Categorías
Así Crece Salud

Existen 32 millones son niños que viven con pérdida de audición

Existen 32 millones son niños que viven con pérdida de audición

Es importante tener conciencia sobre la importancia para prevenir y tratar la sordera.

Existen 32 millones son niños que viven con pérdida de audición

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud se estima que existen 360 millones de personas, (aproximadamente 5% de la población mundial) que viven con una pérdida auditiva discapacitante y de ese número casi 32 millones son niños.

Hay más de 43 millones de personas de entre 12 y 35 años que padecen algún tipo pérdida auditiva debido a diferentes causas, éstas pueden ser congénitas o adquiridas. Para el 2050, se estima que 1 de cada 10 personas en el mundo tengan algún problema auditivo.

Niños, los más afectados

Al ser los niños la población más afectada, podemos ver que la falta de detección temprana es una gran área de oportunidad. En los niños, la audición es clave para aprender el lenguaje hablado, tener un buen desempeño escolar e interactuar socialmente.

La pérdida auditiva obstaculiza la educación y la integración social. Por lo tanto, los niños con pérdida auditiva podrían beneficiarse enormemente con un diagnóstico temprano y con el equipamiento adecuado en el momento adecuado.

Diagnóstico temprano

Un paciente detectado tempranamente, es capaz, no sólo de oír sonidos ambientales de forma natural, sino también de comprender los sonidos del habla y la música, logrando una comunicación y generando mayores oportunidades sociales, educacionales y profesionales.

¿Qué hago si pierdo mi audición?

Al notar el deterioro auditivo es de suma importancia visitar al otorrinolaringólogo para realizar los estudios pertinentes para verificar la capacidad auditiva del paciente.

Dependiendo de la región del oído afectada, los expertos distinguen tres tipos de pérdidas auditivas:

  • Conductiva
  • Neurosensorial
  • Mixta

Con frecuencia, quienes desarrollan una pérdida auditiva, comienzan a utilizar audífonos porque ayudan a amplificar los sonidos. Sin embargo, estos dispositivos pueden ser insuficientes con el paso del tiempo.

Existen otras soluciones como:

  1. Los implantes cocleares
  2. El implantes de conducción ósea
  3. El implante del oído medio que ayudan a restituir la audición

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que en México aproximadamente 6,000 mil niños nacen con algún tipo de discapacidad auditiva y son detectados gracias al programa de Tamizaje Auditivo.

¿Tu hijo tiene problemas de audición?

Foto: Getty Images

Debes estar pendiente de estos síntomas…

10 síntomas de cáncer infantil que debes conocer

Categorías
Salud

Por qué debes revisar la audición de tus hijos

Los problemas de audición pueden tener repercusiones en el rendimiento escolar, por ello la importancia de hacer revisiones periódicas.

Como parte de la rutina médica de nuestros hijos, es recomendable hacer revisiones auditivas periódicas, para comprobar que no sufran otitis (infección aguda del oído), misma que se puede adquirir en albercas, por ruido intenso, el calor, presión del aire, entre otros, y que pueden ocasionar daños irreversibles.

Entre las consecuencias negativas, está la pérdida de audición, que a su vez puede provocar bajo rendimiento escolar, mal desarrollo y problemas de habla.

Los expertos recomiendan acudir al otorrino una vez al año y hacerlo de inmediato si entre el primero y segundo año de vida no dice palabras simples como “mamá” o “papá”, o bien, al no obtener respuesta cuando se pronuncia su nombre.

Asimismo, es común el tapón de cerumen, que se produce cuando se acumula la cera bloqueando el conducto auditivo externo. Ésta situación suele ocasionar una disminución de la capacidad auditiva pero es sencillo de limpiar sin necesidad de acudir a un experto.

PEXELS
Te recomendamos: GUÍA DE HIGIENE PARA EL RECIÉN NACIDO

¿CÓMO LIMPIAR LOS OÍDOS DE LOS NIÑOS?

De acuerdo a los expertos, no es preciso limpiar los oídos a los niños, excepto en casos especiales y de preferencia que el procedimiento sea realizado por un profesional, ya que los conductos auditivos externos tienen un sistema de autolimpieza, por lo que lo único que hay que eliminar en los niños es la cera que se visualiza saliendo por el meato auditivo hacia el exterior.    

Se hace énfasis en que no es necesario el uso de los llamados cotonetes o hisopos, ni ningún tipo de cuidado especial, basta con limpiar la concha auricular (la zona visible) con agua y jabón, para luego secar con una toalla.

 

Si tienes alguna duda sobre la salud de tus hijos no dudes en consultar con tu pediatra de cabecera, él podrá ayudarte o referirte al especialista adecuado.