Categorías
Ser Bebé

El nombre de tu hijo qué considerar

El que elijan dice mucho acerca del amor con que se esperó su llegada y de sus circunstancias como pareja

 

Por Mayra Martínez

Parece fácil, pero cuando llega el momento crucial te asalta la duda: ¿qué nombre le ponemos? Muchas parejas tienen claro el nombre de su hijo desde antes de concebir; otros, cuando la prueba de embarazo sale positiva, al conocer el sexo del bebé o incluso hasta el nacimiento del pequeño. ¿Cómo fue para ustedes?

 

3 VENTAJAS DE ANTICIPAR EL NOMBRE DEL BEBÉ ANTES DE SU NACIMIENTO

1.- Puedes llamarlo por su nombre desde el momento en que el ultrasonido te revela el sexo, todo es más personalizado.

2.- Te haces a la idea de la identidad de tu hijo.

3.- Estableces un vínculo más estrecho con el ser que viene en camino y tu ilusión por conocerlo crece.

ORIGEN E INSPIRACIÓN DE LOS NOMBRE

Heredados: a muchos papás les ilusiona que su hijo se llame como uno de los dos o que lleve el nombre de abuelos o bisabuelos.

Onomásticos: aunque es una tendencia ya caduca, suelen ser comunes.

Literarios: se eligen de alguna novela o personaje clásico que les guste.

De moda: cada década proliferan nombres determinados; pueden ser inspirados en futbolistas, celebridades o películas.

Según el significado, si es algo personal e inspirador.

Mitológico o bíblico: son los más clásicos de todos.

Extranjeros: nada más asegúrate de que suene bien con los apellidos.

Maya, náhuatl… ten en cuenta que sea fácil de pronunciar y escribir.

 

 

DETALLES A CONSIDERAR

Recuerda que el nombre es para toda la vida, piensa en…

¿Suena bien?

¿Se entiende a la primera?

Cómo combina con los apellidos, en especial con el primero: ¿no se presta al chiste fácil?

Los nombres cortos tienen sus ventajas, ya que si son largos, se emplean diminutivos.

Si ustedes no recurren a abreviaciones del nombre de su hijo, los demás tampoco lo harán.

 

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO POR PRIMERA VEZ EN LA EDICIÓN DE NOVIEMBRE DE LA REVISTA PADRES E HIJOS