obtener un descanso satisfactorio.

Es importante establecer un ritual de relajación antes de irse a la cama, escogiendo actividades que tranquilicen y que aporten placer, intentando respetar siempre los mismos horarios y evitando revolucionar en exceso el ritmo de sueño.

Mira lo que puede hacer por ti y tu bebé…

Beneficios del yoga prenatal para ti y tú bebé

Otros elementos que debes tomar en cuenta son:

  • Bebe un vaso de leche caliente antes de dormir
  • Ve una buena película que no sea violenta o provoque ansiedad
  • Lee un buen libro
  • Evita las siestas durante el día
  • Evita las actividades deportivas una hora antes de ir a dormir
  • Lleva una alimentación balanceada, ya que las comidas pesadas o altas en grasas, provocan que no se pueda conciliar el sueño
  • Descansa en una cómoda cama y una buena almohada.

Para que tu bebé tenga un buen desarrollo, necesitas descansar al menos 8 horas al día.

¿Has tenido insomnio en el embarazo?

Foto: Getty Images

Consiente a tu bebé…

¿Cuándo empieza a sentir tu bebé in utero?

 

 

Categorías
Padres e Hijos

5 claves para lograr que tu hijo duerma la siesta

Reforzar el sueño nocturno con una o dos siestas diurnas ayuda a tu hijo a asimilar mejor el aprendizaje y a estar más fresco y de mejor humor por la tarde. ¿Las claves? Te compartimos cómo lograr que tu hijo duerma la siesta. 

A los dos años, todavía es muy conveniente que tu hijo duerma la siesta a lo largo del día.

Se avecina una época de grandes cambios: tu hijo comienza a ir al baño solo, a vestirse sin la ayuda de papá o mamá y, en muchos casos, empieza la guardería. Para enfrentarse a todo esto necesita estar descansado.

1. ¿Cuánto necesita dormir durante la siesta?
Entre los seis meses y el año se consolida el sueño nocturno, y lo habitual es que empiece a dormir de corrido por la noche. A los dos años sigue necesitando entre una y dos siestas diurnas para completar el sueño. A esta edad duerme una media de 12 horas diarias, de las cuales diez suelen ser nocturnas y dos diurnas. A medida que crece, el número de horas se reduce. Así, a los cuatro años duerme diez horas y media.

2. ¿Por qué es tan necesaria la siesta?
La siesta no sólo le ayuda a «recargar las pilas» a mitad del día, también le facilita el aprendizaje. Porque al estar más descansado, asimila mejor los descubrimientos de la tarde. Le ayuda, además, a llegar más relajado a la hora de meterse a la cama por la noche, lo que sin duda hará que disminuyan las clásicas peleas con un pequeño que está de malas porque tiene tanto sueño que no se puede dormir.

3. ¿Cuánto debe durar la siesta?
Si el pequeño toma dos siestas al día cada una podría durar entre 45 y 60 minutos. Y si toma solo una, no deberá prolongarse más de dos horas; no obstante, estos son valores aproximados. Cada pequeño es un mundo y tiene sus propias necesidades. Lo más recomendable es que observes a tu hijo atentamente para conocer y determinar lo que es mejor para él en cada momento.

4. ¿A qué hora dormirla?
Lo mejor es que haga varias siestas y que la primera sea a media mañana, tres o cuatro horas después de que el niño se haya levantado. Para entonces, ya habrá jugado, experimentado y es muy posible que necesite reponer fuerzas para llegar descansado a la hora de la comida.

5. Siempre a la misma hora
Conviene establecer un horario fijo de siesta para que el niño forme el hábito y tenga sueño siempre a la misma hora. No pasa nada si un día no hace la siesta. Los dos años están llenos de cambios, así que tiene flexibilidad para aprender a nuevas cosas. Eso sí, siempre que estas variaciones sea ocasionales, porque si son constantes perderán las rutinas que tanto te ha costado conseguir.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Siestas, ¿qué hacer cuando tu hijo no quiere dormirlas?

Categorías
Así Crece

5 juegos para relajar a tu hijo

5 juegos para relajar a tu hijo

Estos juegos ayudarán a tu hijo a relajarse y le enseñarán que el silencio también puede ser divertido.

Mira la importancia de dormir bien…

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

5 juegos para relajar a tu hijo

1. El cuento del caracol 

En todos los caracoles, por pequeños que sean, se puede escuchar el mar.Pero a cada persona le cuenta una historia diferente. Por eso en este juego el peque deberá narrar lo que el ruido de las olas le susurra al oído.

2. ¿Qué sentimiento es?

El juego consiste en transmitir un mensaje con gestos y movimientos, pero sin palabras. Los demás deben adivinarlo haciendo preguntas que solo pueden ser respondidas con un «sí» o un «no».

3. El tren

Acostado en el suelo con la cabeza (mejor dicho, la oreja) sobre la pancita del otro, hay que estar calladitos para oír cómo suenan los amigos por dentro. Luego, cada niño se lo explica a los demás.

¿Es el caso de tu hijo?

Mi hijo tiene miedo de ir a dormir, ¿qué hago?

4. Con los brazos hacia arriba

Unos niños son gigantes y, de puntitas, estiran los brazos lo más posible hacia el techo. Otros son enanitos, se ponen en cuclillas y se encogen todo lo que pueden. Después se intercambian los papeles.

5. Acuna al osito

Este juego es muy relajante (si no les da un ataque de risa). Acostados en el suelo, con los ojos cerrados y quietos como estatuas, tendrán que acunar al osito de peluche que está sobre su pancita, sólo con los movimientos de la respiración. Para ello tendrán que inspirar muy profundamente y soltar el aire con fuerza.
 

Relajar a tu hijo antes de dormir, lo ayudará a descansar mejor.

¿A tu hijo le cuesta trabajo irse a dormir?

Foto: Getty Images

 ¿Tu bebé acaba de nacer?

8 consejos para dormir con un recién nacido

Categorías
Ser Mamá

Mitos de la lactancia

¿Acaba de nacer tu bebé? Seguro tienes muchas preguntas y dudas, aquí resolvemos los mitos de la lactancia más comunes.

A veces lo que te dicen amigas, familiares y conocidas te confunde y te hace dudar, estos son los mitos de la lactancia más comunes.

Amamantar es doloroso

Si tu bebé esta en una posición correcta con tu pezón y areola, no debes sentir dolor. La boca de tu bebé debe estar bien abierta y sus labios cubriendo todo el pezón, la mayor parte de la areola debe quedar dentro de su boca, si tu bebé succiona sólo del pezón, te provocará dolor.

No puedo embarazarme y amamantar

No existe explicación médica que diga lo contrario, puedes amamantar a tu bebé mientras estás embarazada, sólo debes encontrar una posición cómoda. De cualquier manera, consulta a tu ginecólogo.

Debo tener un horario para alimentar a mi bebé

Tratar de tener un horario fijo a la lactancia es uno de los errores más grandes. Tu recién nacido debe alimentarse mínimo ocho veces al día, no trates de poner horarios, tu bebé debe tomar leche a libre demanda sino, interfieres con el ritmo natural de bajada de la leche.

Puedo cambiar de seno sin que lo haya vaciado

La recomendación es que le des un solo seno hasta que lo desocupe, y luego pasarlo al otro. En promedio un recién nacido queda bien alimentado en 40 minutos.

Comer mucho mejora la calidad de la leche

No necesitas comer en exceso, tu alimentación debe ser balanceada. Lo recomendable es tomar más líquidos.

Durante la lactancia, ¿puedo tomar café?

Evita el café y las bebidas de cola pues la cafeína puede producir trastornos del sueño y nerviosismo en tu bebé.

Los cítricos cortan la producción de la leche

Esto es falso, su aporte de vitamina C y ácido fólico, son ideales durante el embarazo y la lactancia.

Dar pecho ayuda a bajar rápido de peso

Esto es real, aunque no esperes un resultado inmediato. Esto se empieza a notar en tres meses más o menos. ¿A qué se debe? A que la grasa que se acumula en el embarazo, puede servir para darte la energía que necesitas para amamantar.

Si mi bebé tiene una mala posición, ¿puedo sufrir grietas en los pezones?

Es cierto, si tu bebé está en una mala posición al comer y te agarra mal del pezón y la areola al lactar, puede lastimar tus senos.
TIP: después de cada toma, humedece tus pezones con leche o aplica una crema rica en vitaminas que sea especial para lactar.

Si tuve una cesárea debo poner rápido el bebé al pecho, de lo contrario no tendré leche

Tras una cesárea se podría retrasar la producción de la leche. ¿Por qué? Porque la oxitocina, hormona encargada de producir las contracciones en el parto, cumple con dos funciones que sirven para la lactancia:

* Indica a la prolactina que empiece a producir leche materna

* Estimula los conductos y bombea la leche

No te preocupes, si tuviste cesáarea, la bajada de la leche se retrasará, por eso, colocas el bebé al seno lo más pronto posible para estimular la producción de oxitocina y prolactina.

Si tengo pezón plano o invertido tendré problemas al lactar

Es cierto que para tu bebé es más fácil alimentarse de un seno con un pezón prominente, pero si tienes una técnica de lactancia adecuada (el bebé no sólo se prensa de tu pezón, sino de toda la areola). Date masajes para ayudarte a crear el pezón o usa pezonera de plástico en lo que se te forma el pezón para que tu bebé no te lastime.

Si tengo senos pequeños no produciré tanta leche

Esto es falso, el tamaño de los senos no indica la cantidad de leche que producen. El tamaño sólo determina la cantidad de tejido graso que tienen, no por la leche que producen. No te preocupes, el tamaño de tus senos producirá suficiente leche para tu bebé.

Lo mejor para una lactancia feliz es relajarte y disfrutar el momento con tu hijo, no te preocupes, lo estás haciendo bien, confía en ti.

¿Has escuchado algún otro mito de la lactancia materna?

4 consejos para una lactancia ideal

Categorías
Embarazo

¿Por qué tengo mala memoria en el embarazo?

Si antes de embarazarte no se te pasaba ningún detalle y tu memoria funcionaba a la perfección, y ahora te preguntas: ¿por qué tengo mala memoria en el embarazo? Sigue leyendo.

¿Por qué tengo mala memoria en el embarazo?

No te agobies, tu falta de buena memoria se debe a las hormonas.

No tener buena memoria es normal en el embarazo. Lo que dicen algunos estudios médicos es que el cerebro de una mujer embarazada se reduce en tamaño durante el último trimestre de gestación debido a los cambios hormonales. También podrías experimentar una cierta dificultad para adquirir nuevos conocimientos.

La mejor noticia: todo vuelve a la normalidad después de dar a luz a tu bebé.

Una de las afecciones comunes del embarazo es la falta de memoria y el aumento del grado de distracción. ¿Te ha pasado que por nada del mundo encuentras las llaves (¡y las tienes frente a ti o en la mano!)? ¿Que te acaban de decir o pedir algo y ya lo olvidaste? ¿Que en el trabajo u hogar haces las cosas más lento?

También pueden afectar tu memoria…

Falta de descanso

Estar preocupada

Consejos para fortalecer tu memoria

En el embarazo tu prioridad es que tú y tu bebé estén bien, también por eso, tus pensamientos están en otra parte, estás pensando en si se movió, en lo que te falta por comprar, en los preparativos del baby shower o de la gender reveal party, en cómo decorar su habitación, en cómo será el parto… todas estas situaciones ocupan tu mente y minimizan cualquier otra cosa.

Relájate y toma todo con calma.

Reduce tus tensiones al máximo.

Escribe una lista de pendientes con prioridad de importancia.

Pide ayuda.

Descansa más, de ser posible, toma siestas.

Duerme al menos ochos horas seguidas.

Consume más alimentos ricos en Vitamina B12, la encuentras en: carnes rojas, pescado, pollo, huevo, leche, queso y yogur.

Ten una dieta rica en Vitamina B1, la encuentras en:  germen de trigo, arroz, aguacate, aceitunas, cereza, guayaba, papaya, cacahuates, almendras, nueces, calabaza, cebolla, col, espinaca, lechuga, tomate y zanahoria.

El ácido fólico mejora la atención y concentración.

Si ya nació tu bebé y sigues con problemas de memoria, presentas ansiedad, muchas ganas de llorar… podrías tener depresión posparto, no te agobies, también es una situación pasajera, busca ayuda.

¿Te ha pasado que estás «olvidadiza»?

Categorías
Salud

Beneficios de dormir la siesta

Los beneficios de dormir la siesta son varios, el principal es gozar de una vida más sana.

Por Josselin Melara

Dormir la siesta es necesario para una vida sana ya que el sueño saludable es uno de los aspectos más importantes para que tu cuerpo funcione mejor.

¿Por qué es necesario dormir la siesta?

El sueño es necesario e importante para todos, sin excepción. Mientras dormimos, nuestro cuerpo, además de descansar, cumple con otras funciones vitales para que al día siguiente nos sintamos súper bien.

Un buen sueño mejora la calidad de vida, el dormir sanamente mejora la relación que tenemos con nuestra familia. Es muy importante que todos durmamos lo suficiente en el hogar.

Los beneficios de las siestas son…

  1. Incrementan la creatividad y ayudan a resolver problemas de forma más óptima.
  2. Evitan problemas de sobrepeso. El insomnio hace que las células grasas liberen menos peptina, la hormona supresora del apetito, y más grelina, hormona del apetito.
  3. Dormir la siesta te ayuda a estar más saludable a nivel físico, mental y emocional, especialmente si tomas durante el día.
  4. El no dormir aumenta la presión arterial y las probabilidades de sufrir una enfermedad del corazón.
  5. Si duermes bien, es menos posible que tengas problemas de depresión y ansiedad.

Recuerda: dormir la siesta (con una duración de al menos 20 minutos) durante el día te puede hacer sentir mucho mejor. Regálate esos minutos, ¡te sentirás de maravilla!

¿Tú y tu hijo duermen la siesta?