Categorías
Especiales

Fomenta en tu hijo el sentido del humor

Reír y provocar risa es uno de los mejores inventos para socializar y lidiar con situaciones difíciles. El sentido del humor te ayuda a no tomarte las situaciones de vida tan a pecho y tener una actitud positiva para dar solución a los conflictos que se te presenten. Por eso, es importante fomentar en tu hijo el sentido del humor. 

Fomenta en tu hijo el sentido del humor

Un niño con sentido del humor es capaz de hacer amistades duraderas, ser querido por sus iguales y extender esa «buena onda» a sus relaciones adultas para administrar con mayor éxito las frustraciones, evitar los conflictos y, en definitiva, sufrir menos y disfrutar más. Además, el sentido del humor está relacionado con la inteligencia, la autoestima, la creatividad y la resolución de problemas.

Al principio…

En los primeros meses la risa de los bebés se estimula con juegos físicos (cosquillas, etc.,) pero muy pronto, a los seis o siete meses, cuando los bebés empiezan a entender un poco el mundo que les rodea, les encanta ver lo conocido dado la vuelta, es decir, comienzan a disfrutar de la esencia misma del humor.

Cuando los pequeños se dan cuenta de algo «chistoso» es una señal clara de que están desarrollando habilidades intelectuales importantes. Por eso es buena idea celebrar sus risas.

Guapo como papá, gracioso como mamá

Los papás y mamás que se ríen fácil y frecuentemente con sus hijos entienden que el humor es una herramienta sin igual a la hora de relacionarse con sus pequeños, y muy útil también para imponer disciplina evitando el conflicto.Además, la complicidad que crean las risas y los buenos momentos es una especie de lenguaje íntimo.

¿El sentido del humor se aprende o hereda?

Algunos niños parecen haber nacido con un carácter chispeante y positivo y otros en cambio parecen serios desde chiquitines, sin embargo los expertos en psicología infantil afirman que el humor puede ser enseñado y aprendido. En esto se parece a un músculo que debe ser trabajado regularmente. Y no se trata de apuntar al peque a un curso de monólogos para bebés? el truco: ser su mejor modelo. Esto no quiere decir añadir a la ya difícil tarea de ser padres la obligación de ser graciosos. Es mucho más sencillo y liberador: permitirnos hacer el ridículo (sí, eso que nos pide el cuerpo a veces y nuestro mundo adulto nos coarta).

Sin prisa (pero con risa)

Lo bueno de la paternidad es que tenemos años para desarrollar nuestro propio sentido del humor mientras nuestro público crece: podemos empezar con un material sencillo de humor físico cuando son bebés, para luego pasar a cantar ?Que llueva, que llueva? con una ridícula voz de pato, continuar con una escena en la que nos ponemos un zapato en la cabeza y un sombrero en el pie.

La casa familiar no tiene que convertirse en un programa de comedia pero conviene recordar que ser padres no tiene que ser grave ?con tanto consejo sobre cómo cuidar al bebé- y que hay mucho espacio para el juego y la diversión.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Juegos para estimular la risa de tu bebé

 

 

Categorías
Ser Mamá

¿Cómo hacer que cada día sea el más feliz para ti y tu hijo?

Este es un consejo del Dalai Lama para ser felices: «hay que actuar como seres humanos». ¿Qué significa? ¿Cómo este pensamiento del líder espiritual de 81 años piede ayudarte a hacer que cada día sea el más feliz en tu vida, en la de tu hijo y en la de tu familia? Vamos a descubrirlo. 

En nota publicada en el portal de CNN acerca del Simposio Emory-Tibet realizado en diciembre de 2017 al que acudió el Dalai Lama, se da cuenta de una charla entre Sanjay Gupta, corresponsal médico de la CNN y su Santidad. Entre las declaraciones hechas del líder espiritual acerca de la felicidad resaltamos estas:

“Necesitamos desarrollar la amistad genuina y (para ello) la confianza es muy importante. Para poder confiar, si usted muestra amor genuino, entonces la confianza viene. Creo que parte de eso, es la sonrisa genuina”.

Y la misma ciencia avala estas palabras: estudios han demostrado que la risa libera muchas sustancias que estimulan el bienestar emocional: endorfinas, adrenalina, dopamina y serotonina. Asimismo, la experiencia personal es muestra: ¿cuántas veces te ha pasado que con solo sonreír aminoras el enfado de tu pareja, o haces sentir bien a un amigo, o provocas las carcajadas de tu hijo?

En su libro Mi Viaje Espiritual, el Dalai Lama se autonombra un “reidor profesional” y cuenta que él proviene de una familia alegre que siempre está “divirtiéndose, burlándose mutuamente, bromeando”. Es que el buen humor es esencial para disfrutar, para generar bienestar y crear felicidad en cada momento vivido.

Otro punto en el el pensador no se equivoca:

«Es importante que los líderes, particularmente los líderes espirituales, actúen como un ser humano y sean juguetones. A veces todo el mundo es muy formal… eso es una tortura”.

Así que el gran secreto para hacer que cada día sea el más feliz es sin duda… LA SONRISA. Por ello, ríete cada vez más, saluda a las personas con una gran sonrisa, vive tus minutos diarios recordando momentos que te hagan reír, no temas reírte a carcajadas…

HAZ QUE CADA UNO DE TUS DÍAS Y LOS DE TU HIJO SEAN EL MÁS FELIZ DEL AÑO

  1. Despiértalo con una sonrisa
  2. Platica con él con una sonrisa en tu rostro
  3. Cuando hables por teléfono con él, sonríe
  4. Déjalo en la escuela y despídete sonriendo
  5. Hazle bromas, cosquillas, mimos; provoca su sonrisa
  6. Cuando llegues a casa y lo saludes, hazlo siempre con una sonrisa
  7. Pídele que te cuente que hizo con sus amigos en el día y resalta los detalles divertidos para que los hagan sonreír
  8. ¿Tienen perro o gato? Jueguen con él; los animales estimulan el buen humor
  9. En el desayuno o cena, procura siempre acariciar su cabecita, mirarlo a los ojos y sonreírle.
  10. Aprovecha tus días de descanso para sentarte con él a mirar la tele, abrazarlo, decirle te quiero y sonreírle.

Estas 10 acciones son muy simples y muy sencillas de hacer; te tomarán minutos y ganarás años de felicidad. Empieza a hacerlas un hábito diario y casi sin darte cuenta, naturalmente, cada uno de tus días estará lleno de felicidad; ¡será el más feliz!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

Una sonrisa irresistible

 

 

 

Categorías
Belleza

20 actitudes que te aseguran «la juventud eterna»

El dicho de que la juventud se lleva en el corazón es cierto y, lo mejor: ¡se refleja en el cuerpo. Cultivar el buen ánimo, seguir hábitos saludables de vida, lograr tus sueños y metas te hacen sentir satisfecha con tu vida y contigo misma; sin estrés, preocupaciones, ansiedad, angustia. Esto se refleja en tu apariencia. Así que te compartimos estas actitudes que te aseguran la juventud eterna, en mente, alma ¡y cuerpo!

La juventud eterna

  1. Abraza todos los días a las persona que quieres, familia, amigos, a tu hijo, incluso a tu animal de compañía.
  2. Sonríe todos los días a cada persona que te encuentres.
  3. mantén tu ánimo elevado; escucha música y muévete al ritmo, aunque estés sentada frente a tu computadora. ¡Sí se puede!
  4. Sé solidaria; ayuda a un animal de la calle: si lo ves lastimados, llévalo a veterinario.
  5. Visita un asilo u horfanato, te ayudará a valorar lo positivo de tu vida.
  6. No te autoexijas en extremo; sé compasiva y generosa contigo misma.
  7. Dedícale tiempo de plática a tus amigos aunque tengas mucho trabajo.
  8. Pon atención en los detalles de tu día a día; podrías perderte un cielo estrellado o una luna brillante.
  9. Date tu comida favorita o disfruta de un delicioso postre; ¿te gusta el pan? ¿por qué no uno a la semana? ¡Sí!
  10. Permítete ver películas que te inspiren, relajen, entretengan, conmuevan… no tienen que ser siempre profundas y analíticas.
  11. Juega; diviértete cada día con cada cosa que hagas en tu trabajo, tu casa, con tu pareja, con tu hijo; la madurez y la responsabilidad no desplaza el disfrute de la vida.
  12. Aprende cosas nuevas, adquiere habilidades desconocidas, conocimientos que te llamen la atención.
  13. Arriésgate; toma retos, emociónate con ellos, emprende nuevos proyectos, sal de tus propias limitaciones.
  14. Escucha a las personas; escuchar es no enjuiciar ni querer controlar o desear que los demás hagan lo que tú crees es lo correcto. Significa poner atención en sus necesidades para ayudarlos.
  15. Sé servicial, no es malo ni te denigra, es cuidar a las personas buscando serles de ayuda en algo que necesiten.
  16. Di gracias, por lo favores que te hagan, por ayudarte en algo, por invitarte, por amarte, por celebrarte…
  17. Comparte tu abundancia, sea de dinero, de amor, de tiempo; aunque no lo creas o no lo veas, tienes mucho qué compartir de ti misma a los demás.
  18. Quéjate menos y haz más; hay muchas cosas malas en el mundo, también cosas hermosas, enfócate en todo lo que sí puedes hacer para mejorar el mundo, a ti misma y a tu familia y hazlo.
  19. Apoya una causa social; comprométete con ella. Sea lo que quieras ser parte de un proyecto que ayude a la humanidad, a tu comunidad, en tu colonia te hará sentir feliz y satisfecha.
  20. Trabaja el desapego; todo cambia, va y viene; aferrarse a lo que hoy tienes causa ansiedad, angustia, estrés. Acepta que hoy es tu momento ideal tal como es, pero que mañana podría ser otro y que igual será perfecto. Aplícalo en tus relaciones personal, en tus cosas materiales, en tu trabajo, contigo misma, porque tú también cambias conforme avanza el tiempo.

Y lo más importante, permítete disfrutar lo más hermoso que tienes: el ser mamá. 

FOTO FETTY IMAGES

Te invitamos a leer:

12 consejos para ser feliz todo el año